Día de la Madre, día de lucha en México: marchan para reclamar aparición con vida de las personas desaparecidas

Madres de desaparecidos parten de la cruz de clavos a la Marcha por la Dignidad Nacional

Familiares de personas desaparecidas, pero sobre todo madres que no han vuelto a ver a sus hijas e hijos, partieron esta mañana desde la Cruz de Clavos hacia la ciudad de México para unirse por séptima ocasión a la Marcha por la Dignidad Nacional en el marco del Día de la Madre, fecha en la que, dijeron, ahora no tienen nada que celebrar.

El evento de salida en este simbólico lugar, frente a Palacio de Gobierno, se organizó por parte del Centro de Derechos Humanos para las Mujeres, CEDEHM, así como Amnistía Internacional, quienes expusieron su posicionamiento ante esta problemática que ha afectado las raíces más profundas de la sociedad:

“Chihuahua se une un año más a la marcha de la Dignidad Nacional, madres buscando a sus hijos, hijas, verdad y justicia. Desde hace siete años las madres y familiares de todo el país se concentran en la Ciudad de México en un solo reclamo; El 10 de mayo no tienen nada que festejar porque les faltan sus hijos e hijas.

La emblemática celebración del día de las madres se ha transformado en un día de lucha, de denuncia y de protesta, queremos recordarle al país que las personas desaparecidas no sólo les faltan a todos y todas. Que cada uno de los que no están le faltan a su familia, pero también a la sociedad en general.

La demanda en todo México ha sido y es: búsqueda y presentación inmediata de las personas desaparecidas, no más impunidad y castigo a los responsables.

En febrero de este año entró en vigor la Ley General en materia de Desaparición Forzada de Personas, desaparecidas cometida por particulares y del sistema nacional de búsqueda de personas. Esta ley es producto de las demandas de las familias en todo el país.

Después de este logro queda pendiente la implementación y cumplimiento real de la ley, para la cual exigimos que se garantice la inclusión y participación de las familias, tanto a nivel nacional como estatal.

En nuestro país existen 35 mil personas desaparecidas, según cifras oficiales, de las cuales 2 mil 400 pertenecen a Chihuahua, las madres, familias y organizaciones que las acompañamos queremos denunciar que la desaparición en nuestro estado sigue siendo uno de los problemas más graves, actualmente ocupamos el tercer lugar nacional en proporción con la población, sólo después de los estados como Tamaulipas y Sinaloa.

En Chihuahua, en México y en cualquier lugar seguiremos marchando, denunciando y luchando por el derecho a la verdad y la justicia. Por lo tanto exigimos búsqueda exhaustiva de las personas desaparecidas, un plan estatal que se diseñe e implemente tomándonos en cuenta, instalación y funcionamiento inmediato de la Comisión Estatal de Búsqueda.

Exigimos personal suficiente, sensible y capacitado para realizar investigaciones que sean realmente eficaces y oportunas, que se investigue a los responsables y no a las víctimas. No más criminalización de nuestras y nuestros desaparecidos.

Desde las organizaciones queremos manifestar nuestra solidaridad y admiración por la búsqueda de incansable de estas madres quienes con dignidad y resistencia enfrentan la dolorosa ausencia de sus hijos e hijas. Gracias por el ejemplo de dignidad y fortaleza, seguiremos acompañándolas hasta el final”, acotó Mayra Sáenz, representante de CEDEHM.

Como parte de este evento de arranque, la Cruz de Clavos se llenó de mariposas, como representación de quienes aún permanecen en calidad de desaparecidos.

El Diario de Chihuahua


El reto de ser madre en México

La figura materna ha sido venerada desde el Imperio Azteca y México fue el primer país latinoamericano en adoptar una fecha para la celebración. En 1922, se institucionalizó al 10 de mayo como el Día de las Madres por la propuesta de Rafael Alducín, quien optó por emular en el país celebraciones similares a las de Estados Unidos para celebrar a las mujeres que han vivido el milagro de dar vida.

Sin embargo, a 96 años de la propuesta considerada después de la Navidad como la festividad no institucional más importante en el calendario, millones de madres mexicanas se enfrentan a agresiones el resto del año, teniendo un día en el que reciben regalos para mitigar un panorama adverso, mostrando cómo la inseguridad, los feminicidios, la violencia y la discriminación fragmentan la posibilidad de mejorar su calidad de vida.

Muchas mantienen la exigencia de justicia ante el drama de la desaparición forzada, que las obliga a tomar las calles, protestar en las plazas y exigir a los gobiernos federal, estatales y municipales a brindar certidumbre sobre el paradero de sus seres queridos.

Para ellas no hay una celebración o un regalo, su mayor alegría sería tener a sus hijos de vuelta en casa o al menos encontrar sus cuerpos para despedirlos con decoro.

Este miércoles miles de madres se unirán a la marcha por la Dignidad Nacional, que partirá desde Chihuahua a la Ciudad de México, convocada por Amnistía Internacional.

‘QUIERO A MI HIJO DE VUELTA’

Micaela Reyes Pérez se postró este miércoles en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada de Poza Rica, Veracruz, para rogar por justicia ante la muerte de su hija. “Un año ya de que los cobardes asesinos le arrebataron la vida a mi niña Alexandra”, reclamó la madre, quien aseguró que en este año aprendió que cuando el asesinato es de “un veracruzano pobre”, la Fiscalía y autoridades no investigan.

Su hija, Alexandra Pérez Reyes, fue violada y estrangulada. Tenía 15 años cuando tres sujetos entraron a su vivienda la medianoche del 13 de mayo de 2017. Ella aseguró que sólo busca justicia para que su hija, víctima de feminicidio, pueda descansar en paz.

Como Micaela, 200 madres en Veracruz protestaron y se organizaron para exigir justicia, creando el colectivo Solecito, tanto por el afán de encontrar a sus hijos, como para exigir a las autoridades que los ayuden a superar el drama de la inseguridad que aqueja a todo el país.

Lucía de Los Ángeles Díaz, actual líder de esta organización civil, perdió a su hijo de 29 años en 2013 y ha enfrentado amenazas de cárteles del narcotráfico, omisiones del Gobierno y las policías e incluso a “quedarse sola” ante la indiferencia a la desaparición de sus familiares.

“Se llama Solecito porque cuando lo fundé mi vida era todo oscuridad y anhelaba un poco de luz para poder encontrar a nuestros hijos”, rememoró la activista en una entrevista a medios internacionales.

Decenas de madres conocieron la organización y juntas, lograron ubicar una de las fosas clandestinas más grandes de Latinoamérica, donde fueron localizados 288 cuerpos. Ahora, mantienen su causa vendiendo ropa usada, alimentos en festividades públicas y haciendo recolectas de dinero para el rastreo de fosas y compra de reactivos para ADN.

“Estos años de búsqueda han sido desgarradores, desgastantes, una verdadera tortura”, concluyó.

DOS TRAGEDIAS DE MUJERES

Otras madres de familia se enfrentan dia a dejar a sus hijos para trabajar, sin saber si volverán a casa ante los riesgos de feminicidios o incluso de la profesión. Ayer, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en la Ciudad de México recordó con un minuto de silencio a la agente Margarita Rivera, policía y madre que murió abatida por delincuentes el domingo pasado, durante un intento de asalto en la Central de Abastos. .

La vulnerabilidad de las madres también se refleja en la deficiencia en los servicios de salud, como en el caso de Mitzi Ramírez, quien estaba a punto de ser madre y exigió una “investigación exhaustiva” a la Unidad de Alta Especialidad del Hospital de Ginecobstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), luego de que se negaran a practicarle una cesárea por una supuesta infección, lo que ocasionó la muerte de su bebé justo antes de que naciera.

Según el dictamen forense, la bebé murió por no recibir atención en el momento oportuno, por lo que Mitzi exigió que se castigue a los responsables de la negligencia que le impidió conocer a su hija.

‘¿LUCHONAS’ O DISCRIMINADAS?

Sin importar que sean amas de casa, profesionistas, estudiantes, activistas o comerciantes, al menos 3.2 millones de mujeres en México han tenido más hijos de los que querían. La realidad es que muchas no eligen ser madres por falta de acceso a educación sexual y planificación familiar, a la par de la presión social o de la pareja, que las lleva a ser “víctimas de la maternidad”. Al menos 26.5% se volvió a embarazar por no saber sobre anticonceptivos o porque “su pareja quería”.

Asimismo, muchas de ellas comienzan a ser madres sin siquiera haber salido de la adolescencia. Cada año ocurren 340 mil nacimientos en mujeres menores de 19, y un reflejo de ello es que la tasa de fecundidad pasó de 71% en 2007 a 74% en 2015.

Otra de las variables que fortalece la discriminación se refleja en que 33 de cada 100 mujeres de 15 a 54 años con al menos un hijo son solteras en México, y el 53% de estas no tienen educación o tiene un nivel escolar máximo de secundaria, lo que limita su desarrollo y el de su familia.

Por su parte, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) advirtió que las jóvenes mexicanas tienen casi cuatro veces más probabilidades que sus contrapartes masculinas de no trabajar ni estudiar y que gran parte de este fenómeno parece relacionarse con la maternidad.

Detalló que 71% de las quejas presentadas por mujeres se relaciona con actos de discriminación en el mundo laboral a causa del embarazo. Además, advierte que el total de horas dedicado al cuidado de integrantes del hogar equivale a más de tres jornadas laborales.

Uno de los aspectos cruciales reflejado a la par de la discriminación laboral es que 33% de las mujeres en México son jefas de familia.

De ese porcentaje el 25% de las mujeres afirmó ser el único sustento productivo al interior de su familia.

Una quinta parte de ellas, 22.2% gana un salario mínimo o menos, 30.6% obtiene hasta dos salarios mínimos y 29.6% dos o más salarios mínimos. Para hacer rendir su presupuesto, 82% de las madres mexicanas aprovecha las ofertas de tiendas departamentales y 7% recurre a cupones o vales.

LA OTRA HISTORIA

» Un análisis elaborado por Marta Acevedo, especialista en Ciencias Sociales y Estudios de Género advirtió que “la celebración” podría ser una reacción a un movimiento feminista de Yucatán.

» La investigadora advirtió que en 1916 un grupo de hombres y mujeres daba talleres sobre sexualidad, ya que veían a la maternidad como opción y no como obligación.

» Alducín externó su postura como férreo opositor a que “se acabara con la moral del país”, por lo que optó por adoptar la idea estadunidense de celebrar la maternidad como un ideal noble, pero sobre todo, obligatorio.

UN FESTEJO INSEGURO

» El 47% de las mamás pasa el día junto a sus familiares, al 28% las llevan a comer a un restaurante, el 16% celebra con regalos, mientras que el 6% no celebra ese día y el 4% festeja de otra forma.

» De acuerdo con la organización Alto México en los días previos al festejo, los robos que más se incrementan en tiendas departamentales y de autoservicio son cigarros, con 300%; blusas para dama, con 202%; vinos de mesa, con 174 por ciento.

» Karina Soriano, directora jurídica de esta empresa dedicada a la seguridad de establecimientos comerciales, señaló que otros artículos codiciados por los ladrones son los vasos, platos y cubiertos desechables, cuyos robos aumentan 100% los días 8 y 9 de mayo.

Zócalo


En Nayarit no se busca a los desaparecidos por falta de presupuesto

La falta de presupuesto impide que la búsqueda de desaparecidos en Nayarit. Al menos esa es la justificación que recibió Virginia Garay, quien desde hace tres meses busca a su hijo, Bryan Eduardo Arias Garay, de 19 años de edad.

Virginia, integrante del colectivo “Guerreras en Busca de Nuestros Tesoros” comentó que en una reunión del 2 de mayo con varias autoridades se acordó crear la Fiscalía Especializada de las personas Desaparecidas “cuyo personal no esté relacionado con la anterior administración” nayarita.

En la pasada administración estatal encabezada por el gobernador, Roberto Sandoval Castañeda -contra quien existe una orden de aprehensión por peculado, enriquecimiento ilícito y uso indebido de funciones- colocó como fiscal a Edgar Veytia quien controlaba la dependencia a favor de un grupo delictivo, por eso la nula confianza en el personal que trabajó con él.

El exfiscal de Hierro fue detenido en Estados Unidos en marzo de 2017, acusado de narcotráfico y delincuencia organizada. Veytia, de acuerdo con el actual secretario de Seguridad Pública, Javier Herrera Valles, protegía a integrantes del cártel de los Beltrán Leyva, pero en febrero del año pasado rompieron el acuerdo.

Virginia Garay afirmó que ya se autorizó la creación de la Fiscalía Especializada de las Personas Desaparecidas, aunque todavía no cuenta con presupuesto. Además, dijo que las autoridades se comprometieron a apoyarla para conseguir las sabanas del celular de su hijo, pero todavía no tienen resultados.

“Lo que nosotros entendemos es que cuando esté la Fiscalía especializada nos van ayudar a presionar para que investiguen”, confió.

De acuerdo con Virginia Garay, el actual director de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención Integral a Víctimas (CEAIV), Ezequiel Leonardo Chirino Valero, sería el próximo titular de la Fiscalía Especializada.

Según la madre de Bryan Eduardo, Chirino Valero tiene “muy buena disposición. Él puso a una licenciada para que nos estuviera informando (…) Pero dice que no se ha instalado completamente porque no le han liberado el presupuesto, entonces no nos ha dado atención completa todavía, porque no tiene oficina, nos atiende por teléfono”.

Y refirió que entre los acuerdos establecidos en la minuta del día 2, se estableció “otorgar el presupuesto correspondiente a CEAIV para iniciar el funcionamiento eficiente de la misma”.

La búsqueda

Bryan Eduardo desapareció el 6 de febrero cuando se dirigía a su trabajo ubicado en la calle Amado Nervo al cruce con Juan Escutia. Tenía un puesto de hamburguesas que está a tres cuadras de su casa que se ubica por la Rayón. Pero nunca llegó.

Su familia comenzó a buscarlo y al no encontrarlo el 11 de febrero decidieron interponer una denuncia por su desaparición. El caso quedó en la carpeta de investigación 363/18.

El joven estudiaba la preparatoria abierta y por la tarde-noche acudía al puesto de hamburguesas donde laboró durante ocho meses. Virginia Garay aseguró que su hijo pasaba la mayor parte del tiempo en el hogar, y que no solía permanecer en la calle con sus amigos.

Debido a que la autoridad no ha investigado, Virginia Garay y su familia han asumido ese rol.

Lo que nos dijeron es que él tenía ya más o menos un mes que no trabajaba, pero aquí se salía supuestamente a seguir trabajando, y dice su patrón que sí iba, sí estaba ahí, pero ya no trabaja, iba como visita”, comentó la afectada.

La señora también indagó en la cuenta de Facebook del joven en búsqueda de alguna pista, pero no encontró nada.

A la vez pidió a la autoridad que se revisaran las grabaciones de las cámaras de seguridad. Sin embargo, “hubo quien hizo comentarios de que las cámaras no sirven, y que la que llega a servir no tiene sistema de grabado”, apuntó.

Aportar pistas a la Fiscalía en nada abona al avance de la investigación, lamentó la mujer. Así lo han comprobado integrantes del colectivo quienes han aportado vídeos o audios a la autoridad para que localicen a su familiar desaparecido, pero aun así “no hay resultados”, lamentó.

Recordó que sólo tuvieron un encuentro con el fiscal general de Nayarit, Petronilo Díaz Ponce quien “no tiene solución de nada porque él te manda a otra persona y nos quedamos igual. Nomás, nos dicen ‘estamos trabajando’, pero no vemos ningún resultado”, reprochó Virginia Garay.

Comentó que por ley la Fiscalía debe asignarle un abogado de oficio, e incluso por medio de un oficio lo solicitaron a la dependencia.

“Recibieron el oficio, y cuando les preguntamos cuál es (nuestro licenciado) nos dijeron ‘vaya para allá, allá están los licenciados’. Fuimos y un licenciado nos atendió y nos dijo ‘es que aquí todos somos licenciados, con el que usted venga le puede preguntar lo que quiera’”, relató.

Al cuestionar sobre el avance de la investigación, le dijeron que esa información la puede dar únicamente el Ministerio Público (MP), porque “allá tienen las carpetas. Pero les dijimos que necesitamos a un licenciado para saber qué falta en las carpetas y presionar”. La respuesta fue la misma, dirigirse con el MP.

Virginia comentó que cuando los “levantados” pertenecen a la policía, ” a los tres días ya encontraron el cuerpo, ya saben que es de ellos, aunque esté desbaratado, y hasta hay detenidos. Y a nosotros nos sacaron las muestras de ADN desde el 19 de febrero y hasta ahorita no hay nada”, fustigó.

Reiteró que no ha habido ningún acercamiento de la Fiscalía: “Solamente me dicen que les tenga paciencia porque tienen mucho trabajo, pero hasta ahí”.

Esa respuesta no la satisfizo por lo que “cada día siento más desesperación porque no sabemos nada, no nos dicen nada” y “el tiempo pasa y seguimos sin el niño”, subrayó.

Discrepancia de cifras

En una revisión al portal del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, se encontró que, entre enero de 2014 y marzo de 2018, solo se reportaron 146 casos de desaparición, pero el colectivo “Guerreras en Busca de Nuestros Tesoros” contabiliza más de 600.

“No están ninguno de nuestros desaparecidos, hay como uno o dos. Nos dijeron que Nayarit tiene 25 desaparecidos y nosotros tenemos más de 600 desaparecidos”, comentó Virginia Garay.

Consideró que no se daban a conocer las cifras reales debido al control que ejercía Edgar Veytia en la Fiscalía. Y pese al cambio, desconfían de la dependencia estatal, por lo que el colectivo buscó que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga las investigaciones.

La dependencia federal les respondió que actualmente investiga 21 casos, y que el resto debe ser competencia exclusivamente de la Fiscalía de Nayarit.

Los convenios

Otros acuerdos que se tomaron el 2 de mayo, es la expedición de copias simples gratuitas de las carpetas de investigación y la devolución del costo que “haya sido cobrado a los familiares de las víctimas de los colectivos”.

La secretaria de Seguridad Pública de Nayarit y los colectivos buscarán en las cárceles a sus familiares, y en un máximo de 60 días, “se deberá procesar la toma de muestras tomadas por la policía federal a través de la policía científica”.

El comisionado Nacional de Búsqueda, Roberto Cabrera Alfaro se comprometió a revisar antes de 30 días los registros de la base de datos de personas desaparecidas en Nayarit.

Además, se coordinarán las “fiscalías y familiares para la elaboración de una lista de personas desaparecidas en el estado”, y se asignarán cuatro policías investigadores “para la atención de la carpeta de investigación radicada en la delegación de PGR, en Nayarit, relativa a las personas desaparecidas”.

A la reunión de principios de mayo que se efectúo en la sala de juntas de la Secretaría de Planeación, Programación y Presupuesto, también acudieron el secretario general de gobierno, Jorge Aníbal Montenegro Ibarra, el subsecretario de Derechos Humanos, Rafael Adrián Avante Juárez; el Comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas, José Francisco Cervantes Ruiz; y el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nayarit, Guillermo Huicot Rivas.

Otros funcionarios presentes fueron: el delegado de la PGR, Efraín Gastelum Padilla; los representantes del fiscal especializado en investigación de delitos de Desaparición Forzada, Fernando Lorenzo Diego Muñoz, y de la Policía Científica, Rubén Hernández.

Proceso


VOLVER