Uruguay: el gobierno y la FAO impulsan un proyecto para mejorar el impacto de los plaguicidas

Según reseñó el portal La Diaria, ese es el propósito de un proyecto impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), con el acuerdo y sustento de los ministerios de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y de Salud Pública (MSP).

Entre otros argumentos el proyecto en gestión ambiental del Uruguay, apuesta a mejorar la gestión de envases, dar insumos para actualizar las leyes de registro, almacenamiento y transporte de plaguicidas, valorar el impacto de técnicas de cultivo y generar bio marcadores.

Proyecto para el uso de plaguicidas

El proyecto, denominado “Fortalecimiento de las capacidades para las gestiones ambientales adecuadas de plaguicidas”, se inició en el pasado año 2016 y culminará en el año 2019.

Dicho planteamiento fue desarrollado a pedido de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama, MVOTMA).

Cabe destacar que el proyecto para uso de plaguicidas será financiado por el Fondo Global para el Medio Ambiente, que aporta cerca de dos millones de dólares; la Dinama invierte 400 mil dólares adicionales, y el Ministerio de Agricultura y Tierras y el Ministerio de Salud aportan recursos en especie.

Así lo manifestó Vicente Plata, oficial a cargo de la representación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en la República del Uruguay, el jueves, en rueda de prensa.

Plata no logró profundizar en detalle cada componente, pero dio pistas de lo que viene haciéndose y de lo que podría alcanzarse en 2019.

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura es la responsable de la gestión técnica del proyecto, y, junto a los ministerios, consulta la opinión de la academia y de organizaciones de la sociedad civil, tanto empresariales como de trabajadores.

Plata reconoció que el ritmo de trabajo durante el primer año fue un poco más lento; los mayores progresos se produjeron en el pasado año 2017.

En alusión a las dificultades que surgen por las diferentes opiniones que poseen los tres ministerios involucrados, prefirió mantenerse al margen; simplemente, refirió que “las dificultades se dan acá y en todo el continente”. “Superar ciertas diferencias lleva un tiempo, pero se está avanzando muy bien”, valoró.

Segundo Enfoque


VOLVER