Cuba: Miguel Díaz-Canel es el nuevo presidente y comienza una etapa histórica

Miguel Díaz-Canel: La Revolución no termina con sus guerrilleros

El nuevo Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, pronunció este jueves 19 de abril su primer discurso como jefe de Estado de la República de Cuba.

“Cuando cumplo con honor y emoción esta responsabilidad, dedico el primer pensamiento a la generación histórica que con su consagración y humildad nos acompaña en esta hora de desafíos”, dijo Díaz-Canel, recientemente electo como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

El miembro del Buró Político aseveró que la presencia de Raúl, Machado y Ramiro en el Parlamento cubano no se debe al homenaje más que merecido por la obra hecha, sino por el ejemplo dado. El General de Ejército fue el más votado en las pasadas elecciones, recordó.

“Ellos ennoblecen esta sala y no dan la oportunidad de abrazarlos en la obra viva”, agregó el nuevo Presidente de la Isla.

Sobre el proceso electoral culminado el pasado mes de marzo, el político cubano señaló: “Se trata de una elección que emerge desde el pueblo, que a su vez controlará su gestión”.

Sobre la representatividad del máximo órgano de poder en Cuba expresó: “Si alguien quisiera ver a Cuba en un conjunto de ciudadanos, bastaría con que estudie la representación de la Asamblea”.

El líder cubano habló de “propiciar el debate sincero” y mencionó que todos los diputados tiene como “primera razón de ser la comunicación con el pueblo”.

“El mandato dado por el pueblo a esta legislatura es la continuidad de la Revolución”, reafirmó.

Antes de ser interrumpido por los aplausos, Díaz- Canel dijo:

“Asumo la responsabilidad para la que se me ha elegido, con la convicción de que todos los cubanos seremos fieles al legado del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución Cubana, y al ejemplo del General de Ejército, Raúl Castro Ruz, líder actual del proceso revolucionario”.

Los nombro y veo en ellos el semblante de Martí, de Céspedes. Fidel y Raúl nos mostraron el significado de la palabra hermano. Nos enseñaron una hermandad que nos convirtió en compañeros, aseveró Miguel Díaz- Canel.

El nuevo presidente ratificó que la unidad de los cubanos es la más valiosa fuerza de la Revolución, que se ha hecho extraordinaria en el seno de su único Partido. “Para nosotros está totalmente claro que solo el Partido Comunista de Cuba garantiza la unidad de la nación y de su pueblo”, aseguró el Presidente del Consejo de Estado y de Ministros.

“Raúl se mantiene por méritos propios al frente de la vanguardia política”, dijo Miguel Díaz- Canel. Habló de las virtudes del General de Ejército y de su entrañable relación con los cubanos: “Raúl, como cariñosamente le llama nuestro pueblo, es el mejor discípulo de Fidel. Asumió la dirección de la Revolución ante una difícil situación económica y supo sobreponer al dolor personal, el deber”.

Resaltó que “con paciencia e inteligencia”, tomando firmes decisiones logró la libertad de los Cinco Héroes, “dando cumplimiento a la promesa de Fidel de que ellos volverían” y otra vez sus palabras fueron interrumpidas con aplausos.

Agregó que Raúl defendió la unidad entre la diversidad en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y dio seguimiento al proceso de paz de Colombia. “Todavía nos estremece su voz en la VII Cumbre de las Américas. Ese es el Raúl que queremos, amamos, y admiramos. El Raúl jefe que al frente de las Fuerzas Armadas desarrolló la doctrina de todo el pueblo. El Raúl dirigente político con los oídos pegados a la tierra y que nos demostró que en momentos difíciles de ‘Sí se puede’”.

Durante el discurso, Díaz- Canel aseguró que la Revolución no termina con sus guerrilleros. “La Revolución cubana sigue de verde olivo para vencer todos los combates”, primero para rectificar nuestros errores, indisciplinas y problemas, reconoció. Nuevamente recordó al líder histórico y dijo que un día como hoy, simbólico, pleno de significados, pensemos en Fidel, en su legado, como una manera de perpetuar su ejemplo y enseñanzas. “Juremos defender esta Revolución socialista, ‘de los humildes, por los humildes y para los humildes’, que la generación histórica construyó.

Antes de concluir, el nuevo Presidente de la República de Cuba le dijo a su pueblo, al mundo, desde el estremecimiento y la razón:

“Conozco las preocupaciones y exceptivas que provoca un momento como este, pero conozco también la fortaleza de nuestro pueblo. Contamos con las experiencias de Raúl, las ideas de Fidel y el apoyo del compañero José Ramón Machado Ventura como Segundo Secretario de la organización política de los comunistas cubanos, y un ejército fundado por ellos. Le afirmo a esta Asamblea que el General Ejército encabezará las decisiones de mayor trascendencia para el presente y futuro de la nación”.

Cuba Debate


 

Elegido Miguel Díaz-Canel presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros

Miguel Mario Díaz- Canel, de 57 años, fue electo Presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba por la recién constituida Asamblea Nacional del Poder Popular en su Novena Legislatura, que sesiona desde este miércoles en el Palacio de Convenciones de La Habana. Díaz-Canel obtuvo 603 votos de 604 posibles, el equivalente al 99,83 por ciento.

Los miembros del parlamento eligieron como Primer Vicepresidente a Salvador Valdés Mesa, de 72 años, quien hasta el momento se desempeñaba como vicepresidente del Consejo de Estado, luego de haber ocupado importantes responsabilidades partidistas y sindicales.

El máximo órgano de poder del estado cubano eligió además, por voto secreto y directo a  cinco vicepresidentes, el secretario y 23 miembros del Consejo de Estado, de ellos 11 de nueva elección y 15 mujeres. Ocupan las vicepresidencias Ramiro Valdés Menéndez, Roberto Tomas Morales Ojeda, Gladys María Bejerano Portela, Inés María Chapman Waugh y Beatriz Jhonson Urrutia. Homero Acosta fue reelecto como Secretario.

Los restantes 23 integrantes del Consejo de Estado representan a la generación histórica, dirigentes del Estado, cuadros principales de la UJC y las organizaciones de masas, representantes de los órganos del Poder Popular, directivos de empresas, científicos, deportistas e intelectuales.

Al presentar la propuesta, Gisela Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional, resaltó la víspera la calidad de su composición, conformada, a partir de la más amplia e intensa consulta a los diputados y  bajo la premisa de garantizar continuidad y renovación del máximo órgano de dirección del Estado cubano.

Cubadebate


¿Quién es Miguel Díaz-Canel, el nuevo presidente de Cuba?

Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez fue electo como presidente del Consejo de Estado de la República de Cuba, tras la instalación de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Díaz-Canel nació el 20 de abril de 1960, en la ciudad de Placetas de la provincia Villa Clara (centro). En 1982 obtuvo el título de ingeniero en electrónica e ingresó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en 1985.

Fue profesor en la Universidad Central de Las Villas. En 1987 forma parte de la dirección de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de la institución, organización política de la juventud del país.

Tras cumplir una misión internacional en Nicaragua, en 1989 ejerció varias funciones en la UJC, fue primer secretario del Comité Provincial en Villa Clara y segundo secretario de su Comité Nacional.

Comenzó su labor como cuadro dentro del Partido Comunista de Cuba (PCC) en 1993. Fue elegido primer secretario del Comité Provincial en Villa Clara y en 2003, ocupó el mismo cargo en la provincia de Holguín (oeste). En ambos puestos realizó un destacado trabajo como dirigente partidista.

En mayo de 2009 fue designado ministro de Educación Superior, espacio desde donde impulsó nuevos planes para transformar el sistema educativo cubano. Luego, en 2012, asume como vicepresidente del Consejo de Ministros.

Un año después, el 24 de febrero, fue nombrado vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros. En sus declaraciones ante los medios ha reiterado la importancia de defender el poder popular para impulsar el desarrollo del país.

Telesur


Propuestas a la Presidencia y a la Primera Vicepresidencia del Consejo de Estado

Cuba instala la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular en una jornada histórica para la isla caribeña y una muestra genuina del Sistema Electoral Cubano.

Para presidente: Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez

Miembro del Buró Político. Fue dirigente estudiantil y primer secretario de la UJC en Villa Clara, y tuvo otros cargos en la organización. Cursó el Colegio de Defensa Nacional, fue cooperante internacionalista en Nicaragua. Desde 1993 pasó a ser miembro del Buró Provincial del Partido en Villa Clara y luego primer secretario, cargo que también ocupó en Holguín. En 2009 comenzó a ejercer como ministro de Educación Superior; en 2012 fue designado vicepresidente del Consejo de Ministros, y en 2013 fue elegido Primer Vicepresidente del Consejo de Estado. Tiene 57 años de edad.

Para primer vicepresidente: Salvador Valdés Mesa

Miembro del Buró Político, ingeniero agrónomo. Ocupó diversas responsabilidades en los Órganos del Poder Local, el Partido y la CTC, de la cual fue segundo secretario, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Agropecuarios y Forestales y secretario general. Fue ministro de Trabajo y Seguridad Social y primer secretario del Comité Provincial del Partido en Camagüey. Tiene 72 años de edad.

Propuestas a vicepresidentes

Ramiro Valdés Menéndez: Comandante de la Revolución. Miembro del Buró Político. Asaltante al Cuartel Moncada, expedicionario del yate Granma, combatiente del Ejército Rebelde. Al triunfo de la Revolución, se designó como segundo jefe de La Cabaña, jefe militar en la región central, jefe de los Órganos de la Seguridad del Estado. Fue ministro del Interior, viceministro primero de las FAR, ayudante del Comandante en Jefe, vice primer ministro a cargo del sector de la Construcción, ministro de la Informática y las Comunicaciones y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Es miembro fundador del Comité Central del Partido y de su Buró Político. Ha cumplido importantes misiones de carácter oficial, político y económico, como la búsqueda, ubicación, exhumación y traslado a Cuba de los restos del Che y sus compañeros en Bolivia. Héroe de la República de Cuba. Tiene 85 años de edad.

Roberto Tomás Morales Ojeda: Miembro del Buró Político. Ministro de Salud Pública. Médico de profesión. Comenzó su actividad profesional en el policlínico de Rodas, donde ocupó diferentes responsabilidades. Fue director municipal de Salud en Rodas y luego en el municipio de Cienfuegos. Viceministro primero de Salud. En el Partido ha sido desde funcionario hasta primer secretario del Comité Provincial en Cienfuegos y miembro del Secretariado del Comité Central. Tiene 50 años de edad.

Gladys María Bejerano Portela: Contralora General de la República de Cuba. Cuadro profesional del Partido durante 30 años, desde el municipio hasta integrar sus órganos de dirección a nivel nacional. Fue funcionaria en el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, viceministra de Auditoría y Control, y ministra. Tiene 71 años de edad.

Inés María Chapman: Presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH). Ocupó responsabilidades en la FEEM, la FEU y dentro de la UJC. Trabajó en la Empresa de Hidroeconomía de Holguín y asumió varias responsabilidades, luego laboró en la Empresa de Inversiones y Proyectos. Fue directora adjunta de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico y delegada provincial del INRH. Tiene 52 años de edad.

Beatriz Jhonson Urrutia: Presidenta de la Asamblea Provincial del Poder del Popular en Santiago de Cuba. Trabajó en la empresa de cemento José Mercerón, donde llegó a ser directora general de la empresa mixta Cementos Santiago S.A. Fue promovida a vicepresidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Santiago de Cuba y luego presidenta. Tiene 48 años de edad.

Demás propuestas para miembros del Consejo de Estado

Ratificados: Leopoldo Cintra Frías, Teresa María Amarelle Boué, Ulises Guilarte de Nacimiento, Miriam Nicado García, Guillermo García Frías, Bruno Rodríguez Parrilla, Martha del Carmen Mesa Valenciano, Carlos Rafael Miranda Martínez, Susely Morfa González, Rafael Antonio Santiesteban, Miguel Ángel Barnet e Ileana Amparo Flores Morales.

Nuevos miembros: Raúl Alejandro Palmero Fernández, Jorge Amador Berlanga Acosta, Yipsy Moreno González, Elizabeth Peña Turruellas, Yoerky Sánchez Cuellar, Ivis Niuba Villa Milán, Bárbara Alexis Terry, Reina Salermo Escalona, Rosalina Fournier Frómeta, Carlos Alberto Martínez Blanco y Felicia Martínez Suárez.

Juventud Rebelde


Aurelio Alonso, intelectual cubano: “A partir de este mandato se hará más fluido el relevo generacional”

Por Pedro Brieger, director de Nodal

La elección de Miguel Díaz-Canel como Presidente del Consejo de Estado en Cuba representa un hito en la historia de la Revolución Cubana liderada por Fidel Castro que comenzó el 1 de enero de 1959. Después de Fidel llegó su hermano Raúl y ahora, por primera vez asume alguien que no sólo no participó de la revolución, sino que nació en 1961 cuando ésta consolidaba su carácter socialista. Para comprender el relevo en Cuba NODAL conversó con Aurelio Alonso, uno de los más prestigiosos intelectuales cubanos, subdirector de la conocida revista Casa de las Américas y Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 2013.

¿Qué representa la elección de Díaz-Canel como presidente de Cuba?

En el sistema político cubano uno de los retos de liderazgo es la dirección exitosa de una provincia, esfera de poder en la cual la gestión partidaria define, en la práctica, toda la vida económica, política, social y cultural. Díaz-Canel tuvo un desempeño exitoso, sucesivamente, en dos de las provincias más importantes después de la capital. Le siguió un desempeño acertado como ministro y de ahí a la Vicepresidencia. Ha sido lo que el mundo sajón del espectáculo llamaría “a rising star” (una estrella en crecimiento). Pero en el sistema cubano la elección no puede evaluarse según los esquemas de la democracia liberal. Para nosotros lo más importante en esta elección no es el nombre (y no es que no lo sea), sino el hecho de que tiene lugar un paso de batuta generacional. En Cuba el Jefe de Estado lo es de un órgano colegiado (el Consejo de Estado), que funciona como una instancia por encima de la jefatura personal, y a la vez se subordina a otro órgano colegiado mayor (la Asamblea de diputados) con facultad incluso para sustituirle en una sesión plenaria, si llegara a considerarlo necesario. Por primera vez se abre una legislatura que pondrá a prueba esta relación entre la responsabilidad colegiada y la personal sin figuras centrales que tengan la ascendencia ética de provenir de la generación que condujo la lucha revolucionaria. No solo es un desafío para el Presidente sino para toda esta legislatura que tiene que enfrentar además cambios decisivos. No los que Washington aspira a que se den en Cuba, pero sí los que han logrado una primera versión en documentos discutidos con amplitud y aprobados, pero que se ven atascados por cierto inmovilismo burocrático.

A nivel internacional Díaz-Canel no es una figura muy conocida, ¿por qué se lo elige? ¿Quién es?

Las figuras cubanas muy reconocidas internacionalmente pasan a la historia con la generación saliente. La época de los héroes en la política no es ésta. No es que no volvamos a tener próceres, pero en un país cuyo esfuerzo educacional ha producido tantos expertos, como es el caso de Cuba, habrá a mi juicio un reordenamiento en la composición de las responsabilidades políticas en este plano. La presencia internacional de la clase política será ya más a través de los cancilleres y los ministros más vinculados a la esfera internacional (una presencia más bien profesional). Y más allá de la política, la del arte, la ciencia y el deporte. Al menos lo pienso así yo.

¿Representa una nueva generación? ¿Está en contacto con jóvenes que nacieron después de la revolución y tienen otras inquietudes, muchas veces ligadas al consumo?

-Claro, la generación que accede ahora a la máxima dirección es otra pero ya no es joven, debido a la longevidad de la presencia de los actores históricos en la cúpula política. Por eso no puede ser calificada como joven. Es mucho menos joven incluso que la generación histórica cuando ésta asumió el poder en 1959. La extensión del liderazgo que concluye dejó un legado indispensable de soberanía, resistencia, justicia social y otras realizaciones sustanciales, y también efectos conservadores generados casi siempre en los mandatos muy extendidos, que suelen convertirse en obstáculo para el desarrollo crítico requerido. Por tal motivo el primer cambio que recuerdo que Raúl reconoció como necesario fue el de la limitación de los cargos electos a un mandato de cinco años y otro igual por reelección. Y aun sin estar recogido en la Constitución, decidió aplicarlo a su caso personal y abandonar la jefatura en estas elecciones. Pienso que a partir de este mandato se hará también más fluido el intercambio y la frecuencia del relevo generacional.


VOLVER