El canciller chileno afirma que la Unasur “no conduce a nada”

Canciller Ampuero: Unasur no conduce a nada, no resuelve problemas; es impresentable

El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, explicó este lunes en Cooperativa las razones que llevaron a seis países –incluido Chile- a suspender su participación en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur, bloque regional creado el 2004), demandando “resultados concretos que garanticen el funcionamiento adecuado de la organización”.

“La declaración de los seis países -Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay y Perú- se debe a que Unasur está paralizado desde hace más de un año y medio: ¡Paralizado!”, enfatizó Ampuero esta mañana en El Diario de Cooperativa.

“Lo central es una inquietud de que una institución enorme, que tiene una sede cerca de Quito cuya construcción costó 60 millones de dólares, no está funcionando y les cuesta mucho a los países”, explicó Ampuero, que denunció además la existencia de “disputas internas feroces dentro de los funcionarios”.

En el escenario actual Unasur “no conduce a nada: no ayuda a la integración, no es capaz de resolver los temas, funciona por veto –y hay veto permanente-; es una situación que, para los países que firmamos esta declaración, es impresentable, incluso ante nuestra ciudadanía”, sostuvo el ministro.

“No podemos estar lanzando dinero”

En canciller explicó que “mantener Unasur le cuesta a Chile, cada año, una cuota de más de 800 mil dólares”.

“Usted no puede estar pagando, no podemos estar lanzando ese dinero –hay países que pagan tres millones de dólares anuales, otros un millón y medio- a una institución que no funciona. Es una cosa mínima de respeto también hacia nuestra ciudadanía, pero también una cosa práctica: las instituciones que se crean a nivel regional deben funcionar”, argumentó.

Sobre la presidencia y “filosofía” de Bolivia

Consultado por si esta salida masiva expresa también una señal para Bolivia, país que ocupa actualmente la presidencia pro témpore, el ministro comentó que “los temas que planteó” ese país al iniciar su mandato están “muy desvinculados de las preocupaciones reales de América Latina”.

“Crear una gran ciudadanía latinoamericana” y “echar abajo todas las fronteras” es algo que “uno puede plantear en términos teóricos, como un objetivo a largo plazo, pero la realidad exige otro tipo de temas respecto a integración concreta: cómo nos acercamos efectivamente, cómo solucionamos los temas a nivel regional, cómo nos coordinamos”, razonó.

En definitiva, “no podemos estar dedicados a estos grandes temas, que son casi de tipo filosófico”, sentenció, antes de insistir, de nuevo, en que Unasur “le cuesta mucho dinero a los países: a Chile 800 mil dólares al año”.

Cooperativa


Chile y Paraguay aumentan la presión para definir el futuro de la Unasur; Bolivia acusa a Argentina

Crece la presión para definir el futuro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Mientras Paraguay reclama “redirigir” al bloque regional, Chile alertó que “no sirve para integración”. Entretanto, el Gobierno boliviano, que preside el acuerdo de forma temporal, acusó a Argentina de desatar la actual crisis de Unasur.

El canciller, Fernando Huanacuni, responsabilizó al Ejecutivo argentino señalando que dejó “temas pendientes” en la entidad.

La secretaría de la Unasur, bloque formado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, está vacante desde enero del año pasado, cuando dejó el cargo el expresidente colombiano Ernesto Samper, el 31 de enero de 2017.

Hasta ahora los Estados miembros no han podido ponerse de acuerdo sobre ninguna candidatura y la única existente es la del argentino José Octavio Bordón.

En la carta en la que los seis países anuncian que suspenden su participación se señala que esa situación y la “imposibilidad para designar un secretario general por falta de consenso alrededor del único candidato presentado hasta la fecha” ha tenido “graves consecuencias para el organismo”.

“Nos ha dejado temas pendientes la PPT (presidencia pro tempore) de Argentina, que amerita resolver”, entre estos la designación de un nuevo secretario general del organismo, aseguró Huanacuni.

Seis países miembros de la Unasur -Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay y Perú- comunicaron el viernes que suspenderán sus actividades en el bloque hasta que se nombre un nuevo secretario general.

Para destrabar la situación, Bolivia, que ocupa desde este mes la secretaría pro tempore, llamó a una reunión extraordinaria de cancilleres. El objetivo es que “en el marco del diálogo de alto nivel se viabilice la designación del nuevo secretario general y se encamine la solución de los temas pendientes”, dijo Huanacuni.

Chile dispara

Pero la crisis se ahondó ayer cuando el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, afirmó que en el actual escenario de la región la Unasur “no conduce a nada”, tras la decisión de seis países, incluido el suyo, de suspender su participación.

Unasur “no ayuda a la integración, no es capaz de resolver los temas, funciona por veto -y hay veto permanente-; es una situación que, para los países que firmamos esta declaración, es impresentable, incluso ante nuestra ciudadanía”, subrayó Ampuero.

El 19 de abril Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay y Perú comunicaron a Bolivia su decisión de suspender su participación demandando
“resultados concretos que garanticen el funcionamiento adecuado de la organización”, creada en 2004 y con sede en Quito.

“La declaración de los seis países se debe a que el organismo está paralizado desde hace más de un año y medio: ¡Paralizado!”, sostuvo Ampuero, para quien se trata de una “institución enorme y onerosa”. “Lo central es la inquietud de que una institución enorme, con sede cerca de Quito, cuya construcción costó $us 60 millones, que no está funcionando y les cuesta mucho a los países”, precisó. “No podemos estar lanzando dinero”, añadió Ampuero, que también denunció la existencia de “disputas feroces” entre los funcionarios de Unasur.

“Mantener Unasur le cuesta a Chile, cada año, una cuota de más de 800.000 dólares”, indicó.

“Usted no puede estar pagando, no podemos estar lanzando ese dinero -hay países que pagan $us 3 millones anuales, otros un millón y medio- a una institución que no funciona”, agregó.

Mientras que todos sus vecinos han dado la espalda a la Unasur, Uruguay ha hecho gala, una vez más, de su independencia y ha anunciado que se quedará. “No es me voy”, recalcó el vicecanciller Ariel Bergamino, quie además sostuvo que hay “infantilismo” en los partidos opositores que reclaman la salida de Uruguay del bloque.

Paraguay también reclama

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, alertó ayer que la Unasur va a tener que “redirigir sus objetivos” y despojarse de ideología para solventar la crisis que atraviesa, tras la decisión de seis países.

“Vamos a tener que redirigir los objetivos de Unasur, vamos a sustraerle esa tendencia que tuvo en los últimos años de buscar ideologizar al órgano”, declaró Loizaga. El diplomático insistió en que la decisión no es “contra la secretaría pro tempore de Bolivia” y agregó que “Bolivia tiene condiciones de ejercer perfectamente” esa labor.

El Presidente Morales dice que se harán todos los esfuerzos para solucionar la crisis de la Unasur

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró ayer en La Habana que se harán “todos los esfuerzos” para solucionar la crisis de la Unasur, tras la decisión de seis países de suspender “momentáneamente” su participación.

“Hay algunas propuestas que hay que resolver, por ejemplo: el nombramiento del secretario general de Unasur. Vamos a hacer todos los esfuerzos para llegar a consensos y, de esta manera, superar este problema”, dijo Morales.

“Estoy casi convencido de que vamos a entendernos, no pensando solamente en presidentes ni en nuestros partidos, sino pensando en nuestros pueblos. Esperamos que también algunos presidentes escuchen a sus pueblos para seguir con este proceso de integración de Sudamérica”.

Por su parte, el titular del Senado boliviano, José Alberto Gonzales, informó que para salirse, cada uno de los seis países deberá cumplir un trámite que va mucho más allá que “una simple cartita” y que puede tomar hasta un año.

Fracasos de Unasur

Bloque suramericano
La Unasur está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. Se fundó en 2004, a iniciativa de Venezuela.

Moneda regional
Uno de los más sonados proyectos de Unasur fue la posibilidad de crear una moneda común, el sucre; sin embargo, hasta el momento no se pudo poner en marcha.

Banco del Sur
Es un fondo monetario de Unasur que todavía no dio resultados efectivos para los países.

El Deber


“Vamos a entendernos”, dice Evo sobre el quiebre en la Unasur

El presidente Evo Morales dijo el lunes que buscará consenso para lograr el retorno de los seis países que suspendieron su participación en Unasur tras retrasos en el nombramiento de un nuevo secretario general. “Vamos a conversar con algunos presidentes de los seis países que momentáneamente suspenden su participación, no se retiran”, aseguró Morales en una conferencia de prensa en La Habana, a donde llegó para saludar al nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

“Hay algunas propuestas que resolver. Por ejemplo, el nombramiento del secretario general de Unasur, vamos a hacer todos los esfuerzos para llegar a consensos”, aseguró Morales, cuyo país ejerce desde este mes la presidencia rotativa del bloque regional.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), con sede en Quito y creada bajo el impulso del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, está sumida en la inacción desde hace más de un año por desacuerdos en la designación de un nuevo secretario general. Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Perú y Paraguay le comunicaron a Bolivia que suspenden sus actividades en el bloque hasta que se concrete el nombramiento, presuntamente bloqueado por Venezuela.

Según fuentes brasileñas, Caracas veta la postulación del argentino José Octavio Bordón -actual embajador en Chile- con el apoyo de Bolivia y Surinam. El último en ocupar el cargo hasta enero de 2017 fue el colombiano Ernesto Samper. La decisión reduce el bloque de 12 miembros a la mitad. Los países que suspenden su participación son las mayores economías de la región.

“Estoy casi convencido que vamos a entendernos, no pensando sólo como presidente sino pensando en nuestros pueblos”, dijo Morales. El canciller boliviano, Fernando Huanacuni, responsabilizó a Argentina, que presidió el bloque antes que Bolivia, por dejar “temas pendientes”.

Por su parte, el canciller chileno, Roberto Ampuero, dijo el lunes que Unasur “no conduce a nada, no ayuda a la integración y no es capaz de resolver los temas” relacionados con la región. Aseguró que le significa a su país un gasto anual de 800.000 dólares.

El presidente boliviano, aliado de Cuba y Venezuela, llegó a La Habana para expresar “todo” su apoyo al flamante mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, e impulsar proyectos de cooperación, informaron este lunes medios locales. Díaz-Canel, un ingeniero electrónico de 58 años, asumió el jueves como nuevo presidente de Cuba, tras seis décadas de poder de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

El Deber


VOLVER