Perú: la Justicia prohíbe al dictador Fujimori salir del país por el caso de la masacre en Pativilca por 18 meses

El Colegiado B de la Sala Penal Nacional dispuso el impedimento de salida del país por cuatro meses para el expresidente Alberto Fujimori, en el marco del proceso por el caso Pativilca.

Dicha disposición fue establecida al resolver la variación del mandato de comparecencia simple a comparecencia con restricciones para el exmandatario.

En febrero pasado, el Colegiado B de la Sala Penal Nacional resolvió que el expresidente Alberto Fujimori no sea excluido del proceso por la matanza en Pativilca, Barranca, donde murieron seis personas tras ser torturadas en 1992.

En el caso Pativilca se encuentra acusado el exmandatario junto a 22 personas, entre ellas integrantes del grupo Colina y miembros de las Fuerzas Armadas.

Nuevas reglas

Debido a las nuevas reglas, que tienen vigencia por 18 meses, Fujimori tiene la obligación de no ausentarse de la localidad donde reside (Lima provincia) y deberá solicitar autorización judicial si requiere movilizarse fuera de la capital.

Además no deberá variar de domicilio sin previa comunicación y autorización del colegiado, y tendrán que concurrir puntualmente a todas las citaciones que se le formulen.

Adicionalmente, la sala dispuso impedimento de salida del país por el plazo de cuatro meses prorrogables y que se oficie al respecto a las autoridades policiales y de migraciones correspondientes.

En caso incumpla estas reglas de conducta impuestas, se revocará la medida por la de prisión preventiva, precisó el colegiado en su resolución.

Gestión


Fujimori no tiene intención de salir del país, afirma abogado

Miguel Pérez Arroyo, abogado de Alberto Fujimori, aseveró que este no tiene ninguna intención de viajar fuera del Perú. Ello al comentar la decisión del Poder Judicial que ordena el impedimento de salida del país por cuatro meses prorrogables al ex presidente en el marco del proceso que se le sigue por el Caso Pativilca.

Pérez Arroyo comentó ayer por la tarde a El Comercio que se encuentra fuera de Lima y que aún no ha podido leer la resolución del Colegiado B de la Sala Penal Nacional. Sin embargo, dijo tener conocimiento de parte de lo resuelto luego de que recibiera la notificación electrónica.

En esa línea, aseveró que ni él ni su defendido tendrían mayor problema en aceptar las restricciones impuestas, aunque apuntó: “No encuentro mayor problema, porque el señor no quiere ni siquiera salir del país. Si está ajustada a derecho, la resolución se va a respetar y no se va a impugnar en absoluto […] Si veo defectos en la arquitectura jurídica y una desnaturalización de la misma, vamos a ir en recurso impugnatorio. No porque estemos en desacuerdo, sino por la forma”.

Más temprano, este Diario informó que la sala presidida por la jueza Miluska Cano López acogió el pedido del fiscal Luis Landa y determinó variar la condición de Alberto Fujimori de comparecencia simple a comparecencia con restricciones por 18 meses. El impedimento de salida del país es solo por cuatro meses prorrogables, según se señala en la resolución que posteriormente fue confirmada por el Poder Judicial.

También se dispuso que el procesado no se ausente de la localidad donde reside (Lima) o, en todo caso, solicite autorización al órgano jurisdiccional si requiere hacerlo; tampoco puede variar de domicilio sin previa comunicación y autorización del colegiado; debe además concurrir a todas las citaciones que se le efectúe.

Como se sabe, Alberto Fujimori es procesado como presunto autor mediato de homicidio calificado y asociación ilícita para delinquir por el asesinato de seis campesinos en Pativilca, Barranca. La fiscalía solicita 25 años de cárcel para él.

En la audiencia en la que la sala evaluó la solicitud fiscal, el pasado 20 de abril, el fiscal Landa justificó su solicitud, entre otros elementos, con la información de que Alberto Fujimori había empezado a tramitar su pasaporte luego de haber recibido el indulto humanitario. También recordó que, en el año 2000, el ex presidente huyó a Japón.

Para Pérez Arroyo, la solicitud de impedimento de salida del país realizó de manera incorrecta. Pero insistió en que no hay inconveniente en enfrentar el proceso.

“Lo incorrecto fue presumir que él había sacado su pasaporte cuando acredité ese día que cualquiera puede a nombre de cualquier persona, incluso sin que lo supiera, tramitar un pasaporte de manera electrónica”, sostuvo.

Está pendiente que la sala determine la fecha del inicio del juicio oral por el Caso Pativilca.

El Comercio


VOLVER