México: registran 133 asesinatos de periodistas en 18 años, el 90% permanece impune

Periodismo en México vive tiempos “de alto riesgo”: CNDH

El periodismo vive tiempos “de alto riesgo”, debido a la impunidad que prevalece en los casos de homicidios y desapariciones, alertó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que hizo un llamado a las autoridades para que todos los implicados en los homicidios de comunicadores sean condenados.

En la presentación del documental “Libertad de Expresión. Periodismo en México”, Édgar Corzo Sosa, quinto visitador general de la CNDH, resaltó: “Estamos pasando ahora por tiempos que son complicados, incluso lo podemos calificar de alto riesgo porque hemos estado advirtiendo el incremento de quejas que se han presentado en la CNDH y, en términos generales, de agresiones”.

Dijo que la situación en la que trabajan los comunicadores “es muy delicada”, debido al aumento de ataques, que del año 2000 a la fecha suman 133 homicidios, 14 de los cuales fueron de mujeres. También desde 2005 se reportan 21 periodistas desaparecidos y de 2006 a la actualidad se se han cometido 52 atentados contra instalaciones de medios de comunicación.

Sobre desplazados, el visitador dijo que la comisión tiene el registro de al menos 10 casos de reporteros que están bajo el mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que han tenido que huir junto con su familia de sus comunidades de origen por miedo a ser víctimas de algún tipo de agresión.

Corzo Sosa recordó que en la Recomendación General 24 de la comisión se mostró que hay 90% de impunidad de los asesinatos y desapariciones, por lo que “ante ese alto nivel, es obligación del Estado Mexicano, en todos sus niveles de gobierno, impulsar acciones encaminadas a mejorar el trabajo de prevención del delito y garantizar que las investigaciones de las agresiones contra periodistas se desarrollen de manera seria, diligente y profesional”. Destacó que se les habrá hecho justicia “cuando todos los implicados sean juzgados y condenados por estos cobardes crímenes”.

Respecto al Informe Especial sobre Asignación y Contratación de Publicidad, indicó que no hay criterios claros de los mecanismos que emplean los gobiernos locales para seleccionar a los medios en los que difundirán sus mensajes, lo que representa “censura indirecta a la libertad de expresión”, puesto que por la opacidad, las asignaciones incluso se relacionan con su “uso como premio o castigo a los medios”.

En el marco del Día Mundial de Libertad de Prensa, la CNDH presentó el documental que recoge testimonios de periodistas y especialistas, quienes hablan de la persecución de la que son objeto por darle seguimiento a temas relacionados con narcotráfico, seguridad y corrupción, entre otros. Criticaron que los comunicadores tengan que recurrir a prácticas como la autocensura como una medida de protección, en lugar de que existan las medidas necesarias para garantizar su seguridad al realizar su trabajo.

En el evento, Pablo Romo, ex presidente del Consejo Consultivo del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, cuestionó: ¿Hay algo que celebrar? Ante esta pregunta recordó la censura que se presentó tras la masacre de Tlatelolco y que hace 30 años Manuel Buendía fue asesinado por descubrir la asociación mafiosa entre los gobiernos de Estados Unidos y México.

“Antes era más fácil, simplemente los periodistas entendían el mensaje y no podían publicar. Después cuando empezaban a publicar sobre ciertos temas comenzaron a ser asesinados”, por lo que comentó que en los últimos 50 años han cambiado las cosas.

Para el especialista, los medios y los gremios deben hacerse cargo de manera formal de sus periodistas, no sólo para defenderlos, sino dándoles las prestaciones de ley y resaltó que a pesar de todo sí hay logros y gracias al periodismo de hoy se conocen los rostros de la corrupción, por lo que hay posibilidades de celebrar.

El Universal


Comunicado: CNDH alzará la voz ante el poder silenciador de homicidios y desapariciones, para demandar seguridad y acabar con la impunidad del 90% en los casos

CNDH


Libertad de expresión, periodismo en México


VOLVER