Carlos Alvarado asume la presidencia de Costa Rica

Carlos Alvarado llegará en el bus de hidrógeno, con cero emisiones contaminantes, de Franklin Chang

El presidente electo, Carlos Alvarado, se trasladará el martes a la plaza de la Democracia en el bus eléctrico de hidrógeno del científico Franklin Chang, confirmó este lunes la Cancillería.

Este automotor evita las emisiones contaminantes que generan los combustibles fósiles, pues funciona como un vehículo eléctrico de batería.

La diferencia está en que el carro de hidrógeno produce la electricidad consumiendo el hidrógeno que lleva en el tanque, dentro de una celda. Esta celda mezcla el hidrógeno con oxígeno del aire y produce la electricidad que alimenta el motor eléctrico, el cual mueve al vehículo.

El autobús de Chang, de nombre Nyuti (estrella, en Chorotega), tiene una autonomía de 340 kilómetros y capacidad para transportar a 35 pasajeros. Se puede mover a 110 kilómetros por hora.

Juan Ignacio Del Valle, director de Operaciones de Ad Astra, indicó que a pesar de que la unidad tiene la capacidad de recorrer el trayecto entre Liberia y San José por sus propios medios, fue transportado en una plataforma porque la única estación de hidrógeno del país, y la región, se encuentra en el Ecosistema de Hidrógeno en Liberia, Guanacaste.

Carlos Alvarado lo utilizará para salir del Museo de Arte Costarricense, en La Sabana, rumbo a la Plaza de la Democracia, en donde se celebrará la ceremonia de traspaso de poderes a partir de las 9 a. m.

La comisión de traspaso de poderes planea hacer una actividad carbono neutral. De hecho, Alvarado recibirá un certificado que lo acreditará así.

La organización calculará las emisiones contaminantes que genere el evento y una organización no gubernamental (ONG) pagará el costos de estas, a fin de financiar servicios ambientales que compensen la contaminación producida.

En campaña, Carlos Alvarado prometió enfocar las políticas públicas en generar una transición de combustibles fósiles a la movilidad eléctrica o hídrida. Aseguró que eso “sería la abolición del ejército de nuestra generación”.

En ese sentido, se comprometió a incorporar a la flotilla vehícular al menos 35.000 carros eléctricos en los próximos cuatro años, pues asegura son un 60% más eficientes que los autos de combustión.

Además, dijo que incluiría dentro la matriz eléctrica “elementos de energía fotovoltaica y eólica”, así como mejorar las prácticas agrícolas y promover reformas legales para que la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) pueda hacer investigaciones sobre energía limpias como hidrógeno y biocombustibles.

Esas propuestas las expresó en los debates organizados por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa privada (Uccaep) y por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), el 28 de febrero y el 5 de marzo, respectivamente.

La Nación


Costa Rica lista para investir a Alvarado, el presidente de su bicentenario

Con la presencia de más de 100 delegaciones internacionales Costa Rica está lista para investir este martes a Carlos Alvarado como su presidente para los próximos cuatro años, cargo que ejercerá cuando en 2021 el país cumpla 200 años de vida independiente.

Alvarado, de 38 años, se convertirá en unos de los presidentes más jóvenes en la historia de Costa Rica, la democracia más longeva de América Latina, en un acto que los organizadores han calificado como austero, pero que encierra gran simbolismo.

El traspaso de mando se llevará a cabo en la Plaza de la Democracia y la Abolición del Ejército, un espacio abierto en el centro de San José y al pie del último cuartel militar que existió en el país, en la actualidad el Museo Nacional.

En la plaza también se encuentra la estatua del expresidente José Figueres Ferrer, quien en ese mismo antiguo cuartel militar abolió el Ejército el 1 de diciembre de 1948 luego de ganar la última guerra civil del país.

Alvarado será el presidente del bicentenario de vida independiente de Costa Rica y ha querido imprimir un sello particular en ese contexto, al crear un gabinete multipartidista y con un 56 por ciento de mujeres, algo inédito en el país.

Según ha dicho el presidente electo, el bicentenario exige que los partidos y la ciudadanía se unan para resolver los problemas más apremiantes del país como el déficit fiscal, la pobreza, la desigualdad, la infraestructura, el desempleo, la inseguridad, entre otros.

Carlos Alvarado asistirá en un autobús impulsado por hidrógeno a la ceremonia de su investidura, que además será certificada como carbono neutral, como una señal de las políticas de sosteniblidad ambiental que planea implementar.

La directora de Protocolo del Estado, Gina Guillén, dijo este lunes a los periodistas que Alvarado y todo su gabinete se movilizará en el autobús de hidrógeno desarrollado por la empresa Ad Astra Rocket del exastronauta costarricense Franklin Chang.

Alvarado saldrá en el autobús junto a su gabinete desde el Museo de Arte Costarricense hacia la Plaza de la Democracia y la Abolición del Ejército, un trayecto de aproximadamente tres kilómetros.

Durante la ceremonia de traspaso de mando se entregará al presidente Alvarado un certificado que oficializa que el evento es carbono neutral, es decir, que compensará las emisiones de carbono que allí se produzcan.

Las autoridades medirán las emisiones que se generen en los vuelos de las delegaciones, en la estadía de los hoteles, en el traslado de los invitados, en el evento de traspaso, la iluminación, el montaje, además del manejo de los residuos.

La compensación consistirá en la compra de bonos de carbono para reforestación en una finca del territorio indígena Térraba, en el sur del Costa Rica, país que tiene la meta de convertirse en el primero carbono neutral del mundo en el año 2021.

A la ceremonia asistirán 3.000 ciudadanos a quienes la organización repartió entradas para que presencien de cerca el traspaso de mando.

En total, a la investidura de Carlos Alvarado acudirán 108 delegaciones internacionales que incluyen representantes de Gobiernos y organismos internacionales.

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, llegó el domingo a Costa Rica para asistir a la investidura, a la que han confirmado su asistencia los mandatarios Juan Carlos Varela, de Panamá; Jimmy Morales, de Guatemala; Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador; Evo Morales, de Bolivia, y Danilo Medina, de República Dominicana.

A ellos se une la primera ministra de Aruba, Evelyn Wever-Croes, quien junto al ecuatoriano Moreno, fueron los primeros en llegar la tarde del domingo.

Algunos países estarán representados por vicepresidentes, cancilleres, vicecancilleres, ministros, senadores o diputados, entre ellos Uruguay, Chile, Perú, Argentina, Brasil, Emiratos Árabes Unidos, Japón y Corea del Sur.

España estará representada por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y Cuba por la vicepresidenta del Consejo de Estado, Inés María Chapman.

Un equipo interinstitucional integrado por la Fuerza Pública, la Dirección de Inteligencia y Seguridad, la Policía Municipal de San José, la Policía de Tránsito, la Cruz Roja, los bomberos, la Comisión Nacional de Emergencias y el Ministerio de Salud han ejecutado una serie de operativos para garantizar la seguridad en el sitio de traspaso de mando.

Carlos Alvarado, un periodista, escritor, músico y politólogo de 38 años, gobernará por cuatro años Costa Rica y recibirá el poder del presidente Luis Guillermo Solís, ambos del centroizquierdista Partido Acción Ciudadana.

El País


Concierto Traspaso de Poder, una mixtura de clásicos y canciones al fragor de la campaña

Las voces de la Coalición Costa Rica (CCR) abren interpretando la canción oficial del movimiento y otras piezas que se consolidaron en el fragor de la campaña electoral. Los clásicos nacionales vendrán después: Max Goldenberg, Master Key, Gandhi, María Prétiz, Bernardo Quesada y Malpaís. a partir de las 4:00pm, la asistencia es libre y gratuita.

El concierto iniciará con el tema que se volvió un ícono de la campaña electoral “A través del amor”, canción oficial del movimiento, con letra de Edgar Brenes Soto y Marianela Jiménez, música de Brenes Soto.

“Es de vital importancia demostrar la injerencia del pueblo de Costa Rica a través del movimiento social Coalición Costa Rica, tanto en el pasado periodo electoral como en la construcción del país que queremos de ahora en adelante. Estas iniciativas de cooperación entre diferentes sectores se manifiesta no solo en lo político sino también en el arte, con las canciones que mañana podremos cantar juntos durante la celebración de la democracia viva en nuestra nación”, expresó Soto, músico de la CCR.

La segunda canción que se pondrá en escena será “Un Nuevo Día”, inspirada en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Letra de Flor Urbina. Música de Flor Urbina y Brenes Soto.

“Es por las mujeres, la igualdad, y las luchas, una denuncia y petición de alto a la violencia y a los femicidios en este 2018”, explicó Mari Murakami, miembro de CCR.

Después llegará “Paz y Amor”, un canto a la diversidad en nuestro país en todas sus expresiones. Letra y música de Mike Joseph. La presentación cerrará con “Ticos Por Igual”, canción inspirada en la inclusión de todos y todas por igual. Letra de Jaime Gamboa y Arturo Pardo. Música de Brenes Soto y Juan Pablo Calvo.

Estos temas serán interpretados por los cantantes: Miguel Solari, Armando Román, Amanda Rodríguez, Elías Gondy, Cristina Acosta, Ana Castro, Flor Urbina, Mari Murakami, Horacio Paris, Diego Aviles, Andrés Castro, Edgar Brenes Soto, Ramón Banjo, Mike Joseph, Debi Nova, Felipe Pérez, Kumary Sawyers, Luis Montalbert, Daniela Rodríguez, Arturo Pardo, Juan Carlos Pardo, Maddie Serrano y Ari Lotringer.

El concierto, de asistencia libre y gratuita, tendrá las participaciones de los destacados músicos nacionales Max Goldenberg, Master Key, Gandhi, María Prétiz, Bernardo Quesada, y Malpaís.

Informatico


Diputados señalan tareas urgentes que Carlos Alvarado deberá enfrentar

Carlos Alvarado Quesada tomará posesión este martes como Presidente número 48 de Costa Rica, en una sesión solemne de la Asamblea Legislativa.

Asumirá el Gobierno de la República tras claros incumplimientos de su antecesor Luis Guillermo Solís y expectativas desinfladas de los costarricenses, así como con grandes desafíos en el horizonte.

Llegará al poder con un listado enorme de problemas sin resolver, demandas insatisfechas de la población y situaciones que requieren intervenciones urgentes.

¿Cuáles son las acciones inmediatas que diputados de las 6 bancadas legislativas de oposición esperan que Alvarado anuncie en su primer discurso?

Los legisladores sugieren un listado diverso de medidas, pero coinciden en cuatro de ellas: seguridad ciudadana, infraestructura pública, generación de empleo y equilibrio de las finanzas públicas.

PLN: seguridad

El jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Carlos Ricardo Benavides, detalla las tres acciones inmediatas que espera.

  • Plan urgente en materia de seguridad para parar la crisis que nos hereda la administración Solís.
  • Medidas concretas para generar empleo, después de que se anunció la semana pasada que el desempleo aumentó en los últimos cuatro años.
  • Ordenar de inmediato la ampliación de la Ruta 27 mediante una extensión del contrato de concesión, así como una revisión del fideicomiso para construir la carretera San José-San Ramón. En menos de un mes, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) debe decir con franqueza si ese fideicomiso está destinado al fracaso y buscar otra forma de construir la ampliación de esa vía.

PRN: crisis fiscal

Para el diputado Jonathan Prendas, del Partido Restauración Nacional (PRN), Alvarado debería mencionar las siguientes acciones:

  • Soluciones a la crisis fiscal.
  • Atacar la inseguridad ciudadana.
  • Entrarle al rezago en infraestructura.
  • Generación de empleo y gestión de proyectos.
  • “Ameritan declaratorias de emergencia en los casos que sean. No queremos repetir la historia de hace cuatro años cuando se pusieron como declaratoria de emergencia, por medio de decreto, 8 puentes y 2 alcantarillas, y este es el momento en que ni los puentes ni las alcantarillas salieron”, dijo.

PUSC: infraestructura

Erwen Masís, jefe de la bancada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), enumera las tres medidas inmediatas que debería anunciar Alvarado.

  • Saneamiento de las finanzas públicas.
  • Desarrollo de la infraestructura pública que requiere Costa Rica.
  • Crecimiento económico.
  • Generación de empleo.

PIN: transporte público

El jefe de la bancada del Partido Integración Nacional (PIN), Wálter Muñoz, coincide con otros legisladores en algunas prioridades que debería marcar el nuevo gobernante.

  • Plan de emergencia para detener la inseguridad ciudadana que está dejando personas fallecidas.
  • Reactivación de la economía para generar nuevas fuentes de empleo. La gente clama desde hace años por empleo.
  • Mejorar el transporte público y el tránsito vehicular por un tema de salud pública.

PRSC: contención del gasto

Dragos Dolanescu, diputado del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), hace hincapié en la reducción del gasto público.

  • Contención del gasto público con efectos medibles y cuantificables.
  • Fecha para la finalización de la carretera San Carlos-Naranjo.
  • Plan alternativo ante la negativa de los bancos de facilitar los recursos para la carretera San José-San Ramón.
  • Propuesta con relación a la canasta básica y tasa del 4% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) con la que se quiere gravar a las medicinas, educación y salud, según el proyecto de ley de fortalecimiento de las finanzas públicas.

FA: señales contra corrupción

Desde el Frente Amplio (FA), el diputado José María Villalta espera señales claras contra la corrupción y otras acciones.

  • Medidas concretas para enfrentar el grave problema de los homicidios.
  • Hacer un llamado a todas las instituciones para enfrentar el problema de la violencia en general.
  • Regular el “relajo” en viajes en el que incurrió la administración saliente.
  • Lucha contra la corrupción y normas éticas desde Casa Presidencial para que no se repitan casos como el del cementazo.
  • Abrir espacios de diálogo para solucionar la crisis de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).
  • El tema de la infraestructura pública es urgente.
  • La ceremonia en la que Alvarado recibirá el poder empezará a las 9 a.m. en la Plaza de la Democracia, en San José.

Costa Rica


Presidente Solís: “Mañana seré el expresidente y el papá que tiene una deuda de tiempo con su hija”

Antes de que fueran las 10 de la mañana, a Luis Guillermo Solís lo esperaba algo más que vecinos que le pedían “una foto”, en el cantón de San Ramón – donde realizó la última gira de su administración-. Detrás de una malla de la escuela Laboratorio, varios niños y niñas, agitaban una bandera de Costa Rica y le extendían sus manos para saludarle.

Con unas sillas, que habían colocado bajo el sol, los estudiantes en unísono le cantaban: “Se oye, se siente, que viva el presidente”. Solís, quien vestía una chaqueta café y una camisera de botones, color naranja, les devolvía el gesto y trataba de memorizar algunos de sus nombres.

“Es una sorpresa que me dan ese montón de niños (…) El que los niños vean al presidente es un deber cívico”, respondió el mandatario ante el recibimiento.

Esta mañana de lunes 7 de mayo del 2018: su último día de gobierno, el presidente Solís dijo en las últimas declaraciones como presidente a la prensa que “no cree volver a participar a un cargo de elección popular”. Expresó además, que retomará su vida profesional de profesor y que tiene una oferta para dar clases, en la Universidad Internacional de Florida.

Con mucho cuidado de no ir más allá de los detalles, Luis Guillermo Solís dijo que, “esperaba salir con éxito” de la operación que le harán por un desgaste en la cadera y que le realizarán “en algún lugar del país”, el 24 de mayo.

A eso de las 8 de la mañana, Solís, junto a toda su delegación y acompañado de algunos ministros, estuvo en la inauguración de la terminal para vuelos domésticos del aeropuerto Internacional Juan SantaMaría.

Posterior a esa actividad y, sin desenrrumbarse mucho del camino, se dirigió hasta San Ramón para la última obra que entregaría de infraestructura educativa: el Liceo Experimental Bilingüe de San Ramón.

Aseguró que, por la tarde, estaría en Casa Presidencial firmando varios temas entre ellos: el tratado contra las armas nucleares, el cual firmaron otros 50 países en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en el que la embajadora costarricense, Elayne Whyte, tuvo un papel esencial en el liderazgo.

Hace cuatro años, cuando recién acaba de ganar la presidencia, Solís dijo al Diario El País de España que, cuando acabara su mandato, le gustaría que lo describieran en los libros educativos como “Un Gobierno inesperado que hizo posible que Costa Rica avanzara hacia niveles insospechados de confianza ciudadana en la democracia y de desarrollo económico de prosperidad en la transparencia”.

En ese entonces, su mandato empezaba y 1.300.000 de costarricenses le habían dado su voto y confianza. Solís tenía un libro casi vacío, en blanco, no habían pasado momentos que marcarían sus años de administración: el huracán Otto, la tormenta Nate, la construcción del puente de la Platina, el “cementazo” o el agravante del déficit fiscal.

Hace tan sólo unos días, el presidente leyó frente al plenario Legislativo su último informe de gestión, a quien críticos y diputados le achacaron falta de “autocrítica” a los 100 hitos que describió en el documento. Además, le criticaron haber dedicado tan sólo unos breves párrafos al caso de corrupción más sonado de su gestión: el cementazo.

“¿Cómo cree que sea recordado por la historia?”, le consultó un periodista en el Salón de Expresidentes de la Asamblea, posterior a la lectura del informe.

—No lo sé, porque el tiempo histórico no es el tiempo inmediato. El tiempo histórico requiere de una serie de procesos – se lo digo profesionalmente- pasarán años, antes de que pueda ver una valoración más tranquila, menos apasionada de los acontecimientos en el país, manifestó.

Ahora, a sus 60 años y a tan sólo unas horas de dejar el mando presidencial, Solís dice que tomará unos días de vacaciones; que le debe tiempo a su hija Inés, de 12 años, y que, a partir de este martes 8 de mayo, será “el expresidente y el papá que debe de reponer tiempo con su hija menor”.

“Es muy emocional, hemos compartido momento muy angustiosos. Es como una familia que llega un momento que se tiene que despedir para ir a otros lugares”, concluye en el gimnasio de la una escuela de San Ramón, el presidente número 47 de Costa Rica en su último día como mandatario.

Semanario Universidad


VOLVER