México y Estados Unidos firman un acuerdo de cooperación en energía nuclear

México y EU suscriben acuerdo nuclear

Estados Unidos y México suscribieron este lunes un acuerdo de cooperación en energía nuclear.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo a periodistas que el acuerdo nuclear “nos permitirá expandir nuestra relación” con México, durante su primera comparecencia ante periodistas en la sede del Departamento de Estado desde que asumió el cargo el mes pasado.

Su homólogo mexicano, Luis Videgaray, apuntó que la firma del documento es evidencia de que ambas naciones trabajan para fortalecer su relación “pese a la diferencia que podemos tener”.

Ninguno de los dos respondió preguntas.

De ser aprobado por los poderes legislativos de ambos países, el acuerdo fortalecería la cooperación bilateral en el desarrollo y uso internacional de la energía nuclear con fines pacíficos.

La relación Estados Unidos-México ha atravesado momentos álgidos desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, quien ha calificado a los inmigrantes mexicanos de criminales e impulsa la construcción de un muro a lo largo de la frontera binacional pese a las objeciones de México.

Videgaray también anunció que la capital estadounidense albergará en algunas semanas la segunda edición de una conferencia sobre seguridad en Centroamérica, en la que los gobiernos de México y Estados Unidos fungirán como co-anfitriones.

Videgaray dijo este lunes que la relación bilateral “se encuentra en un momento de definición”.

De las decisiones que se tomen entre nuestros gobiernos en los próximos meses e incluso en los próximos días, habrá de depender cómo será la relación entre los dos países en los próximos años e incluso las próximas décadas”, agregó.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto no ha visitado a Trump en la Casa Blanca desde que asumió el poder.

Excelsior


Nexos México-EU, en momento crucial por el TLCAN: Videgaray

México y Estados Unidos atraviesan un momento crucial en sus relaciones por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero deben superar las diferencias en pos de la prosperidad de ambas naciones, manifestó ayer el canciller mexicano, Luis Videgaray.

Ninguno de los dos gobiernos puede permitir que las diferencias definan la relación. Tenemos que ser capaces de trabajar en el interés de dos países vecinos y hermanos para superar esas diferencias, expresó tras reunirse en Washington con su homólogo estadunidense, Mike Pompeo.

Videgaray destacó la importancia de la modernización del TLCAN, vigente entre México, Estados Unidos y Canadá desde 1994, bajo revisión a instancias de Washington.

La relación se encuentra en un momento de definición, declaró a periodistas.

Las decisiones que se tomen entre nuestros gobiernos en los próximos meses, incluso en los días siguientes, definirán cómo será la relación en los próximos años y décadas. Estamos en un momento crucial en la renegociación, subrayó.

Videgaray y el jefe negociador del TLCAN de México, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, comenzaron ayer una visita de trabajo a Washington, en la cual abordarán los avances con el representante comercial estadunidense, Robert Lighthizer, según un comunicado de la cancillería mexicana.

México enfrenta las conversaciones de buena fe, con espíritu constructivo, convencido de que tenemos enormes oportunidades concretas de generar prosperidad, aseveró el titular de Relaciones Exteriores luego de reunirse con Pompeo.

La renunciante embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, admitió el viernes anterior que la relación bilateral está en un momento difícil, pero se mostró optimista de lograr un acuerdo para el TLCAN en mayo, posibilidad planteada por los negociadores.

Es una cosa de voluntad, y creo que todos quieren que tengamos ese nuevo tratado. Sí, yo creo que es posible, difícil pero posible, afirmó.

El presidente estadunidense, Donald Trump, empeñado en construir un muro en la frontera con México, con el que espera combatir la migración indocumentada y el narcotráfico, amenazó desde su campaña electoral con abandonar el TLCAN, que considera un desastre para su país.

Los negociadores están bajo presión para lograr un acuerdo antes de que el calendario electoral en los tres países complique políticamente la firma.

Los canadienses votarán en elecciones provinciales en junio, mientras las presidenciales mexicanas se realizarán el primero de julio y Estados Unidos tendrá comicios legislativos en noviembre.

Para analistas de CI Banco, esta semana es crucial en la renegociación. Consideraron viable la posibilidad de lograr el mencionado acuerdo en principio antes de que finalice mayo. Ello, indicaron, ayudará al peso a recuperar la depreciación que ha registrado en días recientes, la peor reportada desde enero anterior.

Bosco de la Vega Valladolid, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, dijo a Notimex que si no se ponen de acuerdo, una posibilidad es mantener el TLCAN como está y con el TPP-11, al incluirse Estados Unidos nuevamente, perfeccionamos los temas pendientes.

Moisés Kalach, coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negocios Internacionales, quien encabeza a los empresarios y especialistas del llamado cuarto de junto, que acompaña al equipo negociador mexicano, dijo que en los próximos 10 días puede lograrse un acuerdo, si hay mayor voluntad y flexibilidad del equipo estadunidense.

(Con información de Susana González, Patricia Muñoz y Notimex)

Jornada


VOLVER