Uruguay: dos nuevos femicidios conmueven al país

Dos nuevos casos de femicidio en el interior conmueven a Uruguay

Este martes se confirmó un nuevo caso de femicidio el cual ocurrió a pocos kilómetros de la localidad de San Pedro, en Colonia.

Una mujer de 37 años de edad fue ultimada por su ex pareja con quien tenía dos hijos menores de edad.

Según trascendió, próximo a la hora 3 de este martes 17 de abril un empleado de un establecimiento rural del paraje Barra de San Juan escuchó disparos y encontró a una mujer en el suelo, tras dar aviso a la Policía se constató su fallecimiento.

Asimismo, a los pocos metros del lugar se encontró el cadáver de su ex pareja quien se había suicidado.

En Florida

Asimismo, en la mañana de este martes fue encontrado sin vida el cuerpo de una mujer dentro de un vehículo, en el camping 25 de agosto de Florida.

Fuera del automóvil se halló también el cuerpo sin vida de un hombre. Según informó el fiscal Fernando Pérez a El País, “el hombre que fue encontrado ahorcado en un árbol, era policía”.

El caso se investiga como “femicidio por estrangulación seguido de homicidio”.

El hombre y la mujer eran pareja y vivían en el balneario Salinas de Canelones.

Ambos hechos ocurrieron en el mismo día en que la Coordinadora de Feminismos Uy realiza una nueva alerta feminista.

La coordinadora exige justicia por la muerte de una mujer de 29 ocurrida el pasado viernes en Maldonado, también a manos de su ex pareja.

Asimismo, denuncian que con la dos muertes que ocurrieron este martes 17 de abril se constata más de un femicidio por semana en lo que va del año.

La Red 21


Veinte mujeres muertas en 2018, trece por sus parejas o familiares

En lo que va del año, veinte mujeres perdieron la vida de forma violenta, incluyendo las dos muertes de ayer, confirmó el Ministerio del Interior a El País. Eso supone una víctima cada poco más de cinco días. Trece de estos crímenes fueron perpetrados por parejas, exparejas o familiares de las víctimas.

Dos casos recientes, el del anciano de 90 años que mató a su esposa inválida (96), y el de la joven Cinthia Risso, en Maldonado, no están incluidos por el momento en la calificación de “femicidios”.

Tampoco las dos primeras muertes del año: la de una adolescente de 16 años que desapareció en Villa Constitución (Salto) y fue hallada sin vida a orillas de una cañada sobre la Ruta 3, ni la de Daniela Pérez, de 26 años, encontrada a orillas del río Olimar (Treinta y Tres) con un disparo en la cabeza. Estaba en un campamento familiar y se sospecha que alguien cercano a la víctima es responsable del hecho.

Además, no está aclarada aún la causa de la muerte de Ana, una mujer de 49 años, que el 27 de febrero fue encontrada sin vida y en avanzado estado de descomposición en San José.

Sobre el caso de Cinthia Risso, que el viernes pasado de madrugada fue asesinada de tres disparos en el pecho, en el barrio Mazzoni, en Maldonado, hay un nuevo sospechoso en la mira de la Policía, según supo El País. El sujeto tiene una relación de amistad con la expareja de la víctima, quien es señalado también como responsable de la muerte de Cinthia. Tres amigas de la fallecida dijeron a El País que se trata de la “crónica de una muerte anunciada”, porque en enero el compañero fue denunciado por la víctima por violencia de género. Sin embargo, el sujeto siguió en libertad. Ahora es buscado por la Policía.

“En todos los casos no aclarados se siguen distintas líneas de investigación”, comentó Patricia Lanzani, directora de la Unidad de Género de la Fiscalía General de la Nación.

Además de los asesinatos consumados, ha habido este año “unas cuantas” tentativas de asesinatos, informó el Ministerio del Interior. Las cifras las divulga el Observatorio de Criminalidad de esta cartera cada seis meses. Ayer no estaban disponibles.

Interior.

La mayoría de las muertes de mujeres se ha producido este año en departamentos del interior. Salto, Paysandú, Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo, Durazno, Treinta y Tres, Rocha, Maldonado, Florida y Colonia han sido escenarios de muertes violentas.

Maldonado, Colonia y Montevideo, en ese orden, han registrado las tasas más altas de homicidios a mujeres entre los años 2012 y 2016, según un informe del Ministerio.

“Es distinta la cultura de Montevideo que la del Interior. Lo que hablamos de (sociedad) patriarcal está mucho más exacerbado en el interior”, opinó Lanzani. Agregó que, en general, la gente “por una razón u otra está armada. Casi todos tienen armas”, dijo.

Consultada por el aumento sostenido que viene registrándose en los últimos años, Lanzani comentó: “Hay un aumento horrible. Estamos en abril y mirá la cifra que tenemos”.

Casos resonantes.

Uno de los más alarmantes ocurrió en Salto el 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer. En la madrugada, un retirado militar que había vivido cuatro años con su pareja, Olga Costa (44), ingresó en la vivienda por el fondo y asesinó al policía que custodiaba a la mujer por orden judicial. Luego, entró en el dormitorio de Olga y la mató de dos tiros. El otro policía que vigilaba la casa, donde estaban dos de los tres hijos, logró detenerlo.

El otro caso resonante ocurrió en Quebracho, Paysandú. Dos asesinatos cometidos por el peón rural Martín Bentancur, contra su suegra, Nelly Goyeneche, y un policía que acudió en su ayuda, dieron comienzo a una intensa búsqueda que se prolongó por seis días, hasta que Bentancur se quitó la vida a la entrada del complejo hotelero de las termas de Guaviyú. El caso, por sus circunstancias, generó conmoción nacional.

Víctima de la delincuencia

El 17 de febrero, Cristian Pastorino, alias “Kiki”, perpetró una rapiña en el local de Súper Vero, en La Blanqueada, de donde se llevó solo 2.000 pesos. Tras concretar el robo disparó y mató a la cajera Florencia Cabrera, de 26 años. También disparó contra un guardia que, días más tarde, se confirmó que quedará en silla de ruedas. El asesino, cercado por la Policía, se quitó la vida días después.

LAS CIFRAS DE LATINOAMÉRICA

Asesinan a 12 mujeres cada día

ONU.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentado a fines de 2017, indica que América Latina y el Caribe es la región del mundo con mayores índices de violencia contra la mujer. En Uruguay hubo 30 femicidios en ese año.

CEPAL.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y Amnistía Internacional informan que “cada día mueren en promedio al menos 12 latinoamericanas y caribeñas por el solo hecho de ser mujer”.

Tasas.

El Observatorio de Igualdad de Género de la Cepal anunció que hasta 2016 hubo 1.998 femicidios en 17 países de la región. En Honduras se dio la mayor cantidad de crímenes de este tipo (466), pero la tasa mayor es la de El Salvador: 11.2 por cada 100.000 mujeres (371 muertes). En ese último año disponible a nivel global, en Uruguay la tasa fue de 1.3 (con 24 casos reportados), por encima de la de varios países de la región, entre ellos Argentina (que tuvo una tasa de 1.1 y 254 femicidios); Paraguay (1.2 y 39 crímenes); Ecuador (0.9 y 72 asesinatos); Perú (0.6 y 100 casos), o Chile (0.4 y 34 casos).

Brasil.

En este informe no se incluyó a Brasil por falta de cifras oficiales, pero poco después el Ministerio Público de ese país reveló que se registraron 2.925 femicidios entre marzo de 2016 y agosto de 2017, ocho asesinatos diarios contra mujeres. En relación a 2015, en Brasil se dio un incremento del 9% de femicidios.

El País