Nicaragua: entre protestas, el Diálogo Nacional inicia con fuertes críticas de los estudiantes a Daniel Ortega

Presidente apabullado

La primera sesión de la mesa de diálogo nacional en Nicaragua culminó marcada por duros reproches, principalmente, entre los estudiantes y el presidente del país, Daniel Ortega.

El mandatario, que llegó junto con su esposa y bajo fuertes medidas de seguridad al Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de Fátima, donde fue recibido con gritos de “asesino” por parte de numerosos manifestantes.

Pasadas las 10:15 a.m. comenzó el acto de instalación del diálogo y justo cuando los obispos, los mediadores del proceso, daban la palabra a Ortega, los universitarios presentes en la mesa gritaron “¡eran estudiantes, no eran delincuentes!”, en relación a los muertos durante las protestas.

“Presidente, exigimos que cese de inmediato la represión”, clamó el representante de los estudiantes en el diálogo, Lesther Alemán. La irrupción de Alemán causó impacto, no solamente por haber asaltado la palabra al presidente con su fuerte voz, sino también porque dejó claro que para los estudiantes el tema principal del diálogo debía ser la renuncia de Ortega.

Durante su intervención, el mandatario fue abuchado varias veces por los estudiantes. Mientras el estudiante insistía en que los jóvenes murieron a causa de la represión del Gobierno, Ortega se mantuvo impasible en su silla. El jurista Carlos Tünnerman, uno de los primeros líderes estudiantiles que se alzó contra la dictadura somocista y exministro de Educación en la década de 1980, calificó de “decepcionante” el discurso presidencial y exigió el cese de la represión. “Usted no ha ordenado el cese a la represión, ordénela aquí, ahora mismo”, clamó. La sesión finalizó nuevamente con un pronunciamiento de los estudiantes citando los nombres y apellidos de todas y cada una de las víctimas que perdieron la vida en los enfrentamientos al grito unánime de “presente”.

La CIHD llega a Nicaragua

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) llega este jueves a Nicaragua, confirmó el canciller Denis Moncada.

La delegación de la CIDH será encabezada por Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua.

La oficina de prensa de este organismo indicó que los delegados llegarán en horas diferentes y que una vez en Managua organizarán encuentros con los periodistas para informar sobre sus actividades.

La misión de la CIDH es revisar en el terreno la situación de los derechos humanos, sobre todo en el marco de las protestas contra el Gobierno, que iniciaron el pasado 18 de abril y que han dejado más de 50 muertos.

Durante la visita, la CIDH sostendrá reuniones con autoridades del Estado, representantes de la sociedad civil y otros actores relevantes, a fin de poder tener un diagnóstico completo y adecuado de la situación de derechos humanos en el país.

Q Hubo


Lesther Alemán, la voz de los universitarios derrama las lágrimas de Nicaragua

La voz de los universitarios derramó las lágrimas de Nicaragua. Lesther Alemán es el joven que ayer, a pocos metros del presidente Daniel Ortega, tomó la palabra en representación de los estudiantes, durante la instalación del diálogo nacional.

Alemán, voz firme, blandiendo el puño, con la bandera de Nicaragua atada al cuello y camisa negra, es quien demandó al presidente Daniel Ortega un cese al fuego.

“Le pedimos (a Daniel Ortega) que ahorita mismo ordene el cese a estos ataques, represión y asesinato por parte de las fuerzas paramilitares de sus tropas y de las turbas del gobierno”, comenzó diciendo Alemán, de 20 años y nacido en Managua.

El joven es estudiante de comunicación social. Cursa el cuarto año en la Universidad Centroamericana (UCA).

Quienes lo conocen lo admiran por la potente voz que posee.

En las protestas ocurridas en Nicaragua, Alemán ha participado de diferentes maneras. El pasado 20 de abril, en la Catedral Metropolitana de Managua, era uno de los cientos de jóvenes que sufrió un ataque.

Un día después de ese episodio, el activista universitario hizo un video en vivo en su cuenta de Facebook, explicando -con lágrimas- lo que había vivido.

“Llegamos a la catedral de Managua a las 9 de la mañana para repartir donaciones que había recibido de otras personas; puestos allí, nosotros decidimos salir a la UNAN Managua a repartir a los puestos médicos lo que habíamos determinado y al regresar a la catedral ya había represión, fuimos invadidos, nos rodearon y los antimotines nos siguieron”, compartió Alemán.

Después de esa experiencia, se convirtió en miembro de la Coalición Universitaria.

“Me da impotencia saber lo que estamos viviendo”, decía entre lágrimas y con su poderosa voz quebrada.

“No nos vamos a cansar, hasta ver a Nicaragua libre, eso lo soñamos y eso queremos”, finalizó en su video.

Alemán ha recibido diferentes reconocimientos por su excelencia académica.

“Esto, además de ser un reconocimiento, es un deber con nuestro país de formarnos con calidad académica, humana y espiritual”, escribió en la descripción de una foto que subió a Facebook.

Además, ha sido parte de distintas causas, como la marcha contra la violencia, que se llevó a cabo en Managua el pasado 8 de marzo y también participó en los diferentes plantones cuando ocurrió un incendio en la Reserva Natural, Indio Maíz.

Ayer, tras estar a pocos metros del presidente Ortega, un emocionado Alemán apagó su voz de cañón y se desarmó. En su rostro se deslizaban las lágrimas de Nicaragua.

El Nuevo Diario


Ciudadanos denuncian excesiva seguridad de Ortega y Murillo

Desde que la medianoche del martes, la Policía Nacional anunció una serie de zonas de seguridad y vías afectadas ante el inicio del diálogo nacional, que inició ayer por la mañana, decenas de personas inundaron las redes sociales con comentarios sobre el temor de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

De hecho, fue recibido con gritos de “asesino” a la entrada de la mesa de diálogo nacional, a pesar del fuerte dispositivo policial que lo acompañaba. Los gritos de “asesino” y “renunciá ya” se repitieron una y otra vez durante el encuentro celebrado en el Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de Fátima, al oeste de Managua.

Ortega llegó acompañado de su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo y de decenas de policías. Siempre que la pareja presidencial no teledirige los actos de su administración y salen de su residencia, las calles de Managua quedan bajo una fuerte custodia policial. Pero tras una masacre que ha dejado al menos 53 muertos, la seguridad pareció redoblarse.

Mucha seguridad

Videos enviados a Reporte Ciudadano muestran una inmensa caravana de vehículos a la salida del Ortega. Según varios ciudadanos apostados en el camino de regreso de Ortega a El Carmen había al menos 12 policías en el semáforo 200 metros hacia el Norte y 200 metros hacia el Sur, mientras dos helicópteros artillados sobrevolaban la zona.

El dispositivo de seguridad incluía: ocho motos encabezando la caravana, 2 vehículos de ataque con 6 hombres armados con Ak, 2 vehículos Mercedes Benz, 2 vehículos escolta con 12 hombres armados con AK, 2 patrullas con 9 hombres armados con AK, 1 vehículo de ataque con 6 hombres armados con Ak, 2 vehículos de técnica anti explosivos y 4 vehículos de cierre de caravana principal con 6 hombres armados con Ak.

En medio del despliegue policial, según reportes de los lectores de CONFIDENCIAL, se mezclaron 4 vehículos Mercedes Benz G63 V8 AMG blindados entre vehículos señuelo y en el que viajaban Ortega y Murillo. Al menos unos 200 hombres armados habrían acompañado la caravana presidencial, más otra gran cantidad de oficiales desplegados en las vías de la capital.

También acompañaban la caravana 6 motos con civiles, 2 camionetas con escoltas civiles, 2 patrullas con 9 hombres armados con AK, 3 microbúses con policias armados y 6 camionetas civiles.

Durante la caravana hay otro video, enviado a Reporte Ciudadano, que muestra como un oficial de policía golpea a un ciudadano y aunque se desconocen los motivos se puede escuchar una agresión verbal contra el hombre vestido de negro de parte del policía. También circula otro video sus compañeros de trabajo reclamando a los policías la agresión.

Confidencial


Militares en retiro exigen salida de Daniel Ortega del poder

Oficiales en retiro de toda la cadena de mando del Ejército Popular Sandinista (EPS) agrupados en el Movimiento 4 de Mayo Patria y Libertad, respaldaron la lucha ciudadana y demandaron la renuncia del presidente designado, Daniel Ortega.

En el pronunciamiento, leído en la plaza de Monimbó, que fue escenario de represión a la población por parte de fuerzas policiales y paramilitares en semanas pasadas, se indica que Ortega solo aceptó estar en el diálogo porque “el pueblo en la calle lo sentó a la fuerza”, no porque “tenga verdadera voluntad de diálogo”.

Criticaron el discurso de Ortega en inicio del diálogo nacional, calificándolo de “reiteradas retóricas de un lobo voraz de sangre, que ya no lo enmascara su manto de oveja, solo pretende utilizar el diálogo para desmovilizar al pueblo”, refiere el documento leído.

Al igual que la sociedad civil, los militares en retiro consideraron que el diálogo tiene como puntos clave el cese a la represión, el castigo a los culpables de los asesinatos, y el más importante, “el acuerdo del retorno a la democracia, que pasa por la renuncia o sacada del poder de la dictadura Ortega-Murillo”, para el último punto, sugieren que se conforme un equipo de transición con personas honorables y se convoque a elecciones anticipadas.

Carlos Brenes Sánchez, coronel en retiro del EPS, expresó que Ortega, en el diálogo, evadió todas las responsabilidades e implicancias que su régimen ha cometido en todos los campos democráticos e institucionales. Asimismo, considera que la familia en el poder sigue sin comprender y aceptar una realidad que ya los rebasó.

Ante la crisis política y social que vive el país, Brenes explicó que “yo le veo la dificultad de la comprensión del régimen, aunque veo más atento al Ejército, a la Policía (sobre) la gravedad de las cosas, medio reconocen, pero cuando se trata de la familia en el poder no entienden nada, ahí se tranca toda la cosa, y ese es el obstáculo de Nicaragua (…)”.

Por otro lado, Fernando Brenes, capitán en retiro del EPS, explicó que la demanda de la salida de Ortega del país, es el resultado de una acumulación de actos que el Gobierno “erráticamente ha venido ejerciendo en contra de la población, donde demuestra incapacidad de gobernar y nadie que sea capaz de gobernar puede seguir al frente del país”, expresó.

En su comunicado, los exmilitares, hacen un llamado a los estudiantes para que estos no caigan en el “juego de formar mesas sectoriales”, ya que el principal tema que se exige es “la salida del dictador y su mujer-Rosario Murillo”.

Los militares en retiro del antiguo EPS exhortaron al Ejército de Nicaragua y en especial a la jefatura, a cargo del general Julio César Avilés, a mantener una “actitud patriótica apegada a la Constitución y Ley Orgánica” y que no permitan ser instrumentalizado por ningún partido político o familia.

Por la tarde a través de gestiones realizadas por la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), padres de la Iglesia Católica de Masaya y el Movimiento 19 de abril de Monimbó, se dio un intercambio de tres agentes policiales a su institución, estos estaban sanos y salvos, explicó el secretario ejecutivo de la ANDPH, Alvaro Leiva.

Además, la Policía entregó a los funcionarios de derechos humanos, a Franklin Gutiérrez y José Antonio Hondoy, quienes habían sido capturados la mañana del martes, mientras hubo una fuerte represión policial a los pobladores que resguardaban los supermercados. Ambas personas tenían heridas, una por charneles y otra, por balines. También fueron devueltas cinco motocicletas que habían sido ocupadas por la Policía Nacional.

La Prensa


La CIDH llega a Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) confirmó que una delegación de este organismo arribará este jueves a Nicaragua. El objetivo es conducir una visita de trabajo para observar ‘in loco’ la situación de los derechos humanos en el país, en el contexto de las protestas que estallaron el pasado 18 de abril.

La visita de la CIDH se produce cuando los organismos de derechos humanos nicaragüenses han confirmado entre 61 y 67 personas fallecidas y más de 500 heridos, debido a la represión ejercida contra manifestantes por parte de fuerzas de choque y antimotines.

La delegación, la encabeza Antonia Urrejola relatora para Nicaragua en la CIDH. La oficina de prensa de este organismo indicó a El Nuevo Diario que los delegados llegarán hoy en diferentes horas y que, una vez en Managua, organizarán encuentros con los medios de comunicación para informar sobre sus actividades.

“Durante la visita, la CIDH sostendrá reuniones con autoridades del Estado, representantes de la sociedad civil y otros actores relevantes, a fin de poder tener un diagnóstico completo y adecuado de la situación de derechos humanos en el país, de conformidad con el Artículo 18 de su estatuto. La CIDH divulgará oportunamente mayores informaciones sobre esta visita”, señaló la CIDH en un comunicado el pasado 14 de mayo, cuando fue aprobado el ingreso de la misión.

El Gobierno de Nicaragua aceptó la solicitud de la CIDH para visitar el país, luego de que el organismo le solicitara en tres ocasiones autorización: el 26 de abril, 1 y 11 de mayo.

Desde el jueves 3 de mayo, la CIDH habilitó una Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SCROI) para Nicaragua, la cual se activa en los casos más graves o que exigen atención especial, y a donde llegan reportes desde organizaciones de la sociedad civil, entidades estatales, académicas, medios de prensa, organismos internacionales y desde las propias autoridades.

La presencia de la CIDH ha sido una demanda reiterada de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que actúa como mediadora y testigo del diálogo nacional instaurado este miércoles.

Los representantes de los estudiantes en el diálogo también pusieron como condición para dialogar con el Gobierno que este aprobara el ingreso de la delegación de la CIDH para que investigara en terreno la circunstancia de las muertes ocurridas desde el 19 de abril, cuando se registraron los primeros fallecidos en las protestas que continúan en diferentes puntos del país.

La expectativa por la presencia de la CIDH en Nicaragua es grande, al punto que ha generado especulaciones y en algunos casos “manipulaciones con diferentes propósitos”, señaló Marco Carmona, director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El Nuevo Diario


VOLVER