Cumbre de las Américas: por primera vez los jefes de Estado firman un compromiso conjunto

Los acuerdos que firmaron los países participantes de la Cumbre de las Américas

Este sábado culminó la VIII Cumbre de las Américas en Lima y los Jefes de Estado y vicepresidentes de los países asistentes firmaron un acuerdo con 57 puntos que se centran en la gobernabilidad democrática, la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento de la cooperación jurídica internacional.

Sin embargo, la coyuntura internacional terminó por incluir dos temas adicionales: el rechazo a las elecciones anticipadas en Venezuela y la crítica a los ataques hechos a Siria, este sábado por la madrugada por la coalición de Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Los 57 acuerdos se pueden agrupan en 7 ejes temáticos:

1. Fortalecimiento de la gobernabilidad democrática

Los estados presentes se comprometieron a fortalecer las instituciones democráticas y la autonomía e independencia de sus poderes judiciales. Además, se estableció promover una cultura de transparencia así como campañas de concientización pública. En este eje también se establece la promoción por la equidad e igualdad de género, así como la transparencia para la igual de oportunidades. Y finalmente se pide a las empresas privadas y públicas que implemente programas para combatir la corrupción interna.

2. Transparencia, acceso a la información, protección de denunciantes, respeto a los derechos humanos y libertad de expresión

Se pide mejorar la participación de la sociedad civil, así como promover la transparencia fiscal y de órganos de gobierno a partir de las tecnologías de la información. Esto significa una adopción de mecanismos de participación electrónica y digital.
En este punto también se expone la creación de un Programa Interamericano de Datos Abiertos, en el marco de la Organización de Estados Americanos (OEA), con el objetivo de fortalecer las políticas de apertura de información. Además se pide el compromiso de las naciones participantes para que creen medidas legislativas para que se pueda tipificar penalmente los delitos de corrupción. Y finalmente se pide la protección de denunciantes, testigos, informantes y periodistas que investigan casos de corrupción.

3. Financiamiento de campañas electorales

Se piden que se implementen medidas que promuevan la rendición de cuentas y bancarización de ingresos y gastos de las organizaciones y partidos políticos.

A partir del escándalo de Lava Jato, se sugirió garantizar el origen lícito de las aportaciones a estos. Asimismo, se pide la adopción de instrumentos legales para impedir que personas condenadas por actos de corrupción puedan postular a cargos públicos.

4. Prevención de la corrupción en obras públicas, contrataciones y compras públicas

En este punto se acordó crear mecanismos de acompañamiento intergubernamental y establecer registros de personas naturales o jurídicas que estén vinculadas a actos de corrupción. Se pide que los países miembros de la cumbre promuevan el uso de sistemas electrónicos para contrataciones de obras públicas y así asegurar la transparencia y veeduría ciudadana.

5. Cooperación jurídica internacional

Avanzar en la lucha contra la corrupción es el objetivo de este eje, por ello se acuerda que los países miembros de la cumbre deberán promover el uso de mecanismo ágiles de intercambio de información; así como, mejorar la cooperación entre las autoridades judiciales, policías, fiscalías y unidades de inteligencia financiera para que se pueda investigar los delitos relacionados a corrupción, lavado de activos, cohecho y soborno transnacional. Es por ello que exige que los países adopten medidas efectivas contra la elusión y para combatir la evasión fiscal.

6. Fortalecimiento de los mecanismo interamericanos anticorrupción

A través del Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (MESICIC) se buscará promover las buenas prácticas, capacidades y medidas orientadas a fortalecer los marcos jurídicos e institucionales para combatir la corrupción. Los estados también deberán solicitar al MESICIC la observación y medición de las políticas de lucha contra la corrupción para que se evalúen los avances en ella.

7. Seguimiento e informe de los acuerdos

Los estados miembros de la cumbre deberán solicitar al Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres (GTCC) que asista con recursos y capacidades técnicas para que puedan implementar los compromisos en materia de fortalecimiento de la gobernabilidad democrática y lucha contra la corrupción. Las naciones también tendrán que tomar nota de las recomendaciones que se hicieron en los foros realizados en la Cumbre de las Américas.

Se pide un seguimiento de todas las tareas originadas en este Compromiso de Lima y de las anteriores Cumbres, las cuáles serán vistas por la OEA.

RPP


Documento Compromismo de Lima


Corrupción y condena a Venezuela dominan la Cumbre de las Américas 

La lucha contra la corrupción es el tema dominante de la Cumbre de las Américas que se inicia este viernes en Lima, pero la dificultad de alcanzar una posición común sobre la crisis en Venezuela ya acapara buena parte de los debates. La reunión de mandatarios se realiza en ausencia notable de los presidentes Donald Trump, Nicolás Maduro y Lenín Moreno y con el telón de fondo de la crisis venezolana y el asesinato de un equipo de prensa ecuatoriano en la frontera con Colombia.

Los mandatarios Evo Morales (Bolivia), Juan Manuel Santos (Colombia), Enrique Peña Nieto (México), Sebastián Piñera (Chile), el anfitrión Martín Vizcarra (Perú) y el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, participaron en la III Cumbre Empresarial, antesala de la Cumbre de las Américas que se inicia esta noche con una cena oficial en la presidencia peruana.

“Un porcentaje importante del erario nacional se pierde por la corrupción (…). Esto tiene que cambiar”, afirmó Vizcarra ante los empresarios. “Un gran aliado de la transparencia es la revolución tecnológica. La impunidad es un gran aliado de la corrupción”, dijo por su parte Piñera.

Sin embargo, Venezuela ha acaparado la atención en las horas previas a la cumbre. Maduro no fue invitado y desistió de venir como había prometido, pero en las calles limeñas estuvo presente en manifestaciones convocadas por seguidores y detractores. Desde Caracas, la oposición pidió a los participantes del cónclave hemisférico que rechacen las elecciones del 20 de mayo, boicoteadas por la mayor parte de la oposición.

En Lima, las delegaciones que se encargan de pergeñar la declaración final de la Cumbre trataban de disipar diferencias para alcanzar una fórmula sobre Venezuela aceptable para todos. Según fuentes cercanas a la negociación, podría haber consenso para incluir la fórmula “los resultados de las elecciones carecen de legitimidad y credibilidad” en vez de desconocer el resultado de los comicios como proponen los 14 países del Grupo de Lima.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, que se reunió en la embajada de Chile en Lima con los diputados venezolanos Luis Florido y Sergio Vergara, afirmó en una declaración que “es importante para Chile que haya elecciones libres, con garantías para todos”. “Si esto no ocurre, las elecciones son ilegítimas, no son válidas y no van a ser reconocidas ni por Chile ni por la comunidad internacional”, aseguró.

Chile, tercer receptor de venezolanos después de Colombia y España, acaba de crear una “visa de responsabilidad democrática” para los venezolanos que “escapan del país buscando democracia y prosperidad”. En Quito, el presidente Lenín Moreno confirmó el asesinato en cautiverio de los dos periodistas y el chofer del diario El Comercio, que habían sido secuestrados el 26 de marzo en la frontera con Colombia por un grupo disidente de la exguerrilla de las FARC.

Santos condenó el hecho y desde Lima manifestó su respaldo a Ecuador “para que los responsables de este crimen sean llevados a la justicia”. En tanto, en canciller cubano Bruno Rodríguez llegó a Lima para representar a la isla en la cumbre, según fuentes oficiales peruanas, lo que implica que no asistirán Raúl Castro ni Miguel Díaz-Canel, quien lo debería suceder en la presidencia en los próximos días.

En una cumbre dedicada a la corrupción que socava la democracia y el desarrollo de la región, la estrella de la jornada ha sido Ivanka Trump, la hija mayor de Donald Trump, ausente de Lima por la crisis de Siria.

La joven empresaria y exmodelo anunció en el marco de la Cumbre Empresarial un plan de 150 millones de dólares para insertar a las mujeres en la economía latinoamericana. “Por cada dólar que invirtamos, el sector privado movilizará 3 más”, dijo la empresaria, que espera alcanzar los 500 millones de dólares para fomentar el “acceso al capital, el trabajo y las oportunidades” de las mujeres.

Y es que cuando una mujer tiene éxito, “la familia, la comunidad y el país también lo tienen”, dijo la joven, que participó en un panel para hablar del empoderamiento económico de la mujer con alianzas público-privadas.

Ivanka Trump y su marido Jared Kushner forman parte de la delegación de Estados Unidos en la cumbre en Lima, liderada por el vicepresidente Mike Pence. La iniciativa de Ivanka Trump se suma al compromiso de ocho multinacionales, con el impulso del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de sumarse al #100KChallenge para capacitar, conectar y certificar a más de 100.000 mujeres de empresas de las Américas para 2021.

Y es que en la época del #Metoo, empresarios, políticos, periodistas y analistas han analizado a lo largo de dos días las formas para incentivar la vocación empresarial de las mujeres en la región que cuenta sólo con un 12% de mujeres en cargos directivos. El Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina crecería en 2.500 millones de dólares si la brecha de género de participación laboral se cerrara completamente, aseguran los organizadores.

El Deber


Vizcarra clausuró Cumbre de las Américas con pedido de tolerancia cero a la corrupción

El presidente de la República, Martín Vizcarra, clausuró la tarde de este sábado la VIII Cumbre de las Américas con una exhortación a sus homólogos de aplicar una “política de tolerancia cero frente a los actos de corrupción”.

Los discursos estuvieron centrados en la gobernabilidad democrática frente a la corrupción, la crisis en Venezuela, el rechazo al presunto uso de armas químicas en el Medio Oriente, la seguridad internacional en las fronteras y la economía.

América unida en dos días

La Cumbre de las Américas tuvo como escenario el Centro de Convenciones de San Borja en donde se congregaron 34 líderes de diversos paises. El evento fue inaugurado la noche del viernes y concluyó luego de que los participantes, representantes de sus paises suscribieran un compromiso de 57 puntos.

Los ausentes a la cumbre fueron el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien se le retiró la invitación por el quiebre del orden democrático en su país, “lo que constituyó un obstáculo insuperable en su participación, según el Grupo de Lima. Por otro lado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no asistió, pero en su lugar, su hija y asesora Ivanka Trump participó del evento y lanzó en Perú una iniciativa por 150 millones de dólares para empoderar a las mujeres latinoamericanas dándoles acceso a capital de trabajo.

Los momentos de tensión

El asesinato de un equipo periodístico del diario El Comercio de Quito motivó la reunión entre el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y la canciller de Ecuador, María Espinoza, quienes acordaron unir fuerzas para redoblar la seguridad en la frontera y luchar contra las bandas criminales.

El momento más tenso de la cumbre fue cuando el canciller cubano Bruno Rodríguez achacó a Estados Unidos como “el centro del lavado de activos financieros, narcotráfico y contrabando de armas hacia el sur que desestabiliza países enteros”. Esto lo dijo en respuesta al discurso de Michael Pence, vicepresidente de Estados Unidos, quien calificó a Cuba de dictadura y de secuestrar la libertad de los ciudadanos de la isla.

Otro momento interesante fue cuando el primer ministro de Canadá Justin Trudeau mostró su interés en que su país integre la Alianza del Pacífico, una iniciativa de desarrollo económico del que forman parte Perú, Chile, Colombia y México.

RPP