Perú: inician un paro general en el sur en rechazo al aumento del impuesto al combustible

397

Puno amaneció paralizado en segunda jornada de protestas

Desde la madrugada de este miércoles el paro contra el incremento del precio de los combustibles debido a las modificaciones en el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) detuvo las actividades en la ciudad de Puno.

Esta medida también se acató en demás provincias de la región como San Román, donde este martes los manifestantes bloquearon las vías de acceso a Juliaca.

En esta segunda jornada de paralización las carreteras de Puno fueron bloqueadas por piquetes que impidieron el tránsito vehicular entre las provincias de Puno, así como con regiones vecinas como Cusco y Arequipa.

La Policía Nacional no reportó ningún incidente mayor en esta segunda jornada de movilizaciones. Sin embargo, informó que las carreteras estuvieron bloqueadas en la mayoría de provincias de Puno y que el paso fronterizo de Desaguadero también se mantuvo cerrado.

Los servicios de transporte urbano también fueron paralizados. Los empresarios de las empresas de taxis y combis colocaron sus vehículos en los cruces de calles para, de esta forma, impedir a los propietarios de autos particulares movilizarse con normalidad.

Por otro lado, las actividades comerciales y escolares también fueron suspendidas en ciudades como Puno, Juliaca, Ilave, Azángaro, Huancané, entre otras. Mercados, centros comerciales, e instituciones educativas públicas y privadas están cerradas.

El Comercio


Paro total en Puno y Juliaca contra el alza del precio de combustibles

La paralización en Puno y Juliaca, en protesta por el incremento del precio de los combustibles, fue total. Ayer no se desarrolló ningún tipo de actividad comercial y las calles solo fueron transitadas por los huelguistas que se movilizaron por la tarde.

Esta medida también fue acatada en las demás provincias de la región, donde se bloquearon carreteras para impedir el acceso a Bolivia.

Los transportistas tuvieron la mayor participación en la protesta, por ser los directamente afectados con el alza del precio de los carburantes debido a las modificaciones al Impuesto Selectivo al Consumo. Bloquearon con sus vehículos avenidas y calles.

Mientras que los comerciantes, en inusual medida, tomaron las vías, donde jugaron fútbol y vóley, en vez de quemar llantas.

Rechazaron también los gastos superfluos del Congreso, como la compra de flores y friobares.

“Las amas de casa son golpeadas con la subida de productos de primera necesidad; sin embargo, congresistas, como Moisés Mamani están felices con sueldos millonarios”, se quejó Agustina Castillo, presidenta del Frente Unificado de Comerciantes.

En Tacna, el paro fue parcial. Aunque no hubo transporte público, varios comercios abrieron sus puertas. Los transportistas de Cusco anunciaron que el 7 de junio acordarán la fecha del paro en esa región.

La República


Paro en Arequipa: No habrá transporte público ni labores en colegios

Arequipa despertó sin ningún tipo de transporte. El paro que alistan diversos gremios contra el aumento de precio de los combustibles se pinta como contundente.

Debido a la medida de fuerza, la Gerencia Regional de Educación suspendió las labores escolares en las provincias de Arequipa, Islay, Camaná, Caravelí y Caylloma. Con ello, la mayoría de alumnos de la región no asistiría a sus planteles hoy. Guido Rospigliosi, titular de Educación, indicó que en el caso de La Unión, Condesuyos y Castilla, estará en evaluación del director de cada Ugel (Unidad de Gestión Educativa Local) hasta el día de hoy. “Lo que queremos es cuidar la seguridad de los alumnos, padres de familia y profesores”, resaltó.

Los empleados del sector privado también las verán negras para llegar a sus centros de trabajos. La Gerencia Regional de Trabajo y Empleo les lanzó un salvavidas. Mediante un comunicado exhortó a las empresas que otorguen tolerancia en el hora de ingreso y de salida.

Aún así trasladarse en las primeras horas será una tortura. Parará el servicio de transporte urbano, de taxis, interprovincial y hasta de carga pesada, ante el alza del Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) que afectó el precio final de los hidrocarburos.

Cada gremio protestará de manera particular. Las unidades de transporte público urbano realizarán marchas rodantes en distintos puntos de la ciudad, anunció David Villanueva, secretario general del Sindicato Unitario de Transporte Masivo de Arequipa (Sutma). Este gremio congrega a tres mil vehículos agrupados en 10 consorcios, que no laborarán desde las 00.00 del 31 de mayo.

Quienes quieran viajar no podrán hacerlo. 60 empresas de transporte interprovincial dieron su palabra de sumarse a la manifestación. Según Marco Chauca, gerente de la Corporación Administradora de Terminales Terrestres (Corattsa), se afectarán a 50 mil pasajeros.

Mientras que los choferes de carga pesada estacionarán sus camiones en las vías de ingreso de la ciudad, como la Vía de Evitamiento y la Variante de Uchumayo. Muchos de estos choferes desde ayer dejaron de trasladar productos perecibles para sumarse a la medida. Fernando Fuentes, secretario del Sindicato de Choferes Camioneros, declaró que se dejarán de transportar cerca de 100 mil toneladas con pérdidas cuantiosas.

Mientras que el presidente de la Central Regional de Empresas y Asociaciones de Taxis de Arequipa, Isidro Flores, aseveró que cerca de 25 mil taxis no recorrerán las calles.

Villanueva, Fuentes y Flores aseguraron que sus sectores aún no trasladan aumento de precios a sus usuarios. Pero que en los próximos lo harían si el Estado no da marcha atrás al aumento del ISC. En el caso de los taxis, un sector de la población percibió cobros mayores. Flores negó que esto, pero no descartó que aumenten sus tarifas hasta S/ 2 en los siguientes días.

El bloque de transportistas agrupados en el Consejo Regional de Transporte Terrestre (CRTT), manifestaron que coordinan con Cusco, Moquegua, Tacna y Puno, una asamblea macrorregional para evaluar un paro indefinido si el gobierno de Martín Vizcarra hace oídos sordos a su petición.

Villanueva enfático pidió al mandatario “pisar tierra” para reconocer que los combustibles no aumentaron 0.20 céntimos sino entre S/ 1.50 a S/1.80. Como corolario y mediante redes sociales se está convocando a que la población participe de las protestas con un cacerolazo y bocinazo ayer y hoy.

La República


VOLVER
Más notas sobre el tema