Colombia: asesinan a otro líder social y en Antioquía es el segundo en dos semanas

Investigan asesinato de otro líder social en Ituango, Antioquia

Los líderes sociales siguen siendo víctimas de la violencia en Antioquia. En la noche de este lunes 25 de junio, José Abraham García, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de la vereda Pascuita, en Ituango (Norte de Antioquia) fue asesinado a tiros.

El hecho lo confirmó el Ejército Nacional, quien mediante el comandante de la Cuarta Brigada, brigadier general Juan Carlos Ramírez, informó que las unidades de Policía Judicial y Ejército llegaron en la mañana de este martes a hacer el respectivo levantamiento del cadáver.

Entre las primeras versiones, se indica que sujetos en motocicleta abordaron a García y le dispararon reiteradamente. Sin embargo, las autoridades aún no entregan una versión oficial de los hechos.“En el momento no podemos hacer referencia, pero estamos con el fiscal Regional, doctor Carlos Taborda haciendo las respectivas investigaciones para tener una información más detallada”, contó el uniformado.

La víctima, además de líder social, también lideraba el movimiento cocalero de la zona que participó en una manifestación en abril de este año en el que solicitaban cesar la erradicación forzosa.

Con este caso, ya son dos los líderes sociales asesinados en Ituango en las últimas dos semanas. El pasado 14 de junio fue asesinado, también con arma de fuego, Francisco José Guerra Guerra, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Mandarino, ubicada en el corregimiento La Granja. También se desconocen las causas.

Desde la Red de Organizaciones Sociales y Campesinas del Norte de Antioquia, alertaron que en esta región del departamento hay zozobra de la comunidad por las disputas entre grupos delincuenciales, pues allí confluyen el Eln, el ‘Clan del golfo’ y sus disidencias, así como disidencias de las Farc y la banda los ‘Pachelly’.

Según la Red, en el Norte de Antioquia hay 17 líderes de sustitución de cultivos ilícitos en riesgo por amenazas de grupos armados que quieren impedir su labor. Allí, en lo corrido del año, van más de 40 homicidios.

El Tiempo


Líderes sociales realizaron plantón en el Búnker de la Fiscalía

A partir de las 3:00 p.m. de este martes, varios miembros de organizaciones y sectores sociales, protestaron bajo el lema “Ser líder social no es delito”, en rechazo a lo que consideran una persecución de defensores de derechos humanos.

Julián Andrés Gil, secretario técnico y miembro de la comisión internacional del movimiento Congreso de los Pueblos, fue capturado el pasado 6 de junio, señalado por las autoridades de ser coordinador de masas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en las universidades públicas de Bogotá. Junto a Gil fueron capturados otras dos personas, a quienes se les atribuye la pertenencia a una célula urbana de esa guerrilla.

Como el de Gil, el movimiento Congreso de los Pueblos ha recopilado cerca de 400 testimonios de personas que aseguran haber sido víctimas de persecución por su defensa, en ciudades y territorios, de los Acuerdos de Paz. Uno de esos testimonios es el del senador Alberto Castilla (Polo Democrático), a quien investiga la Corte Suprema de Justicia por su presuntos vínculos con el ELN. Por este motivo, el movimiento decidió convocar para ayer un plantón bajo el lema “Ser líder social no es delito”, que se realizó frente al Búnker de la Fiscalía.

El objetivo del plantón, según el movimiento, es “visibilizar el caso más reciente de la detención de Julián Gil, las prácticas sistemáticas de criminalización por parte de las instituciones del estado y seguir exigiendo garantías de seguridad y vida de las y los líderes sociales en los territorios”. Además, en el plantón también se alzó la voz contra los asesinatos de defensores de derechos humanos, que superan los 400 desde 2016.

De acuerdo con voceros del movimiento social, hay una persecución en contra de líderes y miembros de las organizaciones y sectores sociales, campesinos, afrodescendientes, indígenas, jóvenes, ambientalistas, sindicalistas y mujeres. Además, el plantón protestó por lo que tachan como una nula respuesta de las autoridades.

El Espectador


VOLVER