La Corte llama a declarar funcionarios colombianos por ataque militar en 2008

Corte de Ecuador convoca a vicepresidente de Colombia por muerte de mexicanos

Varios funcionarios colombianos, entre ellos el actual vicepresidente, Óscar Naranjo Trujillo, fueron llamados a comparecer ante la Justicia ecuatoriana para el inicio de juicio por el presunto delito de asesinato de cuatro estudiantes mexicanos hace 10 años en un bombardeo contra un campamento de las FARC.

“Se abre juicio para procesarlos por asesinato, pero estamos buscando incriminarlos por el crimen de lesa humanidad por la agresión premeditada contra personas que no pudieron defenderse“, explicó ayer a Efe Luis Saavedra, director de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, INREDH, que representa a las familias de los cuatro estudiantes.

Los hechos se remontan al 1 de marzo de 2008 cuando el Ejército colombiano bombardeó un campamento temporal de las FARC localizado en territorio ecuatoriano, en el sector de Angostura.

Según la acusación, diez bombas racimo GBU-12-Paveway fueron lanzadas desde aviones de las fuerzas colombianas con la cooperación de EE.UU., sobre el campamento donde pernoctaba un grupo de estudiantes y guerrilleros.

En total, 25 personas perdieron la vida en el ataque aéreo, entre ellos, Édgar Devia, alias “Raúl Reyes”, segundo comandante de las FARC, un ciudadano ecuatoriano y los cuatro estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que se encontraban en lugar de los hechos por razones académicas.

La Sala Única de la Corte Provincial de Justicia de Sucumbíos rechazó este miércoles un recurso de los defensores de los sospechosos colombianos para declarar nulo el proceso.

Además de Naranjo Trujillo, que también fue negociador plenipotenciario del Gobierno colombiano en las negociaciones con las FARC, figuran como investigados los militares encargados de aquella operación: Mario Montoya Uribe, Guillermo Barrera, Jorge Ballesteros, Freddy Padilla de León y Camilo Ernesto Álvarez Ochoa.

Padilla de León se desempeña como miembro de la delegación del Ejecutivo de Juan Manuel Santos en los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y Montoya Uribe es excomandante del Ejército Nacional de Colombia.

La corte ecuatoriana ordenó asimismo que los presuntos implicados comparecieran ante la Justicia nacional para dar trámite a la audiencia de juzgamiento.

Los jueces notificaron en su resolución que “se presenten voluntariamente o a su vez, se proceda a su ubicación, localización y captura de los procesados para que se realice la audiencia de juzgamiento”.

El responsable del INREDH consideró “poco probable” que se presenten los imputados a juicio y consideró la decisión de la corte “más bien de carácter político que con efectividad jurídica”.

Con todo, adelantó ante la incomparecencia el Ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano deberá proceder a tramitar la solicitud de extradición de los imputados colombianos y que en paralelo se ha elevado en un escrito a la Corte Interamericana de Derechos Humanos la situación jurídica del caso.

La República


¿Por qué la justicia ecuatoriana requiere a Óscar Naranjo?

En Ecuador se lleva un proceso penal en contra de los exgenerales Freddy Padilla de León, Oscar Adolfo Naranjo Trujillo -actual vicepresidente de Colombia- y Mario Montoya Uribe. También en contra de Guillermo Barrera, Jorge Ballesteros y Camilo Ernesto Alvarez Ochoa. La razón: la muerte de 4 estudiantes mexicanos el 1 de marzo de 2008, el día en el que la operación Fénix fue ejecutada. En esta murieron, en total, 25 personas.

El delito que se les imputa es asesinato (tipificado así en el Código Penal ecuatoriano en su artículo 450), por haber terminado con la vida de los ciudadanos de México que se encontraban en el campamento junto con las Farc. Dentro del proceso, se había elevado una solicitud de nulidad pero esta fue rechazada. En palabras de la Corte, se inadmitió el recurso de apelación “por ilegalmente interpuesto e indebidamente concedido”.

Adicionalmente, el tribunal requiere que los 6 investigados -quienes pertenecían en su momento a la cúpula militar que realizó los bombardeos en Angostura en los que falleció Raúl Reyes- “se presenten voluntariamente o a su vez, se proceda a su ubicación, localización y captura de los procesados para que se realice la audiencia de juzgamiento”.

Juan Manuel Santos también estaba vinculado al proceso. Su nombre se asoció a esta cuestión judicial mientras se encontraba en campaña política en su primer aspirantado a la presidencia colombiana. Sin embargo, Ecuador desistió de enjuiciarlo por su calidad de jefe de Estado de Colombia, que conforme a lo establecido por diversos convenios internacionales evita que otro Estado pueda juzgarlo.

La Operación Fénix, también conocida como bombardeo a Angostura, generó una grave crisis diplomática entre Colombia y Ecuador, ya que este último se sintió vulnerado en su soberanía. Por lo anterior, un juez de Sucumbíos abrió un proceso por violación territorial.

Semana


Iglesia pide canje de periodistas por los disidentes de las FARC

La Iglesia católica pidió al Gobierno Nacional que “considere con seriedad” el canje de los tres trabajadores del Grupo El Comercio, secuestrados el 26 de marzo, por los disidentes detenidos.

Esa propuesta concuerda con una de las exigencias que solicitaron los secuestradores en un video difundido por medios colombianos, y cuya publicación fue rechazada por el Gobierno ecuatoriano.

Así lo señaló, el jueves 5 de abril, el presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Eugenio Arellano, durante una rueda de prensa luego de reunirse con los familiares de los secuestrados.

Al mismo tiempo, dijo que rogará a Dios para que traigan de vuelta a Xavier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra. Al mismo tiempo aclaró que la Iglesia católica está predispuesta a ayudar al Gobierno en su lucha por la liberación de los retenidos, quienes fueron secuestrados por el grupo disidente de las FARC liderado por alias “Guacho”.

Además, en esa rueda de prensa, el monseñor René Coba, secretario de la CEE, leyó una carta en la que la Conferencia Episcopal expresa “sus sentimientos de solidaridad para sus familiares y el pueblo en general”.

Agregó que estos acontecimientos suscitados en la frontera norte “no tienen cabida dentro de la Iglesia ya que rompe con la paz personal, familiar y ciudadana”.

Hizo un llamado a la ciudadanía, especialmente a los secuestradores para que acudan a los instrumentos democráticos y que manifiesten sus peticiones “sin perjudicar y lastimar a la comunidad”.

Resaltó que la carta que los familiares de los tres secuestrados realizaron al papa Francisco, ya ha sido canalizada por la Nunciatura Apostólica.

Instaron a los sacerdotes para que realicen una plegaria a favor de la liberación de los secuestrados, especialmente el próximo domingo, día de la divina misericordia.

El Telégrafo


5 acciones para tratar la seguridad de la frontera con Colombia establece Lenín Moreno

El presidente Lenín Moreno anunció que el Consejo de asesores de seguridad, conformado por los exjefes del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y generales en servicio pasivo, tendrá cinco acciones de trabajo. El Jefe de Estado expuso las disposiciones para para fortalecer la seguridad en la frontera con Colombia este jueves 5 de abril del 2018.

En la base aérea de la ciudad de Latacunga, Moreno dijo que el Consejo se convertirá en una Secretaría de seguridad adscrita a la Presidencia y que responderá al Primer Mandatario.

Los integrantes de la Secretaría deberán reunirse con los Ministro del Interior, Defensa, oficiales de las tres Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional para cumplir las actividades designadas.

Entre las que constan actualizar y presentar un plan de inteligencia y contrainteligencia, un plan nacional de defensa en la frontera y un plan de seguridad de las instalaciones estratégicas.

Los exoficiales se encargarán de convocar a las autoridades de los municipios y prefecturas, representantes de los empresarios, iglesia, medios de comunicación, organizaciones sociales y otros para enfrentar las amenazas a la seguridad del Estado.

Además dispuso que el Servicio Exterior trabajare en fortalecer la estrategia para que la región muestre su solidaridad y apoyo al Ecuador, frente al problema en la frontera con Colombia.

“El problema en la frontera es una amenaza a la paz y estabilidad de la región en su conjunto. Por eso vamos a mantener un canal abierto de comunicación con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sobre la problemática en la frontera”, aseguró Moreno.

El Primer Mandatario ecuatoriano pidió que el Consejo de Seguridad Pública y del Estado se declare en sesión permanente para responder a las necesidades de la defensa nacional y de la población.

Los cinco planteamientos llegan después de los atentados registrados en Esmeraldas desde el pasado 27 de enero del 2018, que han provocado la muerte de cuatro militares y el secuestro de un equipo periodístico de EL COMERCIO.

El Comercio


VOLVER