Las claves del proyecto de nueva constitución que presentó Bachelet a días de finalizar su mandato

Los cuatro puntos claves del proyecto de la nueva Constitución de Bachelet

“Vamos a gobernar hasta el último día”, dijo este martes la Presidenta Michelle Bachelet, mientras firmaba el proyecto de nueva Constitución que envió al Congreso, a solo cinco días de terminar su mandato el próximo 11 de marzo.

Más allá de las críticas que apuntan a que lo hizo “sólo por cumplir” una promesa de campaña, el texto ya quedó presentado. Por lo mismo es válido preguntarse, ¿cuáles son los puntos claves del proyecto?

Cambio de enfoque

El texto tiene al menos cuatro puntos claves: siembra las bases para asegurar derechos sociales como salud y educación, reconoce a los pueblos originarios, define el rol de los órganos del Estado y le entrega más poder a los ciudadanos.

Para María Cristina Escudero, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile e integrante del Comité de Sistematización del Proceso Constituyente que colaboró con este proyecto, antes que todo hay que entender que lo significativo está en las bases que plantea el texto.

“De acuerdo a lo que señaló la Presidenta el nuevo eje interpretativo sería a través de la dignidad, igualdad y solidaridad. Por lo tanto eso le daría un carisma más al estilo de Estado de bienestar que tienen los países desarrollados”, destaca la profesora.

En términos simples, esa visión sería distinta a la del “Estado subsidiario” del que se habla actualmente.

Cuatro ejes

Sobre los ejes, la profesora Escudero los desmenuza punto por punto e inicia con el área del aseguramiento de los derechos sociales, entre los que se encuentran la salud, educación, vivienda, trabajo, entre otros.

“Por poner un ejemplo: en el texto actual está la libertad de educación y el derecho a la enseñanza en artículos separados. Ha habido una gran tendencia a interpretar la libertad de enseñanza bajo los principios de Estado subsidiario. Si la nueva Constitución hace un articulado para poner estos dos derechos en un mismo ítem, bajo la mirada de solidaridad, la interpretación que se puede hacer es mucho más amplia”, explica Escudero. ¿Más claro? La gratuidad podría quedar asegurada.

Respecto a la mención de los pueblos originarios en la Carta Maga, afirma que “no se habla de soberanía, pero sí es un reconocimiento que permita gestar leyes especiales que los trataran en forma diferenciada”, sostiene la académica. Con ello podría reforzarse el lenguaje, la cultura, las actividades de estos grupos entre otros.

En términos de definición de roles del estado, Escudero destaca la eliminación de quórum supermayoritarios y la definición que se tendrá del Tribunal Constitucional (TC). “Actualmente este opera como una tercera cámara y eso se está tratando de evitar. Lo que se quiere no es que no opere, sino que opere de otra manera”, menciona.

El cuarto eje que aborda es la posibilidad que tendrán los ciudadanos de poner en marcha proyectos de ley siempre y cuando, entre otros requisitos, un 5% de los ciudadanos con derecho a sufragio así lo proponga. Asegura que esto permite abrir la voz a personas que actualmente no están representadas en el Congreso.

Por último, sobre el tiempo que le queda a la Mandataria, la profesora agrega que como los gobiernos sólo duran cuatro años, ya incluso en su campaña Bachelet “siempre lo pensó para que una próxima administración lo viera”.

Publimetro


Michelle Bachelet: “Me voy por la puerta ancha, estoy orgullosa de lo que hicimos”

A menos de cinco días de dejar el poder la Presidenta Michelle Bachelet hizo un positivo balance de sus cuatro años de Gobierno, de los cuales dijo sentirse “orgullosa”, aunque reconoció que hubo varios temas en los que quisiera haber logrado avances mayores, pero no lo consiguió.

A menos de una semana del cambio de mando, “el sentimiento es que hemos hecho todo lo posible por cumplirle al país”, dijo Bachelet al ser entrevistada por Don Francisco en el programa “Las Caras de La Moneda” de Canal 13.

“Mucha gente me dice: ‘La vamos a extrañar’, y yo voy a extrañar también ese contacto. Espero seguir manteniendo esos afectos”, señaló Bachelet, y agregó: “Me voy contenta, me voy satisfecha, (aunque) hay cosas que no logramos hacer; pero (…) para mucha gente Chile es hoy un mejor país que hace cuatro u ocho años”.

“Gobierno sufrido”

En el programa participó también Ana Lya Uriarte, jefa de gabinete y amiga cercana de Bachelet, quien confesó que éste “ha sido un Gobierno sufrido”, donde han vivido “varios momentos de tensión y de pena”.

“Por supuesto”, respondió Bachelet al ser consultada por si ha llorado a propósito de los sinsabores del cargo: “Todas las personas hemos tenido momentos duros, difíciles, pero yo me caracterizo por ser resiliente: pase lo que pase, finalmente me vuelvo a parar”.

“De repente hay que habla de uno y le dice de todo y cuando se encuentran con uno dicen: ‘no es nada personal, es la política’. Entonces yo digo ‘esa es tú política, yo no hago eso'”, añadió.

La Presidenta añadió que “trato de jamás insultar, de faltar el respeto, algunos han encontrado que es debilidad de mi parte el que no haya alegado, gritado o dicho lo que pensaba sobre alguien, pero que no debía decirlo, (pero) nunca he perdido de vista que uno es Presidenta y tiene que dar el ejemplo”.

“Siento que me voy por la puerta ancha y grande, porque más allá de que hay cosas que hubiéramos querido hacer más rápido o mejor, la verdad es que me siento orgullosa de lo que hemos hecho”, subrayó la Jefa de Estado.

La vocera de Gobierno, Paula Narváez, sostuvo que “así la vemos, contenta, satisfecha, porque este enorme esfuerzo que han significado estos cuatro años de Gobierno tan intenso, tan transformador, ha llegado a la vida de las personas, como ella también lo dice, porque es muy exigente, ella quisiera haber podido incluso abordar más áreas, pero el balance es positivo”.

Identidad de Género: “No aplaudamos pero después votamos en contra”

Interrogada respecto al debate sobre el “legado” que deja su administración, Bachelet señaló que, “si lo tuviera que resumir en una sola frase, sería expandir derechos, oportunidades y libertades para las personas”.

Agregó a lo anterior “una agenda modernizadora que se hizo cargo de los desafíos que tenemos no sólo como país, sino como planeta”, y resaltó, en este sentido, avances como la despenalización del aborto en tres causales, la reforma educacional con la gratuidad y el énfasis en el tema medioambiental: “En todo el mundo nos reconocen como el país que más ha hecho en transformación energética, parques nacionales, protección de océanos”.

En la contraparte, sobre las deudas de su mandato, mencionó al matrimonio igualitario, la Ley de Identidad de Género, la reforma de las pensiones y del sistema isapres, que quiso impulsar, pero no alcanzó: “Cuatro años se hacen cortos, pero (también son) suficientes”, comentó sugerente.

“Hoy día, justo antes de venir para acá (a Canal 13), recibí al elenco de ‘Una mujer fantástica’ (en La Moneda): a Daniela Vega, a Sebastián Lelio, a los hermanos Larraín (…) y yo sentía que estamos todos tan felices de tener un Óscar que sería la oportunidad de que avanzáramos en verdad, no que aplaudamos pero después votamos en contra. Tenemos que ser coherentes”, emplazó.

Punta Peuco: “Ahí se verá”

Bachelet fue también interrogada por lo que, hasta ahora, se considera una de las promesas pendientes de su Gobierno: el cierre del penal de Punta Peuco, donde cumplen sentencia ex represores condenados por violaciones de los derechos humanos durante la dictadura.

“Quedan cinco días, así que yo no anuncio nada por la prensa. Ahí se verá…”, se limitó a señalar.

Libro de memorias

El entrevistador, Don Francisco, intentó profundizar en los sentimientos que dejó en la Presidenta el estallido del caso Caval, donde están involucrados -y enfrentan a tribunales- su hijo y su nuera: Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon.

“Como son temas personales yo le pido, Mario (Kreutzberger)… Hay una editorial muy famosa que me pidió que escriba mis memorias, entonces, cuando yo las escriba voy a colocar todos mis sentimientos personales. Ahí usted me entrevista y yo le cuento”, respondió, en palabras que el propio animador interpretó como “una parada de carros”.

“No podría quedarme tejiendo en la casa”

Interrogada sobre lo que le espera después de entregar la banda presidencial a Sebastián Piñera, Bachelet señaló: “Amo a mi patria, amo a la gente; a toda la gente, pero especialmente a la gente sencilla, y me voy a ir de la Presidencia, pero siempre estaré apoyando las causas importantes: las causas de las mujeres, las causas de los niños, de la salud”.

“No podría quedarme tejiendo en la casa… Primero porque no sé tejer y, segundo, porque de verdad a mí las cosas me importan, me conmueven, y si yo puedo ayudar en algo, ahí voy a estar”, explicó.

“Slash remix”

En el plano anecdótico, Michelle Bachelet también reaccionó con humor al ser confrontada con un videoclip que reflejaba en tono jocoso su dificultad para comunicar direcciones de Internet: la comentada anécdota del “slash / slash”:

Cooperativa


VOLVER