Uruguay: la central sindical única realizó un paro contra la Ley de Riego y por mejoras salariales

Del otro lado

En el marco de un paro general parcial, el PIT-CNT hizo ayer un acto en la plaza Libertad para reclamar contra la Ley de Riego con Destino Agrario y por avances en los Consejos de Salarios, bajo la consigna “Un país para todas y todos. Por un país de iguales, donde los intereses de unos pocos no pasen por encima de todos”.

Tamara García, integrante del Departamento de Jóvenes del PIT-CNT y de la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios, se refirió a los femicidios de las últimas semanas y sostuvo que los asesinos “no son loquitos sueltos, son hijos sanos de este sistema patriarcal”. Mencionó también el asesinato de la activista brasileña Marielle Franco por parte del gobierno “golpista, represor, misógino y racista” encabezado por Michel Temer.

Natalia Núñez, de la Federación de Funcionarios de OSE, hizo foco en la campaña que impulsa el PIT-CNT contra la Ley de Riego con Destino Agrario, aprobada por el Parlamento el año pasado. Núñez sostuvo que se trata de la defensa de la soberanía y de los recursos naturales del país. Afirmó que el agronegocio “ha contribuido a gran escala con el deterioro de nuestras principales fuentes de abastecimiento de agua”. “La visión economicista de la vida, sin importar sus consecuencias, ha determinado una vez más que se pretenda que el conjunto de la población pague las consecuencias del enriquecimiento constante de ese sector”, cuestionó.

Núñez señaló que tras la reforma constitucional de 2004, que estableció el carácter público de los servicios de agua y saneamiento, se pensó que “el pueblo uruguayo había salido victorioso”. “Nos equivocamos, compañeros, fue sólo una gran batalla. La lucha continúa”, sentenció. La sindicalista criticó al gobierno y a todos los partidos políticos que apoyaron la ley, a quienes acusó de abrir la puerta a inversores privados nacionales y extranjeros “para gestionar nuestra agua”. “Se les vuelve a abrir las puertas a las multinacionales del agua para mercantilizar un recurso de todos para beneficio de unos pocos”, expresó. Agregó que es “demasiado fuerte” la contradicción del Frente Amplio al haber apoyado la reforma constitucional de 2004 y al mismo tiempo haber impulsado esta ley.

En la oratoria central, el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, también se refirió a este tema. “Sin duda alguna, el agua es un factor productivo, pero sin duda alguna, desde la perspectiva de los trabajadores, y mucho más después del plebiscito que definió que el agua es cosa pública, es un asunto central concebirla desmercantilizada, como derecho humano”, sostuvo.

Abdala afirmó que este año de ronda salarial es “de organización, de movilización, de lucha” y aseguró que la central sindical insistirá para que haya una suba mayor del salario mínimo nacional. Anunció, por otra parte, que se logró un acuerdo entre el Poder Ejecutivo y el PIT-CNT para aprobar una ley de empleo para personas con discapacidad y reclamó al gobierno que envíe en breve la iniciativa al Parlamento. Reclamó también la “aprobación inmediata de una ley de insolvencia patronal” y que se vote una ley que regule el precio de los alquileres, y cuestionó a los “empresaurios” de la Cámara de Industrias del Uruguay y de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios por ponerse “contra el país” al mantener la queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por la Ley de Negociación Colectiva.

El secretario general del PIT-CNT advirtió que en América Latina “los vientos hoy no están soplando a favor de los trabajadores”. “Mientras en Uruguay queremos ir a más, en toda América Latina soplan los vientos del gran capital, de las patronales, de la derecha organizada; en última instancia, del imperialismo norteamericano”, sintetizó. “Aquí, en Uruguay, no pasarán. Derrotaremos a las clases dominantes, frenaremos la contraofensiva del imperialismo”, prometió. De todos modos, acotó que “hay que andar en la vida con los ojos bien abiertos” porque estos sectores “están acá, a la uruguaya”. “Son los llamados, entre comillas, autoconvocados. ¿De dónde salió ese movimiento? ¿Alguien piensa que puede haber un movimiento de autoconvocados? Siempre hay organización, siempre hay dirección, siempre hay perspectiva política. Esto no es un movimiento espontáneo”, sostuvo. Cuestionó que los canales de televisión transmitan las movilizaciones de Un Solo Uruguay “en vivo, en forma permanente”, y recordó que los propietarios de canales y radios nucleados en la Asociación Nacional de Broadcasters Uruguayos (Andebu) apoyan la convocatoria.

Abdala afirmó que “no existe el campo”, sino diversos sectores y realidades heterogéneas en la actividad agropecuaria, y recordó que hay 90.000 asalariados rurales “que recién conquistaron las ocho horas en 2009”. “Esos no son autoconvocados; son clase obrera, son trabajadores”, remarcó, y se preguntó cuándo se va a debatir “la reforma agraria integral” y la redistribución de la riqueza en el sector rural.

La Diaria