A 36 años de la guerra de Malvinas, Macri dice que reclamará “la soberanía”

Un 2 de Abril con diferentes climas

Luego de haber llevado adelante una política de acercamiento al Reino Unido sin demasiados frutos a la vista, la gestión de Mauricio Macri busca exhibir una cara diferente respecto al principal conflicto bilateral. Ayer, el Presidente recibió en Olivos a ex combatientes y familiares de los caídos en la guerra en Malvinas y les aseguró que el país seguirá reclamando “lo que es legítimo y nos pertenece, que es la soberanía sobre esas islas”. Fue el único evento por el 2 de abril del que participó el Presidente. En la tradicional vigilia que realizan los ex combatientes, en cambio, en Tierra del Fuego hubo duras críticas para la política exterior.

El Gobierno exhibió como un logro propio la identificación de 90 tumbas en el Cementerio de Darwin, aunque el proceso se había iniciado en el gobierno anterior. “Este 2 de abril es totalmente distinto al que vivimos juntos el año pasado porque algo que parecía imposible, después de tantos años de resignación y angustia, con diálogo y diplomacia madura logramos empezar a saldar la deuda que teníamos todos los argentinos con ustedes”, les dijo Macri a los familiares que la semana pasada viajaron al cementerio de Malvinas para visitar la tumba de los soldados recientemente identificados por la Cruz Roja Internacional. “Espero que ustedes hayan podido reencontrarse y que hayan podido empezar a cerrar ese episodio tan doloroso”, les dijo tras hacer referencia a las “conmovedoras” imágenes que atestiguaron el momento en el que los familiares de los soldados identificados se abrazaban a las cruces de las tumbas con nombre.

“Hay cosas que solamente Dios puede explicar, tal vez las conozcamos, las entendamos mejor en la próxima vida”, les dijo Macri al grupo de familiares. “Es muy importante que hayamos logrado esto juntos, y sabemos que todavía nos queda tarea por delante”, les advirtió el Presidente. El encuentro tuvo un marco atípico, en los jardines de Olivos y con Macri y los invitados sentados en una especie de semicírculo. El Presidente volvió de su descanso del fin de semana largo en Chapadmalal justamente para participar de esta actividad, la única que realizó por el 2 de abril.

Así, no hubo representantes oficiales en la tradicional vigilia con la que los ex combatientes reciben cada nuevo aniversario del conflicto bélico en Tierra del Fuego. En medio de un clima destemplado y a orillas del mar Argentino, la ceremonia tuvo como eje el único discurso pronunciado por el periodista y veterano de guerra Daniel Guzmán, quien criticó la actual política exterior. “El Gobierno avanza en un acuerdo diplomático ilegal e ilegítimo con Inglaterra, para completar la entrega de soberanía que en la década los 90, otro gobierno inescrupuloso, como el de Carlos Menem, no terminó”, aseguró en el acto que comenzó a la medianoche con el himno y que concluyó con el disparo de balas de salva y un minuto de silencio en memoria de los soldados muertos. Guzmán sostuvo que “el gobierno de Mauricio Macri, sin cumplir con la Constitución y las leyes, sin darle intervención al Parlamento, desoyendo las resoluciones de las Naciones Unidas y sin hablar de soberanía, firmó un nuevo pacto con los ingleses”.

El ministro del Interior Rogelio Frigerio llegó a la provincia por la mañana y acompañó a la gobernadora Rosana Bertone en el acto central realizado en Ushuaia.

Página 12


“Ni la dictadura se atrevió a ceder los derechos soberanos como lo está haciendo Macri”

La fría y lluviosa noche de Río Grande se calentó con el fuerte discurso del veterano de guerra Daniel Guzmán, único orador de la Vigilia, que denunció la desmalvinización de la política exterior de Cambiemos y, en particular, la inacción del gobierno provincial, cada vez más permeable a los deseos del oficialismo.

Guzmán marcó de entrada el significado de la fecha, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra, y caracterizó el fervor patriótico de aquellos días, en línea con el que congregó a miles de riograndenses este 1 de abril: “Debe quedar en claro que el pueblo que no fue a aplaudir a un dictador sino a expresar su apoyo absoluto a una causa histórica, de la misma manera que todos nosotros fuimos a la guerra sin dudar quien era y es el enemigo”.

Explicó luego cuál es el sentido de la Vigilia. “Ni más ni menos, ser centinelas, estar en guardia permanente. Alertas, atentos, vigilantes de lo que sucede, de lo que se hace y de lo que no se hace con respecto a la cuestión Malvinas”.

En ese sentido, habló de las “preocupantes” circunstancias en que se llega a este 2 de abril “Si bien, después de 36 años, hemos logrado que se identificaran 90 de los 121 compañeros que yacen en el cementerio de Darwin; por el otro lado, el gobierno nacional avanza en un acuerdo diplomático ilegal e ilegítimo con Inglaterra, para completar la entrega de soberanía que en la década de los ´90, otro gobierno inescrupuloso, como el de Carlos Menem, no terminó.”

Ante la impávida mirada de la gobernadora Rosana Bertone y el senador Julio Cobos, el veterano denunció “los acuerdos que en septiembre de 2016, el gobierno de Mauricio Macri, sin cumplir con la Constitución y las leyes, sin darle intervención al Parlamento y sin hablar de soberanía, firmó un nuevo pacto con los ingleses para darle vía libre al saqueo de los recursos pesqueros, para que se apoderen de nuestras cuencas petroleras, dejando que líneas aéreas de otros países vuelen a Malvinas y permitiendo que los ingleses entren al territorio antártico argentino con falsos argumentos de colaboración científica”.

“Ni la dictadura se atrevió a ceder los derechos soberanos sobre Malvinas como lo está haciendo ahora Macri”, agregó. “Nunca en la historia de la Argentina hubo gobiernos tan rastreros y cipayos que hicieran acuerdos comerciales tan favorables a los ingleses y tan desfavorables para la Argentina. Sobre todo, porque no sostienen el reclamo de soberanía”, concluyó, arrancando un cerrado aplauso.

Y a continuación se dirigió directamente a Bertone, cuyo gobierno “no se pronuncia, no se opone, deja hacer y no advierte al pueblo de Tierra del Fuego y a la Nación, de la gravedad a la que nos enfrentamos. Si en estos próximos meses no frenamos este saqueo monumental que se ha puesto en marcha, se habrá consumado la entrega definitiva de la soberanía de Malvinas”.

Finalizado el acto, Bertone se apuró a declarar que consideraba las palabras de Guzmán “una cuestión personal” y no el parecer de todos los ex combatientes, aunque es un hecho que habló como vocero del Centro de Veteranos de Guerra “Islas Malvinas” de Río Grande. “Soy la gobernadora de una provincia que comprende las islas Malvinas, pero no fijo la política exterior de la Nación”, agregó la mandataria, que hoy será anfitriona del ministro del Interior Rogelio Frigerio y otras autoridades nacionales.

Tiempo Argentino


VOLVER