Los presidentes Santos y Lenín Moreno condenan asesinatos en la frontera

Ecuador y Colombia condenan asesinato de militares en frontera

Los gobiernos de Colombia y Ecuador condenaron este miércoles el asesinato de tres militares ecuatorianos en el sector Mataje de la provincia de Esmeraldas, una zona fronteriza entre ambos países donde ejecutaban operaciones de vigilancia.

Este martes una detonación de un artefacto artesanal ubicado en una carretera provocó la muerte de los tres miembros de la Fuerza Armada y otros siete resultaron heridos.

Los mandatarios se comprometieron en “combatir la delincuencia organizada que atentan contra la paz y la seguridad de los que habitan en las comunidades fronterizas”, detalla el documento.

Sobre este suceso, el presidente ecuatoriano se pronunció en su cuenta Twitter lamentando lo ocurrido y deseándole a los heridos su pronta recuperación.

También, el presidente de Colombia utilizó la red social para expresarle a Ecuador, a sus Fuerzas Armadas y a los familiares de las víctimas su “solidaridad” tras el atentado.

El presidente Moreno confirmó la muerte de los tres militares y de las siete personas heridas, enfatizando que ese suceso se debe “a que estamos golpeando certeramente al crimen organizado y a la delincuencia común, a nuestra decisión inclaudicable, implacable, de combatir el crimen transnacional”.

Telesur


Comunicado: Declaración conjunta de los presidentes de Ecuador y Colombia


Comisión binacional de frontera se reunirá el sábado

El ministro ecuatoriano de Defensa, Patricio Zambrano, confirmó hoy que la Comisión Binacional de Frontera (Combifron) se reunirá el próximo sábado tras el nuevo ataque ocurrido ayer en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

Así lo informó en una rueda de prensa en el hospital de las Fuerzas Armadas, en Quito, hasta donde fueron trasladados tres de los siete heridos tras la detonación de un artefacto explosivo en el sector de Mataje, en la frontera con Colombia, que provocó la muerte de tres militares. Zambrano señaló que aún no se ha definido si la reunión de la Combifron tendrá lugar en Tulcán (Ecuador) o en Ipiales (Colombia).

Por otra parte, el funcionario indicó que evalúan la posibilidad de convocar a los exministros de Defensa y exjefes del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas “para escuchar todas las voces” para tomar “las mejores decisiones”. Asimismo, adelantó que analizan cuál es la presencia del Estado colombiano y de las Fuerzas Armadas de ese país en su propio territorio fronterizo. El ministro reiteró en el pedido al Estado colombiano para que refuerce su presencia en la zona y que las Fuerzas Armadas patrullen en el sector fronterizo que les corresponde.

Zambrano aseguró que han dado “golpes certeros” a grupos de delincuencia organizada y subrayó que continuarán en esa línea pues no permitirán, “en ningún caso, que Ecuador se vuelva tierra de nadie”.

“Nuestros soldados están preparados para defender la seguridad de nuestros compatriotas en zona de frontera”, puantualizó el ministro al indicar que nos descartan el uso progresivo de la fuerza si llegase a ser necesario. En la rueda de prensa, el director médico del Hospital Militar, Edgar Cadena, dijo que uno de los marinos, al que se refirió como el cabo Álvarez, es el “más grave”, pues se le han amputado las dos piernas, y sufrió la “desarticulación de dos falanges y un trauma en un ojo (…), posiblemente pierda la agudeza visual”, comentó. Señaló que el pronóstico médico de Álvarez es “reservado”, mientras que el cabo Luis Erazo, tuvo “un trauma de tejidos blandos y un trauma vascular”.

“Al momento tiene un problema auditivo, un trauma acústico y también problemas a nivel de visión. El paciente está estable (…) y sin riesgo que comprometa” su vida, explicó. El marino Javier Pérez, sufrió un trauma facial “con pérdida de dientes y compromiso de los labios”, indicó al señalar que ha sido sometido a una cirugía reconstructiva y tiene “un buen pronóstico”.

El jefe de Estado, Lenín Moreno, visitó hoy a los heridos en el hospital, pero no pudo hablar con Álvarez, quien se encuentra en terapia intensiva. La detonación de ayer es el sexto ataque de este tipo desde finales de enero, un suceso ha causado conmoción en Ecuador por el alto número de víctimas

El Telégrafo