Costa Rica lanza al espacio el primer satélite centroamericano

El Proyecto Irazú lleva a Costa Rica al espacio

El primer satélite centroamericano ya está en el espacio. El instrumento viaja a bordo de la nave espacial SpaceX Dragon, en particular en la misión CRS-14.

El despegue inició a las 2:30 de la tarde desde Cabo Cañaveral, Florida. La nave fue impulsada por un cohete Falcon 9 y en menos de 15 minutos se encontraba ya en la órbita terrestre en ruta hacia la Estacion Espacial Internacional (EEI), a donde llegará en la madrugada del 4 de abril.

El satélite, del tipo CubeSat, será puesto en órbita unas semanas después de su arribo a la EEI. Será liberado desde el Módulo Experimental Japonés (JEM, por sus siglas en inglés), también conocido como el módulo Kibo (esperanza, en japonés).

Concluida esa etapa, el Proyecto Irazú –calificado en Costa Rica como de ‘interés nacional’- permitirá monitorear los niveles de fijación de carbono en los bosques de Costa Rica.

Esta aventura científica es el resultado del trabajo realizado por la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE) y el Tecnológico de Costa Rica (TEC) quienes han desarrollado el instrumento que se espera brinde valiosa información para comprender el potencial de los bosques tropicales en Costa Rica.

El satélite se conectará con una estación remota ubicada en el campus de la Sede Regional del TEC en San Carlos, en donde se colocarán sensores que monitorearán el crecimiento de los árboles, los cuales estarán conectados a una antena omnidireccional, que se enlazará al satélite dos veces al día, justo cuando pasa por Costa Rica, para extraer información que será útil para estimar los niveles de fijación de carbono.

Todos los datos llegarán a la estación terrestre ubicada en el campus de la Sede Central del TEC en Cartago, específicamente al centro de procesamiento de datos, en donde se recibirá para estudio la información emitida desde la Estación Remota y transmitidos por el satélite.

El Proyecto Irazú es ya una hazaña espacial para Centroamérica, ya que dio vida al primer satélite centroamericano diseñado, ensamblado y probado por costarricenses. “Este lanzamiento representa un hecho histórico que tiene como resultado la primera misión espacial elaborada en suelo tico”, celebra un comunicado difundido por el ACAE –TEC, esta tarde.

“Con mucha satisfacción podemos decir que el satélite ya se encuentra en el espacio y su función culminará con éxito cuando sea puesto en órbita en las próximas semanas. Nos sentimos orgullosos de finalmente demostrar, después de ocho años de trabajo duro, que Costa Rica tiene la capacidad de realizar proyectos de ingeniería espacial de manera autónoma”, dijo Carlos Alvarado, presidente de ACAE.

“Nuestra principal inspiración siempre ha sido abrirle las puertas a las futuras generaciones y decirles que sí podemos hacer grandes cosas en Costa Rica. Aquí nos sobra talento y profesionales para hacerlo. Hoy le decimos a los niños y jóvenes del país que nunca dejen de soñar, de estudiar y que jamás se pongan límites”, afirmó.

Jóvenes convocados a nombrar el satélite

ACAE anunció que realiza un concurso en redes sociales para ponerle nombre al satélite. La campaña denominada, “Ponele nombre al chuche que va al espacio” permitirá que los jóvenes entre los 13 y los 24 años, se encarguen de darle nombre al primer satélite centroamericano y buscar el apoyo de todos los costarricenses para que voten por el nombre que más nos represente.

“El satélite del Proyecto Irazú, creado por ACAE y el Tecnológico de Costa Rica, ya fue lanzado a la Estación Espacial Internacional pero antes de ponerse en órbita invitamos a todos los jóvenes a que propongan un nombre que nos represente, identifique y nos haga sentir orgullosos. Queremos que los ticos nos digan ¿Cómo nos llaman ahora desde el espacio?”, comentó Alvarado.

Los jóvenes entre los 13 y 24 años, tendrán tiempo hasta el 18 de abril para enviar al inbox del Facebook de ACAE (Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio), un video de máximo 30 segundos proponiendo un nombre en español para el satélite y una justificación de la razón por la que lo denominaron así. Luego de esto, ACAE subirá el video a su red social y los ticos podrán votar con un “like” por la mejor propuesta.

Para que el Proyecto Irazú sea una realidad, se reunió los esfuerzos de la academia, la industria local y la sociedad civil; a la vez, fue declarado de interés público por el Gobierno de Costa Rica en el 2014.

Sumado al equipo desarrollador integrado por ACAE y el TEC, el proyecto tiene un equipo asesor y evaluador conformado por profesionales de prestigiosas instituciones como la NASA, Ad Astra Rocket Company, la Universidad de TU Delft (Holanda) y la Universidad de Kyutech en Japón.

Asimismo, cuenta con el patrocinio de las empresas privadas como: Ernst &Young S.A., Grupo Purdy Motor, Zona Franca Coyol, el Instituto Nacional de Seguros (INS) y la empresa de comunicación y relaciones estratégica CCK.

Además, más de 900 costarricenses se unieron y patrocinaron el Proyecto a través de la plataforma de donación de fondos KickStarter, con la cual se logró alcanzar el monto requerido para desarrollar por completo el Proyecto. Asimismo, la estructura de aluminio del satélite fue desarrollada por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Nueva era de transporte espacial

Tanto la nave no tripulada (SpaceX Dragon) como el cohete Falcon 9 que la transportó ya han viajado anteriormente al laboratorio orbital.

“Esta es la segunda misión de reabastecimiento para la NASA en la que no solo estamos utilizando un lanzador que ya ha volado, sino también una Dragon que ya ha estado en la Estación Espacial Internacional”, dijo Jessica Jensen, a cargo de la misión Dragon.

La directora de la misión dijo que el cohete fue probado en agosto del año pasado y la cápsula Dragon viajó a la ISS en abril de 2016.

La primera misión de reabastecimiento para la NASA en la que SpaceX reutilizó ambos componentes para ir al puesto orbital fue en diciembre de 2017.

La compañía con sede en California se esmera en reducir el costo de las misiones espaciales reutilizando sus cohetes y otros componentes costosos después de cada lanzamiento en vez de dejarlos caer en el océano.

“Lo realmente positivo de esto es que se está volviendo la norma”, dijo Jensen. La de este lunes es la décimo cuarta misión de reabastecimiento de SpaceX para la NASA.

La cápsula está cargada con cerca de 2.600 kilos de alimentos, materiales y experimentos científicos, incluido uno para estudiar las tormentas eléctricas y otro para evaluar el desarrollo de fármacos en el espacio.

Está previsto que Dragon se acople a la estación espacial el miércoles por la mañana, y que permanezca en órbita durante cerca de un mes para después regresar a la Tierra.

Estrategia y Negocios


Proyecto Irazú fortaleció capacidades del TEC para desarrollar misiones espaciales

Cuando el primer satélite desarrollado en Centroamérica alcance la Estación Espacial Internacional (probablemente este 4 de abril) se habrá concretado uno de los sueños más ambiciosos en la historia reciente del país: que Costa Rica llegue al espacio. Un sueño impulsado desde hace muchos años por la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE) y que a partir del año 2013 se empezó a concretar con el Tecnológico de Costa Rica (TEC), para impulsar el Proyecto Irazú.

Este logro significa mucho más que confirmar la destreza técnica del equipo de costarricenses que participó en el Proyecto Irazú. Hereda al país las capacidades instaladas para desarrollar misiones espaciales de diversos tipos y sumarse a la nueva era de exploración espacial que vive la humanidad.

Desde hace años, investigadores y estudiantes del TEC se han preparado –en el país y con estudios en el extranjero– para desarrollar integralmente el proyecto. Todos los sistemas del satélite fueron diseñados, comprobados y ensamblados en Costa Rica. Incluso se participó en el proceso de pruebas que se hizo en el Instituto Tecnológico de Kyushu (conocido como Kyutech), de Japón.

También se innovó al desarrollar en casa los sensores y mecanismos para medir el crecimiento diario del diámetro de los árboles ubicados en una plantación forestal en las llanuras de San Carlos. Estos datos serán empleados para medir el crecimiento diario de la biomasa y así estimar, con mejor precisión, la fijación de carbono de la atmósfera.

De esta manera, el Proyecto Irazú cuenta con una misión científica de gran impacto en la agenda del Cambio Climático, empleando tecnología de punta e innovadora en el monitoreo de proyectos ambientales.

Todos estos avances se combinaron para conseguir un logro mayor: el establecimiento del Laboratorio de Sistemas Espaciales (SETEC-Lab), que aprovechará estas capacidades para seguir impulsando el desarrollo de proyectos espaciales, ya sean costarricenses o en cooperación internacional.

“El Proyecto Irazú, desarrollado por el TEC y ACAE, ha contado con el apoyo de muchos patrocinadores y de varias instituciones, sobre todo el Micitt y el INA. Ha sido un proyecto disruptivo, dado que rompe con los modelos de investigación tradicional para generar la innovación en la solución de problemas con tecnología de avanzada.

“Este proyecto posiciona a Costa Rica en un área del conocimiento donde la microelectrónica avanza rápidamente en el desarrollo y operación de microsatélites, creando la posibilidad de tomar un importante liderazgo regional para impulsar más misiones satelitales y en la atracción de inversión para producción nacional de dispositivos y componentes satelitales. Irazú es una demostración de cómo el país y TEC avanza en los campos de la ciencia y la tecnología”, comenta el Dr. Julio César Calvo, rector del Tecnológico.

Reviva el lanzamiento del Falcon 9 con el primer satélite de Costa Rica a bordo.

Ingreso a la IAF

Otro de los logros principales del Proyecto Irazú es el ingreso del Tecnológico de Costa Rica a la Federación Internacional de Astronáutica (IAF, por sus siglas en inglés), donde se encuentran asociadas las grandes agencias del tema a nivel mundial, como la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA), la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) y la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos); así como las compañías privadas líderes, como SpaceX, Boeing, Airbus y Blue Origin, entre otras.

Esta inclusión permite al TEC participar en proyectos aeroespaciales de corte internacional en los que el requisito fundamental suele ser la membresía en la IAF, lo que facilita el acceso a cooperaciones científicas, movilidad académica, investigaciones de impacto y financiamiento.

“La aceptación del Tecnológico de Costa Rica en la Federación Internacional de Astronáutica, como primera universidad del área centroamericana en el tema, es un reconocimiento de la comunidad internacional. Esto acredita que el TEC es un actor más en el desarrollo del área espacial a nivel mundial, no solamente con un proyecto, sino con todo un programa que se refleja en la creación del Laboratorio de Sistemas Espaciales”, comenta Adolfo Chaves, coordinador del SETEC-Lab.

Recurso humano

En la participación académica del Tecnológico de Costa Rica con el Proyecto Irazú han participado 13 investigadores, entre quienes están inscritos en el proyecto de investigación y personas que han donado su tiempo voluntariamente; de áreas tan diversas como Ingeniería Electrónica, Ingeniería Mecatrónica, Ingeniería Forestal y Diseño Industrial.

En este contexto, tres funcionarios se formaron en el extranjero desde el 2013 en el grado de doctorado: Adolfo Chaves y Johan Carvajal, de la Escuela de Electrónica en la Universidad de Delft-Holanda, y Juan José Rojas, de la Escuela de Mantenimiento Industrial quien está obteniendo su Doctorado en la Universidad Kyushu (Kyutech), de Japón.

Además, se han capacitado 12 estudiantes de grado del Tecnológico, de áreas como Electrónica, Mecatrónica, Computación, Diseño Industrial y Materiales, quienes han participado y algunos han desarrollado sus tesis de Licenciatura o Maestría en el desarrollo de varios componentes de la misión tecnológica y científica.

En cuanto a producción académica, de esta investigación se desarrollaron siete artículos científicos –en cooperación con ACAE–, publicados en distintas ediciones del Congreso Internacional de Astronáutica.

TecCr