Tillerson dice que EEUU seguirá presionando a Venezuela y plantea una opción militar

Militares venezolanos podrían derrocar a Maduro: Tillerson

El secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, planteó este jueves la posibilidad de que militares venezolanos decidan derrocar al presidente Nicolás Maduro. En la historia de Venezuela y los países de América del Sur, muchas veces los militares son agentes de cambio cuando las cosas están muy mal y los líderes ya no pueden servir al pueblo, sostuvo Tillerson, en un discurso en la Universidad de Texas, en Austin, antes de emprender una gira por América Latina en la que visitará México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica.

Además, alertó sobre la presencia creciente de China y el alarmantepapel de Rusia sobre América Latina, y llamó a los gobiernos regionales a cooperar más con Estados Unidos. Advirtió a Cuba que el futuro de la relación bilateral con Washington depende de los pasos que dé La Habana.

Tillerson insistió en que el gobierno del presidente Donald Trump no promueve un cambio de régimenen Venezuela, pero destacó que sería más fácil si Maduro decidiera dejar el poder por su propia cuenta e incluso le sugirió exiliarse en Cuba.

El secretario de Estado predijo que habrá un cambio en Venezuela, y destacó que Estados Unidos desea que sea pacífico.

No hemos abogado por el cambio de régimen o la destitución del presidente Maduro. Hemos pugnado por que vuelvan a la Constitución, indicó el funcionario cuando se le preguntó si la destitución del venezolano era necesaria o si Estados Unidos desempeñaría un papel en ella.

Sin embargo, sugirió la posibilidad de que las propias fuerzas armadas venezolanas tomen medidas, aunque no ofreció evidencias de que Estados Unidos tenga información de inteligencia que respalde esa idea.

La gran tragedia de Venezuela es que, aunque podría ser uno de los países más prósperos en la región, es uno de los más pobres, señaló el jefe de la diplomacia estadunidense. “No ha habido ningún desastre natural, sus ciudadanos sufren porque un régimen corrupto roba a su pueblo.

En la historia de Venezuela y los países de América del Sur, muchas veces los militares son agentes de cambio cuando las cosas están muy mal y los líderes ya no pueden servir al pueblo, sostuvo. Si este será el caso o no, no lo sé.

Tillerson dijo que Maduro debe respetar la Constitución y agregó que si las cosas se ponen complicadas para el mandatario venezolano, éste podría salir del país y viajar a Cuba. Estoy seguro de que tiene algunos amigos en la isla que le darán una linda casa en la playa.

El secretario, quien fue director general de la compañía petrolera estadunidense ExxonMobil, señaló que el gobierno de Venezuela es un régimen corrupto y hostil y que Estados Unidos seguirá ejerciendo presión sobre la administración de Maduro.

Estados Unidos ha impuesto varias rondas de sanciones que alcanzan a medio centenar de altos funcionarios del entorno de Maduro y al propio presidente, además de una ronda de sanciones financieras y el embargo petrolero no es un paso que esté descartado.

El gobierno de Venezuela no respondió inmediatamente a un pedido de comentarios de la agencia Reuters sobre las declaraciones del estadunidense.

Por otra parte, Tillerson advirtió a los países de América Latina de una dependencia excesiva en sus lazos económicos con China y argumentó que la región no necesita nuevos poderes imperiales.

Hoy China se está estableciendo en América Latina. Está usando el poder económico para llevar a la región bajo su órbita, la pregunta es a qué precio, sostuvo.

El secretario de Estado dijo que ahora China es el principal socio comercial de Chile, Argentina, Brasil y Perú, y remarcó que instituciones fuertes y gobiernos responsables deben asegurar su soberanía ante actores potencialmente depredadoresque llegan a la región.

Si bien esta relación comercial ha traído beneficios, las prácticas comerciales injustas … también han dañado a los sectores manufactureros de estos países, generando desempleo y menores salarios para los trabajadores, destacó, y agregó que América no necesita nuevos poderes imperiales.

La preocupación en cuanto a Rusia la fijó en la venta de armas y equipamiento militar que el país hace a regímenes poco amistosos que no comparten o no respetan valores democráticos.

Tillerson ha tardado un año en emprender su primera gira por la región latinoamericana y los cuatro países que visita, todos miembros del Grupo de Lima, son los que tienen una posición más dura frente a él en la región.

También habló de la relación bilateral con Cuba. Luego de que el anterior gobierno estadunidense del presidente Barack Obama inició un acercamiento entre Washington y La Habana, dicha relación fue congelada de nuevo desde la llegada de Trump a la Casa Blanca. El futuro de nuestra relación depende de Cuba. Estados Unidos va a continuar apoyando al pueblo cubano en su lucha por la libertad, manifestó.

Trump endureció la política hacia La Habana respecto de su antecesor, cerrando las posibilidades a todo tipo de turismo encubierto de los estadunidenses en la isla y vetando los negocios con empresas controladas por las fuerzas armadas cubanas. No obstante, no ha revertido la política de acercamiento de su predecesor ni ha roto las relaciones diplomáticas retomadas por Washington y La Habana en 2015 tras más de 50 años de ruptura.

Tillerson se reunirá este viernes en México con el presidente Enrique Peña Nieto y con su homólogo, el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

La histórica relación entre los dos vecinos atraviesa su peor momento desde la llegada a la Casa Blanca de Trump por el muro que quiere levantar en la frontera común –y que quiere que pague México–, por sus arremetidas contra los inmigrantes mexicanos y por la amenaza constante de romper el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del que también forma parte Canadá.

Sobre esto, el secretario de Estado declaró que el enfoque de Estados Unidos es holístico pues debe tratarse el tema de seguridad a la par que el del desarrollo. Por medio de la Iniciativa Mérida, una colaboración bilateral enfocada en mejorar la seguridad y la ley, Estados Unidos ayudará a México a reforzar sus leyes e instituciones judiciales.

Sobre el TLCAN, afirmó: continuaremos trabajando para modernizarlo con otra ronda el próximo mes.

La Jornada


Secretario de Estado de Trump amenazó con ejercer más “presión” contra Venezuela

El Secretario de Estado de los Estados Unidos (EEUU), Rex Tillerson, afirmó este jueves que el gobierno de la nación norteamericana continuará ejerciendo presión contra Venezuela y el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Esta declaración la realizó el Secretario de Estado desde la Universidad de Texas en Austin, durante su participación en una actividad denominada “Compromiso de EEUU con el Hemisferio Occidental”, donde manifestó que el Gobierno de Maduro “debe rendir cuentas”.

Durante su intervención —citado por el Departamento de Estado en su cuenta de Twitter— el jefe de la diplomacia estadounidense recordó que: “EE.UU. ha impuesto sanciones a más de cuarenta funcionarios actuales o pasados del gobierno venezolano”.

El secretario iniciara esta jueves una gira por varios países de América Latina que durará siete días, para promover la injerencia contra el país suramericano y buscar apoyo en contra de Maduro.

Su periplo, que finaliza el 7 de febrero, lo llevará a recorrer México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica. Los primeros cuatro países que visitará forman parte del Grupo de Lima, organismo que el pasado 23 de enero, cuestionó las elecciones presidenciales convocadas por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para el primer cuatrimestre del año.

Desde que asumió el cargo diplomático, Tillerson ha mantenido una política injerencista contra Venezuela. En agosto del año pasado, amenazó con intensificar las medidas de “cambio de condiciones” en Venezuela, para sacar al Gobierno de Maduro, electo democráticamente.

El funcionario trabajó durante 40 años en la petrolera estadounidense Exxon Mobil, donde ocupó, desde 2006 hasta el 2016, el cargo de presidente y director ejecutivo. Esta empresa formó parte de las compañías transnacionales que extraía petróleo en Venezuela, durante la época de la Apertura Petrolera, aplicada en gobiernos de la IV República y considerada desventajosa para el país.

Noticias 24


Al iniciar gira por Latinoamérica, Tillerson reivindica la Doctrina Monroe

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, reivindicó la vigencia de la Doctrina Monroe por considerar que permitió a los países del hemisferio compartir valores democráticos.

“En ocasiones nos hemos olvidado de la Doctrina Monroe y lo que significó para el hemisferio. Es tan relevante hoy como lo fue entonces”, dijo Tillerson durante una sesión de preguntas y respuestas tras pronunciar un discurso sobre América Latina en la sede de University of Texas en la ciudad de Austin.

El presidente James Monroe definió en 1823 como prioridad de la diplomacia estadounidense oponerse a la expansión europea en el hemisferio occidental. La reivindicación de Tillerson a esta doctrina representa un viraje de 180 grados respecto a su predecesor John Kerry, quien en 2013 la declaró desactualizada para dar paso a una era en la que todos los países del hemisferio cooperan como iguales para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Esta doctrina es considerada por muchos latinoamericanos como el fundamento legal para intervenciones militares estadounidenses.

“Estamos dictándole la sentencia de muerte a la Doctrina Monroe”, dijo el presidente nicaragüense Daniel Ortega cuando mandatarios de la región instalaron la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en 2011 en Caracas.

Al cumplir un año en el cargo, Tillerson dictó su conferencia en Austin y planeaba viajar a Ciudad de México horas después para iniciar su primera gira latinoamericana, que lo llevará además a Argentina, Perú, Colombia y Jamaica hasta el 7 de febrero.

El secretario de Estado de EU aterrizó en la capital del país; se reunirá con ministros de Relaciones Exteriores de América del Norte y sostendrá encuentros con el presidente Enrique Peña Nieto y el canciller Luis Videgaray

Durante su intervención, Tillerson sugirió la posibilidad de que Nicolás Maduro abandone la presidencia de Venezuela y se exilie en Cuba si la situación continúa deteriorándose en la nación sudamericana.

Tillerson dijo creer que habrá un cambio de gobierno en Venezuela y expresó su expectativa de que ocurra de manera pacífica, pero señaló que la política exterior estadounidense no busca reemplazar a Maduro en la presidencia sino que su gobierno acate su Constitución y celebre elecciones justas.

“Si la cocina se calienta demasiado para él, estoy seguro de que tiene algunos amigos en Cuba que le pueden dar una linda hacienda sobre la playa y él puede tener una vida agradable allá”, indicó.

El gobierno comunista de Raúl Castro se ha convertido en el principal aliado de Venezuela desde que Hugo Chávez alcanzó la presidencia en 1999.

El secretario de Estado estadounidense dijo que los “militares son agentes de cambio cuando las cosas están muy mal y los líderes ya no pueden servir al pueblo”

En coincidencia con la gira de Tillerson, su par venezolano Jorge Arreaza emprendió el jueves en La Habana una visita por varios países de la región.

Tillerson se refirió a la transferencia de poder que ocurrirá en Cuba cuando Castro abandone la presidencia en abril, y la calificó como una “oportunidad” para que la isla caribeña se encamine a “un futuro más abierto y democrático. No lo sé. Veremos”.

Por otra parte, el secretario de Estado dijo que el medio millón de venezolanos que han ingresado en meses recientes a Colombia “tiene el potencial de desestabilizar” a ese país, por lo cual explorará con el mandatario Juan Manuel Santos maneras para reimpulsar la implementación del acuerdo de paz alcanzado con las guerrilla FARC tras medio siglo en conflicto.

“Se ha estancado un poquito. Estaban avanzando bien y ahora algunas áreas que son importantes parecen haberse detenido”, dijo sin especificar.

Tillerson además defendió el reconocimiento de su gobierno a la reelección del presidente hondureño Juan Orlando Hernández pese a que los observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) inicialmente rehusaron certificar el resultado por la existencia de irregularidades.

“Vimos las circunstancias en que ocurrió la elección. Concluimos que fue justa”, dijo.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo este mes estar dispuesto a trabajar con el presidente Hernández después de que México, Colombia y Estados Unidos hubieran reconocido su reelección.

Protestas callejeras en Honduras dejaron al menos 17 muertos tras conocerse el triunfo de Hernández, quien se juramentó el 27 de enero para su segundo mandato.

El Universal


Rex Tillerson se reunirá con EPN

Rex Tillerson, Secretario de Estado de Estados Unidos, se reunirá con el presidente Enrique Peña Nieto como parte de su primer viaje por América Latina.

Tillerson también se encontrará en la Ciudad de México con el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, así como con su homóloga de Canadá, Chrystia Freeland con objeto de fortalecer la relación trilateral entre los países.

Antes de arribar a México, Tillerson alertó sobre la “presencia creciente” de China y Rusia en la región, por lo cual llamó a los gobiernos regionales a incrementar su cooperación con Estados Unidos.

“América Latina no necesita nuevos poderes imperiales que sólo buscan beneficiar a su propia gente”, declaró el funcionario estadounidense.

SDP Noticias