El presidente Ortega respalda la presencia de Nicolás Maduro en la Cumbre de las Américas

Nicaragua pide levantar veto de Maduro en Cumbre las Américas

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió este miércoles que se levante el veto a la participación de Venezuela en la Cumbre de las Américas en abril próximo en Perú y calificó la exclusión de Caracas como un acto de “intolerancia política”.

“Nosotros esperamos que se puedan superar esos obstáculos, esos vetos que se le están aplicando a Venezuela al cerrar el espacio para que participe en una mesa, donde van a estar todos los países de nuestra América”, exhortó el mandatario nicaragüense durante un acto en Managua.

“Precisamente si hay problema es cuando más hay que llegar a esa mesa, a esos sitios, porque es el lugar que permite hablar de esos temas y buscar solución”, subrayó.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczinsky, retiró la semana pasada la invitación enviada a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, para que participe en la VIII Cumbre de las Américas que tendrá lugar el 13 y 14 de abril, alegando que Caracas había roto el orden constitucional.

“Ahora han tomado la decisión de excluir a Venezuela de esa reunión, eso no tiene sentido, no tiene lógica y rompe el principio de respeto a la carta de las Naciones Unidas y todas las normas internacionales”, cuestionó Ortega.

El mandatario nicaragüense consideró que las cumbres regionales son espacios que permiten “tratar temas que nos puedan distanciar” y que impedir la asistencia de una nación es “retroceder a los tiempos de la intolerancia en términos políticos e ideológicos”.

“Esto no es bueno lógicamente para la región, nosotros esperamos que se pueda superar ese veto que se le está haciendo a Venezuela”, insistió Ortega, aliado de Caracas desde los tiempos del fallecido presidente Hugo Chávez.

Hasta “las grandes potencias, a pesar de las grandes contradicciones que tienen, sencillamente cuando ellas lo consideran conveniente se reúnen para abordar los temas que las están distanciando”, argumentó.

Ortega habló durante la conmemoración del 84 aniversario del asesinato del héroe antimperialista nicaragüense Augusto César Sandino.

Debate


EEUU espera de Nicaragua un “compromiso” democrático contra Venezuela

El gobierno de Estados Unidos espera que el de Nicaragua se ubique del lado de los países democráticos en la presión contra el régimen de Nicolás Maduro, a fin de que en Venezuela hayan elecciones “libres y justas” para que se dé un cambio de gobierno.

A consultas hechas por LA PRENSA, la embajada de Estados Unidos en Managua amplió la postura de su gobierno hacia el régimen de Maduro en el contexto de la primera gira que realizó el secretario de Estado, Rex Tillerson, a América Latina. Y se dejó claro el papel que se espera asuma el gobierno del nicaragüense Daniel Ortega, al que también se cuestiona de desviarse de la senda democrática.

“Esta es una oportunidad para que Nicaragua reafirme su compromiso de promover y defender la democracia, de conformidad con la Carta Democrática Interamericana”, expresó la embajada.

La Carta Democrática Interamericana es el compromiso de los 35 Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) de promover y defender la democracia.

El secretario Tillerson en su gira por la región, a principio de febrero, apuntó directamente contra Maduro al afirmar que se esperaba un cambio de gobierno de manera pacífica en Venezuela, pero no descartó que sea el Ejército quien propicie ese cambio si no se celebran elecciones transparentes.

La embajada norteamericana en Managua reiteró que “Estados Unidos está con el resto del hemisferio en el apoyo al pueblo de Venezuela y su derecho a tener voz en su gobierno mediante elecciones libres, justas, pacíficas y transparentes”.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela fijó para el 22 de abril próximo las elecciones presidenciales en la que Maduro busca reelegirse, pero la mayoría de partidos agrupados en la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a no participar al denunciar que el proceso sería fraudulento y antidemocrático.

Demandan unión

La sede de EE.UU. en Managua reafirmó la postura del gobierno de Trump en que se quiere una región unidad sobre el régimen de Maduro.

“Urgimos a todos los países, incluyendo a Nicaragua, a apoyar la realización de elecciones libres y justas en Venezuela, que incluyan la plena participación de los partidos políticos y líderes políticos, un calendario electoral adecuado, observación internacional creíble y una autoridad electoral independiente”, se expresó.

Gobiernos como México, Colombia, Chile, Brasil, Argentina, Paraguay, Perú y Uruguay también demandan comicios presidenciales transparentes, buscan aislar a Maduro al suspender a Venezuela del Mercosur y al retirarle al mandatario la invitación a la Cumbre de las Américas el 13 y 14 de abril próximo en Perú.

Pero hay un grupo de gobiernos que respaldan a Maduro, entre ellos Bolivia, Cuba y Nicaragua. Daniel Ortega ratificó su respaldo en la visita que hizo el canciller venezolano Jorge Arreaza a Managua, también a principios de febrero.

Y afirmó su apoyo “por nuestro hermano, el presidente Nicolás Maduro” y le invitó a “dar batalla” a las sanciones norteamericanas.

Ortega es socio político y económico de Maduro a través del acuerdo petrolero que le permitió al gobernante nicaragüense manejar más de 3,000 millones de dólares desde 2007. Ese acuerdo se firmó con el presidente Hugo Chávez, ya fallecido. Aunque los llamados petrodólares han disminuido, Ortega se mantiene del lado del régimen.

Embargo petrolero

Tillerson en su gira dijo que no descartaban un embargo al petróleo de Venezuela como nuevas sanciones contra Maduro. Esa postura la reafirmó la embajada de EE.UU. en Managua: “continuaremos presionando al régimen para que restaure la integridad de la Constitución de Venezuela”.

“Estamos considerando todas las opciones económicas y diplomáticas. Instamos al régimen de Maduro a respetar los derechos humanos de todos sus ciudadanos y restablecer el orden democrático constitucional”, afirmó la embajada.

Un embargo del petróleo de Venezuela afectaría a los socios de Petrocaribe, que incluye a Nicaragua, ya que Venezuela es su segundo proveedor de crudo y derivados. EE.UU. asegura que analizan los impactos que causarían más sanciones.

“Cualquier medida que Estados Unidos pudiera tomar en el futuro tomará completamente en cuenta el impacto potencial en la región y en el resto del mundo”, afirmó la embajada.

Explicó que las sanciones “están enfocadas en el gobierno (de Venezuela) y en sus actividades desestabilizadoras”, pero precisó la embajada que el alcance de las mismas es sobre la jurisdicción, los ciudadanos y el sistema financiero estadounidense.

Embajada de EE.UU. en Managua: “Alentamos a todos los países a apoyar al pueblo de Venezuela. Como el secretario Tillerson resaltó durante su viaje de febrero por Latinoamérica y el Caribe, estamos con el resto del hemisferio en el apoyo al pueblo de Venezuela y a su derecho soberano de contar los votos en unas elecciones libres, justas y transparentes”.

Ortega guarda silencio

Cuba y Bolivia rechazaron la exclusión de Venezuela de la Cumbre de las Américas, pero el gobierno de Nicaragua ha guardado silencio, lo que es considerado por analistas como una reacción del presidente designado, Daniel Ortega, ante las “fuertes presiones” de EE.UU. por su amistad con Nicolás Maduro.

El exembajador de Nicaragua en Alemania, José Dávila, manifestó que Ortega se encuentra en una “posición delicada” por las acusaciones de corrupción y lavado de dinero contra PDVSA y su relación con Albanisa.

Aun así, Dávila no descarta que Ortega “decida salir en apoyo a Maduro en los próximos días o esté haciendo maniobras bilaterales por debajo, para que acepten” su presencia en la Cumbre en Perú.

Para el exembajador de Nicaragua ante la ONU, Julio Icaza Gallard, el hecho de que Ortega no se haya pronunciado sobre el retiro de la invitación a Maduro, no implica un cambio de posición.

“Simplemente están esperando el momento y la forma de expresar su apoyo, de manera de no verse arrastrados al ojo del huracán”, valoró Icaza.

El exdiputado y político opositor Víctor Hugo Tinoco manifestó que el apoyo que generalmente ofrece Ortega a Maduro es un daño que le hace al país, así que espera que la ausencia de pronunciamiento en este caso signifique que está tomando conciencia de sus actos.

La Prensa


Aumentan las críticas hacia Perú por intento de excluir a Venezuela de la Cumbre de las Américas

El afán gubernamental de Perú en pretender excluir al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de la VIII Cumbre de las Américas, continúan recibiendo críticas diplomáticas y jurídicas desde diversos ángulos.

El periódico La República, en su editorial del día, destaca la declaración oficial venezolana que aclara que Maduro vendrá de todas maneras porque la “desinvitación” carece de efecto jurídico. Además, afirman que las críticas de Bolivia, Cuba y Uruguay a la exclusión de Venezuela se generan “cuando la diplomacia peruana, contraria a su tradición histórica, endurece su actitud en este asunto, al extremo de sostener que tiene a la mano los mecanismos para impedir -se entiende físicamente- la presencia de Maduro en Lima y en la Cumbre”.

Agrega que esas declaraciones de la canciller solo reafirman la falta de argumentos ubicados en el Derecho Internacional que justifiquen la exclusión de Venezuela .

La República advierte que “está en riesgo el prestigio de la política exterior de un país que precisa de acuerdos y amistades en el contexto de un proceso integrador intenso, incluso más allá del éxito o fracaso de la Cumbre”.

Pide “cesar las explicaciones absurdas y el uso de este delicado asunto en la política interna” y sugiere recordar el gesto de dignidad del canciller Raúl Porras en 1960, contra la exclusión de Cuba de la OEA, “y concluir que la mejor decisión es el retorno de un ejercicio profesional de nuestras relaciones internacionales”.

Por su parte, el historiador Nelson Manrique expresó que el presidente Pedro Pablo Kuczynski “no es el dueño de la fiesta sino el anfitrión y prestar la casa para la fiesta no supone necesariamente el derecho de vetar a los invitados”.

“No es la Cumbre la que ha decidido que Maduro no es bienvenido en la reunión; la decisión fue tomada unilateralmente por Kuczynski, pidiendo luego el apoyo del Grupo de Lima”, una minoría de 14 países alineados con Estados Unidos.

Añade Manrique que no es verdad que el grupo, como alega la canciller Aljovín, respalda la exclusión de Maduro, pues solo ha expresado que “respeta” la medida, lo que diplomáticamente es distinto a apoyarla.

El analista e historiador agrega que “tras las acciones de Kuczynski parece pesar su nacionalidad norteamericana (a la que afirma que renunció), no sólo como estatus jurídico sino como horizonte mental”.

Otro objetivo del afán del mandatario de marginar a Venezuela, según Manrique, es sacar del interés público el tema de su destitución parlamentaria, que impulsan diversas fuerzas.

Por su parte, el analista político Augusto Álvarez apunta que el gobierno muestra impericia ante el anuncio de Maduro de acudir de todas maneras a la Cumbre de las Américas, y deplora las declaraciones de la premier, Mercedes Aráoz, en el sentido de impedir a toda costa la entrada del mandatario bolivariano.

Álvarez añade que Kuczynski plantea temas como el de Venezuela para sobrevivir políticamente, ante su posible destitución, lo que no le dará resultado.

La Radio del Sur


VOLVER