Violencia política: alerta por el asesinato de un supervisor del Instituto Nacional Electoral

178

Alerta en el INE por el asesinato de un supervisor en Guerrero

El asesinato de Jorge Nájera García, supervisor en Guerrero, encendió los signos de alerta en el Instituto Nacional Electoral (INE) y el consejero Marco Antonio Baños reconoció la urgencia de mejorar las condiciones de seguridad para más de 36 mil empleados en el país.

En entrevista, el también presidente de la Comisión de Organización y Capacitación dio a conocer que ya se interpuso una denuncia ante el Ministerio Público y que trabajan en coordinación con autoridades judiciales estatales para investigar las causas del ataque a balazos.

—¿Se encienden las alertas? —se le preguntó.

—Sin duda, sí; nosotros estamos conscientes de que tenemos que buscar mejores medidas de seguridad para nuestro personal. Hemos hablado ya con las instancias competentes y vamos a ver qué medidas adicionales se pueden tomar.

El consejero lamentó la pérdida de Nájera García y señaló que, más allá de los motivos que causaron su muerte, el instituto ya tomó medidas para hacer efectivo el seguro de vida del que gozan los capacitadores.

“Es un hecho lamentable, condenable, el INE no aprobará jamás actos de violencia y menos con personas que están realizando una actividad tan importante como la integración de las casillas”, expresó.

Baños recordó que este es el segundo incidente luego de que una capacitadora recibió un impacto de bala en la pantorrilla en Guanajuato; el último caso, dijo, no pasó a mayores y ya se ha reincorporó a sus actividades en la integración de mesas de casilla en la entidad.

Destacó que cuentan con un protocolo de seguridad para que los capacitadores en zonas peligrosas acudan siempre acompañados y terminen sus actividades cuando hay luz de día, además de que establecieron medidas de coordinación con ministerios públicos con el fin de que los incidentes se reporten de manera inmediata.

“Entenderán que por la magnitud de personas que tenemos en campo, cerca de 36 mil personas, resulta difícil que podamos poner vigilancia para cada uno de ellos, aunque sí hemos pedido que en las zonas con delincuencia no estén en la noche ni en horarios que puedan generales algún riesgo a su integridad”, señaló.

Detalló que hasta el momento no se les ha informado del móvil del asesinato, por lo que se desconoce si el hecho está asociado con una cuestión electoral, de la delincuencia o alguna otra.

El pasado domingo a las 22:15 horas, en la carretera Federal Tlapa-Puebla, en la cabecera municipal de Alpoyeca, Guerrero, fue asesinado a balazos Nájera García, supervisor electoral adscrito al Distrito 6, con cabecera en Chilapa de Álvarez, cuando iba de regreso a su casa.

Los capacitadores y supervisores tienen un seguro de vida y de salud, y están contratados hasta dos semanas después de la jornada electoral, que será el 1 de julio, porque participan en los cómputos de Distrito, sobre todo en los recuentos de los paquetes electorales.

El INE solo había reportado 250 ataques de perros a capacitadores y supervisores, quienes recorrieron 11.1 millones de hogares para informar a los ciudadanos que habían sido sorteados para ocupar un cargo en las casillas.

Ahora solo hacen acciones de supervisión y capacitación para que los funcionarios de casilla sepan cómo llevar la dirección, pues de poco más de 2 millones que aceptaron participar, un millón 400 mil estarán en casi 57 mil casillas en territorio nacional.

VIOLENCIA

En Chiapas, el candidato a diputado suplente por Morena para el distrito 24, José Antonio Constantino Cordero, denunció que sujetos armados abrieron fuego en su contra desde un vehículo en marcha en el municipio de Suchiate.

En entrevista telefónica dijo no tener enemigos “y mucho menos de esa magnitud”; no obstante, descartó un posible asalto ya que no portaba objetos de valor.

Reportó que la noche del lunes pasado, alrededor de las 22:30 horas, circulaba en un automóvil Beatle plata, con matrícula DRP-72-25, cuando un vehículo lo alcanzó y le dispararon.

Detalló que gracias a sus maniobras no lograron impactarlo, pero su automóvil presenta un orificio de bala en la parte trasera y llegó hasta la delantera, con salida en el espejo retrovisor, lo que presentó como evidencia.

En tanto, en Chihuahua cinco candidatos solicitaron protección para desarrollar su campaña proselitista, luego de que renunciaron 80 aspirantes.

El fiscal general, César Augusto Peniche Espejel, informó que analizarán cada petición para definir el tipo de protocolo a aplicar y garantizar la integridad de los candidatos, de quienes se reservó la identidad para no exponerlos.

La petición se da a escasas semanas de que 80 personas renunciaron a sus candidaturas a diversos puestos de elección popular en la entidad, donde varios miembros de partidos políticos fueron ejecutados.

El secretario ejecutivo del Instituto Estatal Electoral, Guillermo Sierra Fuentes, explicó que durante la sesión extraordinaria del pasado 5 de mayo se aprobaron las renuncias, de las que en 39 se autorizó sustitución.

El titular del IEE, Arturo Meraz González, desmarcó del proceso electoral las ejecuciones de la candidata a regidora del PRD, Liliana García, y del líder municipal del PES, Eduardo Aragón Caraveo, ocurridas el 6 de mayo en Ignacio Zaragoza y en Chihuahua capital, respectivamente.

En Silao, Guanajuato, durante un mitin del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) asesinaron a un hombre de 41 años. El hecho ocurrió ayer poco después de las 13:00 horas, sobre el camellón central de la avenida Independencia, justo a la altura del cruce de Ramal de Guanajuato.

La víctima fue identificada como José Luis, alías Pepe el malo, y a través de un video la candidata a la alcaldía de Silao por el PVEM, Guadalupe Pita Corral, dio a conocer el homicidio.

“Estábamos en campaña los del Verde cuando se acerca una motocicleta, desconocemos quién era, y delante de nosotros llegan y matan a quemarropa a una persona; aquí está la persona… descanse en paz”, dijo.

La mujer expuso el lugar donde quedó el cuerpo, aleja a los curiosos y pide a su equipo de campaña que llame a la policía. Más tarde, elementos de la policía municipal acordonaron la zona y notificaron lo sucedido a agentes ministeriales.

OBLIGADOS A RECURRIR A “GRUPOS FÁCTICOS O ESPURIOS”

En Guerrero la inseguridad ya repercutió en un rechazo de la ciudadanía a participar en la integración de las mesas directivas de casilla y en una creciente preocupación por parte de los mil 800 capacitadores y supervisores electorales que recorren la entidad.

En entrevista con MILENIO, el vocal de la junta local, Dagoberto Santos Trigo, señaló que la situación ha obligado a recurrir a “grupos fácticos o espurios” para tener condiciones de seguridad.

Consideró indispensable que el INE asuma una postura no solo por el asesinato del supervisor Jorge Nájera García, sino por las condiciones que prevalecen en el estado, a fin de unir fuerzas para garantizar el mejor desarrollo del proceso.

Santos Trigo relató que el supervisor visitó el municipio de Copanatoyac para tomar protesta a funcionarios de casillas en la comunidad de Potoichán, de donde se retiró a las siete de la noche, y de camino a casa fue interceptado.

“Fue ejecutado, recibió nueve disparos con un arma 9 milímetros, eso fue un ataque directo. Nos afectó mucho el hecho de que mataran a un compañero que estaba trabajando (…) no es posible que estemos desprotegidos”, lamentó.

CLAVES

“NO HAY NECESIDAD”

Félix Salgado Macedonio, candidato al senado por la coalición Juntos Haremos Historia, descartó solicitar seguridad a la autoridad.

“Como candidatos caminamos, recorremos municipios muy tranquilamente, la gente nos recibe y aprecia… no hay necesidad de seguridad”, dijo.

El ex alcalde de Acapulco confió en que el triunfo de Andrés Manuel López Obrador será “con holgura”, porque lleva 20 puntos de ventaja.

Milenio


Elecciones, reflejo de la violencia: 93 políticos asesinados

La delincuencia organizada está jugando un papel importante en el proceso electoral 2018, debido al grado de violencia contra candidatos y la debilidad institucional de Estado para enfrentar ese problema.

Así lo advirtieron, en entrevistas por separado con El Financiero, Orlando Camacho, dirigente de la organización México SOS, y Francisco Rivas, presidente del Observatorio Nacional Ciudadano.

“La violencia es lamentable, es un reflejo de la debilidad institucional; estas elecciones están siendo la radiografía exacta de la realidad del país en materia de violencia”, dijo Orlando Camacho.

Un recuento de Etellekt, empresa de consultoría especializada en análisis de riesgos y políticas públicas, reveló que, al 8 de mayo, el país registró 305 agresiones, directas e indirectas contra actores políticos, su familia y colaboradores.

Según el informe, publicado el jueves pasado, del total de agresiones ocurridas en los ocho meses que lleva el proceso electoral, 93 fueron homicidios, en 35 de los cuales las víctimas fueron precandidatos y candidatos.

La lista de fallecidos también incluye a autoridades electas y dirigentes de partidos, del ámbito municipal principalmente; así como a 44 personas que eran familiares o colaboradores de actores políticos.

El caso más reciente es el de José Remedios Aguirre, candidato de Morena a la alcaldía de Apaseo el Alto, Guanajuato, asesinado el viernes pasado.

Orlando Camacho consideró que esa número es “escandaloso” y perfila estas elecciones como las “más violentas en la historia”.

Advirtió que, si las instituciones del país no están preparadas y fortalecidas para enfrentar la delincuencia ordinaria, menos para lo extraordinario, como la elección del 1 de julio, que oferta más de 3 mil 400 puestos de elección popular.

“Hay elecciones y no hay manera de evitar la muerte de los candidatos”, dijo el activista, quien señaló que la preocupación mayor está en los procesos locales, es decir, en las campañas a gobernadores, alcaldes, regidores o síndicos.

“Ahí se están dando la mayoría de esas muertes, es ahí donde sí hay violencia tremenda; muchas veces son lugares tomados por el crimen y no sé qué está pensado la autoridad para contener esto”, aseguró.

Francisco Rivas advirtió del papel que juega el crimen organizado en el proceso electoral y el riesgo que ello significa para la sociedad.

“El problema no es la violencia contra candidatos, el problema es que la autoridad es incapaz de garantizar la seguridad y justicia a los ciudadanos y si no puede garantizar seguridad y justicia a los ciudadanos, menos a candidatos”, consideró.

Dijo que la delincuencia organizada en un actor social, “nos guste o no nos guste”, y genera daños en la sociedad, ya que tiene recursos que no tiene el ciudadano común o la autoridad, y eso lo convierte en un “riesgo importante para todos”.

Explicó que la violencia es usada por los delincuentes para tratar de controlar el voto y la decisión de los candidatos y futuros funcionarios con relación a su conveniencia en materia de políticas públicas.

Apuntó que, si el delincuente quiere que un candidato se adhiera a su postura criminal, o lo compra dándole dinero o mata a alguien y así ya no necesitará el dinero para garantizar que mucha gente tome decisiones favorables a sus intereses sobre la base de ese miedo.

Son 6 estados foco rojo para trabajo político

Seis estados se han convertido en foco rojo en este proceso electoral. Guerrero encabeza la lista, ya que es la entidad con el mayor número de agresiones a políticos y con mayor debilidad institucional.

Una revisión del El Financiero permitió conocer que de 74 homicidios contra políticos, familiares o colaboradores de éstos, en 63 eventos ocurridos entre septiembre de 2017 y el 13 de mayo pasado, en Guerrero ocurrieron 20.

El segundo estado más letal para los políticos es Veracruz, con 10 casos, seguido del Estado de México, con nueve; Puebla, con ocho; Michoacán, con seis; Jalisco, con cuatro, y Chihuahua, Oaxaca e Hidalgo, con tres cada uno.

Otros estados donde han ocurrido crímenes de este tipo son Guanajuato, con dos, y Chiapas, Colima, Baja California, Baja California Sur, San Luis Potosí y Tabasco, con un caso cada uno.

Por partido, el PRI acumula 13 políticos asesinados; seguido del PRD, con 10; PAN, con siete, Morena, con seis, Movimiento Ciudadano, con cinco y Nueva Alianza, Partido de los Pobres en Guerrero, Partido del Trabajo, Partido BCS Coherente, Partido Verde, Encuentro Social e independientes, con uno cada uno.

Mientras que las coaliciones PRD-PAN y PRD-PT tuvieron dos, y PRI-PVEM, una. Los restantes 21 fallecimientos fueron de personas de las que no se identificó su partido o eran familiares o colaboradores.

Orlando Camacho y Francisco Rivas advirtieron que lo que pone a Guerrero como principal punto de atención es la debilidad institucional.

“Guerrero siempre va a ser un riesgo, sin elecciones y con elecciones. Guerrero es un polvorín”, dijo Camacho.

Advirtió que esa entidad tiene además pobreza, grupos de narcotráfico, tierra fértil en cultivo de amapola y presencia guerrilla activa. “Es uno de los principales lugares de riesgo, sin quitar otras zonas, me preocupa Guerrero”, agregó.

El Financiero


“Hay más asesinatos por incapacidad”

Luego de que Nuevo León se posicionara por cuarto mes consecutivo como la entidad con más feminicidios en el país, las bancadas del PRI y del PAN en el Congreso del Estado consideraron que el incremento de estos crimenes, se deben a la incapacidad del gobierno en materia de seguridad.

Según el coordinador de la bancada priista, Marco González Valdez, el gobierno está más preocupado en apoyar la campaña presidencial de Jaime Rodríguez, que en planear una estrategia en seguridad que frene el alto índice de violencia contra la mujer.

“Este gobierno nunca ha estado interesado en solucionar los problemas que tiene Nuevo León” externó.

Por su parte, el coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado, Arturo Salinas comentó que el Legislativo aprobó recientemente la comparecencia de la titular de la Fiscalía Especializada en Feminicidios para que explique cuáles son las estrategias para contribuir a disminuir este tipo de asesinatos.

Milenio


VOLVER
Más notas sobre el tema