Colombia: “El proceso de paz se encuentra en su punto más crítico”, aseguran las FARC tras detención de Jesús Santrich

Farc dicen que captura de Santrich pone en riesgo el proceso de paz

El partido político de la Farc realizó una rueda de prensa en la que Iván Márquez leyó un comunicado donde la exguerrilla rechazó, de manera tajante, la captura este lunes de Jesús Santrich, pedido en extradición por los Estados Unidos por cargos de narcotráfico y que fue detenido con una circular roja de la Interpol en su contra.

En el comunicado, de seis puntos, se asegura que “con la captura de nuestro camarada el proceso de paz se encuentra en su punto más crítico y amenaza ser un verdadero fracaso. A los manifiestos incumplimientos por parte del Estado, se le agrega una nueva situación que ya habíamos considerado desde que en el Congreso (…) se iniciara el desmonte de la Jurisdicción Especial para la Paz”.

Desde que se conoció la captura de Santrich, la hipótesis manejada por su partido fue que se trata de un “montaje”, algo que Márquez reafirmó, en varias ocasiones, durante la rueda de prensa de este martes. En ese sentido, por ejemplo, dijo que fue un “plan concertado en la reciente visita del director del ente acusador (Néstor Humberto Martínez) al país del norte, que amenaza extenderse a toda la excomandancia fariana, con el propósito de decapitar la dirección política de nuestro partido”.

Además, insistió en que las Farc, en su época de guerrilla, “no fue causante” del narcotráfico en el país y que estaba siendo usada como “encontrar un pretexto que justificara la actualización de la fracasada guerra contra las drogas”. También dijo que la captura de Jesús Santrich busca “impedir además el conquistado derecho a la participación política”.

Después de esas críticas, se dirigió a los exguerrilleros que están en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), invitándolos a “mantener la calma, a no aceptar la provocación y a no permitir que el honor y la dignidad farianas continúen siendo mancillados. Es indiscutible que se pretende forzar la desbandada del proceso para justificar la continuidad de la violencia”.

Así mismo, pidió a la presidencia de la Jurisdicción Especial para la Paz que cumpla los procedimientos que señala el artículo 19 transitorio del Acto Legislativo 01 de 2017; la presidente Juan Manuel Santos “que cumpla el acuerdo y la palabra empeñada”, y a los países garantes (Noruega y Cuba), a la segunda misión de la ONU en Colombia y a la Unión Europea que hagan veeduría de todo el proceso contra Santrich.

Más temprano este martes, el abogado de Santrich, Gustavo Gallardo, insistió en que su cliente no tiene ningún vínculo con el narcotráfico y que está seguro de que “no aparecerán pruebas de que él es culpable de narcotráfico ni en Colombia ni en ninguna parte del mundo”, reiterando que se trata de un montaje, pues el líder exguerrillero “está retenido sin un proceso formal”.

El Espectador


Comunicado sobre captura de nuestro compañero Jesus Santrich

“A Jesús Santrich toda nuestra solidaridad. Conocemos su voluntad de acero. Nuestro apoyo a la huelga de hambre que ha iniciado y a su llamado a que sea acompañado por los prisioneros y prisioneras de guerra que aún se encuentran en las cárceles del régimen. Santrich no puede ser el trofeo a entregar a Trump en su visita a Colombia”

1.- Con la captura de nuestro camarada Jesús Santrich el proceso de paz se encuentra en su punto más crítico y amenaza ser un verdadero fracaso. A los manifiestos incumplimientos por parte del Estado, se le agrega una nueva situación que ya habíamos considerado desde que en el Congreso y por cuenta de la perversa actuación de la Fiscalía General, se iniciara el desmonte de la Jurisdicción Especial para la Paz.

2.- La detención de Santrich hace parte de un plan orquestado por el Gobierno de los Estados Unidos con el concurso de la Fiscalía colombiana, cuyas últimas elaboraciones fueron concertadas en la reciente visita del director del ente acusador al país del norte, que amenaza extenderse a toda la excomandancia fariana, con el propósito de decapitar la dirección política de nuestro Partido y sepultar los anhelos de paz del pueblo colombiano. Además de esta ignominiosa subordinación de la justicia colombiana, es claro que estamos frente a otro montaje de la torcida justicia estadounidense, como sucedió con los procesos llevados contra Simón Trinidad. A Santrich se le pretende extraditar y juzgar por el presunto intento de comisión de un delito de narcotráfico.

3.- Frente a la evidencia de que el negocio corporativo transnacional de la cocaína, por su mismo carácter, no podía desaparecer con el Acuerdo de paz, por cuanto las FARC-EP no eran su causante, y éste no sólo continuaba sino que adquiría renovados impulsos, era necesario encontrar un pretexto que justificara la actualización de la fracasada “guerra contra las drogas”. Y no podía ser otro que el de la prolongación de nuestras presuntas actividades delictivas, para impedir además el conquistado derecho a la participación política, incluida la representación en el Congreso.

4.- Pésimo mensaje de incumplimiento a los exguerrilleros y exguerrilleras que hoy se encuentran en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, con quienes el pasado fin de semana celebramos un exitoso encuentro en el que se reafirmó la indeclinable voluntad de construcción de la paz en medio de tanta adversidad. A todos ellos y ellas los invitamos a mantener la calma, a no aceptar la provocación y a no permitir que el honor y la dignidad farianas continúen siendo mancillados. Es indiscutible que se pretende forzar la desbandada del proceso para justificar la continuidad de la violencia.

5.- En este difícil momento en el que se ha abierto paso la sumaria condena mediática, de la mayoría la dirigencia política y de la propia Presidencia de la República, llamamos a la solidaridad de todos los sectores de la sociedad colombiana que han apoyado los acuerdos a no cesar en el empeño de impedir que el proceso de paz sea llevado al abismo. Exhortamos a la Presidencia de la JEP a que en ejercicio de su autonomía haga cumplir los procedimientos señalados en el Artículo 19 transitorio del Acto Legislativo 01 de 2017. Al Presidente de la República que cumpla el acuerdo y la palabra empeñada, refrendada recientemente; le solicitamos reunión de urgencia.

6.- A los países garantes, Cuba y Noruega, a la Segunda Misión de Naciones Unidas, a la Unión Europea y en general a toda la comunidad internacional, le solicitamos su acompañamiento y contribución a garantizar que se atiendan con rigor los procedimientos de la JEP; pedimos igualmente reunión urgente.

7.- A Jesús Santrich toda nuestra solidaridad. Conocemos su voluntad de acero. Nuestro apoyo a la huelga de hambre que ha iniciado y a su llamado a que sea acompañado por los prisioneros y prisioneras de guerra que aún se encuentran en las cárceles del régimen. Santrich no puede ser el trofeo a entregar a Trump en su visita a Colombia.

¡HEMOS CUMPLIDO Y SEGUIREMOS CUMPLIENDO!

¡LIBERTAD PARA JESÚS SANTRICH YA. TODOS SOMOS SANTRICH!

FARC-EP


ONU alerta sobre impacto para la paz tras arresto de Santrich

La Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia alertó hoy sobre las consecuencias profundas para el proceso de paz que pueden derivarse de la detención del dirigente de la FARC Jesús Santrich.

A través de un comunicado, la instancia de la ONU hizo un llamado a las instituciones del Estado colombiano a evaluar el caso con el mayor discernimiento, teniendo en cuenta que las decisiones que se tomen tendrán hondas repercusiones en el proceso de paz. La Misión de Verificación llamó la atención sobre el Acto Legislativo que crea el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, el cual establece que será el Tribunal de Paz el que debe decidir el procedimiento apropiado respecto a un integrante de la exguerrilla. Alude el texto de la ONU a declaraciones de Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz, quien confirmó la competencia del tribunal que preside de revisar el caso para determinar si se debe remitir a la justicia ordinaria o no. El máximo organismo internacional dio a conocer, además, que estará atento a las situaciones que puedan generarse en los Espacios Territoriales de Reincorporación, donde están los excombatientes, como resultado de la detención de uno de sus principales líderes. Aquí trascendió también que el legislador británico Mickey Brady, quien visita Colombia como parte de una delegación del parlamento de su país interesada en el proceso de paz, hizo presencia en la Fiscalía para exigir la libertad del dirigente fariano. Ayer la Fiscalía General de la Nación detuvo a Santrich por solicitud del gobierno de Estados Unidos, tras imputarle al líder de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) supuesta participación en el delito de narcotráfico. La dirección del partido de la FARC denunció hoy que lo ocurrido se trata de un plan orquestado entre el gobierno de Estados Unidos y la fiscalía colombiana, el cual amenaza con extenderse a toda la dirección política del partido fariano.

COMUNICADO MISIÓN DE VERIFICACIÓN DE LA ONU EN COLOMBIA.
Bogotá, Abril 9 de 2018 – La Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia está dando seguimiento a los acontecimientos de las últimas horas relativos a la captura el día de hoy del señor Seuxis Paucis Hernández Solarte, conocido como Jesús Santrich, así como a las reacciones en los Espacios Territoriales donde se adelanta el proceso de reincorporación de los miembros de la FARC.

De acuerdo con la declaración del Fiscal General, la detención se da en cumplimiento de una orden internacional expedida a través de circular roja de la Interpol, con fines de extradición, por hechos ocurridos posterior a la firma del Acuerdo de Paz.

La Misión de Verificación llama la atención sobre el Acto Legislativo que crea el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, revisado por la Corte Constitucional. En su artículo transitorio 19, relativo a la extradición, establece: “Cuando se alegue, respecto de un integrante de las FARC-EP o de una persona acusada de ser integrante de dicha organización, que la conducta atribuida en la solicitud de extradición hubiere ocurrido con posterioridad a la firma del Acuerdo Final, la Sección de Revisión del Tribunal para la Paz evaluará la conducta atribuida para determinar la fecha precisa de su realización y decidir el procedimiento apropiado”.

Adicionalmente la Misión destaca que, en declaración a medios el día de hoy, Patricia Linares, Presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), confirmó la competencia de la JEP para revisar el caso con miras a determinar si, teniendo en cuenta la fecha de los hechos y su análisis, se debe remitir a la justicia ordinaria.

La Misión hace un llamado a las instituciones del Estado a evaluar los acontecimientos actuales con el mayor discernimiento, teniendo en cuenta que las decisiones que se tomen tendrán consecuencias profundas para el proceso de paz de Colombia.

En el marco de su mandato, la Misión continuará dando seguimiento a esta situación.

Prensa Latina


Estados unidos ataca los acuerdos de paz

Días antes de la anunciada y cancelada visita del Presidente Trump, la Fiscalía y las clases dominantes del país, han mostrado una vez más su genuflexión hacia los Estados Unidos. Violentando la soberanía nacional, le siguen permitiendo su injerencia en los asuntos internos y en este caso, contra los procesos de paz.

La captura de Santrich el día de ayer, por una orden judicial impartida desde los EEUU, contraviene la soberanía nacional, le da otra bofetada a los acuerdos suscritos con las FARC y demuestra la nula voluntad del régimen, para facilitar un verdadero proceso de paz, en los que se honre la palabra, con cambios y con la construcción de nuevos rumbos para Colombia.

La extradición equivale a una condena anticipada, sin juicio previo, lo que constituye un oprobio para la conciencia y la dignidad de los colombianos.

Desde los EEUU, le prepararon un montaje, a uno de los dirigentes de FARC más críticos con el incumplimiento de los acuerdos, quien públicamente, nos decía al ELN que “miráramos bien lo que estaba pasando en ese proceso, para no cometer los mismos errores”.

A todas y todos los militantes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, les expresamos nuestra solidaridad frente a este momento difícil para su proyecto.

A la vez convocamos al país y a todos a quienes estamos por los cambios y la paz a mantener las banderas en alto, a fortalecer un movimiento de mayorías por la paz y los cambios, que presione y obligue a las clases dominantes a facilitar otros caminos de futuro para Colombia.

Delegación de diálogos

Ejército de Liberación Nacional

Quito, 10 de abril de 2018


VOLVER