Ecuador: inicia la audiencia de apelación del exvicepresidente Jorge Glas condenado a seis años de prisión por corrupción

Primera sentencia del caso Odebrecht vuelve a la Corte

Para las 08:30 de este miércoles 23 de mayo estaba fijada la audiencia de apelación a la sentencia a seis años de cárcel que se le impuso al exvicepresidente de la República, por el delito de asociación ilícita en el caso de corrupción de Odebrecht, en Ecuador.

El 13 de diciembre, el tribunal penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), integrado por los jueces Édgar Flores (ponente), Silvia Sánchez y Richard Villagómez, emitió la sentencia contra ocho procesados: Jorge Glas, su tío Ricardo Rivera, Carlos Verduga, Édgar Arias, Ramiro Carrillo, José Terán, Gustavo Massuh y Kepler Verduga.

A los cinco primeros, la pena impuesta fue de seis años, mientras que para los tres restantes 14 meses de prisión. Además, Diego Cabrera fue absuelto y cuatro involucrados no fueron juzgados por estar prófugos, entre ellos Carlos Pólit, excontralor del Estado.

El caso tuvo como principal elemento la delación del exhombre fuerte de Odebrecht en Ecuador, José Santos. Él, durante su testimonio, dijo que había pagado coímas al tío del exsegundo mandatario, Ricardo Rivera. Y aseguró que el dinero iba para Glas.

Por ello el exvicepresidente fue señalado por la Fiscalía como el cabecilla de una red de corrupción que se benefició de la obra pública. Los jueces de primera instancia acogieron los argumentos y dieron la máxima condena a los detenidos, incluido Rivera. En la trama también participó el excontralor Pólit, pero no fue juzgado debido a que huyó del país.

Desde allí se han ido acumulando más casos de corrupción. El martes 22 de mayo, el ministro de Hidrocarburos, que absorbió al de Electricidad, destacó las irregularidades en los proyectos que manejó Glas desde la Vicepresidencia.

Sin embargo, la defensa del exsegundo mandatario anticipó que en la audiencia de esta mañana que se cumplirá en la CNJ, en Quito, demostrará que Glas fue sentenciado sin ley, con un Código Penal derogado, sin pruebas y fue víctima de violaciones permanentes a sus derechos fundamentales.

El 8 de mayo, Eduardo Franco Loor, quien desde el comienzo asumió la defensa legal del exvicepresidente, llegó a Quito para informar a su cliente que había recibido la notificación oficial de la conformación del Tribunal de alzada de CNJ que revisará la apelación.

“Tengo fe y confianza de que este tribunal va a ratificar la inocencia de Glas, porque nunca existieron pruebas contra él de que haya participado en el delito”.

Pero el tema se ha politizado. Los asambleístas leales a Rafael Correa han asumido la defensa de Glas, a quien consideran perseguido político. El propio Correa ha llevado esa tesis al extranjero.

Rol de los sentenciados

En la primera sentencia de la justicia ecuatoriana en el caso Odebrecht se detalla el rol que cumplieron cada uno de los ocho condenados en el delito de asociación ilícita.

Glas, según las investigaciones, abusó del alto cargo para asociarse ilícitamente con José Conceiçao Santos. Ricardo Rivera intermedió entre Santos y Glas para solicitar sobornos, a cambio de adjudicar contratos.

Ramiro Carrillo entregó información de las bases del concurso para la construcción del Poliducto Pascuales-Cuenca a Odebrecht, a través de Gustavo Massuh. Carlos Villamarín entregó detalles del proceso de licitación a Odebrecht, para favorecerla en el concurso relacionado con el proyecto Daule-Vinces.

Édgar Arias, mediante sus empresas, entregó dinero en efectivo a Ricardo Rivera. Gustavo Massuh prestó sus empresas offshore, domiciliadas en Panamá, para recibir dinero ilícito de Odebrecht.

Kepler Verduga infló facturas a favor de Odebrecht, según su propio testimonio. José Rubén Terán intermedió en el pago de sobornos y los entregó a funcionarios públicos del país.

Ahora la Corte Nacional de Justicia revisará la sentencia. Puede mantenerla, reducirla, ampliarla o anularla. Incluso Glas todavía podrá acudir a otra instancia, además de la Corte Constitucional.

Sus seguidores han asegurado que el caso terminará en tribunales internacionales.

El Telégrafo


Piden apoyo para Glas en audiencia de apelación

Desde que está en la cárcel 4 en Quito, de Jorge Glas, exvicepresidente ecuatoriano, no se ha sabido mucho. Sin embargo, un grupo de asambleístas, liderados por Soledad Buendía, hizo la entrega de un nuevo informe que esperan demuestre su inocencia.

Buendía aseguró que el documento, elaborado por congresistas chilenos, demuestra “las violaciones sistemáticas al debido proceso y a la norma legal del Ecuador”.

Por eso, insistió en que tal aporte será importante en el juicio de apelación el miércoles 23 de mayo, en la Corte Nacional de Justicia. Es más, invitó a sus simpatizantes a que se sumen desde las 08:30.

Los detalles de las observaciones hechas no se dieron a conocer, solo se expuso que ahí queda más que demostrado dos cosas:

– Que se ha sentenciado a Glas con un código derogado.

– La forma en que procedió el juez para el pedido de levantamiento del fuero y que pueda ser iniciado el proceso.

Además, de haber oficializado la entrega del informe a la veeduría de este caso, en donde el principal es Alfredo Vera; la idea es que llegue hasta la Asamblea, al Consejo de Participación y Seguridad Ciudadana (CPCCS) Transitorio y al Consejo de la Judicatura.

Glas fue condenado a 6 años por asociación ilícita en la trama de corrupción de la constructora Odebrecht. Por esto, la también asambleísta, Sofía Espín espera esta audiencia con un solo pensamiento: “Tenemos fe en que el miércoles esos jueces estén con toda la fuerza para obrar en derecho”.

Confía en la pronta liberación de Glas, sentenciado según ella, “sin pruebas”. En su momento, recordó, la defensa de Glas pidió a la Corte Constitucional que revisara ese proceso legal, sin obtener hasta el momento un pronunciamiento del organismo.

Extra


Gobierno retira seguridad personal a Rafael Correa, su familia y a Jorge Glas en la cárcel

El Gobierno Nacional retirará la seguridad personal al expresidente de la República Rafael Correa y a sus familiares íntimos, así como al exvicepresidente Jorge Glas, detenido desde el año pasado en la Cárcel 4 de Quito, por su vinculación con el caso Odebrecht.

La decisión se da “según previa consulta a la Secretaría Nacional de Inteligencia sobre los informes de riesgos para continuar con la protección de los exmandatarios”, indicó la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom) en un comunicado.

Días previos a entregar el poder, el 24 de mayo pasado, Correa emitió un Decreto Ejecutivo en el que dispuso seguridad personal para él y su familia, algo que se evaluaría al año de vigencia. El exmandatario radica en Bélgica.

El Universo


VOLVER