CIDH pide a Colombia y Ecuador “garantizar la vida” de periodistas secuestrados

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió el jueves 12 de abril del 2018 a Colombia y Ecuador “garantizar la vida e integridad” del equipo periodístico de diario ecuatoriano EL COMERCIO, secuestrados hace dos semanas en la frontera entre ambos países.

“La Comisión solicita a los gobiernos de Ecuador y de Colombia que adopten las medidas necesarias para salvaguardar la vida e integridad personal de Javier Ortega Reyes, Paúl Rivas Bravo y Efraín Segarra Abril”, señaló la resolución.

La decisión alcanza tanto a Quito como a Bogotá por desconocerse en qué territorio se encuentran los tres ecuatorianos.

La CIDH, ente autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), requirió además a ambos gobiernos ser informada en un plazo de siete días a partir de este jueves sobre la adopción de estas medidas cautelares.

También pidió a los dos países que garanticen el desarrollo de actividades periodísticas sin actos de intimidación, amenazas u otros hechos de violencia.

El reportero Ortega, el fotógrafo Rivas y el conductor Segarra habrían sido secuestrados el 26 de marzo por disidentes de la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), indicó la CIDH.

Los rebeldes, que se apartaron del proceso de paz que puso fin a cinco décadas de conflicto entre las FARC y el Estado colombiano, tomaron como rehenes a los tres ecuatorianos cuando realizaban un reportaje en la zona limítrofe, clave para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos por el Pacífico.

El miércoles, un supuesto comunicado del Frente Oliver Sinisterra, disidente de la exguerrilla de las FARC, se difundió en Internet sobre acciones militares ordenadas por ambos gobiernos. El gobierno colombiano dijo no tener elementos para afirmar que ese texto sea auténtico. Ecuador y Colombia negaron operaciones ofensivas en la zona.

El Comercio


Familiares de equipo de prensa secuestrado llevan caso a nivel regional

Los familiares del equipo periodístico de El Comercio, secuestrados hace más de dos semanas en Mataje, llegaron la noche del 11 de abril a Lima, Perú, para buscar internacionalizar el caso en la frontera norte.

Su arribo a ese país se da en el contexto de la VIII Cumbre de las Américas, que se realizará entre el 13 y 14 de abril en la capital peruana.

En la cita americana buscarán una audiencia con el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos para pedirle mayor colaboración para la liberación de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, retenidos por un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comandado por alias ‘Guacho’.

Aunque desconocen si conseguirán la reunión, este jueves 12 de abril ya mantuvieron un encuentro con Edison Lanza, relator de libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Explicaron la situación de sus seres queridos.

Como estrategia para internacionalizar el caso, los familiares han concedido entrevistas a varios medios de Perú.

El Telegráfo


Ecuador y Colombia negaron operaciones por secuestrados

El presidente Lenín Moreno pidió ayer apoyo a la comunidad internacional para la problemática que atraviesa el país en la frontera norte, incluido el secuestro de tres ecuatorianos, en una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en Ecuador. Al término de la cita, monseñor Eugenio Arellano, presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, dijo que el Gobierno está dispuesto a hacer cualquier sacrificio para que se libere a Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra.

Esto, luego de que el ministro del Interior, César Navas, asegurara más temprano que activaron procesos de verificación de un documento presuntamente firmado por el frente Oliver Sinisterra, que circuló en medios colombianos, en el que se hablaba de la situación del equipo periodístico de diario El Comercio, secuestrado en Mataje, Esmeraldas, en marzo.

Navas indicó que una vez que conocieron del comunicado se contactaron con autoridades políticas y de niveles operativos de Fuerzas Armadas y de Policía de Colombia. En el vecino país les habrían señalado que no conocían sobre la veracidad de esa información.

Navas también desmintió las supuestas operaciones militares ofensivas de Ecuador y Colombia en la zona en la que están los secuestrados, como señalaba el supuesto comunicado del frente Oliver Sinisterra.

“Lo que sí está claro es que hemos realizado operaciones de control permanente en la zona, pero no operaciones ofensivas”, apuntó Navas y recordó que una vez que conocieron del secuestro, pidieron a las autoridades colombianas que no se ejecuten operaciones que comprometan la integridad de los tres secuestrados.

Horas después, en Colombia, su ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, indicó que tras un análisis de inteligencia del texto del comunicado no han “encontrado elementos que permitan afirmar que es auténtico”. Según él, la presencia del Estado colombiano en la zona de frontera es para el control del territorio.

Negó desembarcos militares u operaciones especiales en la zona donde están los secuestrados “que no sean de conocimiento y en coordinación” con las Fuerzas Armadas y la Policía de Ecuador. Villegas insistió en que el causante del secuestro, Walter Arizala, alias Guacho, es ecuatoriano. Esto en relación con otras afirmaciones de autoridades de Colombia que decían que era de esa nación.

La mañana de ayer, la Fundación Reporteros sin Fronteras; Fundamedios, de Ecuador; Fundación para la Libertad, de Colombia, y el Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, Estados Unidos, emitieron un comunicado conjunto en el que exigen la liberación inmediata e incondicional de los secuestrados.

“Queremos claridad y respuestas sobre el paradero y la situación real de los tres secuestrados. Necesitamos respuestas como sociedad”, expuso César Ricaurte, de Fundamedios.

El Universo