Tillerson dice que EEUU evalúa imponer sanciones petroleras a Venezuela y hoy se reúne con Macri

Junto a Faurie, Tillerson reveló que EEUU evalúa sanciones petroleras a Venezuela

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y el canciller argentino, Jorge Faurie, anunciaron que estudian implementar sanciones petroleras a Venezuela para presionar al mandatario Nicolás Maduro y que regrese a un “régimen constitucional”. 

“Uno de los aspectos que se considera al sancionar el petróleo es cuáles serían las consecuencias sobre el pueblo venezolano. Al no hacer nada, es también pedir que el pueblo venezolano siga sufriendo”, aseguró Tillerson en una rueda de prensa junto a Faurie en la sede del Ministerio de Exteriores argentino.

Tras mantener un encuentro privado, ambos coincidieron en la necesidad de poner en marcha medidas que frenen la “deriva autoritaria” que ha tomado el Gobierno venezolano.

En concreto, el jefe de la diplomacia estadounidense reveló que están estudiando “sancionar el petróleo”, prohibir su venta en Estados Unidos o “refinar productos que vengan de Venezuela”. 

“No podemos permitir la destrucción de Venezuela”, aseveró antes de insistir en que el “desacuerdo” de Argentina y Estados Unidos es “con el régimen” de Maduro y no con los ciudadanos, que están “sufriendo enormemente”.

Por ello insistió en que, antes de poner en marcha medidas de este tipo, es esencial analizar cuáles serían sus efectos en el pueblo y en otros países de la región para tener “cuidado de no afectarlos negativamente”.

Con él coincidió Faurie, quien apuntó que “controlar el financiamiento” del país caribeño es una herramienta “absolutamente importante” que han considerado ambos durante su encuentro.

En ese sentido, también insistió en que antes de tomar medidas en torno a las ventas y el comercio del petróleo es esencial realizar un “monitoreo preciso” sobre su impacto, de forma que haya un “justo balance de lo que necesita la nación venezolana y lo que está siendo utilizado por los dirigentes venezolanos”.

“El compromiso de Argentina con la recuperación de la democracia y la plena vigencia de las instituciones y estructuras en las que se asienta un régimen democrático es indeclinable”, aseguró.

Sobre la posibilidad de impedir la participación de Venezuela en la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en abril en Lima, tanto Faurie como Tillerson aseguraron que respetarán la decisión del país anfitrión y destacaron que no pretenden condicionar su postura.

“Va a ser un desafío, obviamente, ver cómo se pueden tener conversaciones productivas porque no sabemos cuál va a ser el temario y la participación que tendrán los venezolanos en la reunión”, admitió el secretario de Estado norteamericano.

La visita de Tillerson a Argentina arrancó el sábado, en la Patagonia, y concluirá este lunes en la residencia presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires, donde lo recibirá el mandatario Mauricio Macri.

Ámbito


Mauricio Macri se reunirá en Olivos con el secretario de Estado de Donald Trump

El presidente Mauricio Macri recibirá a las 10, en la quinta presidencial de Olivos, al secretario de Estado de Estados Unidos Rex Tillerson, quien ya se reunió con el canciller Jorge Faurie, en una visita oficial de tres días en Argentina.

La agenda del encuentro contemplará temas regionales, como la crisis en Venezuela y las elecciones que se llevarán a cabo allí en los próximos meses, y bilaterales, como las trabas impuestas por la Casa Blanca a algunos productos argentinos.

El tema Venezuela y todo lo relativo al régimen de Nicolás Maduro es una de las cuestiones que más interesan a Estados Unidos, mientras que para la Argentina es clave la situación comercial bilateral.

Recientemente la administración de Donald Trump levantó las barrera para la importación de limones argentinos pero, al mismo tiempo elevó los aranceles para el biodiésel.

El domingo al mediodía, en el Palacio San Martín, Tillerson y Faurie confirmaron, en una rueda de prensa, que analizan más sanciones al régimen de Nicolás Maduro a través del petróleo, por ejemplo “sancionar o prohibir su venta en Estados Unidos, o de refinar sus productos”.

(@StateDept)

El funcionario de Donald Trump elogió también el “liderazgo” de la Argentina en la región y afirmó que desde su llegada al gobierno el país “resurgió como el paladín de la democracia” en el continente.

Entre la reunión que mantuvo a solas con el canciller y la rueda de prensa con periodistas en el Palacio San Martín, Tillerson compartió un almuerzo con varios ministros argentinos como el de Defensa, Oscar Aguad; de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Energía, Juan José Aranguren y de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, entre otros.

Tillerson llegó el sábado a Argentina junto con su comitiva, como parte de una gira por Latinoamérica, y viajó directamente hacia Bariloche en donde, además de pasar algunas horas de ocio, se reunió con el presidente de Parques Nacionales, Eugenio Breard.

Luego de su encuentro con Macri, el funcionario norteamericano partirá al mediodía hacia Perú y luego continuará su gira por Colombia y Jamaica, donde también tiene previsto reunirse con los respectivos jefes de Estado.

Antes había estado en México, donde se reunió con el presidente de ese país, Enrique Peña Nieto.

Infobae


Venezuela rechaza amenaza de sanciones de EE.UU. y Argentina

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó este domingo la amenaza de los gobiernos de Estados Unidos (EE.UU.) y Argentina, quienes anunciaron implementar sanciones petroleras contra la nación suramericana.

“Estamos preparados, Venezuela. Estamos preparados para ser libres y nada ni nadie nos va a detener”, expresó el mandatario a través de un Facebook Live.

 

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, y el canciller de Argentina, Jorge Faurie, informaron que evaluarán aplicar sanciones petroleras para “presionar” al Gobierno venezolano.

El representante estadounidense arribó el sábado a Argentina como parte de la gira que realiza por diversos países de Latinoamérica.

Por su parte, el canciller venezolano Jorge Arreaza expresó su rechazo a las declaraciones emitidas por ambos diplomáticos y aseguró que el papel del funcionario argentino es “vergonzoso e indigno” al mostrar una “subordinación absoluta para atacar a Venezuela”, indicó en su cuenta Twitter.

El pasado 1 de febrero, Tillerson advirtió que Washington “continuará poniendo presión” a Venezuela e indicó que las fuerzas armadas venezolanas podrían convertirse en “agentes de cambios”. En respuesta, el Gobierno y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela rechazaron las declaraciones.

TeleSUR


Comunicado: Cuba alerta sobre mensaje de arrogancia y desprecio de EE.UU hacia Latinoamérica

El Ministerio de Relaciones Exteriores alerta sobre la gravedad del mensaje de arrogancia y desprecio con que el Secretario de Estado de los Estados Unidos inició una gira por varios países de América Latina y el Caribe.

En vísperas de su viaje, el jueves 1ro. de febrero, el secretario de Estado Rex Tillerson, en una comparecencia en la Universidad de Texas en Austin, realizó declaraciones alarmantes e injerencistas que instigan abiertamente al derrocamiento, por cualquier vía, del Gobierno legítimo de Venezuela y están dirigidas también a socavar el repudio unánime de la región a las medidas de retroceso y endurecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, que tienen como propósito dañar a la economía y al pueblo cubanos para tratar de doblegar al país.

Sus declaraciones se ajustan claramente a los esquemas de cambio de régimen, que han cobrado millones de víctimas inocentes en varias partes del mundo y promovido la violencia, la guerra, las crisis humanitarias y la inestabilidad, demostrando su fracaso. El Gobierno de Estados Unidos desconoce que esta es una región comprometida con la defensa de la paz, tal como quedó consagrado en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los Jefes de Estado y de Gobierno en La Habana el 29 de enero del 2014, durante la II Cumbre de la Celac.

Al decir del secretario Tillerson, «En la historia de Venezuela y de hecho en la historia de otros países latinoamericanos y sudamericanos, frecuentemente son los militares (los) que se ocupan de esto, cuando las cosas se ponen tan malas que los líderes militares se dan cuenta que ya no pueden responder más a los ciudadanos y ellos conducen una transición pacífica. Si este es el caso o no, yo no lo sé». Anteriormente, defendió los postulados de la tristemente célebre doctrina que estableció como política que América es el traspatio de Estados Unidos, al declarar que «algunas veces olvidamos la importancia de la Doctrina Monroe y lo que significa para nuestro hemisferio por lo que creo que es hoy tan relevante como cuando se escribió».

Sus palabras son claramente una instigación al «cambio de régimen». En sus instrucciones para la región, Tillerson llegó tan lejos como sugerir que el presidente Nicolás Maduro debería abandonar su puesto de Jefe de Estado democráticamente electo por una indiscutible mayoría de votos. En su discurso, también vuelve con los fracasados condicionamientos a Cuba y, sin autoridad moral alguna, se entromete en los asuntos internos cubanos, al reclamar de nuestro próximo proceso electoral, cambios que sean del agrado de Estados Unidos.

Con sus declaraciones, el alto funcionario del Gobierno de Estados Unidos, añade un nuevo acto a lo que ha sido un patrón de sucesivos atropellos en la historia de dominación de nuestra región y ratifica el sostenido desprecio con que el Gobierno del presidente Donald Trump se ha referido inequívocamente a las naciones de Latinoamérica y el Caribe, a cuyos pueblos descalifica cada vez que tiene oportunidad.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba condena esta nueva agresión contra Cuba y Venezuela, que sucede a las recientes declaraciones irrespetuosas del presidente Trump en el discurso sobre el Estado de la Unión.

Antes de partir a su gira imperialista, el Secretario de Estado anuncia que el 2018 será el año de las Américas y deja claro que buscará incentivar la división y la sumisión entre los Gobiernos latinoamericanos. Al hacerlo, tropezará con el repudio que inspiran sus anuncios y con la dignidad de los pueblos de la región, quienes cargan con la memoria de los cientos de miles de muertos y desaparecidos por las dictaduras militares auspiciadas por Estados Unidos y que el secretario Tillerson hoy incita a reeditar.

Resulta indignante e inaceptable que el Secretario de Estado de Estados Unidos llame abiertamente a un golpe militar en Venezuela, alentando la inestabilidad, el derrocamiento de Gobiernos democráticamente electos y la violencia.

Es obvio y lamentable que ni el Presidente de Estados Unidos ni su Secretario de Estado conocen a América Latina y al Caribe. El nuestro ha sido un continente sometido al dominio humillante de EE. UU., interesado solo en extraer sus recursos en una relación desigual. Pero Nuestra América ha despertado y ya no será tan fácil doblegarla.

La Habana, 5 de febrero del 2018

Cubadebate