Costa Rica: el candidato Carlos Alvarado le exige a Fabricio ”dar la cara” en los debates presidenciales

El candidato oficialista a la presidencia de Costa Rica, Carlos Alvarado, exigió a su rival, el cantante evangélico Fabricio Alvarado, “dar la cara” en los debates, pues ha cancelado su participación en seis de estos espacios previos a la segunda ronda electoral del 1 de abril.

“Para ser presidente de la República hay que dar la cara a todos, absolutamente a todos los sectores de la ciudadanía costarricense, sin discriminación alguna”, declaró Carlos Alvarado en un comunicado, tras conocerse que su adversario canceló su asistencia a un debate de la Cámara Nacional de Radio programado para este lunes.

Este es el sexto de estos espacios al que cancela su participación el aspirante evangélico. El resto de estos iban a ser realizados por universidades Públicas, el Consejo Nacional de Rectores y un sindicato.

“El derecho a la información es de toda la ciudadanía y nuestra obligación, como aspirantes a la Presidencia de la República, es brindar al electorado nuestras propuestas, ideas y opiniones para que puedan emitir un voto responsable e informado”, afirmó el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Ante la ausencia de Fabricio Alvarado, tres de los espacios mantuvieron su curso y solo contaron con la participación del aspirante oficialista.

Carlos Alvarado, un periodista y politólogo de 38 años, reiteró la necesidad de buscar la unidad nacional para fortalecer a Costa Rica como “un país líder en la defensa de los derechos y las libertades individuales de todos y todas, sin exclusión”.

El predicador evangélico Fabricio Alvarado sí ha asistido a debates organizados por sectores empresariales, una universidad privada y la emisora Radio Columbia.

Fabricio Alvarado fue la sorpresa de este proceso electoral al ganar la primera ronda del pasado 4 de febrero, luego de experimentar un exponencial crecimiento debido a su fuerte oposición al matrimonio igualitario, al aborto, a la educación sexual en primaria y secundaria, y por su defensa de la familia tradicional y los “principios y valores de la sociedad costarricense”.

Esto luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitiera una opinión consultiva favorable al matrimonio gay, la identidad de género y derechos familiares de la población sexualmente diversa, en respuesta a una consulta efectuada por el Estado costarricense.

Fabricio Alvarado, del evangélico conservador Partido Restauración Nacional, dijo en enero que en un gobierno suyo sacaría a Costa Rica de la Corte Interamericana, pero hace unos días cambió de posición y afirmó que esa “no es la primera opción” para desconocer la opinión consultiva.

Los dos candidatos representan visione opuestas en esta materia y también en buena parte de sus propuestas económicas.

Para el próximo 1 de abril están convocados a las urnas 3,3 millones de costarricenses para elegir al presidente que a partir del 8 de mayo gobernará el país en el periodo 2018-2022, en lugar de Luis Guillermo Solís.

El País