Panamá: el expresidente Martinelli acepta la extradición y deberá responder a las denuncias de escuchas ilegales

Martinelli acepta su extradición a Panamá

El expresidente Ricardo Martinelli, quien está detenido en en el Centro Federal de Detención (FDC) de Miami, Estados Unidos, ha anunciado la decisión de esperar su extradición a Panamá.

En una carta, redactada a mano por Martinelli, y hecha publica la noche de este miércoles, le pide a sus abogados que informen a todo el mundo que está renunciando a las apelaciones como el habeas corpus en el circuito de Atlanta y que se acogerá a lo que dice el tratada de extradición de 1905 en la cláusula d especialidad.

Martinelli, en la carta, autorizó a su abogado Sidney Sittón y su vocero personal Luis Eduardo Camacho a dar a conocer la información.

Al desistir de los recursos de apelación que actualmente siguen su curso en el Tribunal Federal de Atlanta, el tiempo de retorno quedaría en manos del Ejecutivo norteamericano y del panameño. La decisión, entonces, sería meramente política.

El proceso de extradición detalla que una vez fuera de la esfera judicial, el extraditado queda en potestad del Departamento de Estado, entidad encargada de los arreglos y logística antes de la entrega del requerido. Esto previamente coordinado con el Estado solicitante, quien tiene que enviar una delegación a Estados Unidos para recibir a Martinelli y concretar la entrega.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, solicitó el 28 de septiembre de 2016, la extradición de Martinelli atendiendo una petición de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por supuestos “pinchazos” o escuchas ilegales a 150 personas.

La decisión de Martinelli se conoce después de que el tribunal anunciara que el próximo 29 de julio se celebrará, en Miami, la audiencia para escuchar los argumentos a favor y en contra de la excarcelación de Martinelli.

La Estrella


Ricardo Martinelli regresa a Panamá

En medio de una crisis política entre el Órgano Ejecutivo y el Legislativo, el expresidente de la República, Ricardo Martinelli ha decidido regresar a Panamá y anunció, oficialmente, que se acoge al proceso de extradición de 1905, como cláusula de especialidad.

El exmandatario que tiene casi un año detenido en Estados Unidos, producto de la persecución política del actual Gobierno de Panamá, a través de un manuscrito dijo que renunciaba a la apelación tanto de la solicitud de fianza como al habeas corpus que está en el Circuito Judicial 11 del Tribunal de Atlanta, EE.UU.

Martinelli comunicó todo a través de un manuscrito, donde autorizó a divulgar la noticia al abogado Sidney Sittón y a su vocero Luis Eduardo Camacho, y asegura que ahora todo el proceso de extradición “está en manos del Departamento de Estado tomar la decisión final”.

Martinelli, además comunicó que el abogado Mario Jiménez ya no continuará en su equipo legal.

La cláusula de especialidad a la que se refiere Martinelli indica que la persona reclamada que ha sido entregada de conformidad con este tratado, no podrá ser detenida, juzgada o sancionada en el territorio de la parte requirente por un delito distinto a aquel por el cual se concedió la extradición.

Regreso

Este retorno se da a menos de un año de la contienda electoral, cuando se avecinan las primarias de Cambio Democrático, partido político que creó, y en medio de la escogencia de dos nuevos magistrados a la Corte Suprema de Justicia.

Martinelli vuelve a Panamá en momentos en que la opinión ciudadana lo coloca como el líder de la oposición y cuya decisión se vio reflejada en una encuesta realizada por la empresa Ditcher & Neira.

La principal figura que según los entrevistados comanda la oposición en el país es el expresidente Ricardo Martinelli, con 13%, incluso por encima de opositores que se han mantenido durante los últimos meses en la palestra pública.

A menos de un año de las elecciones, hay un incierto panorama político, ya que hay figuras que han anunciado sus aspiraciones presidenciales, pero no hay ninguno que destaque en estos momentos.

Como si fuera poco, Martinelli estará de vuelta en tiempos en que se refleja en Panamá una crisis económica y social, el país está a la deriva y hay una enorme falta de liderazgo por parte del gobierno de Juan Carlos Varela.

En el periodo de Ricardo Martinelli, el país mantuvo un crecimiento económico del 10.8% en el PIB, sin embargo en la gestión de Varela la economía se ha desacelerado hasta llegar el año pasado a 5.4%.

Cifras saludables pero que en la ciudadanía no se sienten los efectos.

Panamá América


VOLVER