Cristina, Correa y Dilma se solidarizan con Lula y repudian el ataque a su caravana

Líderes latinoamericanos se solidarizan con Lula tras ataque a su caravana

“El fascismo es intolerable y será denunciado por todos nosotros, que creemos en la justicia social y en la política”, recalcó Dilma Rousseff.
Líderes latinoamericanos han expresado su repudio al ataque perpetrado con armas de fuego contra los autobuses de la caravana del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, a quien le ratificaron su solidaridad y apoyo total en su gira por los estados sureños de Brasil.

“Como no les alcanza con la persecución política y judicial ni con la campaña de desprestigio permanente de los medios, ahora van por la violencia. ¡Fuerza, Lula!”, manifestó en su cuenta de Twitter la exmandataria y actual senadora de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

También en la red social, el exjefe de Estado ecuatoriano Rafael Correa mostró su respaldo: “Nuestra solidaridad con el compañero Lula y su caravana por la paz, la alegría, la victoria, que acaba de ser atacada a balazos por aquellos que no nos pueden derrotar en las urnas”.

Ambos políticos hicieron referencia al caso judicial que Lula enfrenta por los supuestos delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. De confirmarse su sentencia a 12 años de cárcel, Lula quedaría inhabilitado para formar parte de las elecciones presidenciales que se realizarán este año.

“Tales ataques no van a intimidar a demócratas y militantes políticos”, afirmó en su sitio web la presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, quien anunció que denunciarán tanto en su país como en instancias internacionales esta agresión.

“El fascismo es intolerable y será denunciado por todos nosotros, que creemos en la justicia social y en la política como instrumento de transformación de la realidad”, apostilló.

Por su parte, Lula sostuvo que ningún acto de amedrentamiento evitará que continúe sus recorridos en pro de su máximo objetivo: volver a la Presidencia de Brasil.

“Los poderosos pueden matar una, dos o tres rosas, pero jamás podrán detener la llegada de la primavera”, dijo el exmandatario, quien culminará este miércoles la cuarta etapa de su “Caravana Lula por Brasil”.

Telesur


Cuatro disparos contra la caravana de Lula

Desconocidos dispararon al menos cuatro tiros contra dos ómnibus de la caravana que realiza el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva por el sur de Brasil, que concluye hoy con un acto en Curitiba, capital de Paraná,la ciudad donde despacha el juez Sergio Moro.

“Si piensan que con piedras y tiros van a quebrantar mi disposición de luchar están equivocados, el día que mi garganta no pueda gritar más, gritará por la garganta de ustedes” afirmó Lula ayer a la noche en un asentamiento del MST en Laranjeiras do Sul.

Uno de los colectivos, ocupado por periodistas que cubren la gira, recibió tres disparos y sus neumáticos fueron perforados con clavos miguelitos al final de la tarde.

 

“Paraná fue el único estado del país recorrido por las caravanas (iniciadas el año pasado) que no ofreció escolta policial”, denunció Lula.

Otro micro, en el que viajaban personalidades invitadas por el Partido de los Trabajadores (PT), recibió un disparo de arma de fuego.

El convoy fue “víctima de una emboscada” a la salida de la ciudad de Quedas do Iguazú detalló la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, senadora por el estado de Paraná.

Es Paraná la última de las provincias de la gira, que ya pasó por Rio Grande do Sul, donde Lula se reunió con su amigo, el ex presidente uruguayo José Mujica, y continuó por Santa Catarina.

Luego del ataque armado dirigentes del PT se reunieron con el ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann.

Lula, que encabeza las encuestas con 35 por ciento de intenciones de voto, reiteró en actos y entrevistas recientes que nada lo hará desistir de su candidatura, pese a que fue condenado en la causa Lava Jato.

Este no fue el primer ataque, ya que recientemente uno de los ómnibus fue objeto de pedradas que rompieron el parabrisas y “pudieron causar una tragedia”, denunció Paulo Pimenta, jefe de la bancada de diputados del PT.

Los agresores están relacionados con estancieros y grupos de ultraderecha que cuentan con la “connivencia de la policía” aseguró Pimenta, legislador federal por Rio Grande do Sul.

Página12