Sectores agropecuarios consideran “insuficientes” las medidas del Gobierno y se intensifica el conflicto

Encaró

El presidente Tabaré Vázquez fue a la reunión en la sede del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para anunciar dos medidas concretas para el sector agropecuario: la extensión de la rebaja de 18% al gasoil –que ya se había anunciado para los productores lecheros, arroceros y hortifrutícolas– para los productores ganaderos, y la rebaja de la contribución inmobiliaria rural para los productores rurales. Para los representantes de las gremiales rurales y de los productores autoconvocados los anuncios “no son suficientes”, ya que no van “en la línea de lo que se viene pidiendo” y “no generan impacto”.

Ayer fue la primera reunión de la mesa de trabajo, pero el gobierno ya había anunciado algunas medidas concretas para atender al sector agropecuario: la creación de un fondo de garantía para las deudas del sector lechero, la rebaja de 15% de la tarifa de energía eléctrica entre enero y marzo para el sector lácteo, el congelamiento del precio de la renta de la tierra a los productores lecheros arrendatarios del Instituto Nacional de Colonización (INC) y la devolución del IVA del gasoil a los productores lecheros, arroceros y de flores, hortalizas y frutas que paguen Imeba (lo que implica un descuento de 18%). Ayer el presidente anunció que la devolución del IVA del gasoil se va a extender en las mismas condiciones a los productores ganaderos y también adelantó el envío de un proyecto de ley que genera dos descuentos en la contribución inmobiliaria rural, para propietarios que tengan hasta 1.000 hectáreas índice Coneat 100, de hasta 18% para los productores y de 10% adicional a quienes además sean contribuyentes de Imeba.

Por otra parte, anunció que se está evaluando la sequía que afecta actualmente a los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú, Tacuarembó, Durazno y Rivera para determinar si se decreta la emergencia ganadera. Previendo que esta situación se agrave en invierno, Vázquez dijo que se está “disponiendo de los fondos agropecuarios para atender las emergencias”, de forma que el Estado pueda comprar raciones para los animales que estén “disponibles para los productores cuando llegue el momento”.

El presidente comentó que hizo “un acto de presencia” al comienzo de la reunión, que luego fue encaminada por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, y autoridades de los ministerios de Economía y Finanzas, de Industria, Energía y Minería, de Trabajo y Seguridad Social y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto; también estuvo presente durante toda la reunión el secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma. En cuanto a las gremiales, participaron todas: la Asociación Rural del Uruguay, la Federación Rural, la Comisión Nacional de Fomento Rural, la Asociación Nacional de Productores de Leche, la Asociación Nacional de Cultivadores de Arroz, las Cooperativas Agrarias Federadas y Un Solo Uruguay, el movimiento de productores autoconvocados. Vázquez adelantó que en los próximos días el gobierno ofrecerá una cadena de radio y televisión para “dar una respuesta a la población, punto por punto, de la proclama del 23 de enero”, cuando los productores autoconvocados se manifestaron en Durazno. Contó que en la reunión propuso que, además del grupo de trabajo que se conformó para discutir las medidas a tomar, se generara uno “más reducido” para hacer un “monitoreo y seguimiento de la problemática del agro, a efectos de prevenir la aparición de problemas”, y aprovechó para marcar que estos grupos de trabajo son sobre “la producción agropecuaria; no estamos hablando ni de inmobiliarias ni de radiocomunicaciones”.

Después de la participación de Vázquez, la reunión continuó por unas dos horas entre los dirigentes gremiales, Benech, los ministros Ernesto Murro (Trabajo), Danilo Astori (Economía), Carolina Cosse (Industria) y la presidenta del INC, Jacqueline Gómez, entre otras autoridades. Al salir, Álvaro Rivas, uno de los voceros de Un Solo Uruguay y presidente de la Sociedad Rural de Durazno, aseguró que “no hubo avances sustantivos” y que las medidas anunciadas son “bienvenidas pero no generan un impacto muy grande y no van en la línea de lo que se viene pidiendo”. En particular, Rivas y Alfredo Lago, presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz, insistieron en que esperaban “algún tipo de medida concreta y general” para bajar el costo del gasoil, y comentaron que presentaron tres propuestas en ese sentido. Si bien no dieron detalles, su objetivo es igualar el precio del gasoil al de Brasil o Argentina: “Hay un componente muy importante” en el costo del combustible porque, aseguró Rivas, “hay, vía impuestos, un fin recaudatorio”. Si bien Vázquez aseguró que con la devolución del IVA a los productores les queda el gasoil al mismo precio que en Brasil y Argentina, Lago acotó que “hay que comparar el precio de surtidor”, porque “las medidas de reducción de impuestos a productores también las tienen los otros países”. Según los productores, con estas medidas adoptadas por el gobierno “están quedando fuera el transporte, el comercio, que es por lo que estamos peleando, no sólo el sector agropecuario”. No obstante Vázquez adelantó ayer que el 7 de marzo tendrá una reunión con las nuevas autoridades de la Cámara del Transporte.

El Poder Ejecutivo se comprometió a estudiar las propuestas de los dirigentes y a volver a convocarlos en menos de diez días. Las gremiales, por su parte, evaluarán las propuestas y eventuales medidas a tomar.

Roces

En la puerta del MGAP, sobre la calle Constituyente, había una veintena de personas, algunas con banderas de Uruguay, esperando los resultados de la reunión. Vázquez se cruzó con ellos cuando salía y comenzó a contarles las medidas que había anunciado minutos antes. Comentario a comentario, el tono de la discusión comenzó a subir, y los productores y periodistas comenzaron a agolparse alrededor de ellos. Los gritos empezaron cuando hablaron sobre el costo del gasoil y del barril de petróleo, a lo que Vázquez alertó: “Si ustedes pretenden que en este paquete metamos a Andebu, a las inmobiliarias… Déjeme hablar, se lo estoy diciendo en la cara, si lo que pretenden es tratar la globalidad, no lo vamos a tratar”. En la conversación surgieron reclamos en torno a la inclusión financiera (que “no les sirve a una manga de vivos que evaden impuestos”, lanzó Vázquez), quejas por los beneficios tributarios a las multinacionales, el aumento de la tasa consular y la situación de inseguridad, a raíz del asesinato de una trabajadora el sábado. “Cruce la frontera y yo le digo lo que vale el combustible”, le espetaron, a lo que Vázquez respondió: “Sí, pero lo traen de contrabando; hay una manga de delincuentes que traen gasoil”. La mención a la delincuencia derivó en otra discusión sobre ANCAP (“en todos lados hay delincuentes; mire que el caso de ANCAP lo sabemos todos”, le gritaron), a lo que Vázquez se atajó: “Pongo la cara porque soy honesto”. Cuando se dirigía a su auto, y después de más de diez minutos de discusión, uno de los productores le gritó: “Nos vemos en las urnas, Tabaré. Das lástima”, y el presidente volvió hacia él: “¿Sabés que me gustó lo que dijiste? Nos vemos en las urnas. Este es un movimiento político”. Cuando ya estaba arriba del auto, se bajó y volvió a la vereda para responder a un integrante de la Mesa de Colonos que le había gritado “mentiroso” y se quejaba de no haber sido invitado a la reunión. “Pidan por escrito”, le sugirió Vázquez. En un comunicado difundido anoche, Un Solo Uruguay repudió lo sucedido: “Consideramos que fue una afrenta inconcebible a las formas de convivencia republicana que caracterizan a Uruguay”, afirmó el colectivo, que aseguró que esas actitudes “no representan ni nuestro pensar ni nuestros valores”.

La Diaria


Productores autoconvocados repudiaron el incidente con Vázquez

Los productores autoconvocados en el movimiento “Un Solo Uruguay” expresaron su “enérgico repudio” al enfrentamiento que el presidente Tabaré Vázquez mantuvo con un grupo de productores a la salida de la reunión en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

“Consideramos que fue una afrenta inconcebible a las formas de convivencia republicana que caracterizan a Uruguay”, expresaron en un comunicado.

“Asimismo, queremos dejar en claro que las personas que protagonizaron estos hechos, lo hicieron plenamente en carácter personal y bajo ningún concepto representan ni nuestro pensar ni nuestros valores”, agregaron.

“Así no se construye un solo Uruguay”, finaliza el texto.

El País


VOLVER