Maritza Espinoza, periodista peruana: “La clase política entera está desacreditada y el clamor de la gente es que se vayan todos”

630

Por Cecilia Escudero, de la redacción de NODAL 

La renuncia de Pedro Pablo Kuczynski a la presidencia de Perú marca un hito más en la historia política peruana. “La renovación de la política es la aspiración insatisfecha del Perú post Fujimori”, dice Maritza Espinosa. En conversación con NODAL la periodista del diario La República argumenta cómo se vive este proceso.

-PPK llegó a la presidencia para renovar la política en Perú ¿qué pasó?
-No, PPK llegó por una conjunción de factores, entre ellos el hecho de que todos los que levantaron cabeza en las encuestas de la primera vuelta antes que él fueron abatidos por errores propios o por intrigas ajenas (Acuña, Barnechea, Guzmán). Su triunfo se debe a la decisión de la mayor parte del país de cerrar el paso al fujimorismo. Es cierto que se habló de renovar la política, pero lo mismo dijeron, en su momento, Alejandro Toledo y Ollanta Humala. Podría decirse que la renovación de la política es la aspiración insatisfecha del Perú post Fujimori.

-¿La crisis se termina con la renuncia de PPK?
Es prematuro para decir eso, porque ahora viene el proceso post renuncia. Hay por lo menos una crisis más en el horizonte: la que se originará cuando los actuales congresistas pretendan interpretar la Constitución diciendo que las elecciones adelantadas sólo incluyen a la presidencia y vicepresidencias, con tal de atornillarse en el cargo. Sospecho que eso sí provocará la indignación de la gente.

-¿Qué rol tiene Keiko Fujimori en la crisis?
Enorme. Esta crisis comienza a gestarse al día siguiente de las elecciones del 2016, cuando Keiko Fujimori se negó a aceptar su derrota y dedicó su mayoría parlamentaria a sabotear al gobierno. También tuvo que ver el empecinamiento de su bancada en iniciar un proceso de vacancia contraviniendo el mandato constitucional según el cual el presidente no puede ser procesado hasta el término de su mandado. Eso, por cierto, no exculpa los gravísimos errores del propio ex presidente Kuczynski.

-Quienes promueven la vacancia tienen menos credibilidad en la ciudadanía que PPK ¿qué puede pasar ahora?
La clase política entera está desacreditada y el clamor de la gente es que se vayan todos. Ahora, tras la renuncia de Kuczynski, hay voces en el Congreso que insinúan que no debe aceptarse, sino vacarlo de todas maneras. Eso empeorará el fastidio de la gente. Y, si, encima, no aceptan las elecciones generales, puede que veamos, recién, a las masas volcándose a las calles. El hartazgo es enorme y sólo se necesita un detonante.

Más notas sobre el tema