Inicia en Perú la Cumbre de las Américas y por primera vez no estará el presidente de EEUU

Perú recibe una cumbre deslucida en una región golpeada por las crisis

En una región con turbulencias por crisis políticas y sociales, la VIII Cumbre de las Américas empieza hoy en Lima marcada por la ausencia de los dos pesos pesados del continente, Donald Trump y Nicolás Maduro. Será la primera vez que un presidente norteamericano no comparezca ante sus pares latinoamericanos, una marcha atrás de última hora que en la capital peruana se siente como un nuevo desaire de la administración republicana.

Menos impacto mundial y menos expectativas, pero mayor interés general por llegar a un acuerdo. Más aburrimiento y también más tranquilidad para un anfitrión -Perú- empeñado en que su organización sea recordada tan modélica como el empeño que manifiestan responsables, trabajadores, voluntarios y los mismos limeños.

“Debemos hacer el esfuerzo para que todas las opiniones estén resumidas en un documento”, adelantó el presidente peruano, Martín Vizcarra, en la entrevista con CNN, durante la cual dijo que “las líneas maestras están bien avanzadas”.

Hay una tercera ausencia: el expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, que renunció antes de ser cesado acusado de corrupción. Toda un paradoja para la cumbre que tiene el lema “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”, que se celebra con un país desasosegado por los escándalos que rodean a sus políticos.

Porque no solo Kuczynski quedó atrapado por las sombras. El expresidente Ollanta Humala y su mujer, Nadine Heredia, permanecen desde hace casi nueve meses en prisión preventiva acusados de recibir dinero de Odebrecht para su campaña electoral. Y no son los únicos: todos los expresidentes de Perú están presos, perseguidos o investigados.

Para reforzar aún más la gigantesca ironía, Brasil concurre al foro panamericano días después del encarcelamiento del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, también por corrupción. Y la delegación venezolana llega sin su líder, vetado por el anfitrión, pero dispuesta a echar en cara a todos los demás esos escándalos, cuando su presidente quiere ser juzgado por el Tribunal Supremo en el exilio, a instancias de la exfiscal rebelde Luisa Ortega, tras entregar cientos de millones a Odebrecht y recibir al menos 43 para las campañas presidenciales.

Como si buena parte de los participantes en la cumbre acudieran ya disminuidos por el mismo mal que aquejaba al protagonista de La amigdalitis de Tarzán, una de las grandes novelas del escritor peruano Alfredo Bryce Echenique antes de las acusaciones de plagio. Con ganas de gritar, pero sin fuerzas para hacerlo.

“¿Quiénes deben dar ejemplo ante la corrupción?”, se preguntó Vizcarra. “Las autoridades”, contestó, al enfatizar que “ni el presidente se salva cuando hay que castigar actos de corrupción”.

Así las cosas, varios son los personajes que atraerán los focos. Como Ivanka Trump, hija y asesora del presidente, que ayer debutó en una reunión con mujeres empresarias y emprendedoras. Ivanka demostró en Instagram su “entusiasmo” por su primera vez en Lima, por cuyas calles pasean miles de turistas norteamericanos. También para hoy se espera al vicepresidente Mike Pence, animado por el propio Vizcarra: “Creo que Perú demostró lo importantes que son los vicepresidentes”. Lo acompañará el influyente senador cubano-norteamericano Marco Rubio.

Los grandes focos se centrarán en Venezuela, el otro protagonista del cónclave. Caracas enfiló todos sus cañones diplomáticos contra Panamá y sus socios del Grupo de Lima, dispuesta a dar la batalla. En cambio, en un movimiento sorpresa de última hora, decidió restablecer relaciones con España y reducir la tensión con la Unión Europea.

“Le hago un llamado a mi amigo Mariano Rajoy, vamos a arreglar esto”, arengó Maduro, dispuesto a que el embajador español regrese a Caracas, “siempre que haya respeto”, pese a que fue declarado persona non grata y expulsado en enero pasado de Venezuela.

La maniobra chavista sorprendió porque la posición del gobierno español frente a los comicios presidenciales del 20 de mayo “sin garantías democráticas” no ha variado un ápice. Así lo ratificó Rajoy esta semana tras reunirse con Mauricio Macri.

¿Qué busca Maduro con su nueva estrategia? “Su objetivo es retrasar o evitar mayores sanciones. Con Europa se tomó una vía diplomática, tratando de hacer ver que hay una voluntad para una nueva negociación y para una nueva salida de la crisis. Con Panamá la respuesta es agresiva para tratar de asustar a los demás países latinoamericanos y que no tomen medidas, haciéndoles ver que el gobierno de Venezuela está dispuesto a responder y causar dolores de cabeza en otros países”, concluye el internacionalista Mariano de Alba.

La convicción de buena parte de las delegaciones es que Caracas solo intenta ganar tiempo y evitar nuevas sanciones. Tiempo que ayer dedicaron a quien consideran la bestia negra de las dos revoluciones hermanas: Luis Almagro. El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) presenció cómo medio centenar de enviados gubernamentales interrumpían su discurso en la cita previa a la cumbre, donde se esperaba a los pocos cubanos disidentes que han podido viajar desde la isla. Entre gritos, protestas y amenazas se interrumpió la sesión.

La Nación


Cumbre de los Pueblos destaca silencio de la OEA ante casos en América Latina

El foro y plenaria general “Geopolítica, Poder Corporativo y Movimientos Sociales”, en el marco de la Cumbre de los Pueblos 2018, que se desarrolla en Perú en paralelo con la Cumbre de las Américas, resaltó los fraudes electorales, desapariciones y arrestos políticos ocurridos en varios países de América Latina, de los cuales la Organización de los Estados Americanos (OEA) ha guardado silencio.

Durante este miércoles, el asesor de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Alberto Adrianzén, expresó que “en Colombia fue arrestado un compañero que estuvo en las negociaciones de paz”, mientras que en México hay miles de desaparecidos y en Honduras hubo fraude electoral, pero (Luis) Almagro se quedó callado.

Fracaso de la Cumbre de las Américas

Con respecto a la Cumbre de las Américas durante el foro los oradores resaltaron el fracaso de este evento debido a la ausencia de los presidentes de las naciones miembros.

En ese sentido, el vicepresidente de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), Juan José Gorriti, sostuvo que la Cumbre de las Américas fracasó debido a que muchos presidentes no enviarán a sus representantes.

El Gobierno peruano quiso castigar a Venezuela, “pero al final el que fue castigado el Gobierno de Perú”, agregó que excluyeron a este país suramericano ilegalmente, porque este es un foro multilateral y que este acto debía ser respaldado por los países del Grupo de Lima.

Equidad de género

Durante el foro también se tocó el tema de la igualdad de género como movimiento de carácter global, resaltando que en Perú y en otras naciones se han visto campañas de sectores conservadores contra políticas de equidad de género.

Asimismo, la antropólogo feminista peruana Angélica Motta resaltó que en países como México, Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay y Costa Rica se han llevado a cabo una campaña en contra “que se define como provida, contra los derechos de los LGBT, la educación sexual integral, el aborto y la igualdad de género” a través de candidatos presidenciales.

Telesur


Venezolanos en Perú: chavistas y opositores se enfrentaron en la Plaza San Martín

Una fuerte tensión protagonizada por venezolanos opositores residentes en Lima contra los simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro marcó ayer el tono de la Gran Marcha Antiimperialista, organizada por la Cumbre de los Pueblos, evento alternativo a la VIII Cumbre de las Américas.

Con adjetivos como “enchufados”, “hipócritas” y “corruptos”, un grupo de jóvenes venezolanos dedicados al comercio ambulatorio en el centro histórico de la capital peruana hicieron un alto en sus actividades para expresar su “indignación ante tanta mentira”.

“Ellos han venido hasta aquí hoy diciendo farsas, diciendo que Venezuela está bien, y es mentira”, señaló la venezolana Caryelis Osuna, de 25 años.

Con una riñonera y gaseosas en mano, la joven agregó que hace un mes tuvo que salir de su país porque “no podía mantener a mi hija de un año. En Venezuela, dos tarros de leche es un sueldo mínimo”.

De igual manera el también venezolano Nelson Pacheco, de 39 años, expresó a Efe su “indignación y bronca” ante “los venezolanos chavistas que ni siquiera viven en Venezuela, y llegan a la marcha pagados por Maduro”.

“Ellos no son ni cien, y en el Perú nosotros somos cientos de miles contando la verdad”, agregó.

Por su parte, Javier Bastidas, un venezolano de 29 años simpatizante del gobierno de Nicolás Maduro, respondió a los gritos de sus compatriotas con arengas como “Viva Maduro, Viva Venezuela libre”.

Bastidas expresó que la crisis humanitaria que denuncian sus compatriotas, responde a “un bloqueo inhumano del imperialismo, que quiere acabar con la economía de Venezuela”.

Por su parte, vestido con los colores de Venezuela, Frank Quijada, parte del grupo venezolano que llegó a la Cumbre de los Pueblos, señaló que, pese a que miles de sus compatriotas están hoy en Lima, “estoy seguro de que hoy hay más peruanos en Venezuela que no quieren volver”.

La Gran Marcha Antiimperialista que inició en el limeño Campo de Marte congregó a unas 2.000 personas, que levantaban carteles con mensajes como “Q.E.P.D. Grupo de Lima” o “Trump se cagó”, mientras que arengaban frases como “Hay oro, hay cobre, y el pueblo sigue pobre”.

A los grupos civiles y sindicatos latinoamericanos presentes, también se sumaron los partidos de izquierda peruanos “Nuevo Perú” y “Frente Amplio”.

En otro punto de la ciudad, cientos de venezolanos opositores al gobierno de Nicolás Maduro, organizó una marcha en la céntrica Plaza San Martín, donde el exalcalde de Caracas y líder opositor Antonio Ledezma, denunció que las próximas elecciones anunciada por Nicolás Maduro “son un fraude”.

La República


Cancilleres de América acuerdan en Lima declaración contra la corrupción

Los cancilleres y altos representantes de los 34 países invitados a la VIII Cumbre de las Américas acordaron el documento contra la corrupción y para impulsar la gobernabilidad en el continente que adoptarán los jefes de Estado y de Gobierno en su reunión plenaria del próximo sábado.

Ese fue el resultado de la reunión preparatoria que los diplomáticos mantuvieron ayer en el Centro de Convenciones de Lima, encuentro que se mantuvo en estricta reserva.

Según informó la Cancillería peruana en un comunicado al término del encuentro, el denominado Compromiso de Lima quedó “listo” para ser adoptado, lo que consideraron un éxito y un resultado que “revitaliza el proceso de Cumbres”, ya que es la primera vez en 13 años que se logra consensuar “un documento orientado a la acción” antes de la reunión de presidentes.

El ministro de Exteriores peruano, Néstor Popolizio, quien presidió el encuentro, se mostró satisfecho por “el logro alcanzado gracias al esfuerzo y buena voluntad de las delegaciones desplegado durante siete meses de intensa negociación”.

El texto aprobado incluye acciones concretas para la lucha contra la corrupción en la región en temas como transparencia y acceso a la información, participación de la sociedad civil en el seguimiento de la gestión gubernamental, protección de informantes y libertad de expresión, educación en valores democráticos y el rol del sector privado en la lucha contra la corrupción, entre otros temas.

También incluye referencias al financiamiento de los partidos políticos, la transparencia en obras públicas y compras gubernamentales, el intercambio de información y evidencia jurídica entre las fiscalías, la cooperación entre los sectores bancario y judicial y la profundización de iniciativas de recuperación de activos, así como medidas contra el cohecho y soborno internacional.

Fuentes de la Cancillería consultadas por Efe dieron por hecho que “salvo que exista un enorme divorcio” entre cancilleres y presidentes, el Compromiso de Lima se aprobará sin problemas.

La VIII Cumbre de las Américas, que reunirá en Lima a la mayor parte de los gobernantes del continente, comenzará oficialmente a última hora de este viernes, aunque será el sábado cuando los mandatarios se reúnan en plenario para debatir y consensuar posturas.

Gestión


Vicepresidente estadounidense Pence se reunirá con 4 líderes latinoamericanos en cumbre

El vicepresidente estadounidense Mike Pence se reunirá con los presidentes de Perú, Chile, Colombia y Argentina en el marco de la Cumbre de las Américas que inicia este viernes en Lima, se informó ayer.

El funcionario, quien asistirá al encuentro en reemplazo del mandatario Donald Trump, se entrevistará el sábado con Sebastián Piñera, de Chile; Juan Manuel Santos, de Colombia; Martín Vizcarra, de Perú; y Mauricio Macri, de Argentina.

Se prevé que el vicepresidente también sostenga una reunión multilateral con varios líderes caribeños, señaló la Casa Blanca.

Pence se reunirá también con el primer ministro canadiense Justin Trudeau, para dialogar con uno de sus socios en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, al que también pertenece México, mientras se realiza una renegociación del acuerdo.

Se prevé que Pence les pida a sus socios regionales que sigan aislando al gobierno de Venezuela, al tiempo que promoverá las instituciones democráticas y a Estados Unidos como el socio comercial a elegir en lugar de China.

Trump decidió no acudir a la cumbre en el último momento para supervisar la respuesta de Estados Unidos a un presunto ataque con armas químicas contra civiles en Siria y le pidió a Pence que fuera en su lugar. Los asesores de la Casa Blanca dijeron que la presencia del vicepresidente tranquilizará a los aliados de que Washington sí está comprometido con Latinoamérica. Será el segundo viaje de Pence a la región después de que en agosto pasado viajó a Argentina, Chile, Colombia y Panamá.

Con el apoyo de la Casa Blanca, el presidente venezolano Nicolás Maduro no fue invitado a la cumbre por sus planes de llevar a cabo unas elecciones presidenciales que han sido boicoteadas por la oposición y que muchos gobiernos extranjeros consideran una farsa. Estados Unidos ha sancionado a Maduro y a docenas de altos funcionarios, al tiempo que ha acusado al país de violar los derechos humanos y convertirse gradualmente en una dictadura.

El vicepresidente también intentará contrarrestar los intentos de China de incrementar su influencia económica en las Américas. Pence efectuará su visita mientras el gobierno de Trump está involucrado en una creciente guerra comercial con China, procura renegociar el TLCAN y analiza la posibilidad de que Estados Unidos pudiera ingresar de nuevo al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

Trump ha estado presionando para aplicar medidas más estrictas de control a la inmigración ilegal e intenta proteger mejor la frontera con México. Los asesores de la Casa Blanca indicaron que Pence no planea reunirse con la delegación mexicana.

Trump tenía planeado acudir a la cumbre y viajar a Bogotá, pero cambió de planes tras el ataque en Siria. Pence no irá a Colombia, y está previsto que parta de la cumbre el domingo en la mañana.

Panorama


VOLVER