“No buscan, no investigan”, denuncian las madres de personas desaparecidas

“¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, exigen madres de desaparecidos en marcha por Reforma

Las escalinatas del Ángel de la Independencia se colmaron de pancartas con los rostros de personas desaparecidas, como ocurre cada 10 de mayo en la Ciudad de México desde hace siete años, cuando las madres de los ausentes decidieron romper el silencio e irrumpir en las calles de esta capital para exigir la presentación de sus hijos.

En esta ocasión, 29 de los 50 colectivos de familiares que integran el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México lograron llegar a la Ciudad de México, mientras que, de forma paralela, en las capitales de Coahuila, Chihuahua, Veracruz, Sinaloa, Tamaulipas, Zacatecas, Querétaro, Monterrey, Sonora y Michoacán, madres de hijos desaparecidos durante la “guerra contra el narcotráfico” irrumpieron con el grito “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”. Ese llamado resonó por el Paseo de la Reforma este jueves.

Con la noticia de que, al menos dos contingentes, de Chihuahua y Querétaro se quedaron a mitad del camino debido a un accidente vehicular en la última entidad, las madres –acompañadas por decenas de niños que repartían volantes con las imágenes de sus padres o hermanos– salieron temprano del punto de encuentro, la explanada en la que alguna vez estuvo el Monumento a la Madre.

Bajo el candente sol, llegaron al símbolo del centenario de la Independencia de México para exigir la participación efectiva de las familias en las instancias creadas a partir de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas y por Particulares.

En voz de Diana Moreno, las madres del Movimiento sostuvieron que, contrario a las cifras oficiales, en México habría 200 mil personas desaparecidas –hombres, mujeres y niños–, que son negadas por el Estado mexicano.

Al señalar que a los familiares de víctimas se les ve “como el enemigo a eliminar”, reprocharon los embates a organismos que han respaldado a quienes buscan a sus seres queridos, como recientemente ha ocurrido con la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y de manera particular al titular, Jan Jarab.

Presente en el evento, el funcionario recibió el reconocimiento de las madres de desaparecidos por decir “la verdad de lo que ocurre en México en la justa dimensión de la emergencia nacional”.

Cinco puntos

Con la presencia de personajes como el obispo de Saltillo, Raúl Vera, Santiago Corcuera y Alex Nieve, director de Amnistía Internacional de Canadá, las denunciantes posicionaron cinco puntos para atender la crisis humanitaria.

En apego a su lema de “Sin las familias no”, exigieron su “participación real y activa” en las comisiones y fiscalías especializadas, nacionales y locales de búsqueda; y la promulgación de la Ley Federal de Declaración Especial de Ausencia para Personas Desaparecidas para que “se reconozca, proteja y garantice la presunción de vida, la personalidad jurídica y los derechos de las personas desaparecidas”.

También demandaron la reforma constitucional al artículo 102 que garantice una fiscalía general autónoma, en tanto que llamaron a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a declarar inconstitucional la Ley de Seguridad Interior (LSI).

Asimismo, solicitaron “respeto por el trabajo de la ONU-DH, que se dedica a la defensa y promoción de los derechos humanos en México, siempre estando de lado de la verdad y la justicia”.

En su participación, Jan Jarab expresó su solidaridad con las madres y coincidió que “ningún familiar debería estar aquí”, por un motivo tan doloroso. Dijo que “estos retratos, estos rostros que podemos ver, hablan de una enorme tragedia humana”.

Tras reconocer el papel que las madres de los desaparecidos han jugado en las reformas legislativas, destacó que ese es un primer paso y se comprometió a que la ONU-DH seguirá trabajando al lado de ellas “desde todas sus capacidades, en la búsqueda y para que ni una madre más ni una sola familia deba pasar por este terrible dolor”.

El director de Amnistía Internacional-Canadá entregó a las madres de los desaparecidos mariposas con mensajes de miles de sus agremiados en el país del norte. Informó que este día en las ciudades Vancouver, Toronto, Ottawa y Québec se realizaron marchas de solidaridad.

En la marcha participaron madres de distintos colectivos, entre ellas Hilda Hernández, madre de César Manuel González Hernández, uno de los 43 normalistas desaparecidos en septiembre de 2014, quien recriminó “la mentira” con que se ha conducido el gobierno mexicano, no solo en el caso de los 43, sino de los miles de desaparecidos que hay en el país.

Yolanda Morán reprochó al presidente Enrique Peña Nieto que no haya “corregido la estrategia fallida de su antecesor Felipe Calderón, incrementando las cifras del horror, superando a su antecesor”. Incluso, dijo que podría cerrar su administración con 50 mil desaparecidos.

“No hay duda que ambos (Calderón y Peña Nieto) tienen responsabilidad política. Y paz no tendrán, les seguirá la mancha de la impunidad y la corrupción”, sentenció la madre de Dan Jeremeel Fernández, desaparecido por el Ejército en 2008.

Proceso


Madres marchan en siete estados para exigir justicia

Organizaciones y colectivos de familiares de personas desaparecidas marcharon con pancartas y fotos de sus seres queridos en al menos siete estados para exigir resultado en las investigaciones de su caso y coincidieron en que el Día de las Madres para ellas no hay nada que festejar.

En Veracruz, se organizaron movilizaciones en las ciudades de Xalapa, Veracruz, Córdoba, Orizaba, Coatzacoalcos y Poza Rica, donde cientos de mujeres con hijos y esposos desaparecidos, exigieron a las autoridades dar con el paradero de los suyos.

Más de 5 mil personas han desaparecido en Veracruz en poco más de una década, aseguró la consultora del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, Anaís Palacios; mientras que la presidenta del Colectivo por la Paz Xalapa, Sara González Rodríguez, afirmó que con el cambio de gobierno y la llegada del PAN en el estado no hubo ningún cambio positivo en la búsqueda de personas.

En Sinaloa se realizaron movilizaciones en Culiacán, Los Mochis y Mazatlán. En la capital del estado, la Unión de Madres con Hijos Desaparecidos y el grupo de rastreadoras Sabuesos Guerreros colocaron enormes mantas, con las fotos de sus seres queridos en el kiosco de la plazuela Álvaro Obregón.

María Isabel, madre del policía municipal Josíma “N”, con dos palas en sus manos en una de ellas puso el texto: “Este es tu regalo, una pala para que te busque”.

En Hermosillo, Sonora, a pesar de la temperatura de 30 grados centígrados, la mañana de ayer decenas de mujeres y familiares marcharon en silencio por la calle Serdán de alrededor de cuatro kilómetros hacia la Plaza de La Madre.

“No queremos venganza, queremos a nuestros tesoros, vivos o muertos”, dijo Teresa Valadez Kinijara, líder del grupo Guerreras Buscando a Nuestros Tesoros.

En la capital de Morelos, las madres de víctimas de desaparición y asesinato reclamaron a las autoridades avances en las investigaciones y evidenciaron la ausencia de propuestas de los candidatos a gobernador en el tema de personas desaparecidas o fallecidas por la violencia en el estado.

Ana Luisa Garduño, Angélica Rodríguez y Lizbeth Cerón, madres y hermanas de desaparecidos y asesinados, denunciaron que de los ocho candidatos que este proceso electoral tiene a gobernador, sólo la magistrada con licencia Nadia Luz Lara Chávez se acercó a ellas para proponerles una reunión, la cual no se ha concretado.

En Puebla, familiares y habitantes del municipio Palmar de Bravo se manifestaron frente a la Fiscalía General del Estado (FGE) para exigir la localización de dos militares y un civil desaparecidos hace un año.

Las mamás de los desaparecidos, María Luisa Núñez Barojas y Josefina Linares explicaron que entregaron una serie de documentos a la fiscalía para su ubicación, pero la autoridades jamás hicieron nada al respecto.

En Mexicali, Baja California, un grupo de la organización Madres Unidas y Fuertes que buscan a sus hijos desaparecidos marcharon a las oficinas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para exigir a las autoridades que trabajen en la búsqueda y no cierren los casos hasta encontrarlos.

En Coahuila, la movilización principal se realizó en Torreón donde, un contingente cercano a las 50 personas marchó de la Alameda Zaragoza a la Plaza Mayor y de regreso a donde está el Memorial a los desaparecidos.

Silvia Ortiz, vocera de grupo VIDA, criticó las condiciones en las que se encuentra el Memorial, el cual luce abandonado.

Y en Michoacán, la marcha efectuada en Morelia fue encabezada por el Comité de Familiares de Personas Detenidas y Desaparecidas en Michoacán (Cofaddem), el cual exigió un alto a las desapariciones forzadas e investigaciones más eficaces para localizar a sus seres queridos.

El Universal


No están solas, dicen organismos internacionales a madres de desaparecidos

“No están solas”, es el mensaje que dieron representantes de organismos internacionales y ONG a las madres de desaparecidos durante el el mitin posterior a la VII Marcha de la Dignidad Nacional.

Amnistía Internacional reconoció el trabajo de las madres de desaparecidos y dijo que “no están solas”, porque la organización los está acompañando en su búsqueda.

Jan Jarab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, dijo que las mujeres que están luchando para encontrar a sus hijos son ejemplo para la sociedad por su valentía y coraje.

Hilda, representante de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, expresó que “es muy difícil decir el dolor que tenemos como madres”. Agregó que por el amor que le tienen a sus hijos salen a las calles para ser escuchadas.

Jesús, en representación de los cineastas asesinados de Jalisco, también le expresó a las mamás de desaparecidos que “su búsqueda es nuestra búsqueda, no están solas”, e hizo un llamado a las autoridades.

“Estamos hartos de esta tonta estrategia contra el narco…reconozcan que fracasó”, dijo.

La circulación permanece cerrada sobre Paseo de la Reforma a partir de Río Rhin al Poniente. Las alternativas viales son: Circuito Interior, avenida Chapultepec, James Sullivan y Antonio Caso.

El Universal