Colombianos se manifiestan por un derrame de petróleo en Santander

Tras el éxito de hashtag #RenuncieMinAmbiente que inundo Twitter este fin de semana, ciudadanos y organizaciones sociales y ambientales convocaron a la primera acción de protesta contra el desastre medio ambiental que implicó el afloramiento de petróleo en La fortuna, corregimiento de Barrancabermeja (Santander).

“El 2 de marzo de 2018, a 50 metros de la quebrada La Lizama en el municipio de Barrancabermeja, de unas catorce grietas comenzó a salir petróleo a borbotones y chorros de hasta 15 metros de altura, proveniente del pozo La Lizama 158, que administra Ecopetrol y que había sido cerrado en 2017.”, se lee en el documento. El desastre ya deja 30 kilómetros de aguas contaminados, y un daño ambiental todavía sin calcular. Las causas de la emergencia todavía se desconocen.

Por esta razón, organizaciones ambientales y sociales convocaron a un plantón al frente del Ministerio de Ambiente, para exigir el control de la emergencia, así como respuestas claras por parte de la empresa, y sanciones a la misma por parte de las autoridades.

“Denunciamos la lentitud de la acción estatal, la poca atención de los medios de comunicación y la ineficiencia de las autoridades ambientales que parecen actuar como cómplices de este delito ambiental de gigantes proporciones”, se lee en documento enviado por los promotores de la protesta pacífica.

Además, las organizaciones piden la renuncia de la directora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, el ministro de Ambiente, el ministro de Minas y Energía y el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos.

Asimismo, le exigen a los candidatos presidenciales que expliquen “sus propuestas para que la economía de Colombia deje de depender de la minería y rápidamente empecemos a transitar a la producción y consumo de energías limpias”.

Pero este no es el único movimiento que ha generado la emergencia ambiental. Desde el pasado 20 de marzo, en la plataforma de movilización ciudadana Avaaz, hay una petición al Ministro de Medio Ambiente y al Director de la Unidad de Gestión del Riesgo para que hagan algo que evite una mayor destrucción.

Hasta la fecha, la petición ha sumado 24.581 firmas de las 25.000 que necesita para cumplir su objetivo.

El Espectador


Desastre ecológico en Santander: Minambiente culpa a Ecopetrol

Por Jesús Fragozo Caro 

La mancha de crudo que ha contaminado la quebrada Lizama, caño Muerto y el río Sogamoso, tres cuerpos de agua ubicados en zona rural del departamento de Santander, continúa intacta. Ante esta situación el ministerio de Ambiente  anunció que solicitará a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA),  sanciones a Ecopetrol y compensación para las comunidades afectadas.

“Si encontramos que Ecopetrol ocultó información que hubiese llevado a prevenir este evento, van a tener drásticas sanciones”, sostuvo el ministro Luis Gilberto Murillo.

Según el Minambiente, se le ha dado instrucciones al Anla para que le exija a Ecopetrol que haga unas compensaciones e indemnizaciones temporales sobre todo a los pescadores y las familias que viven de esta actividad.

El funcionario anunció, además, que sancionará a la petrolera por no actualizar el plan de contingencia para esta zona y otras áreas aledañas, que se le había solicitado.

El hidrocarburo que ha causado la emergencia ambiental, originada en el pozo Lizama 158, desde el pasado 2 de marzo,  en varios corregimientos de Barrancabermeja, deja más de 800 animales muertos entre aves, peces y babillas.

“Son 500 barriles”. El presidente de la estatal petrolera , Felipe Bayón, afirmó, luego de visitar La Fortuna,   que 550 barriles de crudo han ocasionado esta tragedia, y no 20.000 como se señaló al inicio de la emergencia.

Esa última cifra, según Bayón, correspondía al total de los fluidos, incluidos agua y lodo. Sin embargo, el daño ambiental en esta región del país es tan grande que, de acuerdo al Movimiento Ambientalista Colombiano, podría tardar décadas en recuperarse este ecosistema.

En riesgo el Magdalena. El director de Cormagdalena, Alfredo Varela, lamentó la situación y notificó a Ecopetrol “sobre la importancia de tomar las medidas contingentes necesarias para evitar a todo lugar que la contaminación llegue al río Magdalena.

El funcionario recordó que este afluente “es fuente de vida y abastecimiento de agua para múltiples poblaciones asentadas a lo largo de sus riberas”.

Esta entidad manifestó que mantendrán los trabajos de monitoreo junto al Minambiente, Ecopetrol y las Autoridades Ambientales con el fin de minimizar cualquier eventualidad.

El Heraldo

VOLVER