El único lugar es la cárcel: informe sobre la polémica de la prisión domiciliaria para genocidas

​Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia

Como en otras oportunidades, recordaremos a las víctimas del terrorismo de estado y acompañaremos a sus familiares, pero lo haremos esta vez en un contexto adverso y preocupante, en el que parecen cuestionarse las políticas de estado en materia de Derechos Humanos: desde el negacionismo, presente en el discurso de altos funcionarios del gobierno nacional hasta la promoción de medidas como el aumento de las prisiones domiciliarias para los genocidas o el aval al gatillo fácil por parte de las fuerzas de seguridad.

Desde la UNA nos pronunciamos en contra de cualquier avance que vaya en detrimento de la histórica lucha del movimiento de derechos humanos, lucha que progresivamente fue acompañada por la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Así como, en su momento, manifestamos el repudio y nos movilizamos en contra del fallo de la Corte Suprema, que declaró aplicable el cómputo de la pena “dos por uno” en una condena por delitos de lesa humanidad, lo seguiremos haciendo cada vez que sea necesario, reafirmando nuestro compromiso de memoria, verdad y justicia.

En esta oportunidad, preparamos un informe periodístico sobre las prisiones domiciliarias, y entrevistamos a tres representantes de quienes llevan adelante una lucha desde la militancia y el arte para seguir pidiendo justicia.

Ni olvido, ni perdón, ni reconciliación.
El único lugar para un genocida es la cárcel.

#NuncaMás
#AhoraySiempre

Fuente-Universidad Nacional de las Artes