Miles de mujeres marchan en América Latina y el Caribe

Una multitud se congrega frente al Congreso por el aborto legal y por muchos otros reclamos

Llegó el 8M y las mujeres argentinas se vieron interpeladas al igual que las de todo el mundo. El Ni Una Menos atraviesa las clases sociales y estalló en un grito que hoy parece imparable. En ese marco, decenas de miles se movilizaron por las calles de Buenos Aires, ciudad neurálgica de los reclamos por el fin del patriarcado y una paridad de género real y tangible.

La movilización que partió de la Plaza de Mayo y finalizó en la Plaza del Congreso tuvo el foco puesto en la despenalización del aborto, proyecto de ley que se espera sea tratada en la Cámara de Diputados en cuanto los legisladores retomen su labor anual, ya que no prosperó una iniciativa de Victoria Donda para que se trate hoy mismo en coincidencia con el Día de la Mujer.

La movida del 8M es internacional y en Argentina comenzó a las 11 de la mañana con un ruidazo en los lugares de trabajo (los sindicatos se negaron a avalar el paro y las administraciones públicas descontarán el día a las que paren).

La concentración comenzó a las 16 en la esquina de Diagonal Sur y Bolívar. Las movilizadas recorrieron desde las 17.30, pasando por el borde de Plaza de Mayo y dirigiéndose por Avenida Rivadavia hasta el Congreso.

El Paro convocó a todas las mujeres, lesbianas, travestis y trans. Aquellas que tienen un empleo formal pero también aquellas que se ocupan de las tareas de cuidado sin que ese sea un trabajo reconocido ni remunerado.

“Basta de ajuste y despidos. Aborto legal ya”, dirá la bandera que llevarán las trabajadoras despedidas. Además, participaron manifestantes de la Campaña nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito, identificadas por pañuelos verdes.

La lectura del documento estuvo a cargo de la periodista feminista Liliana Daunes, quien estuvo acompañada por una intérprete en lenguaje de señas.

InfoNews


Cinco mil mujeres formaron parte del paro internacional de mujeres #8MPy

Miembros de más de 50 organizaciones de todas partes del país marcharon en la tarde-noche del 8 de marzo, desde la Plaza de las Mujeres hasta la Plaza de la Democracia, reclamando varias reivindicaciones de sus derechos básicos y principalmente laborales, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El centro de Asunción se vistió de púrpura, unas cinco mil mujeres niñas, jóvenes y adultas se manifestaron con pancartas, banderas y carteles en mano, reclamando igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. “Salario y trabajo igualitario”, “No a la discriminación, ni violencia de género”, “Salario justo para las empleadas domésticas”, “Destruir el patriarcado”, “Basta con el feminicidio y el acoso laboral”, rezaban algunas de las pancartas.

Manifiesto #8MPy 2018
El manifiesto de las mujeres paraguayas reza lo siguiente: “En Asunción, en Encarnación, en Ciudad del Este, Hernandarias, Pilar y tras ciudades de Paraguay, levantamos nuestras voces y ponemos nuestros cuerpos. Seguimos las raíces históricas de esta fecha, donde las mujeres obreras y las socialistas cambiaron el mundo. Hoy los feministas siguen cambiando el mundo y se constituyen quizás el principal movimiento que cuestiona las bases fundamentales de las sociedades patriarcales, capitalistas, heteronormativas, colonialistas y racistas”.

Agrega: “Hoy paramos NO para tener las mismas condiciones que los hombres dentro de este sistema, paramos por un sistema que sea justo y humano para todas y todos, y también para la tierra.

En Paraguay, en este año electoral, recordamos no solo a quienes nos gobiernan -y quienes pretenden gobernarnos- que la pobreza y el desempleo nos afectan principalmente a las mujeres. Que las políticas de ajuste recaen sobre nuestros cuerpos, que estamos precarizadas y explotadas y que todavía nuestros lugares de trabajo, en el campo y la ciudad, son espacios de violencia, de injusticias y de exclusiones”.

También señalaron “el capital y el Estado se sostienen sobre nuestro trabajo reproductivo y de cuidado, el que hacemos casi en soledad, en todas las casas, con todas las hijas e hijos, y personas enfermas. Las responsabilidades familiares no son compartidas entre todas las personas integrantes de la familia, las mujeres dedicamos 60% de nuestro tiempo a labores no remuneradas en el hogar que no incluye reconocimiento ni prestaciones”.

“Nosotras sostenemos el mundo”
Además indicaron que en Paraguay todavía el 40% de las mujeres trabajadoras no tienen protección social. “Seguimos ganando un 30% menos que los hombres por igual trabajo y acceder a puesto de jerarquía superior nos lleva el triple de tiempo, aunque tengamos el mismo nivel de formación que un hombre. Las mujeres accedemos a menos contratos colectivos. Todavía existen más de 40 mil niñas (y niños) de entre 9 a 14 años en situación de criadazgo en Paraguay”.

Agrega: “La hipocresía social en torno a nuestros cuerpos y vidas es la constante. Se nos celebra y resalta como gloriosas, como madres, como abnegadas y todopoderosas, nosotras sabemos que esta idealización es solo una forma más de naturalizar violencias y justificar las exclusiones que pasamos día a día. No queremos ser valientes, no queremos ser kuña guapas. Queremos derechos”.

“Todas las mujeres exigimos:”
“Que el Estado, desde el Ejecutivo y todos sus ministerios, el Legislativo, y el Poder Judicial, así como todas las gobernaciones y municipalidades, asuman su rol como garantes de derechos de una vida digna, libre de violencia y discriminación para todas las mujeres, niñas y adolescentes, en todo el país. Además pedimos servicios de salud gratuitos, de calidad, integrales, amigables y con enfoque de derecho para niñas, adolescentes y jóvenes, y en los que se acceda a métodos anticonceptivos e insumos generales para la atención. Exigimos los derechos laborales y posibilidades de la capacitación para las trabajadoras/es de la salud”.

También solicitaron políticas públicas para la educación integral de la sexualidad con información científica, actualizada, laica, y sin ningún tipo de injerencias. “Exigimos la visibilidad de las mujeres en la educación, en todos los ámbitos del conocimiento, como protagonistas y constructoras de la academia y el mundo del conocimiento. Queremos una educación que no discrimine y nos enseñe a ser autónomas, no sumisas. Exigimos la derogación de la resolución 29.664 de Riera que prohíbe género en la educación. Exigimos la libertad a decidir sobre nuestros cuerpos y la despenalización del aborto. Exigimos el cumplimimeto de las normas de atención humanizada post-aborto. Pedimos que se ponga fin a la violencia sexual, a los embarazos y las maternidades infantiles. Estas son formas de tortura”.

Continúa el manifiesto: “Exigimos protocolos para las denuncias en casos de acoso sexual, laboral y tomen las medidas correspondientes, tal como lo establece la Ley de protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia”. Denunciamos también el no cumplimiento de las leyes que combaten la violencia y castiga a los agresores, en general, y en nuestros lugares de trabajo”.

“Exigimos el cumplimiento de la Ley de protección de la maternidad y apoyo a la lactancia materna”. Exigimos igualdad salarial y promoción laboral para acceder a los cargos de toma de decisión, además seguridad social y jubilaciones. Que las tercerizaciones no sean motivos para violar los derechos de las trabajadoras en cuanto a salarios, horas de trabajo, aguinaldo, antiguedad y seguridad social”.

También solicitaron derechos humanos de acceso a la vivienda, a la paridad política, a vivir en un ambiente saludable, sin discriminación, entre otros pedidos. (ver manifiesto en facebook: Paro Internacional de Mujeres-Paraguay)

La Nación


Sancti Spíritus acoge celebración por el Día Internacional de la Mujer

Miles de cubanas de todas las edades celebraron este jueves el Día Internacional de la Mujer en la Plaza de la Revolución Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, efeméride que acoge la provincia de Sancti Spíritus gracias a su labor integral.

Mientras en otras latitudes del mundo son muchas las que este jueves alzan su voz para exigir el respeto de sus derechos, en este territorio central se habló de cuánto han alcanzado cada una de las trabajadoras, amas de casa, estudiantes desde aquel glorioso primero de enero de 1959.

Y otra vez los colores rojo, blanco y azul, las enseñas nacional y del 26 de Julio y el eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz acompañan a las féminas espirituanas, que es como decir a las cubanas todas, porque esta es también la celebración de una Isla en la que se habla de igualdad plena y de equidad de género.

Desde las siete de la mañana, los rostros de jóvenes, ancianas, combatientes, pedagogas, médicos, periodistas, juristas, agricultoras se mezclan en la plaza; y junto a ellas, están además el resto de los habitantes de estas tierras mambisas y rebeldes, quizás el mejor de los homenajes que pueden recibir en esta jornada.

Razones hay de sobra, dijo a la prensa Belkis Díaz Jiménez, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas en Sancti Spíritus, quien subrayó, por ejemplo, la incorporación de más de dos mil jóvenes de esta región central solo el año anterior o el hecho de que el 69 por ciento de la fuerza técnica sea mujer.

Igualmente significó el papel desempeñado por las compañeras en el actual proceso electoral, en las labores de recuperación del huracán Irma y en el enfrentamiento a la corrupción e ilegalidades en centros laborales o en los propios barrios.

Según ha reiterado varias veces Díaz Jiménez no es este un festejo solo de las féminas, es esta, por el contrario, una celebración del pueblo todo y para confirmarlo, están los encuentros que desde este miércoles tienen lugar en la provincia con disímiles esferas de la sociedad o las diversas obras sociales inauguradas al calor del 8 de Marzo.

El acto nacional por el Día Internacional de la Mujer fue el espacio propicio, a su vez, para el reconocimiento a otros territorios destacados, y para el lanzamiento de la convocatorio al X Congreso de la organización, a desarrollarse el próximo año.

Que desde esta provincia se convoque a tan importante cita representa otra motivación adicional para las federadas espirituanas, acotó Díaz Jiménez, de ahí que este 2018 será otro calendario de retos.

Cuba Debate


Em São Paulo, mulheres fazem manifestação por igualdade e contra Temer

Milhares de mulheres se reuniram na tarde desta quinta-feira(8) na avenida Paulista, no Dia Internacional da Mulher, para protestar contra a violência de gênero, a desigualdade salarial e contra o governo do presidente Michel Temer.

Organizado por diversos grupos feministas, bem como grupos de mulheres ligados a partidos como PT, PSOL e PCdoB, a manifestação teve gritos de “Fora, Temer” e contra a reforma da previdência.

Segundo organizadoras do protesto, a reforma atinge mais as mulheres. “A pauta central é conter os retrocessos do governo Temer, como a reforma da previdência. As mulheres já passam mais tempo fora do mercado de trabalho e são tratadas como desqualificadas. Por isso, elas têm mais dificuldade de se aposentar”, disse a secretária estadual de mulheres do PT,Débora Pereira.

Durante o ato, as mulheres cantaram uma paródia da música “Mamãe eu quero”, contra a reforma: “Mulheres querem, mulheres querem se aposentar, é seu direito”.

Outras palavras de ordem foram: “Nem recatada, nem do lar, a mulherada está na rua para mudar”, “A nossa luta, é por respeito, mulher não é só bunda e peito”, e “vem para rua, vem, com as mulheres”.

A manifestação começou às 16h na praça Oswaldo Cruz, no Paraíso. As mulheres ocuparam uma das pistas da avenida Paulista, por volta das 17:30, e caminharam em direção ao escritório da Presidência da República, próximo da rua da Consolação.

Para a psicóloga Nalu Faria, 59, da coordenação do movimento Marcha Mundial das Mulheres, o protesto é contra um “modelo de dominação capitalista, patriarcal, racista e heteronormativo”.

Ela considera os movimentos internacionais importantes, mas acredita que o feminismo no Brasil tem crescido desde os anos 2000. “Houve uma retomada, com movimentos como meu primeiro assédio, por exemplo”.

Segundo ela, o #metoo e outras iniciativas em outros países servem para aumentar o acesso às ideias feministas.

“Isso tem um impacto maior para as mulheres que estão fora dos movimentos no Brasil. O feminismo sempre teve uma tendência a ser internacional, desde o século 19, e agora mais ainda. Nos fortalece saber que tem mulheres lutando no mundo todo”, afirmou.

ESTUDANTES

O protesto teve a presença de muitas estudantes. Nayara Moura, 16, veio de São Bernardo para participar, com os seios tapados apenas com fita isolante. “Vim assim para mostrar que isso não é um convite para o assédio, tenho direito de mostrar o meu corpo”, disse.

Ela concorda com a pauta contra o governo Temer e as reivindicações internacionais. “É importante mostrar que não estamos sozinhas, fico muito feliz de saber que há mulheres protestando no mundo todo”, afirma ela, que não tinha ouvido falar do movimento Me Too.

Para Tainá Suemy, 16, é a primeira vez em uma manifestação de 8 de março. “Vim por varias questões, como a legalização do aborto, desigualdade salariais e de cargos, porque as mulheres não atingem as posições de comando, contra a violência e o feminicídio, entre outras”, afirma ela, que também é contrária ao governo Temer.
“As duas pautas estão ligadas, porque o governo influencia a forma como seremos tratadas”, diz.

O estudante Rhavi Loeb, 15, veio com a irmã e um grupo de amigas para o protesto. “Apesar de ser menos afetado pelo machismo, me magoa ver como as mulheres são tratadas como algo menor”, afirma.

Folha de San Paulo


Las mujeres de Guatemala piden equidad en masiva marcha en día internacional

Miles de mujeres marcharon hoy en Guatemala para exigir equidad de derechos, el fin a la violencia machista y para recordar a las 41 niñas muertas y 15 heridas de la tragedia sucedida dentro de un hogar estatal hace un año exacto.

Reunidas en la Plaza de los Derechos Humanos de la Corte Suprema de Justicia, la masiva concentración de mujeres aplaudió a familiares y víctimas de casos judiciales que se llevan en los tribunales del país, como las sobrevivientes de las violaciones entre 1982 y 1986 en un cuartel militar llamado Sepur Zarco, así como las hermanas y madre del menor desaparecido en 1981, Marco Antonio Molina Theissen.

Éstas pidieron justicia para el niño que, a sus 14 años, fue presuntamente desaparecido por las fuerzas armadas, quienes además torturaron y violaron a una de sus hermanas, Emma Guadalupe.

Después de escucharlas, el grupo compuesto por alrededor de 70 organizaciones emprendió camino hacia la Plaza de la Constitución, a la que la Coordinadora del 8 de Marzo bautizó como “Plaza de las Niñas”, luego de la tragedia del pasado día internacional de la mujer, en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Consignas como “vivas nos queremos”, “la educación es un derecho, no un favor”, “no más muertes maternas” o “alto a la violencia machista”, se escucharon durante el trayecto.

En la plaza, donde se encontraba otro grupo alrededor del altar que honra a las niñas quemadas del hogar estatal, hubo quien aseguró que “la masacre de las 56 niñas de Guatemala fue un crimen de Estado”.

Por su parte, la organización Hijas e hijos por la Identidad y la Justicia contra la Amnesia y el Silencio (HIJAS), dijeron unirse a “la huelga feminista” y recordaron a “las desaparecidas” del país.

La Fiscalía registró 45.975 denuncias por delitos de violencia contra las féminas, además de 813 homicidios durante 2017.

El Economista