Argentina: Una encuesta revela que el 53,5% de la población apoya la legalización del aborto

Una opinión pública pro-derecho

Por Soledad Vallejos

En Argentina, más de la mitad de las personas mayores de 16 años están de acuerdo con legalizar la interrupción del embarazo y menos de la tercera parte se manifiesta en desacuerdo. Además, son más las y los jóvenes de acuerdo que las personas adultas, y más los varones que las mujeres; del mismo modo, el apoyo a la legalización resulta más contundente entre quienes han tenido más instrucción. El respaldo, por otra parte, oscila entre el 50 y el 60 por ciento si se considera el posicionamiento político de quienes respondieron la encuesta, por distintos que sean sus referentes. Así lo asegura el sondeo “La opinión pública y el aborto. Ámbito nacional”, que la consultora Synopsis realizó el 9 y el 10 de marzo de este año, al calor de las repercusiones de las marchas por el 8M y el ingreso en el Congreso –por séptima vez– de un proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

El estudio fue realizado en base a 1485 encuestas realizadas en todo el país (área metropolitana de Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Bahía Blanca, Tandil, San Nicolás, Junín, Rosario, Paraná, Comodoro Rivadavia, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Salta, Corrientes y Neuquén).

De toda la población consultada, el 53,5 por ciento se manifestó de acuerdo con que se sancione la ley de interrupción voluntaria del embarazo, mientras que el 32,6 por ciento dijo estar en desacuerdo. Sorpresivamente, el apoyo es levemente mayor entre los varones que entre las mujeres: el 55,6 por ciento de los consultados avaló la sanción de un proyecto en ese sentido (el 28,3 por ciento estuvo en contra), mientras que hizo lo mismo el 51,6 por ciento de las mujeres (el 36,7 por ciento estuvo en contra).

Los jóvenes son más receptivos a la legalización que las personas de 65 años y más. El apoyo, de hecho, decrece con la edad: entre quienes tienen entre 16 y 29 años, el apoyo es del 60,3 por ciento (el 28,8 se opone), mientras que en el rango etario de 30 a 49 años el apoyo es del 53,8 por ciento (el 32,4 se manifestó en contra), en el de 50 a 64 años, de 50,9 por ciento (el 34,2 por ciento se opone) y en el de 65 o más años, del 41,6 por ciento (el 39,9 está en contra).

Aunque la zona donde el apoyo a la legalización resulta más contundente es la Ciudad de Buenos Aires, con el 70 por ciento de opiniones favorables (y el 16,9 en contra), el resto del país se manifiesta también a favor. En el interior de la provincia de Buenos Aires, el 53,8 por ciento se declaró favorable (el 29,1 se opone), mientras que en el Gran Buenos Aires el apoyo es del 50,4 por ciento (y la oposición, del 34,7). En tanto, en las ciudades de las provincias relevadas el apoyo es del 49,4 por ciento (y la oposición, del 39,6 por ciento).

El análisis en función del nivel educativo relevó que el apoyo es directamente proporcional a la instrucción alcanzada. Entre quienes respondieron y tienen estudios terciarios, el 61,3 por ciento se declaró a favor de la legalización (el 25,7 por ciento se declaró en contra). El 51,5 por ciento de quienes alcanzaron estudios secundarios también respondió que avala la legalización (el 35,8 por ciento dijo estar en contra), al igual que el 47,6 por ciento de quienes alcanzaron estudios primarios (de ese grupo, el 35,6 dijo estar en contra).

La encuesta también incluyó una lectura en función del “posicionamiento político” de los consultados. Entre “los que hoy votarían a Macri” en caso de una eventual candidatura, el apoyo a la legalización es del 52,5 por ciento (la oposición, el 34,4 por ciento). Entre quienes “hoy votarían a CFK”, el apoyo trepa al 58,5 por ciento (el 28,8 por ciento se manifestó en desacuerdo), y entre quienes  “hoy votarían al peronismo”, el apoyo es del 58 por ciento (la oposición es el 29,8). En tanto, entre quienes “hoy votarían a Massa”, el apoyo a la legalización es del 52,3 por ciento (el no es del 34,7).

Por otra parte, señala el estudio, “más de la mitad de los encuestados cree que el Gobierno habilitó el tratamiento del tema del aborto para desviar la atención y tapar otros temas relevantes de la gestión”. Además, “es curioso que, a pesar de que Mauricio Macri se manifestó en contra de la legalización, un 21,7 por ciento de los encuestados cree que el Gobierno está a favor de la despenalización”.

Página12