La CIDH expresa su ”extrema preocupación” por el secuestro de los periodistas

Comunicado de la CIDH

La Relatoría Especial de la CIDH expresa su extrema preocupación por situación de periodistas secuestrados en la frontera de Ecuador y Colombia; y llama a ambos Estados a coordinar esfuerzos para garantizar su liberación

3 de abril de 2018

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresa su solidaridad y extrema preocupación por el secuestro de los periodistas Javier Ortega y Paúl Rivas Bravo del diario El Comercio de Ecuador y el trabajador Efraín Segarra, secuestrados el 26 de marzo en Mataje, la frontera ecuatoriana con Colombia, por un grupo armado. La Relatoría Especial de la CIDH condena este secuestro y hace un llamado a las autoridades de Ecuador y Colombia a continuar trabajando en forma conjunta y a adoptar todas las medidas necesarias y apropiadas para facilitar una pronta liberación del equipo periodístico.

De acuerdo a la información disponible, el equipo periodístico se encontraba trabajando en una zona en la que estarían operando grupos a los que se señala como disidentes del conflicto armado. En la mañana del 3 de abril los comunicadores y el trabajador del mencionado diario aparecieron en un video, encadenados, al tiempo que enviaron un mensaje al Presidente de Ecuador Lenin Moreno.

El domingo 1º los familiares de los periodistas y el conductor secuestrado habían decidido hacer pública la identidad de las tres víctimas del secuestro, luego de guardar una semana de sigilo solicitado por las autoridades. “Confiamos en que las autoridades, Policía y Fuerzas Armadas, tanto de Ecuador como de Colombia, pondrán a disposición todo su contingente y no escatimarán esfuerzos para traer de vuelta, sanos y salvos a Efraían Segarra, Javier Ortega y Paul Rivas”, declararon los familiares durante una conferencia de prensa.

La Relatoría Especial toma nota de que el gobierno de Ecuador ha informado de que “ha activado todos los protocolos de seguridad y de investigación a fin de precautelar la integridad de los ciudadanos” secuestrados. El 27 de marzo el ministro del Interior de Ecuador, César Navas, confirmó en una conferencia de prensa que los integrantes del equipo periodístico de El Comercio fueron interceptados por desconocidos tras pasar el retén militar de Mataje (Provincia de Esmeraldas) y que se presume que habrían sido trasladados al territorio colombiano. El sábado 31 el ministro se reunió con la familia de las víctimas del secuestro e informó sobre la situación de salud de los secuestrados y afirmó que “la situación permanece estable”, mientras aseguró que continúan trabajando junto a las autoridades de Colombia en la liberación.

El 28 de marzo el comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia, el general Alberto José Mejía, había indicado que los responsables del secuestro pertenecerían al grupo “Óliver Sinisterra”, que con anterioridad formaban parte de la Columna Daniel Aldana de las FARC, al mando de alias ‘Guacho’, e indicó que no podía confirmar que hubieran sido trasladados a territorio colombiano.

Frente a la situación de riesgo elevado en la que se encuentran los periodistas, la Relatoría Especial exhorta a los Estados de Ecuador y Colombia a continuar coordinando esfuerzos y adoptar las acciones necesarias para garantizar la pronta liberación de las tres personas involucradas y garantizar la seguridad de quienes ejercen el periodismo en la zona.

De acuerdo con los estándares internacionales sobre la seguridad de periodistas, “los Estados tienen la obligación de brindar protección a los periodistas y otras personas que ejercen su derecho a la libertad de expresión y que tengan un riesgo elevado de ser atacados” en zonas en las que opera el crimen organizado o subsiste elevada conflictividad. Aún en estas situaciones, los periodistas deben ser tratados como civiles y todas las partes involucradas deben respetar el derecho a la vida e integridad física.

La Relatoría Especial recuerda que el principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la CIDH señala que: “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión es una oficina creada por la CIDH con el fin de estimular la defensa hemisférica del derecho a la libertad de pensamiento y expresión, considerando su papel fundamental en la consolidación y el desarrollo del sistema democrático.

OEA


EEUU quiere apoyar a Ecuador tras el secuestro del equipo periodístico de EL COMERCIO

“Queremos mencionar nuestra preocupación por los tres periodistas de EL COMERCIO que están secuestrados ahora (…) Estamos queriendo apoyar en cualquier manera que podamos con las autoridades”, dijo el embajador de Estados Unidos en el Ecuador, Todd Chapman, este martes 3 de abril del 2018 sobre el secuestro de un equipo periodístico de este Diario.

“Tenemos mucha pena por eso”, manifestó Chapman al referirse a la situación de tres ecuatorianos que fueron secuestrados desde el pasado 26 de marzo del 2018 en Mataje, provincia de Esmeraldas, en la frontera con Colombia.

En su pronunciamiento, Chapman expresó la intención de su país “una vez más mostrando la importancia que trabajamos en conjunto y que la amistad de nuestros pueblos continúe fuerte”, dijo.

Por eso indicó que tras estos hechos, Estados Unidos quiere expandir su cooperación con Ecuador en áreas de seguridad.

“Nosotros tenemos una cooperación continua con los militares, con el Ministerio del Interior y con los policías. Tenemos a la DEA (Administración para el Control de Drogas) y a muchos que trabajan en áreas de seguridad y estamos queriendo expandir esta cooperación”, señaló.

El equipo periodístico de EL COMERCIO está integrado por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra. Fueron secuestrados la mañana del lunes 26 de marzo del 2018 cuando ingresaban a la población ecuatoriana de Mataje, Esmeraldas, en la frontera con Colombia.

Desde que el Gobierno ecuatoriano confirmó el secuestro el pasado martes 27, familiares, periodistas y amigos han realizado vigilias cada noche en la Plaza Grande frente al Palacio de Carondelet, en busca de su liberación.

Para este martes 3 de abril hay una nueva convocatoria a las 19:00, en la misma plaza del Centro Histórico de Quito. Las concentraciones se han extendido a otras ciudades ecuatorianas bajo el grito de “los queremos libres”, mientras en redes sociales han difundido la etiqueta “#NosFaltan3”.

La mañana de este martes 3 de abril, tras la difusión de un video sobre la prueba de vida, en redes sociales se viralizó la etiqueta #3VidasEnSusManos, como un mensaje a los presidentes de Ecuador, Lenín Moreno, y de Colombia, Juan Manuel Santos.

El Comercio


El gobierno rechaza la “mediatización” del video de los periodistas secuestrados

El Gobierno ecuatoriano rechazó ayer la difusión de un video en el que aparecen los tres integrantes del equipo periodístico del diario El Comercio secuestrados el 26 de marzo y pidió un uso responsable de la información que no torpedee los esfuerzos de mediación.

“El Gobierno Nacional ante la difusión de un video por parte de un medio de comunicación colombiano, en el que se expone a los tres integrantes del equipo periodístico secuestrado, expresa su profundo malestar y rechazo”, indica el Ejecutivo en un comunicado difundido ayer por la Secretaría de Comunicación.

En el video, que dura 22 segundos, los secuestrados aseguran que sus vidas están en las manos del presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, y que sus captores piden “el intercambio” de tres de sus compañeros “detenidos en Ecuador“ para dejarlos en libertad.

La República


Organizaciones internacionales exigen la liberación del equipo periodístico de Diario El Comercio

Más actores se suman al pedido de liberación del equipo periodístico de Diario El Comercio, secuestrado el pasado 26 de marzo en Mataje (Esmeraldas), frontera colombo ecuatoriana. Este tres de abril, más de 70 periodistas, académicos, activistas y organizaciones que defienden la libertad de expresión suscribieron una carta dirigida a Lenín Moreno, presidente de Ecuador; y su homólogo, Juan Manuel Santos.

El documento acoge los planteamientos que previamente manifestaron 500 periodistas ecuatorianos y colombianos, quienes exigen “corresponsabilidad” en la resolución de este conflicto. Los grupos irregulares que operan en el límite norte entre ambos países, y que retuvieron al periodista Javier Ortega, al fotógrafo Paúl Rivas y al conductor Efraín Segarra, se originaron en Colombia y “son producto de la desmovilización de los integrantes de la guerrilla de las FARC”.

Los firmantes exhortan a los gobiernos involucrados a transparentar la información. La falta de datos y el manejo de una sola tesis sobre los acontecimientos ocurridos en Esmeraldas, norte de Ecuador, provoca manipulación y tendencia a olvidar otros problemas que también generan violencia.

La misiva advierte que las agresiones contra periodistas y miembros de medios de comunicación constituyen una de las formas de censura más extrema. El Sistema Interamericano, en su documento de Estándares Interamericanos y Prácticas Nacionales sobre prevención, protección y procuración de la justicia respecto de violencia contra periodistas y comunicadores, ratifica que es responsabilidad del Estado garantizar el libre ejercicio del periodismo.

La Asociación por los Derechos Civiles, de Argentina; el Instituto Prensa y Sociedad, el Observatorio Latinoamericano para la Libertad de Expresión, de Perú; Derechos Digitales, de Chile; el Centro Nacional de Comunicación Social AC, de México; la Asociación Nacional de la Prensa, de Bolivia; la Associação Brasileira de Jornalismo Investigativo, de Brasil; el Sindicato de Periodistas del Paraguay; la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, de América Latina y El Caribe; el Instituto Prensa y Sociedad, IPYS, de Venezuela; Fundamedios USA, de EE.UU.; Canal RCN y NTN24, de Colombia; el Comité para la Protección de los Periodistas, CPJ; Freedom House; la Asociación de la Prensa Uruguaya son algunas de las organizaciones que se pronuncian y exigen una respuesta pronta y efectiva a los mandatarios de Ecuador y Colombia.

Funda Medios


Carta de diversas organizaciones internacionales dirigida a Lenín Moreno y Juan Manuel Santos