Chile: senadoras presentan proyecto contra el acoso sexual en la educación superior

Proyecto establece exigencias a planteles para enfrentar acoso sexual en educación superior

Las senadoras Ximena Órdenes, Isabel Allende, Yasna Provoste, Ena Von Baer y el senador Carlos Montes presentaron en la Cámara Alta una moción sobre acoso sexual en el ámbito académico.

La propuesta califica esta conducta como “una vulneración a la libertad y dignidad de la persona humana, como también al principio de igualdad y no discriminación, particularmente para quien lo sufre”.

El proyecto plantea que “es deber de todas las instituciones de educación, de todos los niveles formativos, el adoptar activamente aquellas medidas que sean necesarias para erradicar el acoso sexual y toda forma de violencia contra las mujeres, debiendo promover el buen trato y relaciones igualitarias de género”.

La iniciativa establece que “comete acoso sexual en el ámbito académico quien valiéndose o con ocasión de un vínculo académico y/o de investigación, solicite -o realice solicitudes- de favores de naturaleza sexual, sea para sí, sea para una tercera persona, o presente un comportamiento no consentido de connotación sexual con tal que provoque en la víctima una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante, sea que se trate de conductas aisladas, sea que se trate de conductas reiteradas o habituales”.

En ese sentido, la moción reconoce la existencia de vinculo académico en relaciones como la que hay entre un tesista y su guía, entre estudiante y profesor/a, entre estudiante en práctica y supervisor/a o entre compañeros de carrera o Universidad, por nombrar algunos casos.

Junto con ellos se apunta que se entenderá por ámbito académico las actividades desarrolladas u organizadas por universidades, Centros Formación Técnica (CFT) y Institutos Profesionales (IP), así como por Escuelas Matrices o de formación de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública.

Prevención y sanción

El proyecto establece que estos recintos deberán contar con un modelo de prevención y sanción de estas conductas, por lo que tendrán que contemplar, por ejemplo, “el establecimiento de protocolos, reglas y procedimientos específicos que permitan a las personas que intervengan en las actividades o procesos señalados en la letra anterior programar y ejecutar sus tareas o labores de una manera que prevenga la comisión del acoso”.

También se exigen “procedimientos de denuncia de acoso sexual y de persecución de responsabilidades pecuniarias en contra de las personas que incumplan el sistema de prevención”. En ese mismo sentido se consideran sanciones administrativas internas, tales como rebaja de sueldo, suspensión en el cargo o expulsión para quienes cometan acoso sexual.

La iniciativa contempla también mecanismos de resguardo de la identidad de la víctima y denunciado, mientras se sustancia el proceso. En casos calificados, podrá determinarse la separación de las funciones del docente mientras se resuelva la denuncia y el establecimiento de medidas protectoras de la víctima para evitar represalias.

Por último, se exige la creación de una unidad con conformación paritaria, independiente de la autoridad administrativa, para determinar y calificar la existencia de la situación que se considera acoso sexual, considerando la objetividad, la gravedad de la intimidación, hostilidad o humillación.

El Ciudadano


CPLT: Sólo 7 de 18 universidades estatales cuentan con protocolos de acoso sexual en sus sitios web

Tras anunciar una fiscalización en Universidades Estatales por tratamiento del acoso sexual en materias de Derecho de Acceso a la Información y Transparencia Activa, el Consejo para la Transparencia (CPLT) concluyó que sólo 7 de 18 universidades estatales cuentan con protocolos de acoso sexual, por lo que se les enviará un oficio señalando la normativa aplicable y la forma de publicación de estos documentos.

“Como Consejo para la Transparencia nos interesa aportar desde nuestra institucionalidad promoviendo un mejor acceso a la información de los protocolos de acoso en las Universidades para que las mujeres que sientan vulnerados sus derechos sepan dónde encontrar la ruta para impedir situaciones tan deleznables como el acoso sexual o sepan cómo y dónde denunciarlas”, sostuvo la Consejera Gloria de la Fuente.

Las entidades públicas que hoy cuenta con los protocolos sobre acoso sexual según el análisis del CPLT son la Universidad de Talca, de Valparaíso, Universidad de Chile, de La Frontera, Tecnológica Metropolitana, de O`Higgins y Universidad de Santiago.

Al respecto, la Consejera de la Fuente enfatizó que “el Estado debe ponerse a disposición y corregir cualquier tipo de situación que no contribuya o impida el conocimiento cabal de los derechos de las mujeres que son acosadas, por eso es tan importante que los establecimientos universitarios y todos los servicios públicos tengan sus protocolos con un fácil acceso, no sacamos nada con tenerlos guardados en un cajón”.

Asimismo, recalcó que “como Consejo esperamos que todas las Universidades del país cuenten con estos protocolos publicados en sus sitios de Transparencia Activa, pero además que no sólo sea por cumplir con la exigencia de ley de Transparencia sino que sea por buena práctica que todos disponibilicen este tipo de información hacia la ciudadanía”.

La fiscalización del CPLT, realizada entre el 01 y 04 de junio de 2018, también señala que 8 Universidades manifiestan estar trabajando en protocolos respectivos y en el caso de la Universidad de Atacama; del Bío-Bío y Universidad de La Serena no se encontró información sobre la materia, ni en el sitio web o en el banner de Transparencia Activa.

“Recordemos que el incumplimiento injustificado de los deberes de transparencia activa pueden ser sancionados con multas del 20 al 50% de las remuneraciones del infractor”, subrayó de la Fuente.

Aunque no les aplica la Ley de Transparencia, el CPLT hizo una revisión de las otras universidades tradicionales que pertenecen al Consejo de Rectores (CRUCH), y de estas 6 cuentan con información de protocolos de acoso sexual: Universidad Católica, Católica de Valparaíso, de Concepción, Federico Santa María, Católica del Maule y Austral.

Asimismo, la Universidad Católica del Norte está trabajando en su protocolo y tanto la Universidad Católica de la Santísima Concepción como la Universidad Católica de Temuco no presentan información sobre comisiones o protocolos en sus respectivos sitios web.

Cabe destacar que aún faltan los resultados de la fiscalización en Transparencia pasiva a las 18 Universidades Estatales sobre la misma temática que será dado a conocer en los próximos días, por cuanto se encuentra pendiente el plazo de respuesta.

A la fecha 5 universidades han remitido sus respectivos protocolos: Universidad de la Frontera, Universidad de los Lagos, Universidad de Santiago de Chile, Universidad de Talca, Universidad de Valparaíso. En cuanto a las denuncias recibidas por estas universidades, entre enero de 2017 y mayo de 2018, estas informan lo siguiente: Universidad de la Frontera: 10 denuncias; Universidad de Los Lagos: 3; Universidad de Talca: 2; Universidad de Valparaíso: 18 y Universidad de Santiago señala que no hay registro de denuncias.

“A 10 años de la promulgación de la Ley de Transparencia, todos y todas debemos naturalizar que exigir información a las instituciones públicas es un derecho y una herramienta fundamental para evitar abusos de diversa índole”, concluye la Consejera Gloria de la Fuente.

La Tercera