Chile: siete presidentes asistirán este domingo a la asunción de Piñera

199

Cambio de mando: los preparativos y antecedentes históricos de la ceremonia en el Congreso

A toda máquina avanzan los preparativos para la que será la séptima ceremonia de cambio de mando desde el retorno de la democracia y que se realizará este domingo 11 de marzo, a partir de las 12:00 horas, en el salón de honor del Congreso Nacional.

Los preparativos incluyen un total de 1.380 invitados, entre los que se cuenta a los presidentes y jefes de Estado de Argentina, Brasil, México, Perú, Honduras, Ecuador y Bolivia; además de representantes de los gobiernos y cancilleres de Uruguay, Colombia, Irán, Costa Rica, Serbia, Irlanda, Nueva Zelanda, Ucrania, Reino Unido, España, Polonia, Ghana y Japón, sumado a representantes del cuerpo diplomático.

En el salón de honor se ubicarán los senadores y diputados que conforman la nueva legislatura; así como los ministros entrantes del presidente electo, Sebastián Piñera; y el gabinete saliente, de la Presidenta Michelle Bachelet. Además de las autoridades nacionales civiles, militares, eclesiásticas, dirigentes políticos, sociales, gremiales y representantes de los organismos internacionales con sede en Chile, entre otros.

Como es habitual, también ha habido un gran interés de la prensa nacional, regional y decenas de corresponsales extranjeros para cubrir la actividad en el Congreso Nacional, por lo que la actividad contará con más de 850 profesionales acreditados de medios de comunicación y prensa oficial de las delegaciones extranjeras e instituciones.

¿Por qué los presidentes en Chile asumen su investidura ante el Congreso Pleno?

La ceremonia de carácter republicano es una de las más significativas de los actos del cambio de mando, puesto que es una sesión de Congreso Pleno que tiene sus antecedentes históricos hacia 1826 cuando se modificó legalmente el cargo de “Director Supremo”, ligado al liderazgo militar que ostentaron los próceres de los primeros años de las Guerras de Independencia, por el de “Presidente de la República”.

El primero en asumir dicho cargo fue Manuel Blanco Encalada, quien ese año sucedió al Director Supremo de ese entonces, Ramón Freire, en una sobria pero significativa ceremonia ante el Congreso en medio de un turbulento período tras las guerras de la independencia.

En tanto, la fecha tampoco es antojadiza: “La Ley Orgánica Constitucional del Congreso Nacional dispone en el Artículo 5 que el Congreso Nacional se deberá instalar el día 11 de marzo siguiente a una elección de senadores y diputados. Tras esto, el Congreso inviste al Presidente electo. Aunque no existe un artículo que señale particularmente el inicio del mandato presidencial”, explicó el académico de la Universidad San Sebastián.

¿Desde cuándo la ceremonia se realiza en Valparaíso?

Desde el retorno de la democracia en 1990, las investiduras y juramentos de los Presidentes se realizan ante el Congreso Pleno en la sede del parlamento en Valparaíso.

Entre 1876 y 1973, casi todas las ceremonias de transmisión del mando tuvieron lugar en el salón de honor del edificio histórico del exCongreso, ubicado en calle Catedral, entre las calles Morandé y Bandera.

Eso sí, durante ese periodo, dos presidentes tuvieron que trasladar sus ceremonias de cambio de mando por razones de fuerza mayor. Curiosamente, ambos tuvieron una coincidencia peculiar: no pudieron concluir sus mandatos por motivos de salud.

En 1895 un incendio consumió el edificio del exCongreso en la capital, por lo que la investidura del entonces presidente electo, Federico Errázuriz Echaurren, el 18 de septiembre de 1896, se tuvo que trasladar a la Casa Central de la Universidad de Chile, en la Alameda de Las Delicias. Todos los invitados a la solemne ceremonia se dieron cita en la casa de estudios. Sin embargo, no pudo cumplir cabalmente su periodo porque falleció en Valparaíso antes que finalizara su mandato tras una enfermedad.

La desgracia también rodeó otra investidura que, por fuerza mayor, tampoco pudo efectuarse en el salón de honor del exCongreso. En 1906 y, a las puertas del Centenario de la Patria, el fatídico terremoto del 16 de agosto de ese año destruyó gran parte de la zona central del país y provocó graves daños en el edificio legislativo, haciendo imposible sesionar en él.

Por lo mismo, las sesiones de Congreso Pleno se trasladaron al Colegio de los Sagrados Corazones de Alameda y, el 18 de septiembre de 1906, en medio de un país todavía golpeado por la destrucción del terremoto, se efectuó una sobria y breve ceremonia de transmisión del mando, donde asumió el presidente electo Pedro Montt. No obstante, él tampoco pudo dar cumplimiento a su sagrada promesa puesto que debilitado por una enfermedad coronaria, que le trajo diversas complicaciones, en julio de 1910 se embarcó en un largo viaje junto a su esposa y médico personal a Alemania y falleció en Bremen, el 16 de agosto de ese mismo año.

¿Cuál es el programa de la ceremonia de cambio de mando?

El domingo 11 de marzo las puertas del salón de honor estarán abiertas para recibir a los cientos de invitados y el programa contempla el siguiente cronograma.

11:30 horas: llega al salón de honor, el presidente electo, Sebastián Piñera Echenique.

11:40 horas: llega al Congreso la presidenta de la República, Michelle Bachelet.

12:00 horas: inicio de la ceremonia de transmisión del mando presidencial y toma de juramento al nuevo gabinete ministerial.

¿Cuál es el protocolo que rige las ceremonias de cambio de mando?

Es muy similar al que rige a las ceremonias de Congreso Pleno con motivo del mensaje presidencial y, por ello, se rendirán honores por parte de las Escuelas Matrices a los mandatarios y se interpretará el himno nacional.

Asimismo, los invitados serán recibidos por las tradicionales “Comisiones de Reja y Pórtico”, herencia del antiguo protocolo del exCongreso.

La mandataria saliente, Michelle Bachelet, ingresará al Salón de Honor y se ubicará al centro de la testera, donde la acompañarán los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, además de los respectivos secretarios generales.

En tanto, el presidente entrante, Sebastián Piñera, ingresará al Congreso Nacional y se dirigirá a uno de los salones protocolares ubicado a un costado del hall de acceso al Salón de Honor.

El titular de la cámara alta es el encargado de dar inicio a la solemne sesión de Congreso Pleno y el secretario general del Senado procederá a la lectura del decreto del Tribunal Calificador de Elecciones, Tricel, donde se realiza la proclamación del Presidente electo.

Luego, el titular del Senado le solicitará al secretario general de la Corporación, Mario Labbé, que invite al Presidente entrante, Sebastián Piñera, a ingresar al Salón de Honor donde se le tomará solemne juramento o promesa.

Tras ubicarse en la testera, la presidenta saliente Michelle Bachelet procederá a sacarse la banda presidencial y se la entregará al presidente del Senado, quien entrega las insignias de mando al presidente entrante.

Inmediatamente, se interpretará el Himno Nacional y, luego, la presidenta saliente se retirará del recinto junto a sus ministros y familiares.

Después de ello, se iniciará el juramento o promesa de los nuevos ministros, lo que estará a cargo del subsecretario del Interior de la nueva administración.

Radio Bio Bio


Piñera opta por centro del Sename para primera actividad como Presidente

El mismo día que asumirá como jefe de Estado, Sebastián Piñera asistirá -en la tarde- al centro Fundación Padre Semería, donde realizará su primer gran anuncio en materia de Infancia. Durante los próximos días, incluso ingresaría indicaciones a los proyectos que ya están en el Congreso.

Infancia será el área en la que Sebastián Piñera realizará su primer anuncio tras jurar como Presidente de la República, al mediodía de este domingo.

A las 17 horas del domingo, el mandatario electo visitará la Fundación Padre Semería -que funciona como centro colaborador del Servicio Nacional de Menores (Sename)- de La Pintana, donde entregará los primeros lineamientos al respecto. A la actividad asistirán algunos de los futuros ministros, entre ellos, el titular de Desarrollo Social, Alfredo Moreno.

Así como en 2010 la agenda de Piñera se concentró en fijar los ejes para la reconstrucción del país, tras el terremoto y maremoto del 27 de febrero de ese año, en el entorno del próximo jefe de Estado dicen que Infancia marcará su sello esta vez.

Se trata de una materia central del programa de gobierno. Énfasis potenciado al tratarse además del principal eje de campaña del ex precandidato presidencial de Evópoli, Felipe Kast, quien adoptó el lema “los niños primero en la fila” y luego pidió a Piñera que realzara este tema al momento de brindarle su apoyo para primera vuelta.

Según explican desde el centro del Sename a La Tercera, hace dos semanas integrantes del equipo de Piñera visitaron el lugar para iniciar los preparativos para el día del anuncio.

Dentro de las medidas que dará a conocer se encuentra el proyecto de ley que busca dividir al Sename en el Servicio Nacional de Protección de la Infancia y la Adolescencia -dependiente del Ministerio de Desarrollo Social-, y el Servicio Nacional de Responsabilidad Penal Adolescente, dependiente del Ministerio de Justicia.

La iniciativa, en todo caso, fue anunciada por la Presidenta Michelle Bachelet en marzo del año pasado y finalmente ingresó al Congreso el 4 de abril de 2017. En enero, el proyecto -que está en primer trámite constitucional- aún se discutía en Valparaíso.

Por lo pronto, el objetivo sería reimpulsar dichos proyectos e, incluso, podría otorgarle urgencia suma a la iniciativa en su primera semana legislativa. El objetivo, en todo caso, sería ingresar indicaciones. Según fuentes del futuro gobierno, se harían mayores modificaciones en el ámbito de la protección a menores vulnerables pues, en materia de sanciones, admiten “consensos” en la iniciativa que ya se encuentra en el Congreso.

Al respecto, el martes próximo será el día del anuncio concreto en que se darán a conocer las urgencias que dará el Ejecutivo al nuevo Parlamento que se inicia junto con su mandato.

El viernes, en un seminario de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), el futuro ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Gonzalo Blumel, hizo una crítica al actual Sename, pues, dijo, “no protege los derechos fundamentales y vulnera los derechos de los niños que requieren más apoyo”. Inmediatamente, el próximo ministro insistió en que se deben crear dos nuevas instituciones: una en Justicia, para los jóvenes infractores, y otra en Desarrollo Social, para proteger a la infancia vulnerable.

“Yo creo que nadie optaría por mantener (el Sename) y todos estamos de acuerdo en avanzar en una institución, bajo una institucionalidad más robusta, que proteja mejor la infancia”, remató Blumel.

De acuerdo al programa de gobierno, el presidente electo dispone de un capítulo para “Infancia protegida”. En esas páginas, se enfatiza en que la aspiración “es que todo niño y niña que nazca en la pobreza pueda salir adelante, con el apoyo de su familia, la sociedad civil y el Estado, y así realizarse integralmente como persona”.

En esa línea, se enfatiza en que “la calidad de la cuna es aún el mejor predictor de nuestro futuro”. “El Sename ha mostrado deficiencias gravísimas -se continúa señalando- y no se ha adaptado a los cambios en las necesidades y el perfil de quienes necesitan su atención”.

En concreto, se plantea que el Ministerio de Desarrollo Social sea el coordinador de “la reforma a la infancia”.

En Chile Vamos, en tanto, comentan que el próximo director del Sename es un nombre que el presidente electo tiene claro hace bastantes meses. Desde Evópoli, se había planteado al ex ministro Pedro Pablo Errázuriz para liderar el servicio, sin embargo, dicen, el futuro jefe de Estado no ha insistido a los partidos en sugerencias de nombres para el cargo.

“Que la primera actividad presidencial sea en un centro del Sename marca un sello y es una señal política muy clara para poner a los niños primero en la fila y que uno de los legados más importantes de este gobierno sea efectivamente que nunca más volvamos a ver un Sename que, en lugar de defender los derechos humanos de los niños, se transforma en un lugar donde esos derechos se vulneran de forma sistemática”, dijo Felipe Kast, senador electo de Evópoli.

Una diputada que ha tomado como bandera el tema de la infancia, Marcela Sabat (RN), recordó el viernes que, en una reunión con Blumel, este último le aseguró que sería una prioridad lograr un “acuerdo nacional” en torno a a la materia, sobre todo -dijo la parlamentaria- en la batería de proyectos de ley sobre el Sename y otros tema como la adopción.

En ese sentido, la diputada Sabat aseveró que “la actividad del domingo es una gran señal que, finalmente, demuestra el cumplimiento de los compromisos de campaña y que va de la mano con la promesa de dejar a los niños primero en la fila”.

La preparación de la visita

“Esta es una señal de importancia y valor a una lucha que nosotros llevamos haciendo hace más de 35 años, en nuestro caso. Esto es una luz de esperanza después de décadas de esperar una mejora y de que el gobierno se comprometa realmente con los niños de Chile”, aseguró el viernes la directora ejecutiva de la Fundación Padre Semería, Blanquita Honorato.

La psicóloga, además, relató que, durante los últimos días, en el centro han aprovechado de “embellecer todo para esperar la vista de la máxima autoridad del país”. “Los niños hicieron unos dibujos -continuó comentando-, hicimos un collage para entregarle de regalo y vamos a cocinar unos queques con los niños. Incluso, sacamos unas hierbitas que tenemos en la huerta para regalarle a la primera dama (Cecilia Morel)” .

La Tercera


Evo Morales viaja después del ‘banderazo’ a Chile para la jura de Piñera

El canciller boliviano Fernando Huanacuni informó este viernes que el presidente Evo Morales viajará a Chile, el sábado, después de participar del “banderazo”, para asistir, un día después, a los actos protocolares de posesión del mandatario chileno electo Sebastián Piñera.

“Nosotros estamos asistiendo con una delegación importante a la cabeza del Presidente, vamos a partir después del banderazo para constituirnos en Santiago y al día siguiente en Valparaíso. Valparaíso va a ser el punto central de los actos protocolares de la posesión del presidente Piñera”, dijo a los periodistas.

El jefe de la diplomacia boliviana explicó que la presencia de Morales responde a una invitación enviada por las autoridades electas de Chile y en el marco del respeto al proceso democrático que vive ese vecino país, pese a que existen litigios en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“El haber acudido a la CIJ no es ningún símbolo de expresión de agresividad, sino es la necesidad de acudir a los propios mecanismos creados en tiempos de paz en las Naciones Unidas”, sostuvo.

Huanacuni aseguró que Bolivia acompañará al nuevo Gobierno de Piñera con la disponibilidad del diálogo para resolver temas pendientes y de interés común entre ambas naciones. (09/03/2018).

La Razón

 

Más notas sobre el tema