Nicaragua: la Iglesia mediará en el diálogo entre el gobierno y empresarios por las reformas al seguro social

Iglesia Católica acepta mediar en diálogo entre gobierno y empresarios de Nicaragua

La Iglesia Católica de Nicaragua aceptó ayer mediar en un diálogo solicitado por la empresa privada y el cual ya ha sido aceptado por el gobierno de Daniel Ortega.

La decisión se toma luego de una violenta semana de protestas en Nicaragua en contra de unas reformas al INSS, que dejaron a 30 personas muertas, y centenares de heridos y arrestados.

El cadenal Leopoldo Brenes, quien leyó un comunicado de la Conferencia Episcopal, dijo que la iglesia Católica llegará como garante al diálogo “con un sincero espíritu de hacer patria”.

Brenes dijo que la iglesia Católica queda a la espera de que gobierno, trabajadores y empresarios acepten la mediación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua en el diálogo, que todavía no tiene fecha para comenzar.

Tras leer el comunicado de la Conferencia Episcopal, Brenes se levantó y no respondió preguntas a los periodistas.

Por el momento, para el diálogo queda pendiente que las partes designen a sus representantes y definan cuándo comenzarán a trabajar.

Cosep visita a obispos

Más temprano, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, se reunió con la Conferencia Episcopal, en busca de respaldo para el diálogo con el gobierno.

La propuesta de que la iglesia Católica sea garante de un diálogo entre gobierno, empresarios y trabajadores surgió durante la crisis desatada en Nicaragua por las reformas al INSS, que aumentaban las cotizaciones.

Esa reforma al INSS ha sido revocada debido a las protestas que generó y en el diálogo se negociará una nueva propuesta.

El sector privado ha pedido que en el diálogo tengan presencia los estudiantes universitarios, quienes han liderado las manifestaciones en contra de las reformas al INSS.

En este diálogo, sin embargo, las partes coinciden en que no solo se abordará la crisis del INSS, sino que habrá otros temas de interés nacional.

El gobierno ha dicho que le interesa discutir sobre la seguridad ciudadana, combate a las pandillas delincuenciales y exoneraciones y subvenciones al sector privado.

Los empresarios, en tanto, han explicado que desean incluir temas relacionados con las garantías constitucionales, sistema electoral, estado de derecho y seguridad jurídica, entre otros.

El Nuevo Diario


Diálogo, Paz y No Violencia, piden diputados del FSLN

Diputados en la Asamblea Nacional con carteles en mano, pidieron diálogo y paz y cesar todo acto de violencia que perturbe el desarrollo y la tranquilidad del pueblo nicaragüense.

Esta mañana aprobaron la Declaratoria por el Diálogo y la Paz, se trata de un respaldo total a la convocatoria del Presidente Daniel por el restablecimiento de la paz, tranquilidad y negociaciones, desde cero, de las reformas a las normativas de la Ley de Seguridad Social

Dialogo y paz, no a la violencia, era la voz unísona de la bancada sandinista en la Asamblea Nacional, donde se sometió a votación la declaratoria a favor de la paz y el dialogo, logrando 73 votos a favor, además se expresa en la misma, el pesar por la pérdida de vidas nicaragüenses y la solidaridad con las familias dolientes.

Es necesario ir a un dialogo sin condiciones y a la brevedad posible, para acabar con la zozobra.

El PLC, se presentó a la sesión, pero a la hora de votar no lo hizo, inmediatamente se retiraron del plenario del parlamento.

El pasado domingo, el Presidente Daniel dejó abierta la opción del diálogo en el que participarían, empresarios, trabajadores e iglesias.

Viva Nicaragua


Sandinistas aprueban resolución por diálogo en Nicaragua y liberales protestan en parlamento

Los diputados sandinistas en la Asamblea Nacional aprobaron hoy una resolución a favor de un diálogo entre el gobierno, los empresarios, trabajadores e iglesias, tras las violentas manifestaciones por las reformas al INSS, pero los liberales protestaron en el hemiciclo con carteles en contra de esa medida.

El presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, es quien leyó la declaración y llamó a votación.

En la sesión en la cual se abordó la discusión de esa declaración, 73 diputados sandinistas votaron a favor y 9 se abstuvieron.

La declaración no tuvo ningún voto en contra o abstención.

La declaración aprobada en la Asamblea Nacional hace un llamado al diálogo y la paz, según lo leído por Porras.

Los diputados también se solidarizan con las familias de las personas que murieron en el marco de las protestas.

“No a la violencia, sí al diálogo, sí a la paz”, dijo Porras, mientras los diputados liberales lo abucheaban y mostraban carteles de rechazo a lo ocurrido durante las protestas de la semana pasada, que dejaron a unas treinta personas sin vida.

“Esta Asamblea aprueba” la resolución, dijo Porras en medio del bullicio generado por los liberales en el hemiciclo de la Asamblea Nacional.

En la sesión, los diputados sandinistas aplaudían la aprobación de la declaración, mientra que los opositores abucheaban.

Esta es parte de la resolución aprobada hoy durante una agitada sesión:

“La Asamblea Nacional se suma incondicionalmente a la convocatoria a la no violencia y respaldamos como poder del Estado nicaragüense el llamado al diálogo y la paz que han hecho en los diferentes sectores de la nación… Expresamos nuestro pesar por las pérdidas de vidas nicaragüenses y nos solidarizamos con el dolor de sus familias. No a la violencia, sí al diálogo y sí a la paz”.

El Nuevo Diario


Movimiento campesino llama a paro nacional hasta que cumplan demandas de los universitarios

Las protestas escenificadas hace ocho días en el país en contra de las ahora derogadas reformas a la seguridad social, se extendieron a municipios del interior del país como Nueva Guinea, El Tule y comarca El Quino, en Altragracia, Isla de Ometepe, donde los campesinos autoconvocados establecieron tranques en las carreteras.

La líder campesina Francisca Ramírez, dijo que en el caso de Nueva Guinea, durante todo el día permitieron el tránsito vehicular por ratos cada hora, igual en El Tule, no así en Altagracia, según explicó Henry Ruiz, miembro del Consejo en Defensa de la Tierra que convocado a sus bases a un paro nacional.

Ruiz aseguró que el llamado al “paro nacional”, lo mantendrán hasta que el Gobierno llame a los verdaderos “involucrados”, a sentarse a negociar que son los diferentes sectores de la sociedad.

“A como dijo (Daniel) Ortega hay que limpiar la mesa”, expresó Ruiz, quien manifestó que no pueden dialogar mientras los que le quitaron la vida a casi tres decenas de jóvenes, estén libres y en contra quienes demandan que sean enjuiciados.

Ruiz dijo que en Moyogalpa también paralizarán el transporte acuático.

En solidaridad

En un comunicado por el Consejo en Defensa de la Tierra firmado por sus líderes, incluida Ramírez, expresan solidaridad con la lucha de los jóvenes y autoconvocados.

Ese consejo condena “la actitud violenta de y represiva con que fuerzas antimotines y turbas afines a gobierno actuaron contra los manifestantes, lo que ha provocado la muerte de decenas de ellos sin ninguna justificación para este proceder”.

Por tanto, señala el movimiento campesino que no regresarán a sus casas hasta que se cumplan las demandas de la población. Al tiempo que demandan no olvidar el tema del proyecto del Canal Interoceánico establecido en la Ley 840.

Los estudiantes iniciaron las protestas el miércoles 18 de abril y aún un grupo se mantiene dentro de la Universidad Politécnica (Upoli) en resistencia hasta que se cumplan sus demandas.

Se estima que los enfrentamientos con la Policía antimotines ha dejado en el país alrededor de 30 muertos, en su mayoría universitarios.

Reclaman participación

El Consejo en Defensa de la Tierra reclama que en el diálogo nacional que ha anunciado el Gobierno debe haber participación de la sociedad civil y organizaciones de derechos humanos, conferencia episcopal, iglesias evangélicas, sectores gremiales y políticos, empresa privada y el Consejo de Defensa de la tierra, entre otros.

Aunque la líder campesina, Francisca Ramírez, considera que la única negociación que se puede hacer es que el presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega, anuncie su renuncia. “Ya no queremos más sangre, pensamos todos los nicaragüenses que ya no podemos hacer negociación bajo una laguna de sangre, como ha sido la masacre que ha hecho Daniel Ortega”, indicó.

La Prensa