Hugo Martínez será el candidato del FMLN en las presidenciales de 2019

Gerson Martínez reconoce la derrota y felicita a Hugo Martínez por la candidatura presidencial

El exministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, felicitó esta noche a su contrincante Hugo Martínez, al resultar ganador del proceso interno del FMLN para ser candidato presidencial en 2019.

“Gerson Martínez es siempre un militante de las decisiones que adopta nuestro partido”, dijo un Gerson algo apagado de ánimos, aunque reafirmó su voluntad para trabajar en adelante “como cualquier militante” del FMLN.

El excandidato se refirió a que a partir de este proceso interno, el partido de izquierda queda fortalecido y que “desde este día vamos juntos a la victoria 2019”.

“La decisión de la militancia es también mi decisión”, señaló el dirigente histórico del FMLN, quien fue el favorito de la cúpula durante el proceso, pero que habría perdido las internas debido a ello.

Gerson además recibió el apoyo férreo de Lorena Peña, González, Norma Guevara y otros altos dirigentes considerados “de hueso colorado”.

La Página


FMLN elige a Hugo Martínez con un ojo sobre Nayib Bukele

Fue una elección de pocos. Los esfuerzos por abrir el padrón del FMLN en la semana antes de la primaria de este domingo solo dieron para integrar un poco más de siete mil efemelenistas. El registro de militantes con capacidad de decidir sobre candidatos de elección popular y autoridades internas rondó los treintaidós mil en 2017. En ese año se seleccionaron las candidaturas a diputados y alcaldes. Esta vez le tocó al FMLN, en su versión más mínima, decir quién lo va a representar en la presidencial de 2019. Será Hugo Martínez.

En la sede 1316 del partido, en San Salvador, la dirección convocó el domingo 27 de mayo por la noche a los dos precandidatos, Gerson Martínez y Hugo Martínez, para que escucharan de boca de la directora de la Comisión Especial Electoral, Silvia Cartagena, los resultados de la primaria. Faltaba todavía un cinco por ciento de mesas de votación por contar, cuando Hugo ya se aseguraba 19,793 votos, contra 7,429 logrados por Gerson. La victoria del excanciller fue contundente.

Y así lo quiso hacer ver en su primer discurso como candidato a la Presidencia de la República. Su elección, en las condiciones en que se encuentra el principal partido referente de la izquierda en El Salvador, tuvo varios significados. Todos en forma de mensaje desde las bases. No solo de aquellos quienes votaron, sino de los efemelenistas que han sido excluidos, por años, de las decisiones trascendentales.

Los números en las encuestas de opinión son, por completo, contrarios al partido que gobierna El Salvador. La encuesta más reciente del Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) de la UCA ubica al FMLN en remoto tercer lugar, con apenas un 8.9 por ciento en la intención de voto para presidente. Mientras que la oposición, Arena, navega con un 30 por ciento de preferencias. Sin embargo, arriba de todos, según la encuesta del IUDOP, el movimiento Nuevas Ideas de Nayib Bukele se levanta con un 38.5 por ciento en la intención de voto.

El FMLN, nunca desde su fundación como partido político, ha sido tercer lugar en las intenciones de voto para la Presidencia. Mucho menos con porcentajes tan mínimos como lo que reflejó la encuesta dl IUDOP. El valor de las alianzas, para el partido, ahora cobra un sentido de obligación, si el fin es mantener el órgano ejecutivo por tercera ocasión consecutiva. Por ello, más allá de las alianzas con movimientos sociales que mencionó Gerson Martínez en su campaña, los pactos a las que apuntan las bases se enfocan en la capitalización de más votos. Y Nayib Bukele está en ese horizonte.

Para Hugo Martínez, vencer a Gerson Martínez fue vencer la bendición que la actual dirección del FMLN le dio al exministro de Obras Públicas. El descontento de las bases con los dirigentes del partido, que venía siendo un secreto a voces y que dio su primer golpe el 4 de marzo en la elección de alcaldes y diputados, se dejó ver de nuevo este 27 de mayo.

El resentimiento por la expulsión de Nayib Bukele también fue un ingrediente en esta elección. Hugo Martínez, como Factum ha corroborado con fuentes tanto con grabadora abierta como con las que han hablado desde el anonimato, representa también la esperanza de las bases de la izquierda de poder convencer de nuevo a Bukele de acercarse al partido -hasta el momento se ha hablado solo de alianzas- y vencer juntos en 2019 al adversario común: Arena.

Francisco Jovel, exdirigente del FMLN, en una entrevista con Factum el viernes 25 de mayo, comentó que el candidato presidencial del FMLN, desde el día después de su elección, debería buscar las conexiones políticas que le permitan encontrarse con Bukele y con su movimiento Nuevas Ideas, en busca de alianzas más claras y definidas que las que se hicieron con la actual dirección. Son inquietudes de las bases según Jovel.

Hugo Martínez no es ajeno a esa estrategia. “Esas decisiones las tienen que tomar las bases del partido. Lo que he planteado es que hay que darle vuelta a la pirámide de decisiones en el partido, que las decisiones ya no deben ir de arriba hacia abajo, sino de abajo hacia arriba”, respondió a la pregunta de Factum sobre una posible alianza con Bukele.

Martínez sumó, solo él, más de la mitad de los votos posibles este domingo. Los apoyos que recibió de personajes prominentes en el FMLN fueron decisivos. Como el del vicepresidente Óscar Ortiz, quien ha tenido una lucha de años con la actual dirigencia sonre la conducción del partido. Pero el de Ortiz no ha sido el único respaldo. Personajes de peso dentro del partido como Fabio Castillo han acompañado a Hugo Martínez en esta campaña. Ayer, cuando llegó a la sede municipal de San Salvador a votar, entre barras y coros de “Hugo, amigo, la base está contigo”, a su lado, caminando lento, iba Castillo.

Fabio Castillo fue concejal en el gobierno municipal de Nayib Bukele y los dos se dicen amigos. Si Martínez buscara a Bukele, por una petición de las bases, una conexión política especial entre los dos sería Castillo. El exconcejal, a su vez, ha externado en entrevistas que el FMLN no debe descartar un acercamiento con el exalcalde de San Salvador, como se lo dijo al programa República, de canal 33.

El conjunto de discursos de los efemelenistas descontentos con la cúpula convergen en la factibilidad de sumar alianzas que en la práctica sumen votos en 2019 para derrotar por tercera vez a la oposición de derecha. Y entre esas alianzas, la más valiosa, por mucho, es una con Nayib Bukele.

La victoria interna de Hugo Martínez, si bien fue mediante una elección de una minoría privilegiada de efemelenistas con derecho a voto, fue suficiente muestra para la dirección de dónde está ubicada entre las bases. Y Martínez lo remató ayer: “A partir de hoy, se inicia una etapa, un período en el FMLN en donde las bases retoman el poder para decidir”. Seguido de eso, el candidato enumeró tres decisiones trascendentales en los próximos meses en las que, más que oír a la dirección del FMLN, escuchará a la militancia: quién será el vicepresidente, cuáles serán las alianzas que se deberán buscar y qué “programa de partido” llevarán a la presidencial.

“Entre más cerca de la gente estemos, más cerca vamos a estar de la victoria”, fueron las palabras de Hugo Martínez mientras el secretario general del FMLN, Medardo González, lo escuchaba con atención anoche en la 1316 de San Salvador. A partir de mañana, dijo el candidato, empezará una “gran movilización nacional” para acercarse a la base olvidada.

Revista Factum