Demanda marítima: en segunda jornada de alegatos, Bolivia apunta “a la obligación que tiene Chile de negociar”

Bolivia argumenta que Pinochet tenía intención de negociar y ceder territorio

Esta mañana se inició la segunda jornada de alegatos orales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, la cual durará tres horas igual que ayer.

En la ocasión nuevamente Bolivia expondrá sus argumentos, los que durante el primer día se centraron en que Chile se apropió del mar de manera sangrienta, lo que ha generado perjuicios para el vecino país. Lo anterior sumado a la “obligación” de negociar que le endosan a Chile y que desconocería.

Antonio Remiro Brotons, quien abrió la segunda jornada, explicó que “esta mañana Bolivia tiene la intención de detallar las obligaciones que tiene Chile de negociar con Bolivia, plasmados en fuentes posteriores al Tratado de 1904”.

El jurista argumentó que durante la dictadura existía la intención de negociar. “Pinochet reconoce que Chile a través de un proceso de negociación cedería costa a marítima a Bolivia”, manifestó.

Antes de cumplirse la primera media hora de alegatos, un problema técnico en el audio obligó a adelantar el receso.

La primera jornada

El primer día de la fase oral comenzó a las 05:59 horas, con la intervención del presidente del tribunal internacional, el somalí Abdulqawi Ahmed Yusuf, quien informó que de los 15 jueces titulares, iban a participar 13, más los jueces ad hoc de cada país.

Posteriormente, el agente boliviano fue el encargado de abrir los alegatos, Eduardo Rodríguez Veltzé, quien sorprendió al reconocer lo dispuesto por la CIJ en septiembre de 2015, cuando rechazó las pretensiones chilenas de que el tribunal se inhabilitara para resolver la demanda.

Luego, cuatro abogados expusieron los argumentos de la parte demandante.

Radio Bio Bio


Siga en vivo la segunda jornada de alegatos


Bolivia y Chile hablan de diálogo al inicio de los alegatos orales

Bolivia y Chile expresaron este lunes, al inicio de la fase de alegatos orales en el juicio marítimo, su apertura para encaminar un proceso de diálogo tendiente a mejorar las relaciones entre ambos países, aunque prevalece inalterable el principal motivo del distanciamiento: la demanda marítima.

Con amplia expectativa en ambos países, comenzó en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la última fase de la demanda presentada por Bolivia, justamente para que Chile retome las negociaciones tendientes a que se atienda la demanda boliviana de una salida soberana al mar.

A través de su agente, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, Bolivia reiteró su pedido para que la CIJ falle a favor de que Chile retome el proceso de diálogo para atender la demanda boliviana de una salida soberana al Pacífico.

Además recodó que la acción judicial no reclama a la CIJ fijar los términos de retorno al acceso soberano al mar, sino que el país vecino retome las negociaciones bilaterales para lograr este objetivo.

Poco después, en una conferencia de prensa en La Haya, hasta donde el fin de semana llegó para acompañar la presentación de los alegatos orales, el presidente Evo Morales expresó su confianza en que el tribunal internacional fallará en favor del diálogo y convocó a construir un ambiente propicio para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, rotas justamente debido al conflicto marítimo.

“Los bolivianos alentamos a que juntos construyamos un ambiente propicio al inicio de esta nueva era para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Desde aquí, desde La Haya, tiendo una mano fraterna en representación de mi pueblo para que bolivianos y chilenos juntos, como hermanos, resolvamos nuestras diferencias y construyamos un futuro mejor”, sostuvo.

Casi en paralelo ofreció una conferencia de prensa en Santiago el presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien también se refirió a la necesidad de diálogo entre Bolivia y Chile, aunque reiteró que su país no tiene “ninguna obligación” de negociar asuntos limítrofes con Bolivia.

Insistió en que su país hará respetar el tratado de límites de 1904, aunque paralelamente anunció que “Chile también está dispuesto voluntariamente a escuchar y dialogar con Bolivia en el entendido que esa es la mejor forma de conducir las relaciones entre dos países vecinos”.

Chile rompió en 2011 el diálogo bilateral sobre una agenda de 13 puntos que incluía el tema marítimo, tras lo cual el gobierno de Morales decidió demandar al país vecino ante la CIJ por el incumplimiento de sus compromisos para negociar la atención a la demanda marítima boliviana.

El proceso comenzó en 2013 y este lunes ingresó en su fase final de alegados orales con una primera jornada de exposición del equipo jurídico de Bolivia. El proceso, en el que también expondrá sus argumentos el equipo chileno, se extenderá hasta el miércoles 28.

La Razón


Morales aboga por “restablecimiento” de relaciones diplomáticas con Chile

El presidente Evo Morales apeló este lunes a Chile para el “restablecimiento de las relaciones diplomáticas” entre ambos Estados tras el primer día del juicio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que debe decidir si obliga a Santiago a negociar con La Paz su eventual acceso al mar.

“Los bolivianos alentamos a que juntos construyamos un ambiente propicio al inicio de esta nueva era para el restablecimiento de relaciones diplomáticas”, aseguró Morales, quien abogó por tender “una mano fraterna” al país vecino para que “juntos, como hermanos”, se resuelvan las “diferencias” y puedan construir “un futuro mejor”.

“No debemos ni podemos dejar a nuestras hijas e hijos problemas pendientes”, dijo Morales, añadiendo que ambos países deben “asumir la responsabilidad histórica de forjar soluciones mutuamente beneficiosas” que les permitan “inaugurar una nueva era de paz, de integración y de convivencia armónica”.

Morales definió la demanda ante la CIJ como “un caso simple” y “una causa justa”, pues su país ha vivido “139 años de enclaustramiento marítimo”, al tiempo que “Chile incumplió sus compromisos de manera efectiva y de buena fe”.

El presidente boliviano aseguró que “Chile ha reconocido por más de un siglo el derecho de Bolivia a obtener un acceso soberano al océano Pacífico”, por medio de “acuerdos, promesas unilaterales y prácticas diplomáticas sostenidas en el tiempo”.

Añadió que “Bolivia nació con mar y ambos son inseparables”, pero que, desde el final de la Guerra del Pacífico, cuando a finales del siglo XIX perdió 400 kilómetros de costa, sufre “limitaciones en su crecimiento y desarrollo” al no poder “aprovechar las riquezas y oportunidades que brindan los océanos”.

Morales hizo estas declaraciones en una concurrida rueda de prensa posterior al primer día de alegatos orales ante la CIJ.

El juicio continuará mañana, martes, con la segunda intervención de Bolivia y seguirá el jueves y el viernes con la participación de la delegación chilena.

Las relaciones diplomáticas entre ambos países fueron rotas a instancias de Bolivia en 1978 y desde entonces solo mantienen relaciones consulares.

Correo del Sur


Piñera rechaza dichos de Morales sobre Antofagasta: “Una vez más el Presidente boliviano se equivoca”

“Antofagasta fue, es y será territorio boliviano”. Esta es una de las frases que publicó en su cuenta de Twitter el Presidente Evo Morales, minutos antes de que su país presentara ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya los argumentos en el marco de la demanda marítima en contra de Chile.

Sin embargo, estos dichos fueron rechazados por el Mandatario chileno Sebastián Piñera, quien aseguró que “una vez más Morales se equivoca”.

En su Twitter, Piñera agregó que esta frase además “contradice abiertamente la tesis de Bolivia en La Haya. De acuerdo al tratado de 1904, Antofagasta ha sido, es y seguirá siendo chilena”.

La Tercera


VOLVER