Honduras: la Policía reprime a manifestantes en el Día Internacional del Trabajador

Policía de Honduras reprime salvajemente a trabajadores en su día

En un caos y represión policial terminó la movilización del Día Internacional de los Trabajadores en Honduras, donde la policía hizo uso de gases lacrimógenos y la fuerza desproporcionada, dejando a varias personas heridas y con afecciones en las vías respiratorias

La movilización inició a eso de las 8:00 de la mañana en el barrio La Granja con consignas de rechazo al proceso de privatización de las instituciones del Estado. Los manifestantes recorrieron aproximadamente dos kilómetros, sin embargo al llegar a los bajos del Congreso Nacional comenzaron a ser reprimidos por elementos de la Policía Nacional y militares, que argumentaron su accionar a la quema de llantas por parte de un grupo de jóvenes que se cubrían sus rostros.

Al ver el escenario, los uniformados comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas y agua a presión, logrando disuadir a los manifestantes que salieron de prisa de la zona. Los jóvenes, que andaban encapuchados empezaron a lanzar piedras contra los policías, quienes bajo ese argumento siguieron reprimiendo de manera irracional, llevándose de encuentro a personas de la tercera edad, niños y hasta mujeres embarazadas.

QUEMA DE EDIFICIO MUNICIPAL

En medio del conflicto se produjo la quema parcial de los archivos de la antigua Corporación Municipal del Distrito Central, que se ubica frente a la Plaza Central “Francisco Morazán”, más conocida como Parque Central de Tegucigalpa.

El incendio, que fue controlado por el Cuerpo de Bomberos, fue el detonante para que la policía avanzara, y sin argumento alguno, comenzara a lanzar bombas lacrimógenas y agua a presión en contra de las personas que se encontraban en los alrededores de la concha acústica, donde tradicionalmente los líderes obreros pronuncian sus discursos.

El ataque salvaje de la policía impidió la continuidad de la jornada del Día Internacional de los Trabajadores, ya que todo el acto protocolario fue abortado por los manifestantes, que ante la agresión de los uniformados abandonaron la zona.

Sin bastarles la arremetida, los policías fueron cercando a las personas que todavía se encontraban en el parque. Posteriormente cerraron las calles del centro histórico de Tegucigalpa y continuaron lanzando más bombas lacrimógenas e incluso se desplegaron hasta el Parque Valle, ubicado a varios metros de distancia de la zona donde inició el conflicto.

Mientras corrían para no seguir siendo víctimas de los efectos de los gases lacrimógenos, los manifestantes decían que fue el gobierno que había infiltrado a los jóvenes encapuchados para luego justificar las agresiones.

La versión fue contrarrestada posteriormente por la Policía Nacional, que en conferencia de prensa atribuyó la quema del archivo municipal a miembros del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU).

“Las manifestaciones se han reportado de manera pacífica a nivel nacional, excepto el último incidente en el centro de Tegucigalpa, donde un grupo identificado como Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) aprovechó para provocar desorden y daños a edificios públicos y privados, por lo que la Policía Nacional tuvo que usar métodos disuasivos y así evitar mayores daños” expresó el sub-comisionado de la Policía Nacional, Jair Meza.

Sobre el uso de bombas lacrimógenas explicó que “les corresponde mantener la paz y la utilización de disuasivos para las personas que quieran crear odio y caos en las marchas”.

“Vamos a mantener presencia policial para mantener el orden para que todos los trabajadores puedan disfrutar de su día”, apuntó.

CHOLUTECA

Los incidentes se reportaron también en la sureña ciudad de Choluteca, en el departamento del mismo nombre, donde se produjo un enfrentamiento entre miembros de la Policía Nacional y manifestantes.

La batalla campal se produjo en los alrededores de las oficinas de la Empresa Energía Honduras (EEH) donde un joven y una bebé, resultaron afectadas por el gas lacrimógeno.

AGRESIONES

Los policías hostigaron además a la prensa que se encontraba dándole cobertura a la manifestación de Tegucigalpa, agrediendo especialmente a los fotógrafos y camarógrafos, que hacían tomas fotográficas y de video a los uniformados, mientras detenían y golpeaban a un joven que alegaba que su único delito era protestar por las injusticias que se cometen en Honduras.

“Me lanzaron a quema ropa una bomba lacrimógena que impactó mi cuerpo. Yo estaba ayudando a una ciudadana nada más y me empezaron a golpear, me quitaron la camisa”, dijo el joven, quien se identificó como Edras Meza.

El joven se libró de ir a las celdas por la presencia de defensores de los derechos humanos y de la prensa, que abogó por su liberación.

“Es un salvajismo de esos policías, esos son perros de garra amaestrados para atacar al pueblo hondureño, a un joven que lo que estaba haciendo era apoyar a una señora que se estaba asfixiando, esa es la actitud de esta policía represiva, esto es lo que nos da este señor, Juan Orlando, el Día de los Trabajadores”, expresó el dirigente sindical, José Luis Baquedano.

REPRESIÓN SALVAJE

Para el director del Centro de Promoción e Investigación de los Derechos Humanos (Ciprodeh), Wilfredo Méndez, lo ocurrido ayer es una “represión salvaje” y una muestra de la intolerancia del gobierno de Juan Hernández, ante las demandas de la clase trabajadora.

Méndez lamentó que el gobierno hondureño siga haciendo uso de la fuerza brutal y de los gases lacrimógenos, pese a que las Naciones Unidas ya se pronunció al respecto y condenó dicha práctica.

Reprochó que el gobierno actúe de esa manera a tres días de la llegada del Relator Especial de las Naciones Unidas, Michel Forst, quien estará haciendo su primera visita oficial a Honduras, para evaluar la situación de las personas defensoras de derechos humanos y el papel de las autoridades, para garantizar la protección y permitir la importante labor de estas personas.

Criterio


Conozca las peticiones y demandas que las Centrales Obreras presentarían este 1 de mayo

Las centrales obreras exigieron este día la derogación del empleo por hora, aprobar la Ley de Consulta Previa y la derogación del tasón de seguridad entre otras demandas que no pudieron ser presentadas porque los militares y policías deshicieron la manifestación al atacar con gases lacrimógenos, tanquetas y toletazos.

Entre otras demandas los trabajadores exigieron en forma conjunta la cancelación de los contratos a COVi y Coalianza, la destitución de las comisiones interventoras que se han puesto para opacar los procesos administrativos en las instituciones del Estado, una elección limpia del Fiscal General del Estado y cárcel para los violadores de la Constitución que promovieron y permitieron la reelección de Juan Hernández.

MANIFIESTO DEL PRIMERO DE MAYO DE LAS CENTRALES OBRERAS Y EL  FNRP  2018 QUE NO PUDO SER LEIDO POR LAS CENTRALES ESTE DÍA POR LA REPRESIÓN POLICIAL Y MILITAR 

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS:

A partir del golpe de Estado de 2009, las condiciones de vida y de trabajo de las trabajadoras y trabajadores se han agravado; y, las perspectivas serán peores si no nos organizamos, unificamos y movilizamos frente a todos los actos represivos del régimen.

Lo que estamos viviendo como país y como pueblo es una tragedia y los capitalistas: banqueros, medios de comunicación, grandes comerciantes, industriales, terratenientes, etc., la aprovechan para hacer negocios, aumentar sus ganancias y explotar más al pueblo. Cambian en oportunidades las tragedias del pueblo para convertirlas en ganancias, privatizan los servicios públicos y los bienes comunes. Para garantizar lo anterior militarizan la sociedad, reprimen, matan, encarcelan al pueblo y dan golpes de Estado utilizando procesos electorales fraudulentos con la venia de los imperios europeos y de los Estados Unidos.

ÉSTA TRAGEDIA SE MANIFIESTA EN:

  1. La imposición de la Ley de Empleo por Hora para precarizar el trabajo.
  2. La venta de los bienes del pueblo a capitalistas como: Puertos, carreteras, hospitales, centros de salud, educación, comunicaciones, tierras, agua, bosques, entre otros, utilizando instrumentos de corrupción como COALIANZA.
  3. El asalto, precarización e impunidad ante el saqueado de la salud pública y el IHSS para privatizarla por medio de leyes inconstitucionales y el Decreto PCM10-2018 convirtiéndola en mercancía para negocio de los bancos y mercaderes de la salud a costas del dolor y sufrimiento del pueblo hondureño.
  4. El atentado permanente de parte de empresarios y el Gobierno al Derecho de Libre Sindicalización y Contratación Colectiva, violentando Convenios Internacionales fundamentales ratificados por el Estado hondureño.
  5. La represión permanente a las manifestaciones populares provocando muertes, desplazamientos forzados, exilio, encarcelamiento y desaparición de los que se manifiestan en contra del régimen.
  6. El robo que el gobierno le ha hecho a los trabajadores de la educación, saqueando el INPREMA atentando, contra la estabilidad laboral y atacando sus organizaciones representativas y dirigentes.
  7. El total abandono de la reforma agraria, la falta de una política que conlleve a lograr justicia para los pequeños y medianos productores y trabajadores del campo, como mecanismo para lograr la soberanía alimentaria.
  8. La violación de los convenios colectivos, despidos masivos y destrucción de organizaciones sindicales en el sector público y el incumplimiento de los ajustes salariales contenidos en la contratación colectiva a 17 organizaciones sindicales, desde hace 6 años.
  9. La pérdida del poder adquisitivo de los salarios por congelamiento y devaluación, lo mismo que por la inflación de los precios de los bienes y servicios.
  10. Incumplimiento del convenio 169 de la OIT, relativo a los Pueblos Indígenas y Tribales, persecución encarcelamiento y asesinato de sus líderes e imposición de la cultura dominante irrespetando su cosmovisión.

DEMANDAMOS: 

  1. La derogación de la Ley de Empleo por Hora, la Ley de Modernización del Sector Agrícola, la Ley Marco del Sistema de Protección Social.
  2. La aprobación del Código Procesal Laboral, la reglamentación del Articulo 7 del Código de Trabajo, la ratificación del Convenio 189 de la OIT, relativa al Trabajo Doméstico, la aprobación de la Ley de Trabajadores del Sector Informal, la homologación de la Ley de Servicio Civil al Código de Trabajo para el pago de cesantía.
  3. La cancelación del contrato de concesión otorgado a COVI y todo contrato de concesión de bienes públicos otorgado por la corrupta COALIANZA.
  4. La derogación del Decreto PCM 10-2018 que privatiza los servicios del IHSS.
  5. La protección de las organizaciones sindicales, el respecto a la   libre sindicalización, contratación colectiva y derecho a huelga.
  6. La desmilitarización de la seguridad ciudadana, la liberación de los presos políticos, el esclarecimiento de los asesinatos y castigo para los culpables.
  7. Garantizar el respeto al Estatuto del Docente, la estabilidad laboral y la devolución del INPREMA al magisterio.
  8. Garantizar una reforma agraria integral mediante una nueva ley que permita el acceso a la tierra, créditos, asistencia técnica y mercados a los pequeños, medianos productores y trabajadores del campo.
  9. La ratificación del Convenio 151 de la OIT, relativo al trabajo en la Administración Pública; ajustes salariales a los trabajadores públicos; y, el cumplimiento de los ajustes salariales contenidos en la contratación colectiva a 17 organizaciones sindicales, desde hace 6 años.
  10. Detener la devaluación del lempira y abstenerse de continuar firmando cartas de intenciones con el FMI, por ser lesivas a la soberanía nacional y al pueblo.
  11. Aprobar la ley de consulta previa e informada, con carácter vinculante, consensuada con los pueblos indígenas y tribales, que respete su cosmovisión.
  12. Exigimos la derogación del “Tasón de Seguridad”, la “Ley de Secretos” y la “Ley de Escuchas”
  13. Cárcel para los traidores a la patria que violaron la Constitución promoviendo la reelección.
  14. Elección trasparente del Fiscal General que responda a los intereses del pueblo, que persiga a los corruptos y termine con la impunidad.
  15. La destitución de las comisiones interventoras que se han puesto para opacar los procesos administrativos en las instituciones del Estado.

A 132 años del sacrificio de los mártires de Chicago y a los 64 años de la Huelga del 54, acontecimiento que cambio el destino económico social y político de Honduras colocándola en el siglo XX, venimos a rendir homenaje a aquellos y aquellas que protagonizaron tan glorioso acontecimiento y a proclamar nuestro convencimiento de la necesidad urgente por alcanzar mayores niveles de unidad, organización y movilización, para continuar la lucha, recuperar las conquistas perdidas y para lograr los cambios estructurales que nuestro país necesita. Viva la huelga de 1954.

Criterio


VOLVER