Nicaragua: miles marcharon por el cese de la violencia tras la muerte de al menos 30 personas en protestas

Miles piden paz y no violencia

La marcha cívica y multitudinaria realizada este lunes en Managua inició en la rotonda Rubén Darío, en Metrocentro, y concluyó en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) en respaldo a los estudiantes que continuaban en protesta en ese centro y exigen el cese de la represión, la libertad de prensa y el restablecimiento de la paz en el país.

En el recorrido de 6.5 kilómetros los ciudadanos ondearon banderas azul y blanco y pidieron el respeto al derecho de manifestarse. Además, exigieron una investigación por la muerte de jóvenes durante los seis días de protesta en contra de la reforma al Seguro Social.

“No eran delincuentes, eran estudiantes”, gritaban. La marcha fue calificada por participantes como una expresión de unidad social. En los barrios por donde pasaban los manifestantes, los pobladores les regalaban agua y quienes transitaban en vehículos les apoyaban haciendo sonar las bocinas de los carros.

En la Upoli, un grupo de estudiantes y vecinos del sector vestidos de negro, como señal de luto por los estudiantes fallecidos por la represión, se aglomeraron en las aceras desde las 3 de la tarde. Una hora después llegaron allí motorizados con acompañantes que ondeaban banderas de Nicaragua. Era una caravana de motociclistas que a su paso pitaban y gritaban “¡Viva Nicaragua!”. El requisito para entrar a la zona de la Upoli era quitarse los cascos y mostrar la cara, para no ser confundidos con los grupos de choque progubernamentales.

Una hora más tarde, la marcha procedente de Metrocentro se acercaba a la Upoli por la calle principal que la conecta con Multicentro Las Américas. Los gritos y el ondeo de banderas resonaron. Los manifestantes empezaron a cantar el Himno Nacional y después a corear las consignas creadas para esta manifestación, como “Sí se pudo” y “No tenemos miedo”.

Cuando la punta de la marcha llegó a la Upoli aún había personas saliendo de la rotonda Rubén Darío, lo que indica la magnitud de la convocatoria. Esta marcha fue convocada por las cúpulas del sector empresarial, y la participación de los ciudadanos fue espontánea y extraordinaria, sin necesidad de invertir dinero en pagar o trasladar a la gente.

Decenas de personas aprovecharon para llevar agua y comida a los estudiantes que permanecen en el recinto de la Upoli.

Peticiones

Pasadas las cinco de la tarde, varios representantes estudiantiles tomaron la palabra desde una camioneta con bocinas para dar a conocer sus demandas frente a los miles de personas que habían llegado a la Upoli para respaldarles.

Con la cara cubierta y leyendo un comunicado, los universitarios pidieron en primer lugar respeto a la libertad de expresión. Los asistentes estallaron en gritos y aplausos con cada petición leída.

“Queremos seguridad para nuestras protestas, no queremos más represión de la Policía Nacional”, dijo un estudiante.

Las peticiones también incluyen la reestructuración del Consejo Supremo Electoral (CSE) y la renuncia del presidente de este poder del Estado, Roberto Rivas.

“Queremos la liberación de los jóvenes detenidos en las jornadas de protestas e indemnización económica para las familias de los muertos”, agregó otro estudiante. Uno de los objetivos de los estudiantes era dirigir la manifestación hacia la estación 6 de la Policía, para exigir la liberación de 31 jóvenes que se encontraban detenidos allí.

Según organismos de derechos humanos, la jornada de protestas en el país ha dejado al menos 30 muertos, entre estudiantes universitarios, agentes policiales y jóvenes de grupos progobierno.

Libertad de prensa

En la marcha ciudadana fue constante ver a manifestantes con pancartas que pedían la devolución de la señal del canal 100% Noticias, un medio de comunicación televisivo que fue sacado del servicio de cable la semana pasada mientras transmitía en directo las protestas.

Los representantes de los estudiantes se sumaron a ese llamado e incluyeron esta solicitud entre sus peticiones. También pidieron cambios en el Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), respeto a la autonomía universitaria y reparación de daños a universidades que fueron atacadas por la Policía.

Durante la noche, después de las 7 p.m., los jóvenes continuaron aglomerados en las inmediaciones de la Upoli. Muchos portaban velas para honrar a los jóvenes “caídos”, como ellos les llaman, y agradecían con consignas a quienes les han apoyado en su lucha: los estudiantes de la Universidad Centroamericana (UCA), de la Universidad Nacional Agraria (UNA), de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), los religiosos de la iglesia Católica, los bomberos, la Cruz Roja Nicaragüense, los doctores que han atendido heridos y la población que les ha llevado alimentos e insumos médicos.

El Nuevo Diario


Calculan al menos 30 muertos en protestas

Al menos 30 muertos, 432 heridos y 200 detenidos en su mayoría estudiantes universitarios es el saldo de las jornadas de protestas populares que iniciaron el pasado miércoles después que el Gobierno anunció reformas a la Seguridad Social. Las autoridades comenzaron a liberar a unos 200 detenidos.

El levantamiento popular liderado por los estudiantes universitarios fue reprimido por el Gobierno con el uso de policías antimotines y fuerzas de choque conocidas en Nicaragua como turbas.

La jornada de protesta que comenzó el miércoles de la semana anterior con piquetes de universitarios de la Universidad Centroamericana (UCA); ciudadanos autoconvocados en el Camino de Oriente en Managua y jubilados en León alcanzaron su máximo nivel entre el jueves 20 de abril y la noche del domingo 27 del mismo mes.

Lisseth Guido, vocera de la Cruz Roja Nicaragüense, confirmó que durante los cinco días de protesta, esa institución brindó 435 atenciones prehospitalarias relacionadas con las protestas de las cuales 242 requirieron atención hospitalaria.

“De las 435 personas que atendimos, nueve fallecieron” aseguró Lisseth Guido, agregando que la mayoría de las personas que atendieron durante las protestas callejeras tenían heridas por armas de fuego.

Datos de organismos no gubernamentales indican que las protestas populares contra el régimen de Daniel Ortega dejaron 28 civiles muertos y dos agentes del orden público. Las últimas víctimas fatales de la violencia fueron dos estudiantes universitarios y una oficial de la Policía Nacional.

Entre las víctimas mortales de las protestas que se extendieron por todo el territorio nacional está el periodista Ángel Eduardo Gahona quien fue ultimado de perdigones de escopeta la noche del sábado cuando cubría los daños en la Alcaldía de Bluefields por los disturbios acontecidos en esa ciudad del Caribe Norte de Nicaragua.

Los últimos muertos habrían sido dos estudiantes de la Universidad Politécnica (Upoli), la noche del domingo cuando la Policía atacó esa alma mater recurriendo a infiltrados, según los estudiantes.

El Nuevo Diario


Cosep: Estudiantes deben estar en diálogo con el gobierno

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, dijo que los estudiantes que mantienen una protesta desde la semana pasada en Nicaragua deben participar en un diálogo que habrá con el gobierno, y en el cual la iglesia Católica sería mediadora.

Aguerri indicó que el Cosep mantiene sus condiciones para el diálogo con el gobierno de Daniel Ortega y afirmó que “debe incluir a los estudiantes”.

En Nicaragua el pasado miércoles los estudiantes comenzaron una serie de protestas en contra de una reforma al INSS, que aumentaba las cotizaciones y deducía el 5% a las pensiones.

Las manifestaciones se generalizaron en toda Nicaragua y tras una serie de enfrentamientos, unas 30 personas han muerto.

Ante la crisis, el Cosep pidió un diálogo al gobierno, condicionando que debe suspenderse cualquier tipo de represión a las protestas y revocar las reformas al INSS.

Ortega revocó las reformas.

En tanto, el Cosep organizó para una marcha en Managua, la cual resultó multitudinaria y partió de la rotonda Rubén Darío o de Metrocentro, y terminó en la Upoli, una universidad que se convirtió en el bastión de los estudiantes y donde murieron al menos seis personas durante las protestas.

“Esta marcha no es del Cosep, esta marcha es un tema de país, creo que aquí hay una enorme presencia de diferentes sectores de toda la población. La marcha representa ese mensaje de moral para los estudiantes que han dado su vida, las personas que han dado su vida. Hay que reconocer ese despertar de conciencia que han dado los estudiantes, que nosotros no supimos leer”, declaró Aguerri a El Nuevo Diario.

“Debemos plantearnos que debe volver la paz, esta es una lucha por la paz, es una marcha que hemos señalado que debemos retomar el diálogo”, declaró Aguerri.

El Cosep ha pedido que la iglesia Católica medie en el diálogo con el gobierno y Ortega aceptó. La Conferencia Episcopal de Nicaragua no ha dado una respuesta formal.

Los estudiantes, en tanto, pidieron que se libere a las personas arrestadas durante las protestas y que no se tomen represalias en su contra.

Otros empresarios que participaron en la marcha dijeron que en el diálogo que habrá con el gobierno no se debe tocar solo el tema de la reforma al INSS.

Ortega ha dicho que está dispuesto a discutir sobre varios temas, adempas del INSS, como las exoneraciones y subsidios que reciben las empresas y la seguridad ciudadana.

El Nuevo Diario


Vicepresidenta Rosario Murillo: El diálogo es la única puerta para seguir y salir adelante unidos por Nicaragua

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, reiteró que el diálogo es la única puerta para seguir y salir adelante unidos por Nicaragua.

A través de los medios del poder ciudadano, recordó que han sido días muy dolorosos por el sufrimiento de muchas familias que han perdido seres queridos o los han visto afectados.

Señaló que en medio de estos acontecimientos que nos golpean a todos, estamos en solidaridad con las familias que se sienten afectadas por la pérdida de sus seres queridos.

En gran solidaridad y en oración permanente por la paz, por el diálogo como la única puerta para seguir y salir adelante unidos por Nicaragua, por el bien común en nuestra Nicaragua, porque volvamos a la senda del bien común, porque podamos encontrarnos en mesas de diálogo discutiendo todos los asuntos, que podamos volver a las rutas que hemos recorrido con tanta sabiduría en estos años, a la ruta de la serenidad, a la fortaleza de la reconciliación, a la fuerza de la unidad, a la fe y las devociones propias de nuestro espíritu cristiano, socialista y solidario, añadió.

Aseguró que esta Nicaragua debe seguir unida promoviendo el diálogo, el encuentro y la paz.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía subrayó que el Presidente Daniel derogó el decreto que contenía las reformas al reglamento general de la Ley de Seguridad Social, “esa derogación ya ha sido publicada en la Gaceta de hoy 23 de abril”.

Reiteró que la disposición del Presidente y del Gobierno es abierta al diálogo, a continuar recorriendo estos caminos de unidad, dispuesta a escucharnos todos, a sentirnos todos como hijos de Dios, como familias nicaragüenses, unidos alrededor de la justicia social en Nicaragua, alrededor del desarrollo, de los valores cristianos, de familia, “unidos alrededor de la construcción cotidiana de la paz, el entendimiento y el porvenir”.

Rosario agradeció los mensajes de solidaridad y hermandad enviados al Gobierno Sandinista.

A todos los hermanos y hermanas que nos han escrito afligidos por la situación que hemos vivido en los últimos días, nuestro reconocimiento y nuestro mensaje de esperanza “porque estamos en esperanza alentados por esa voluntad de diálogo, de búsqueda de consensos, de encuentros para escucharnos todos, alentados en esperanza y en fe”, indicó.

Aseguró que “tenemos la convicción de que unidos salimos adelante, de que somos capaces de volvernos a entender como en tiempos duros y de retomar las banderas de reconciliación, ese nuevo tiempo de reconciliación y victorias que debemos saber vivir en nuestro país.

Les hizo un llamado la Compañera Rosario a los hermanos que han escrito al Gobierno, a participar en vigilias de oración por el diálogo y la paz en nuestro país y hacer cadenas de oración por el cariño, por la continuidad de las sendas, los caminos de encuentro, cariño, respeto y de dignidad de todos los nicaragüenses.

Estamos viendo una calma, una normalidad que nos anima a todos, el pueblo nicaragüense quiere tranquilidad, las familias nicaragüenses quieren seguridad, trabajo y paz, indicó.

Lamentó el fallecimiento de Juana Francisca Aguilar, quien fue asesinada el pasado sábado por vándalos de la derecha.

Seguimos trabajando por la paz, el amor, la vida y por el reencuentro de las familias nicaragüenses para que vivamos nuevos tiempos de reconciliación y unidad.

Reiteró que el Gobierno de todos está en plena disposición de dialogar, con una agenda abierta que en la mesa se va construyendo, que nos ayude a todos reencontrar la tranquilidad, a reencontrarla en todo momento, para que las noches no sean motivo de angustia o de aflicción para nadie.

Para que sigamos siendo uno de los países más seguros del mundo, que volvamos sobre la senda de la cordura, el amor, y sobre esa ruta que tanto demandan las familias nicaragüenses: seguridad, trabajo, paz, alegría, cariño y prosperidad, insistió.

La Voz del Sandinismo