Correa sobre la destitución del presidente del Congreso: “Se verifica el pacto con Odebrecht”

Rafael Correa se pronunció sobre destitución de José Serrano

El expresidente Rafael Correa se pronunció sobre la destitución de José Serrano de la Asamblea Nacional.

Correa utilizó sus redes sociales para reiterar que: “Se verifica lo que siempre dijimos: el pacto con Odebrecht”.

En el mismo mensaje, Correa recalcó que el juicio del exvicepresidentte Jorge Glas fue “una farsa” con el fin de “apoderarse de la Vicepresidencia”.

Además, el tuit de Correa estuvo acompañado de un video en el que aparece Serrano refiriéndose al caso Odebrecht.

“No he sido yo el que ha fraguado estas investigaciones, estos partes, falsos, fraudulentos. No he sido yo quien pactó con Odebrecht”, dice Serrano en el video.

DESTITUCIÓN Y JUICIO POLÍTICO

La Asamblea Nacional destituyó a Serrano, e inició un juicio político contra el fiscal general del Estado, Carlos Baca. Esto, tras una larga sesión que pone de manifiesto la inestable situación política en el país.

Enfrentados ambos por un escándalo de supuesta conspiración mutua, 103 asambleístas, de 106 que estaban presentes en la cámara, decidieron hoy que había lugar para sancionar a ambos.

Los legisladores decidieron así aprobar la moción del opositor Henry Cucalón, del Partido Social Cristiano, para cesar en sus funciones a Serrano.

MetroEcuador


El procedimiento para elegir un nuevo Presidente de la Asamblea

Si bien la Constitución señala que los vicepresidentes deberán suceder a los presidentes de las instituciones públicas, la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL), la contradice, según explica el constitucionalista Juan Francisco Guerrero. Por esto, el Parlamento deberá realizar una nueva elección interna.

Al momento, Carlos Bergmann, segundo vicepresidente, se encuentra dirigiendo el Legislativo, debido a la ausencia de Viviana Bonilla, primera vicepresidenta. Ella debería subrogar la Presidencia, tras la destitución del cargo de José Serrano, el viernes 9 de marzo de 2018. Pero la legisladora se encuentra con licencia por maternidad y retornaría en abril.

El artículo 18 de la LOFL, establece la cesación de funciones de las dignidades de la Asamblea. La cuarta causal es la destitución, “conforme al trámite previsto en esta Ley”. No obstante, dicho trámite no está previsto en ninguna parte.

Por eso aquí se aplicó la eficacia de la norma, explica el legislador del PSC, Luis Fernando Torres. Si la mitad más uno de los legisladores (70) pueden elegir a las dignidades de la Asamblea, según lo establece la Ley, el mismo número puede cesarlas en sus funciones.

Ahora, se seguirá ese mismo procedimiento para nombrar al nuevo titular del Legislativo. Esto implica que cada bancada, previamente creada, puede mocionar un candidato. Oficialmente, como bloques en la Asamblea se crearon cuatro: Alianza País, Creo-SUMA, PSC-MG, y la de Integración Nacional (BIN).

Pero con el transcurso de los meses AP se dividió en dos grupos y Creo y SUMA tomaron rumbos independientes.

Creo, el PSC y SUMA confirmaron que no mocionarán candidatos propios, ya que esa es responsabilidad del oficialismo y que la salida de Serrano no se dio con el fin de ocupar ese cargo o repartirse el poder.

AP lanzó un comunicado de respaldo público a la asambleísta Elizabeth Cabezas, esta mañana, 11 de marzo de 2018. La BIN estaba aún analizando qué candidato mocionar y la Revolución Alfarista (RA), que agrupa a los legisladores correístas, tenían previsto respaldar al mismo Bergmann para que mantenga el cargo. Aunque Franklin Samaniego dijo que si no se da esa posibilidad plantearían un candidato propio.

Está en manos de Bergmann convocar al pleno para definir al nuevo Presidente y titular del Consejo de Administración Legislativa (CAL). Sin embargo, no se ha concretado una fecha aún.

Ante las propuestas de reestructurar completamente la legislatura, es decir, designar nuevos miembros del CAL y autoridades de las comisiones, Torres explica que no es posible. Respecto al CAL señala que se requeriría primero cesar en funciones a cada uno de los vocales restantes, uno por uno.

Sobre la modificación de las autoridades de las mesas legislativas, en SUMA y el PSC creen que eso se debe solucionar internamente en cada mesa, ya que sus miembros pueden cambiar de igual forma a sus autoridades. Pero no están de acuerdo en que se lo haga en todas, ya que solamente hay cuatro mesas dirigidas por legisladores que se desafiliaron de AP y solo dos de ellas no han podido sesionar desde entonces, la de Soberanía y la de Educación.

El Comercio


Cercanía a Lenín Moreno no evitó que José Serrano perdiera su cargo

El paso del cuencano José Serrano Salgado por la presidencia de la Asamblea fue fugaz. Le faltaban tres días para cumplir diez meses al frente de la Función Legislativa. Fue elegido para estar dos años.

El pasado viernes, con 103 votos a favor, fue destituido del cargo tras el escándalo del audio de la conversación telefónica con el excontralor Carlos Pólit, prófugo de la justicia, que fue divulgado por el fiscal general, Carlos Baca, para demostrar un presunto acuerdo para sacarlo del puesto.

Como cabeza de la Asamblea, Serrano impuso, el 24 de mayo del 2017, la banda presidencial a Lenín Moreno, a quien se alineó en los primeros meses de su gestión, pese a haber sido un cercano y leal colaborador del expresidente Rafael Correa. Meses después sería el propio mandatario quien le pidiera “admitir su error y afrontar las consecuencias”.

En la campaña del 2017, Serrano lideró caravanas a favor de Moreno, recorrió las provincias junto con él y fue el asambleísta más votado.

Abogado de profesión, llegó a la actividad política en el 2005, como ministro de Trabajo en el gobierno de Alfredo Palacio; ya en el régimen de Correa ocupó varios cargos desde el 2007: fue subsecretario de Minas y Petróleos; ministro de Justicia y del Interior. Lideró la lista nacional de Alianza PAIS.

Recién elegido legislador, en mayo pasado, fue pieza clave para un acercamiento entre Moreno y el exmandatario Abdalá Bucaram Ortiz, que buscaba retornar al país tras la prescripción de los procesos penales en su contra. Por ello viajó a Panamá con Eduardo Mangas, exsecretario de la Presidencia de la República.

Serrano nunca explicó cuál fue su rol entonces. Solo indicó: “Lo que sí le puedo decir es que esos son los costos de proteger y defender a este proceso político y, en ese proceso político, a nuestro vicepresidente de la República, Jorge Glas”.

En cambio, sí dio detalles de sus gestiones para traer al país desde Estados Unidos a Carlos Pareja Yannuzzelli (‘Capaya’), exministro de Hidrocarburos, procesado penalmente por supuestos actos de corrupción.

Según el expresidente de la Asamblea, tuvo contacto con una persona allegada a ‘Capaya’, y concertaron su entrega a la justicia, en agosto. Aseguró que de esa operación sabía el presidente Moreno.

Ambas acciones provocaron fuertes críticas en AP. Algunos de sus entonces coidearios, los afines a Correa, aseguraron que se había prestado para concretar un acuerdo con los Bucaram, y que buscaba ser vicepresidente de la República.

En julio, Serrano hizo una declaración juramentada señalando que no tenía interés en reemplazar a Jorge Glas.

Pero en un acto público, en Manabí, Serrano pidió al exvicepresidente dar un paso al costado para dar paso a la investigación del caso Odebrecht.

Para la exsecretaria de Gestión Política, Paola Pabón, de las filas del correato, Serrano se distanció de su papel de presidente de la Asamblea. Pero reconoce que fue un pilar para el Gobierno para sostener a AP y la bancada cuando se dio la ruptura entre Moreno y Correa.

Sofía Espín, también excoidearia, dijo que Serrano nunca superó su rol de ministro del Interior, y eso se observó en el “pacto con Bucaram y con el regreso de Capaya”. Esas actividades no son compatibles con las de un legislador.

Desde la oposición se cuestiona su manejo de la Asamblea, pues, a su criterio, durante meses ha estado paralizada sin agenda legislativa. Esto porque, en medio de la ruptura de AP, Serrano trataba de “quedar bien con uno y con otro grupo”, y termina “obstaculizando los temas importantes”, afirmó hace pocas semanas Fabricio Villamar (CREO).

El Universo