Tras pedir perdón, el Papa invita al Vaticano a víctimas de abuso sexual de un sacerdote

Víctimas de Karadima confirmaron que fueron invitados al Vaticano 

Luego que la Conferencia Episcopal diera a conocer la carta que el Papa Francisco envió a los obispos chilenos en la que se refiere al informe de los enviados papales que recogieron los testimonios de denuncia de abusos cometidos por sacerdotes, las víctimas del Fernando Karadima – James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo– entregaron una declaración pública y confirmaron que fueron invitados al Vaticano para hablar con el sumo pontífice.

“Respecto de la carta enviada por el Papa Francisco, y leída hoy por los obispos de Chile, hemos sido contactados por el Vaticano para invitarnos a una reunión con él en las próximas semanas”, informaron.

El comunicado agregó que “esta reunión tendría por finalidad conversar acerca de lo que indica en la carta a los obispos. Reconocemos el gesto del Papa y estamos evaluando las posibilidades para asistir”.

La declaración señala que “el daño cometido por la jerarquía de la Iglesia chilena, a la que se refiere el Papa, ha afectado a muchas personas, no solo a nosotros. El sentido de todas nuestras acciones siempre ha apuntado al reconocimiento, el perdón y la reparación por lo que se ha sufrido, y así seguirá siendo, hasta que la tolerancia cero frente al abuso y el encubrimiento en la Iglesia, se haga realidad”.

La Nación


Víctimas de Karadima reconocen “gesto” y anuncian que recibieron invitación para ir al Vaticano

“Estamos evaluando la posibilidad de asistir”, sostuvieron en una declaración pública luego de conocer la carta remitida por Francisco.

Durante las próximas semanas, el Papa sostendrá encuentros con representantes de las personas entrevistadas, y ahí espera pedirles perdón, según asegura en su carta.

Ayer, a través de una declaración, tres víctimas de Fernando Karadima -Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo- expresaron que el Vaticano los invitó a una reunión.

“Reconocemos el gesto del Papa y estamos evaluando las posibilidades para asistir”, dijeron.

Afirmaron que “el daño cometido por la jerarquía de la Iglesia chilena, a la que se refiere el Papa, ha afectado muchas personas, no solo a nosotros”. Agregaron que el sentido de todas sus acciones “siempre ha apuntado al reconocimiento, el perdón y la reparación por lo que se ha sufrido, y así seguirá siendo, hasta que la tolerancia cero frente al abuso y el encubrimiento en la Iglesia se haga realidad”.

Por su parte, el sacerdote Eugenio de la Fuente dijo que “no se puede dejar de destacar la tremenda perseverancia acompañada de indecible dolor y revictimización” de Cruz, Hamilton y Murillo. “Sin ellos, este paso del Papa no se ve que pudiera haber ocurrido”.

La comunidad Laicos de Osorno valoró “el cambio de mirada que el Papa está mostrando en su misiva. Valoramos su petición de perdón y la aceptamos. Confiamos que ese arrepentimiento se expresará en acciones concretas”.

También destacó que quiera “restablecer confianzas”. No obstante, el grupo aseguró que esto no será posible “si no hay medidas idóneas y suficientes que se hagan cargo efectivamente del problema. En este sentido, la salida del obispo Barros es necesaria, mas no suficiente”.

En tanto, el sacerdote jesuita Fernando Montes también valoró la carta y la postura de Francisco. Además, profundizó en la idea de un cambio. “Si (el Papa) dice que la información es errada o mal percibida, por lo menos hay que averiguar cuáles son los canales que tenemos… Los abusos son una cosa y el haber tapado, no haber tenido comunicaciones, es una manifestación de algo más profundo. Encuentro evangélica esta manera de reconocer el error”.

Economía y Negocios


Carta del Papa


VOLVER