UNLaR presentó aplicación para personas con disminución visual

Se trata de SIVO, un asistente para personas con problemas de visión que facilita el acceso a material de lectura en diferentes medios, usando teléfonos e inteligencia artificial. El aporte tecnológico mejorará la calidad de vida de las personas y sus familias.

El lanzamiento de la APP SIVO se llevó a cabo en las instalaciones de la Sala Azul del microcine de la Universidad Nacional de La Rioja. Estuvieron presentes el rector Fabián Calderón, el decano del Departamento Académico de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Marcelo Martínez, la secretaria de Extensión Universitaria, Liliana Ortiz Fonzalida, y el desarrollador del software, Marcelo Roldán. También asistieron el coordinador de ANSES filial La Rioja, Miguel Rodríguez, y distintas asociaciones que nuclean a personas con discapacidad.

SIVO es un asistente de inteligencia artificial avanzada cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas con baja visión, permitiéndoles recuperar su autonomía. Se instala en cualquier teléfono smartphone y basta con que la persona que lo utiliza apunte con su teléfono a un texto en imprenta, un objeto, un lugar o un rostro (no solo en papel), para que SIVO lo analice y pueda describirlo mediante un mensaje de voz.

La APP no requiere dispositivos adicionales para su funcionamiento. Solo una conexión de datos a internet. Lee texto sobre pantallas de computadora, carteles, teléfonos, libros, señales callejeras, periódicos y cualquier texto en cualquier lugar mediante lenguaje natural y expresivo y provee señal de auxilio.

Al respecto, Roldan -quien se desempeña como docente de la carrera de Ingeniería del departamento de Ciencias Exactas- explicó que la APP puede descargarse desde Play Store en cualquier teléfono con sistema Android, y que tenga lector de talkback (lectura de pantalla), GPS y conexión a Internet.

“La aplicación está dirigida a cualquier persona que padezca baja visión, ceguera o tenga algún problema para leer textos o reconocer objetos y rostros. Mejora las prestaciones de cualquier herramienta existente en el mercado y lo más práctico es que lo puede llevar en su bolsillo”, precisó el creador de la aplicación.

El profesional señaló que hay cinco millones de personas con discapacidad visual en el país, teniendo La Rioja un 17, 9 por ciento de personas con distintos tipos de dificultad visual.

Por su parte, Ortiz Fonzalida consideró que se presentó “una innovación tecnológica cuyo impacto social es muy fuerte e importante para las personas ciegas o con problemas de visión; esto es justamente lo que es la extensión universitaria y el rol social que la universidad tiene: trabajar para resolver los problemas de un determinado grupo social”.

Finalmente, Calderón dijo: “SIVO es una apuesta y una demostración de cómo avanzamos en el sistema universitario. Queremos que la universidad sea un espacio para muchas personas con discapacidad, que todavía no puedan acceder por tener barreras y dificultades; es tarea de la universidad derribar esas barreras”.

 

Fuente-Universidad Nacional de La Rioja