Cuba califica como una provocación el intento de Andrés Pastrana y Jorge Quiroga de ingresar al país

211

Cuba defiende su decisión de no permitirle la entrada a expresidentes

El Gobierno de Cuba calificó hoy como “provocación anticubana” el intento de los expresidentes de Colombia, Andrés Pastrana, y de Bolivia, Jorge Quiroga, de entrar al país para recibir el “Premio Payá”, un reconocimiento otorgado por una organización calificada como opositora por las autoridades de la isla.

“Una nueva provocación anticubana se ha intentado orquestar desde el exterior, mediante el otorgamiento de un ‘premio’, con el objetivo de interferir en los asuntos internos de Cuba, generar inestabilidad, afectar la imagen del país y las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados”, sostiene una nota oficial publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex).

“La operación se ha realizado con el financiamiento y apoyo de la contrarrevolución externa y de otras organizaciones internacionales como la llamada Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), la Fundación para la Democracia Panamericana, la Fundación Memorial de las Víctimas del Comunismo, y utilizando como instrumento un grupúsculo ilegal anticubano. Como ya es habitual en cualquier iniciativa reaccionaria de nuestra región, no faltó el involucramiento del Secretario General de la OEA”, agrega el escrito.

“Se pretendía esta vez montar un espectáculo que afectase el normal desenvolvimiento de las elecciones generales en Cuba…Aunque sabían bien y fueron advertidos de que con estos propósitos no serían bienvenidos en Cuba, Andrés Pastrana Arango y Jorge Fernando Quiroga Ramírez, expresidentes de Colombia y Bolivia, respectivamente, y el diputado chileno de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Jaime Bellolio Avaria, se prestaron para participar de esta provocación en el territorio cubano, por lo que, basados en nuestras leyes y en normas internacionales, no se les permitió el ingreso a nuestro país”, indica el comunicado oficial.

“A los protagonistas de esta maniobra no les interesan para nada Cuba y los cubanos, a quienes ofenden al pretender violentar el orden constitucional que libremente hemos elegido. Por eso, han tenido que acudir a recursos y personajes foráneos para procurar sus propósitos. Cada vez que lo intenten, de esta o de cualquier otra forma, recibirán la respuesta firme de los cubanos que permanecemos unidos y leales a los principios de la Revolución”. añade.

Pastrana y Quiroga tenían previsto recoger hoy un reconocimiento que otorga la organización Cubadecide, un grupo calificado como disidente, que impulsa elecciones multipartidistas en la isla y que es encabezada por Rosa María Payá, hija del fallecido opositor cubano Oswaldo Payá.

El Premio Payá fue otorgado a la organización Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), formada por 37 presidentes y exjefes de gobierno iberoamericanos, de la cual Pastrana y Quiroga eran los enviados para recoger el reconocimiento.

El acto se celebró de manera simbólica, dado que los premiados no pudieron asistir al evento.

“Los premiados ex mandatarios se han convertido en activistas cívicos, abogando especialmente por la recuperación por los derechos en Venezuela y también en Cuba”, señaló Cubadecide en un comunicado de prensa. “La jornada ha sido una demostración de que el pueblo cubano no está solo en la lucha por la libertad. Entre todos hemos logrado llamar la atención del mundo sobre el carácter opresivo de las autoridades cubanas”, agrega.

El incidente se hizo público luego de que el gobierno cubano denegara el miércoles la entrada al país de Pastrana y Quiroga, quienes dieron a conocer en sus respectivas cuentas de Twitter que fueron detenidos por las fuerzas migratorias cubanas a su entrada por el Aeropuerto Internacional José Martí y que fueron devueltos a Colombia en un vuelo de Avianca.

“La dictadura de Cuba nos deportó hoy de la Isla por defender los principios democráticos de la región. Nuestra lucha continúa… Nos han dicho que no somos admitidos en Cuba y estamos siendo deportados en este momento”, escribió Pastrana en la red social.

Quiroga, por su parte, colocó una foto de ambos en el avión de regreso, en la cual lucían una amplia sonrisa, con un mensaje que decía “retenidos 2 horas en pequeña oficina migratoria con dos cámaras filmando todo. Honrados de ser deportados por dictadura cubana, por “inadmisibles”. Gracias a la lucha de héroes cubanos y @RosaMariaPaya … pronto se ADMITIRÁ, y para siempre, la LIBERTAD en Cuba”.

El incidente se dio a pocos días de que Cuba realice la última pata de su proceso eleccionario, el cual se efectuará el próximo domingo. Allí se refrendarán los componentes de la nueva Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), de la cual saldría el sustituto del presidente Raúl Castro Ruz, quien anunció dejará el poder el 19 de abril próximo.

Cubadecide intenta que el proceso electoral cubano se abra a más organizaciones políticas, pues aquí sólo existe el Partido Comunista de Cuba como ente político.

El diferendo ocurrió, igualmente, a dos días de que Castro Ruz criticara duramente en una cumbre del ALBA celebrada en Venezuela que se haya impedido la presencia de su mayor socio en la región en la cumbre de la OEA que se realizará el 13 y 14 de abril en Lima, Perú.

No es la primera vez que un incidente de esta categoría ocurre con quien intenta entrar al país para recoger el Premio Payá.

El año pasado, un serio incidente se suscitó con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, quien intentó entrar al país sin la visa correspondiente para asistir al evento de premiación de Cubadecide.

La intención de Almagro recibió una enconada oposición del gobierno cubano y, al final, el político uruguayo desistió de sus intenciones de entrar en Cuba sin la autorización correspondiente.

Las relaciones entre Cuba y la OEA nunca han sido miel sobre hojuelas, desde que el 31 de enero de 1962 la isla fue expulsada del organismo tras convertirse en un estado socialista.

El último lustro surgió un acercamiento entre ambas partes, luego de que Cuba fuera invitada en abril de 2015 a formar parte de la VII Cumbre del organismo, donde el presidente Castro Ruz sostuvo un histórico encuentro con su homónimo de Estados Unidos, Barack Obama.

En ese entonces se esperaba que Cuba entrara a la organización, pero Castro Ruz rechazó que ese paso fuera a darse, sobre todo, porque no es un secreto que su gobierno y los de Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia no ven a Almagro como un hombre de fiar.

Nuevo Día


Minrex: Abortada provocación anticubana en vísperas de las elecciones

Una nueva provocación anticubana se ha intentado orquestar desde el exterior, mediante el otorgamiento de un “premio”, con el objetivo de interferir en los asuntos internos de Cuba, generar inestabilidad, afectar la imagen del país y las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados.

La operación se ha realizado con el financiamiento y apoyo de la contrarrevolución externa y de otras organizaciones internacionales como la llamada Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), la Fundación para la Democracia Panamericana, la Fundación Memorial de las Víctimas del Comunismo, y utilizando como instrumento un grupúsculo ilegal anticubano. Como ya es habitual en cualquier iniciativa reaccionaria de nuestra región, no faltó el involucra-miento del Secretario General de la OEA.

Cabría recordar que el pasado año se intentó una operación similar, en la que además de los ya mencionados participaron el Centro Democracia y Comunidad, el Centro de Estudios y Gestión para el Desarrollo de América Latina (CADAL) y el Instituto Interamericano para la Democracia, del terrorista y agente de la CIA Carlos Alberto Montaner, quienes se han mantenido activamente trabajando contra Cuba y de quienes se conocen sus vínculos con la Fundación Nacional para la Democracia de Estados Unidos (NED, por sus siglas en inglés), que recibe fondos del gobierno de ese país para implementar sus programas subversivos contra Cuba.

Estas organizaciones tienen sobradas credenciales como agentes de la injerencia y la subversión contra los gobiernos progresistas de Nuestra América con el propósito de destruirlos, para lo cual han dedicado significativos esfuerzos y recursos. Curiosamente, guardan silencio cómplice sobre la amenaza del uso de la fuerza y la instigación reciente de EE.UU a golpes militares contra la República Bolivariana de Venezuela, callan ante los golpes de estado en el continente, no denuncian el hambre y la pobreza, ni la discriminación racial y religiosa que están presentes en nuestra región.

No pueden contar tampoco nuestros pueblos con estas organizaciones y sus personajes para luchar por más justicia social y equidad, para apoyar a los familiares de líderes progresistas, sindicales y periodistas asesinados por sus ideas políticas, ni a otras víctimas del paramilitarismo y el crimen organizado.

Se pretendía esta vez montar un espectáculo que afectase el normal desenvolvimiento de las elecciones generales en Cuba. Las acciones combinaron una estrategia de comunicación, a través de los medios internacionales y redes sociales, con medidas encaminadas a burlar las disposiciones jurídicas de nuestro país, y a restar legitimidad a la justa y legal actuación de nuestras autoridades.

Aunque sabían bien y fueron advertidos de que con estos propósitos no serían bienvenidos en Cuba, Andrés Pastrana Arango y Jorge Fernando Quiroga Ramírez, expresidentes de Colombia y Bolivia respectivamente y el diputado chileno de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Jaime Bellolio Avaria, se prestaron para participar de esta provocación en el territorio cubano, por lo que, basados en nuestras leyes y en normas internacionales, no se les permitió el ingreso a nuestro país.

Dicha acción se inscribe en la ofensiva imperialista contra los pueblos de América Latina y el Caribe, en la que el gobierno de Estados Unidos ha declarado la relevancia y vigencia de la “Doctrina Monroe”, y ha provocado un retroceso en las relaciones bilaterales con Cuba.

A los protagonistas de esta maniobra no les interesan para nada Cuba y los cubanos, a quienes ofenden al pretender violentar el orden constitucional que libremente hemos elegido. Por eso, han tenido que acudir a recursos y personajes foráneos para procurar sus propósitos.

Cada vez que lo intenten, de esta o de cualquier otra forma, recibirán la respuesta firme de los cubanos que permanecemos unidos y leales a los principios de la Revolución, como lo demostraremos el próximo domingo 11 de marzo, al votar masivamente por los candidatos del pueblo.

La Habana, 8 de marzo de 2018
“Año 60 de la Revolución”

CubaDebate


Morales y Quiroga se enfrascan en insultos y sindicaciones tras incidente en Cuba

El presidente Evo Morales y el expresidente Jorge Tuto Quiroga mantuvieron este jueves un cruce verbal tras el incidente que pasó Quiroga en el aeropuerto José Martí de La Habana, Cuba, de donde fue deportado el miércoles junto con el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana.

Pastrana y Quiroga fueron devueltos a Colombia por las autoridades cubanas, que impidieron en el aeropuerto de La Habana que participaran en la entrega del lauro que lleva el nombre del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá (1952-2012), en representación de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), integrada por 37 ex jefes de Estado y de Gobierno.

El presidente acusó a Quiroga de “vender la soberanía y dignidad de Bolivia” y lo calificó de “agente golpista”. En tanto que el expresidente le dijo a Morales es “un servil Castrista y mal boliviano”.

El cruce verbal en la red Twitter se da a 11 días del inicio de la fase de alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), donde Quiroga es parte de la delegación que acompañará al equipo jurídico. Jaime Paz Zamora, otro expresidente, declinó de asistir a la cita tras las publicaciones que realizó el presidente Morales en las redes sociales.

Tras conocer la noticia Morales publicó en Twitter: “El acto de provocación impertinente e injerencia temeraria de los expresidentes Tuto Quiroga y Andrés Pastrana que intentaban ingresar arteramente al país soberano de Cuba. Los agentes golpistas de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump nunca serán bien recibidos en países libres del imperialismo”.

“Predecible y vergonzoso: escribidores caribeños de @evoespueblo muestran vil sumisión a dictadura decadente cubana, donde Castros llevan más años gobernando que yo viviendo. A tiranías no se las provoca, se las desenmascara. Evo es un servil Castrista y mal boliviano”, respondió Quiroga la mañana del jueves.

La Razón


Gobierno envía nota de protesta a Cuba tras los episodios de Bellolio y Calisto

El gobierno de Chile entregó una nota de protesta a Cuba tras reunirse con el embajador de la isla en Santiago para manifestarle su “malestar” por la prohibición de ingresar a ese país al diputado UDI Jaime Bellolio y la detención (y posterior expulsión) del diputado DC electo Miguel Ángel Calisto.

“Vamos a citar al embajador de Cuba a la cancillería para presentar una nota expresando nuestro malestar sobre este caso (…) Es un tema que nos preocupa”, anunció este jueves el canciller Heraldo Muñoz durante una conferencia de prensa previa a la firma del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP).

Un anuncio que, de acuerdo a un comunicado de Cancillería, concretó durante la tarde el subsecretario de Relaciones Exteriores, Edgardo Riveros, donde le manifestó al embajador “la más profunda molestia del gobierno por los hechos sucedidos recientemente en Cuba”. Asimismo, le entregó al representante de ese país una nota formal de protesta y le reiteró que estas decisiones afectan a la relación bilateral.

Lo anterior, debido a que Bellolio pretendía participar en Cuba en la entrega de premios “Oswaldo Payá, Libertad y Vida”, que concede la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, encabezada por Rosa María Payá, hija de Oswaldo, un líder opositor que falleció en un accidente de tráfico en 2012.

En su caso, la discusión se centró en torno a su visa. Según él mismo señaló, intentó ingresar con una visa de turista y sin hacer uso de su pasaporte diplomático, pese a que algunos sostienen que debería haber optado a una visa oficial debido a que quería acudir a un acto político.

De todos modos, él insistió en que cuando tramitó el documento en Chile nadie le señaló algo relacionado y, al mismo tiempo, defendió que no era necesario hacer uso de su pasaporte diplomático en esta ocasión, ya que éste se usa para actividades oficiales.

Eso sí, contradijo la versión de sus pares de bancada, quienes acusaron que no fue recibido pese a que iba con su visa y pasaporte diplomático.

Sea como sea, más tarde el panorama involucró a otro chileno: el diputado DC electo, Miguel Ángel Calisto, quien si pudo ingresar al país el miércoles, pero que el jueves habría sido detenido en el hotel en que se hospedaba en La Habana para ser expusado de Cuba con rumbo a Miami.

En tanto, la misma situación enfrentaron los expresidentes Andrés Pastrana, de Colombia; y Jorge Quiroga, de Bolivia, quienes también fueron impedidos de entrar a Cuba para recibir el premio “Oswaldo Payá, Libertad y Vida”.

Se trata de un caso similar al ocurrido al año pasado, cuando las autoridades cubanas también impidieron la entrada a la isla a Mariana Aylwin -hija de Patricio Aylwin- que iba a recibir un premio otorgado a su difunto padre por la defensa de los valores democráticos.

BioBioChile

Más notas sobre el tema