México: EEUU vuelve a alertar sobre una posible injerencia rusa durante las presidenciales de julio

Los líderes de la comunidad estadounidense de inteligencia expresaron este martes su convicción de que la continuada injerencia de Rusia representa una amenaza a las elecciones legislativas de este año en Estados Unidos.

También aseguraron que el programa nuclear de Corea del Norte es una “amenaza existencial” para Estados Unidos y que el tiempo se está acabando para que Washington responda a ese peligro.

En una audiencia en el Comité de Inteligencia del Senado sobre las amenazas más urgentes que penden sobre el país, el Director Nacional de Inteligencia, Daniel Coats, y los jefes de la CIA, el FBI, la NSA y otras dos agencias de espionaje coincidieron en que los esfuerzos de Moscú para intervenir en la política estadounidense son tan intensos ahora como lo fueron para la elección presidencial de 2016.

“Las elecciones de medio término en Estados Unidos son un blanco potencial para las operaciones de influencia por parte de Rusia”, dijo Coats, en una declaración respaldada por los otros funcionarios.

La alegada injerencia rusa se mantuvo entre los temas principales de la reunión y todos los responsables presentes reafirmaron la vigencia de un informe de inteligencia divulgado el año pasado sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, y señalaron que los indicios indican que ello podrá volver a ocurrir en las elecciones legislativas de este año.

“En toda la comunidad (de inteligencia), no hemos visto ninguna señal de que haya algún cambio significativo con relación al año pasado”, dijo Coats.

“No debe haber duda de que Rusia percibió sus esfuerzos anteriores como exitosos y ve en las elecciones de mitad de mandato un blanco potencial”, añadió.

El director de la CIA, Mike Pompeo, aseveró a su vez que han “visto actividad rusa e intenciones de generar un impacto en el próximo ciclo electoral” estadounidense.

Las agencias estadounidenses concluyeron el año pasado que el presidente ruso, Vladimir Putin, había estado al frente de un amplio esfuerzo de inteligencia para favorecer la elección de Donald Trump en 2016 y prejudicar la campaña de Hillary Clinton.

Trump ha rechazado la idea de que los rusos favorecieron su elección -y cualquier alegato de colusión- y criticado a las agencias de inteligencia por repetirlo. Una investigación del fiscal especial Robert Mueller indaga la presunta injerencia de Moscú en los comicios de 2016.

Entre tanto, ha surgido gran cantidad de información sobre el uso de las redes sociales por parte de Rusia para influir en el debate político estadounidense.

“Los rusos usan esta herramienta porque es relativamente económica, de bajo riesgo (…) y está probado que es eficiente para sembrar discordia”, dijo Coats.

“Amenaza existencial”

Sobre Corea del Norte, Coats dijo que su líder Kim Jong Un sigue mostrando su “inestabilidad” y “naturaleza provocadora”, lo que hace al programa nuclear de Pyongyang más amenazante.

“Tenemos que hacer frente al hecho de que se trata de una amenaza problema existencial, potencialmente para Estados Unidos pero también para Corea del Norte”, afirmó.

No obstante, el funcionario aseguró: “Nuestro objetivo es una solución pacífica. Estamos utilizando una presión máxima sobre Corea del Norte, en diversas formas”.

Debate


Director de Inteligencia de EU vaticina la derrota de Meade

En una audiencia del Comité Selecto de Inteligencia de la Cámara de Senadores del Congreso federal estadunidense para hablar de las amenazas mundiales a la seguridad nacional de su país, Coats entregó por escrito un testimonio en el que analiza brevemente las elecciones presidenciales que se realizarán en México y Colombia, con pronósticos negativos para los partidos gobernantes.

“Un asunto clave en el ambiente político para este 2018 en América Latina será la frustración popular por el bajo crecimiento económico, los escándalos de corrupción y el espectro de la endémica actividad criminal en algunos países”, inicia Coats en el texto entregado a los legisladores integrantes del comité senatorial.

“Elecciones presidenciales, incluidas las de Colombia y México, se llevarán a cabo en momentos en que los partidos políticos e instituciones gobernantes registran récords bajos de apoyo, lo cual podría fortalecer el atractivo de candidatos de oposición”, enfatiza.

La evaluación del director nacional de Inteligencia de Estados Unidos no difiere mucho de la realizada por analistas políticos, académicos y expertos financieros en México y en Estados Unidos, quienes advierten que, debido a la corrupción enraizada en el gobierno de Enrique Peña Nieto, su partido, el Revolucionario Institucional, estaría en la puerta de una derrota en los comicios del próximo 1 de julio.

Coats evitó mencionar por su nombre a los candidatos de oposición que derrotarían a José Antonio Meade Kuribeña, el abanderado priista, pero claramente se trata del líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, y del panista Ricardo Anaya Cortés.

La inseguridad, debido al aumento de la violencia generada por los cárteles del narcotráfico y el crimen organizado, así como la corrupción y el incremento de la pobreza en México, son elementos que a nivel internacional se destacan de la presidencia de Peña Nieto.

“Los mexicanos están concentrados en las elecciones presidenciales y legislativas para julio de 2018, en las que la corrupción, los altos niveles de violencia y el declive económico serán un elemento clave”, insiste Coats en su testimonio ante el Comité del Senado.

Añade: “El gobierno mexicano ha hecho un lento progreso para la instrumentación de las reformas de la aplicación de la ley, y continuará respaldándose en las fuerzas militares para contrarrestar al narcotráfico”.

Sobre la situación económica de México, el análisis del director nacional de Inteligencia destaca que aun con los beneficios económicos por 1.1 billones de dólares derivado de las reformas estructurales, la incertidumbre respecto de las relaciones comerciales y la expectativa de un nivel alto de inflación podrían atorar el desarrollo macroeconómico.

Especifica que la presidencia de Peña Nieto se ha concentrado en prioridades domésticas, como los trabajos de rehabilitación económica en la Ciudad de México y en las entidades afectadas por los sismos de septiembre de 2017, “y en el manejo del impacto de los cambios en la política de Estados Unidos, antes de las elecciones (de julio)”.

Proceso